DANTE BRASA Y FUEGO, una revolución gastronómica en el mejor lugar de Polanco

0
172

Revolución gastronómica en el mejor lugar de Polanco

DANTE se define como “Brasa y Fuego”, descripción literal de la pasión que el propio chef Dante Ferrero tiene para preparar todos los platillos. Abrió sus puertas el pasado 29 de junio de 2018, se ha aferrado a un importante principio culinario: 95% de la carta tiene contacto cercano con la brasa, no sólo la carne, también las verduras, pescados y mariscos.

Con una ubicación privilegia en la esquina de las calles Edgar Allan Poe y Av. Emilio Castelar, en Polanco, este punto obligado para los amantes de los buenos cortes es una propuesta culinaria que se distingue por su personalidad ahumada, propia de la cocina a las brasas. Dante Brasa y Fuego se ha convertido en un referente que se destaca, entre muchas cosas, por su maravillosa terraza con vista al Parque Lincoln.

En la carta, 13 cortes descritos a partir de su suavidad, jugosidad, sabor y textura, así como por la identificación de dónde vienen y el término sugerido por el Chef Ferrero para disfrutarlos al máximo, son el imán principal para los comensales. Otras maravillas como las empanadas rellenas de queso azul y nuez o la barbacoa de cabeza de res (platillo que el Chef adoptó como propio luego de sus años en Monterrey), envuelta en pencas de maguey y cocinada durante 14 horas a las brasas, así como los tacos de mollejas en tortilla de harina, sólo por mencionar algunos, enriquecen la oferta de este imperdible para sibaritas en la Ciudad de México.

Razones para visitar este restaurante sobran y han sido comprobadas por un buen número de invitados a la mesa que regresan fascinados por la experiencia completa. Un espacio que apela a una discreta suntuosidad, de servicio amable y ambiente cosmopolita completan la tentación para los amantes de la buena comida, esa que satisface el estómago y alegra el corazón al mismo tiempo.

MÁS QUE CARNE

La propuesta culinaria en Dante Brasa y Fuego también se adentra exitosamente al mar para traer a la mesa tesoros que van desde una totoaba hasta un pescado a la talla. Estos fabulosos platos son sólo un ejemplo de lo que “el gurú” ha elegido cuidadosamente para lograr un menú robusto y embriagante que no deja de lado una amplia selección de pastas que, por supuesto, hacen una parada por las brasas, agregando un conjunto de ensaladas frescas, algunas servidas con verduras asadas para mantener el carácter del lugar.

UNA CAVA IMPONENTE

Sin duda, otro elemento magnético en este restaurante es su cava. Una extensa lista de vinos mexicanos, argentinos, americanos, españoles, y franceses consiguen el maridaje perfecto para cada oferta gastronómica presente en la carta.

La barra de mixología, completa la ecuación con una variedad de cocteles, destilados, rones, tequilas y mezcales que le ponen el acento festivo a este restaurante ideal para cualquier tipo de encuentro.

GURÚ DE LA CARNE AL MANDO

El Chef argentino Dante Ferrero está en CDMX después de permanecer 13 años en Monterrey donde formó parte del restaurante Neuquén y posteriormente un proyecto personal llamado Alodé. Ferrero fue seleccionado por el periódico El Norte de Grupo Reforma como uno de los chefs destacados de 2013 y en 2016 se le reconoció como “El Maestro de la carne” y “El gurú de la carne” por las revistas Residente y Food & Travel respectivamente. La proeza de cocinar vacas completas de 300 kilos a fuego lento y al aire libre durante más de 20 horas, para luego detonar un festín culinario ante cientos de personas, es la hazaña que precede y avala su apodo.

Deja un comentario