¿Crees que los personajes de terror más grandes son Michael Myers o el payaso de Eso?

Piénsalo dos veces. AdoptaUnChico te muestra a los verdaderos villanos del cine

Con Halloween tan cerca, recordar a Leatherface y su motosierra o a Samara saliendo del pozo en El Aro  bastaría para morirse de miedo. Sin embargo, si de verdad quieres aterrorizarte, hay otros villanos ocultos que deberías conocer.

“El cine en ocasiones ha normalizado ciertas conductas que, en realidad, podrían ser tóxicas o violentas. Por eso es importante empezar a reconocer actitudes destructivas o poco sanas y aprender a identificar a los verdaderos villanos, no solo en el cine”, explica Rocío Cardosa, project manager de AdoptaUnChico. “En la vida real,  el 76% de las personas entre 15 y 17 años han sufrido violencia psicológica en alguno de sus noviazgos, según la Encuesta Nacional sobre Violencia en el Noviazgo (ENVIN), datos que deberían causarnos verdadero horror”.

Con esto en mente, estos son 4 personajes de películas que, por su nivel de toxicidad, dan más escalofríos que Freddie Kruger, Hannibal Lecter, Michael Myers, el payaso de Eso  (juntos), o que cualquier otro villano legendario del cine de terror.

Noah (Diario de una pasión)

No nos dejemos engañar por la cara bonita de Ryan Gosling y el récord de novelas románticas de Nicholas Sparks… Es para salir corriendo en pánico cuando alguien te amenaza con lanzarse de una rueda de la fortuna si no aceptas salir con él, aún más si estás en plena cita con otra persona.

Todavía peor es que, después de que terminaron, él siga obsesionado contigo por años y te escriba sin parar todos los días (las cartas románticas suenan lindas, pero ¿qué tal se sentiría una invasión de 365 mensajes de WhatsApp?). Sin mencionar que cuando estuvieron juntos se peleaban constantemente (con gritos y hasta empujones).

Allie y Noah no son el mejor ejemplo de amor eterno, sino de una relación codependiente.

Nate (El diablo viste a la moda)

Miranda es, sin duda, una de las jefas más tóxicas de la historia y una inspiración para no dejar que tu pasión y compromiso por el trabajo consuman tu vida . 

Pero Nate, uno de los más clásicos nice guys, no está tan lejos en la escala de toxicidad. La falta de apoyo a la carrera de su pareja (y hasta minimizarla), la necesidad de juzgar todas sus decisiones y sus berrinches sutiles que bajoneaban a Andy cuando, ya de por sí, se sentía al límite, no está nada chido.

Esas miradas condescendientes de “me has decepcionado” son una condena para tu estado emocional, más que cualquier loco persiguiéndote con un cuchillo. Todos pasamos por momentos difíciles en nuestras carreras. Tu pareja debe ser un soporte, alguien en quien puedas confiar para sentirte mejor y recordar por qué haces todo ese esfuerzo, no lo contrario.

Tom (500 días con ella)

Quizá otro de los debates más encendidos de las películas románticas. ¿Es Summer realmente una mujer malvada porque no supo apreciar al pobre Tom, lo trata como un “accesorio” y lo manda al abismo de la friendzone al final? 

La próxima vez que alguien te ponga en un pedestal en el que no pediste estar, se aferre a tener algo contigo aunque tú no te sientas cómodo y hayas sido muy claro desde el principio, nos avisas si te parece justo que te vean como el malo del cuento por elegir lo que te hace feliz.

El factor más escalofriante es que Tom parece convencer a muchos cinéfilos de que Summer “le debe” algo a su pareja porque lo mantuvo “enganchado”, que está bien que él se haya creado una telaraña mental de que era su alma gemela y, prácticamente, su “derecho amoroso” cósmico.

Edward Cullen (Twilight)

Aunque quizá fue tu crush adolescente por su aura de misterio, este joven vampiro que se enamora perdidamente de una chica normal es medio creepy y no porque se alimenta de sangre. Podemos empezar por decir que el hecho de que alguien se escabulla a tu cuarto para observarte mientras duermes no es tierno, lindo y mucho menos deseable.

Dejando de lado que estamos hablando de un hombre de casi 120 años obsesionado con una muchachita de 17, el nivel de posesividad en este personaje lo hace más villano que ídolo adolescente. El hecho de que la excluya de sus amigos, familia y de otro hombre que considera un rival, así como orillarla a casarse aunque no esté lista, son algunas de las señales de que la metáfora de vampiro que “absorbe su víctima” va más allá de la fantasía.

Yesica Floreshttp://www.elblogdeyes.com
Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar

Deja un comentario

Novedades

4 razones para invertir tu aguinaldo en el depa de tus sueños

Se acerca el último mes del año y con él, muchas oportunidades de poder tener un dinero extra para invertir en algo...

Celebra Baja California 5 años de parque submarino

En el marco del quinto aniversario del hundimiento del buque Uribe 121, se llevó a cabo un ciclo de charlas virtuales con...

SPACE trae una espectacular función con Auto Luchas AAA

Disfruta de lo mejor de Lucha Libre AAA este viernes 27 de noviembre por las pantallas de SPACE. SPACE...

“Butterfly”: la miniserie real sobre la transexualidad llega a Europa Europa

Max es un niño que desde sus 11 años comienza a percibirse como niña y debe lidiar con sus padres que quieren...

Nito Carval estrena sencillo haberte conocido

Después de lograr más de 70,000 reproducciones en Spotify con su canción "Ganas" el cantautor colombiano Nito Carval...