SustentabilidadVida y Estilo

Cumple con los tamales… y ¡no olvides reciclar!

Te sacaste el niño ¿verdad?

Tú junto con varios millones de padrinos y madrinas –no muy voluntarios– van a tener que cumplir con la sagrada tradición de invitar los tamales este 2 de febrero, Día de la Candelaria. Según la Secretaría de Desarrollo Económico de la CDMX, en 2020 se esperaba que se vendieran 3.5 millones de tamales ese día, tan sólo en la capital. El año pasado la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope), también en la CDMX, estimó la derrama por esta celebración en 162 millones de pesos.

Para asegurar el cumplimiento, siempre está la tía que anota quién se sacó al niño en la Rosca de Reyes, y seguramente ya te habló para ver a qué hora te cae la familia a merendar. En la oficina, dicen, la misión es para la más rigurosa compañera de contabilidad, quien ya circuló en el correo corporativo una hojita de excel con los afortunados, para que se vayan poniendo de acuerdo.

Este día también, estos cientos de miles de reuniones requieren varios millones de platos, así como vasos de unicel, porque no hay tamales sin atole. Si recibes en tus manos un producto de este material, queremos invitarte a cumplir con la segunda misión hacerte responsable de tus residuos para que sean valorizados, porque el Unicel Sí Se Recicla, así que sigue los siguientes pasos:

  • Identifica que sean de Unicel. Este material es 100% reciclable, y siempre tendrá grabado un triángulo con el número 6 y/o las letras PS.
  • Retira los residuos orgánicos. No uses agua, tira los residuos al depósito orgánico y pásale un trapo húmedo al plato o vaso.
  • Aplástalo y no lo combines con otros residuos. Para que tenga menos volumen y sea más fácil de transportar.
  • Llévalo al centro de acopio más cercano, te compartimos en esta liga dónde se encuentran ubicados en nuestro país: https://cuentamedelunicel.com/donde-reciclo/

Si cumples este sencillo proceso, no sólo habrás cumplido con tus familiares o con tus compañeros, también serás parte de una cultura de responsabilidad que apoya y promueve una transformación hacía un modelo de consumo circular que beneficia a nuestro medio ambiente.

author avatar
Yesica Flores
Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar

Yesica Flores

Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar