Delicia tapatía

0

México es un país muy variado en paisajes, cultura, colores y sabores. Hay tantos platillos que la gastronomía mexicana nos ha regalado, que podríamos mencionar al menos una comida típica por cada estado de la República Mexicana, por ejemplo, las tortas ahogadas en Guadalajara, Jalisco, pero ¿Cuál es su origen?

Como muchas veces pasa, la historia de los alimentos y sus inicios tiene muchas versiones, una de ellas cuenta que este platillo tuvo lugar a principios del siglo XX, cuando un campesino llego a casa hambriento y al buscar con que saciar su apetito, encontró que solo tenía al alcance, un pan, frijoles, carnitas de cerdo y salsa de tomate, así que puso manos a la obra y elaboró el famoso platillo jalisciense[1].

Actualmente y en la mayoría de los platillos mexicanos, se ha ido transformando su manera de preparación e incluso la forma en que se come, la realidad es que cual sea la forma de degustarla, la torta ahogada es algo que debes probar. Por ello, nuestros amigos de, Atún Dolores®, te comparten una alternativa de preparación con atún, que incluso queda perfecta para disfrutarla en esta cuaresma.

¿Qué necesitas?

· 2 sobres de carnitas de Atún Dolores®

· 4 cucharadas de aceite vegetal

· 4 bolillos o virotes

· 1 taza de frijoles refritos

Para la salsa:

· 5 jitomates asados

· 1 diente de ajo asado

· ½ cebolla asada

· 1 pizca de comino

· 1 pizca de orégano recién molido

· 1 cucharadita de aceite

· Sal al gusto

· 5 chiles de árbol.

Para servir:

· Cebolla blanca encurtida

· Limones

¿Cómo lo preparas?

· Calienta las carnitas de Atún Dolores® en un sartén con un poco de aceite y mantén calientes.

· Licua los ingredientes de la salsa y en una olla caliente con un poco de aceite, sofríe la salsa, sazona al gusto y reserva caliente.

· Abre los bolillos por mitad y unta con frijoles. Rellena con las carnitas de atún, cierra la torta y baña con salsa roja.

· Acompaña con cebolla encurtida y limón.

· Tip: Si no encuentras el pan ”birote” puede usar baguette. La idea es que sea un pan duro que al bañarlo con la salsa no se deshaga.

Acompaña este rico platillo con una fresca naranjada o limonada y consiente a tu paladar o el de tu familia. Por si fuera poco, además del gran sabor en este plato encontrarás grandes beneficios, pues gracias a su contenido de atún contiene una alta cantidad de proteína, vitaminas como la B9 y B12 y minerales como el fósforo, magnesio y yodo, importantes para el sistema nervioso central, huesos y dientes.

Deja un comentario