¿Cuál es el mejor aceite para cocinar?

0

El aceite vegetal para cocinar puede obtenerse de varios tipos de semillas: girasol, soya, aguacate, canola y más. Sin embargo, para elegir el aceite ideal para tu cocina debes tomar en cuenta qué tan saludable es, la versatilidad que puedes darle en tus comidas e, incluso, la manera en que se obtiene.

En años recientes se ha generado un gran interés por saber cuáles son los beneficios y desventajas de cada uno de estos aceites para hacer compras más conscientes y responsables.

De los aceites que más han cobrado importancia es el de canola, que se obtiene de una planta oleaginosa, es decir, que de su semilla se puede obtener aceite; y el de palma que además de usarse para cocinar es un ingrediente presente en gran cantidad de alimentos como mantequilla, helados y chocolates, entre muchos otros.

Estas son algunas de las propiedades que se deben tener al escoger entre estos aceites.

  • Grasas saturadas

El aceite de canola contiene aproximadamente la mitad de la cantidad  de grasas saturadas que el resto de los aceites usados para cocinar como los de oliva, girasol, soya y maíz. Estas grasas pueden aumentar el riesgo de desarrollar problemas en el corazón debido a que elevan el nivel de colesterol.

Mientras tanto, la Organización Mundial de la Salud ha recomendado limitar el consumo de aceite de palma y de los alimentos que los contienen debido a que su ingesta puede causar problemas cardiovasculares.


Además, la cantidad de omega-3 es mayor en el aceite de canola que en cualquier otro aceite culinario común y puede contribuir a controlar el nivel de azúcar en la sangre en personas que padecen diabetes tipo 2. El omega se puede encontrar en alimentos como el salmón, el aguacate y las nueces.

  • Sabor del aceite

Sin duda, lo ideal al cocinar es resaltar los sabores de los ingredientes que conforman cada platillo que se prepara, no importa si es un postre, un aderezo o un plato fuerte. Aceites como el de palma tienen un sabor característico que, en ocasiones, llega a intervenir con el sabor que buscas en tu receta.

El aceite de canola tiene una textura ligera y no tiene sabor, por lo que es ideal para recetas de pastelería y repostería, y para todo tipo de platillos preparados en sartén”, afirma Rizilene Tavares especialista en cocina de The Uncommon Lab, un centro de innovación mexicano en el campo de la ciencia, que ha desarrollado soluciones para el cuidado de la salud, entre ellos Baking Alchemy, un aceite de canola con propiedades pensadas específicamente para los amantes de la cocina.

  • Tolerancia al calor

Esta característica hace al aceite de canola ideal para cualquier preparación: dorar, freír, asar en la parrilla y hornear. Posee uno de los niveles más altos de resistencia al calor dentro de los aceites de cocina.

Si a esto le sumas cualidades como las de Baking Alchemy de The Uncommon Lab, que permite hasta 4 desmoldes con una sola aplicación y que, gracias a ese mismo poder antiadherente logra que tus alimentos contengan menos cantidad de grasa, la canola se convierte en tu mejor aliada.

  • Propiedades extra

El aceite de canola contiene y facilita la absorción de las vitaminas E y K.


La vitamina E tiene efectos antioxidantes que ayudan a proteger las células ante los daños que causan los radicales libres, es decir, contribuye a que las células se mantengan sanas y jóvenes.  Por su lado la vitamina K favorece a la circulación sanguínea que, a su vez, contribuye a que el corazón se mantenga en buen estado.

  • Origen del aceite

El aceite de palma ha traído grandes consecuencias negativas para el medio ambiente: para satisfacer la demanda de este aceite se ha recurrido al sobrecultivo en países como Malasia e Indonesia y ha provocado la destrucción de grandes bosques tropicales, hogar de especies animales entre las que se incluyen los orangutanes, tigres, rinocerontes, elefantes, osos, aves e insectos.

Además de ser más amable con el medio ambiente, otras grandes ventajas de Baking Alchemy que responden a su origen son sus cualidades de ser vegano y gluten-free, por lo que personas con intolerancia al gluten y aquellas que busquen generar el menor impacto negativo en el medio ambiente pueden consumirlo.

Deja un comentario