Corticosteroides, hormonas aliadas en la maduración pulmonar de los bebés prematuros

1
738

El Síndrome de Dificultad Respiratoria (SDR) es una grave complicación presente en los bebés prematuros; y a escala mundial, una causa importante de muerte y de discapacidad en estos infantes que nacen anticipadamente.1

Un bebé prematuro es aquel que nace antes de las 37 semanas de embarazo. Se considera que un bebé alcanza la maduración adecuada a las 40 semanas.2

Durante todo el embarazo se da crecimiento y desarrollo pero una parte muy importante ocurre hasta en los últimos meses y semanas. Pese a que la mayoría de los bebés nacidos algunas semanas antes del término completo se desarrollan bien y sin consecuencias desfavorables para la salud, algunos presentan más problemas de salud que los bebés nacidos a término.2

Los recién nacidos prematuros corren el riesgo de dificultades para respirar (síndrome de dificultad respiratoria) y otras complicaciones al nacer. Algunos bebés tienen retraso en el desarrollo y otros no sobreviven a las complicaciones iniciales.1

Un 20% de los bebés que nacen con un peso por debajo de los dos kilos y medio pueden verse afectados por el SDR, y aquellos que nazcan pesando menos de un kilo y medio tienen un 66% posibilidades de tenerlo1.

Insuficiencia respiratoria ocasionada por el SDR ocurre como resultado de la deficiencia de una sustancia protectora conocida como surfactante, la cual ayuda a que los pulmones puedan inflarse con aire y a que los alveolos cumplan sus funciones en la respiración.1

Una revisión de 21 estudios clínicos muestra que el tratamiento con corticosteroides dado a la madre en el trabajo de parto prematuro y antes de que nazca el bebé, ayuda a desarrollar los pulmones del bebé y reduce las complicaciones como el síndrome de dificultad respiratoria.1

Este tratamiento puede significar menos muertes de neonatos y menos problemas graves neurológicos y abdominales, por ejemplo, cerebro ventricular, hemorragia y enterocolitis necrotizante, que afectan a los bebés prematuros.1

Los especialistas recomiendan que los bebés prematuros que corren el riesgo de SDR deberían nacer en centros calificados donde tengan las condiciones adecuadas con cuidados intensivos sobre su temperatura, control de fluidos corporales y una buena nutrición para garantizar un desarrollo óptimo.3

1 COMMENT

Deja un comentario