Corticosteroides, hormonas desarrolladas por la ciencia

0
461

La medicina vivió un hecho histórico en 1948, cuando, en la Clínica Mayo, el Dr. Hench inyectó cortisona por primera vez con fines terapéuticos en un paciente con artritis reumatoide.1

Dr. Hench, Kendall y Reichstein fueron galardonados con el Premio Nobel de Medicina y Fisiología dos años más tarde gracias a su investigación de los corticosteroides.1

¿Qué son?
Los corticosteroides son fármacos que se asemejan cercanamente al cortisol, una hormona que las glándulas suprarrenales producen naturalmente. También son conocidos como esteroides.2

¿Para qué se usan?
Suelen ser utilizados por los médicos para tratar una variedad de padecimientos, pues reducen la inflamación y a la vez producen cambios en el sistema inmunológico.3 Entre las enfermedades más comunes donde son usados se encuentran:

• Artritis
• Asma
• Enfermedades autoinmunes como el lupus y la esclerosis múltiple
• Afecciones de la piel, tales como eccema y erupciones cutáneas
• Algunos tipos de cáncer 3

Generalmente, cuando la inflamación amenaza con dañar órganos vitales del cuerpo, los esteroides pueden salvar órganos y en muchos casos salvar vidas.2 Por ejemplo, los esteroides pueden prevenir la progresión de la inflamación de los riñones, lo que podría conducir a insuficiencia renal para personas que tienen lupus o vasculitis (inflamación de los vasos sanguíneos). Para estos pacientes, la terapia con esteroides podría eliminar la necesidad de diálisis o trasplante.2 Las dosis bajas de esteroides pueden proporcionar un alivio significativo del dolor y la rigidez de las personas con artritis reumatoide. El uso temporal de las dosis altas de esteroides puede ayudar a una persona a recuperarse de una crisis asmática severa de artritis.2

¿Cómo se usan?

Los corticosteroides se administran por medicamentos vía oral, intravenosa o intramuscular.2

Determinar cuáles son los beneficios y perjuicios para elegir la mejor opción evitará un error médico, mayores costos y menor eficacia terapéutica.4

En ocasiones los corticosteroides son aplicados localmente, mientras que en otras circunstancias se busca un efecto sistémico.4

Antes de administrar corticosteroides a un paciente se considerar los objetivos del tratamiento. Las principales razones pueden ser dos 1) dar corticosteroides con intención de sustituir la función suprarrenal fisiológica (o remplazamiento) y 2)administrar corticosteroides con un fin terapéutico.4

¿Qué tan probables son los efectos secundarios?

La aparición de los efectos secundarios depende de la dosis, el tipo de esteroide y periodo del tratamiento. 2

Para minimizar los efectos colaterales se recomienda considerar las siguientes indicaciones:

• Usar esteroides sólo cuando sea necesario.
• Vigilar de cerca al paciente para detectar la aparición de efectos secundarios graves.
• Si es posible, utilizar los esteroides locales para problemas locales.
• Usar la dosis mínima necesaria para obtener el control de la enfermedad.
• Reducir la dosis gradualmente mientras la enfermedad se mantiene bajo control.
• Monitorear la presión arterial con frecuencia y tratar si es necesario.
• Prescribir suplementos de calcio para ayudar a mantener la densidad ósea.2

Acerca de MSD México
MSD trabaja para contribuir a que el mundo sea un lugar con mayor bienestar. A través de nuestros medicamentos, vacunas, terapias biológicas, productos para el consumidor y para uso animal, trabajamos con los clientes en más de 140 países para ofrecer soluciones innovadoras de salud. También demostramos nuestro compromiso para aumentar el acceso al cuidado de la salud a través de programas de largo plazo en que se donan y entregan nuestros productos a las personas que los necesitan. MSD. Estar Bien. Para más información, visite: www.msd.com.mx

Referencias:

1. Glyn J. The discovery and early use of cortisone. J R Soc Med 1998;91: 513-517
2. Cleveland clinic. Drugs & Supplements. Corticosteroids. Disponible en:
http://my.clevelandclinic.org/drugs/corticosteroids/hic_corticosteroids.aspx Consultado el 29 de febrero de 2012

3. MedlinePlus. Corticoides. Disponible en: http://vsearch.nlm.nih.gov/vivisimo/cgi-bin/query-meta?v%3Aproject=medlineplus-spanish&query=corticoides Consultado el 29 de febrero de 2012
4. Galofré JC. Manejo de los corticoides en la práctica clínica. Rev Med Univ Navarra 2009:53:9-18

Deja un comentario