AutosVida y Estilo

Consejos de una mujer para un viaje en motocicleta

¿Quíen dijo que las motocicletas son solo para hombres? A pesar de que solo el 5% de personas que majenan moto en México son mujeres según datos del INEGI, este número cada año va en aumento y Triumph quiere ser parte de esto.

Es por eso que Hanna Johansson es una de las embajadoras de la marca y nos cuenta su historia en el mundo del motociclismo y nos regala algunos concejos para preparar nuestro gran viaje.

Mi madre fue la que me metió en esto del motociclismo. Ella es motorista desde que era una veinteañera y me compró mi primera moto para practicar cuando yo apenas tenía 17 años. De niña tenía grabadas en mi cabeza sus fotos en Bali en las que aparecía sobre una moto a finales de los años 80 y estoy segura de que tienen algo que ver con mi actual pasión por el motociclismo y mis tendencias aventureras. Mi padre y mi hermano pequeño se sacaron el carnet unos años después que mi madre y yo, aunque se resistan a confesarlo. Estoy segura de que se inspiraron en nosotras.

Hanna es una veterana motorista y aventurera internacional, y nos platica sobre su ritual de preparación de esos grandes viajes de aventuras:

La preparación es casi tan emocionante como el propio viaje, la anticipación lo inunda todo y la cabeza se me dispara. Lo primero que hago siempre es preguntar a mi alrededor. Con los años he descubierto que no hay nada mejor que una buena recomendación. Las cuentas de Instagram, los blogs y las revistas de viajes son también muy útiles para encontrar esos lugares únicos. A continuación, lo marco todo en Google Maps, desde las paradas hasta las carreteras, los lugares donde comer o donde descansar por la noche. A partir de ahí intento encontrar rutas entre todos los puntos marcados en el mapa, rutas que resulten exigentes para mí y para la moto. Aunque la planificación es importante, soy también una firme defensora de la espontaneidad. Algunas de mis mejores experiencias en la carretera han sido improvisadas. Montar en moto se basa en fusionarse con la carretera y con la moto, totalmente inmersa en la conducción y en lo que vas a encontrar tras la siguiente curva.

Mis mejores consejos para preparar un gran viaje:

1. Es TU aventura. Escucha a los demás, pero, sobre todo, escúchate a ti mismo. 

2. Lleva equipo para distintas condiciones climáticas. Nadie se divierte en moto con los pies mojados o las manos heladas.

3. Muchas veces es mejor tener en cuenta el tiempo de viaje estimado que la distancia a recorrer. Al circular por carreteras secundarias atravesando pueblos y ciudades se suele tardar más que por la autopista.

4. Ten en cuenta los descansos en la planificación. A veces suelo reservar dos o tres noches en un mismo sitio para cargar pilas, tanto físicamente como mentalmente.

5. El primer paso en una aventura es el más duro. Hazlo, merece MUCHO la pena.

A medida que la comunidad motorista femenina va creciendo en todo el mundo, Hanna apoya a las jóvenes para seguir sus sueños y dar el paso de adentrarse en el mundo de las dos ruedas.

Mi esperanza es que las mujeres vean que montar en moto no se limita a mancharse de barro y grasa, es también algo profundo y espiritual. Montar en moto me proporciona un control total y no conozco mejor lugar que la soledad del interior de mi casco. Nadie puede molestarme ahí dentro, es mi mundo y me encanta. Ese intenso e inspirador sentimiento es algo que me acompaña incluso cuando no voy en moto. Creo que montar en moto me ha ayudado a entenderme mejor a mí misma y eso me ha convertido en una persona más independiente y feliz. Montar en moto significa libertad y está al alcance de cualquiera.

Si estás pensando en iniciarte en el motorismo, mi consejo es que vayas a una buena autoescuela, una en la que te sientas a gusto con los instructores. Aprende a conducir con seguridad a tu manera, con el tipo de moto con el que te sientas mejor… y tómate tu tiempo. Cada persona es distinta y los instructores tienen mucha experiencia. Eso crea las bases de tu estilo de conducción y acaba por darte la confianza necesaria para disfrutar al máximo de tus rutas. Si no sabes si montar en moto es lo tuyo, prueba con algunas clases. Si ves que no te gusta, pues ahora ya lo sabes y solo le has dedicado un rato de tu vida. Y si te gusta, bienvenida a una nueva manera de vivir.

La pregunta que me hacen con más frecuencia en redes sociales y en todo el mundo es qué moto me gusta más. Eso es casi tan difícil de responder como qué país me gusta más, pero si tuviera que escoger diría que la Speed Twin, queproporcionan el mayor nivel de manejabilidad en una Modern Classic deportiva,  o la Scrambler 1200 XC que es perfecta para todo: desde ir al trabajo a diario como para vivir la aventura de tu vida. No hay día que haya pasado sobre una de esas dos motos sin sonreír de oreja a oreja por lo confiada y libre que me siento con ellas. Y mi lema como propietaria de una moto es que si después de estacionarla no me giro al menos cinco veces para disfrutar del gran aspecto que tiene, no es la moto adecuada para mí. 

Yesica Flores

Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar

Discover more from Style by ShockVisual

Subscribe now to keep reading and get access to the full archive.

Continue reading