Deportes – La alimentación durante la competición

La posibilidad de poder ingerir alimentos durante la competición va a venir condicionada por diferentes factores. Unos son de carácter endógeno y están referidos a la tolerancia del individuo para comer durante la realización de actividad física y que eso no implique malestar digestivo. Otros son factores exógenos tales como el tipo de deporte (sería difícil comer durante una prueba de natación o submarinismo, aunque ya se haya conseguido, mientras que es fácil en ciclismo o durante los descansos), la duración de la actividad física (no tiene sentido comer en actividades de corta duración) y la reglamentación de los distintos deportes (según permitan o no la ingesta de alimentos).La ingesta de agua azucarada al 2,5-5% es la manipulación dietética más recomendable ante actividades de larga duración con carácter continuo como pueden ser la maratón, el ciclismo en ruta, las travesías de esquí de fondo, el triathlon u otras (Girard, 2000b; Jeukendrup y Jentjens, 2000; Williams, 1998). Esto posibilita el mantenimiento adecuado de la glucemia sanguínea, factor limitante en este tipo de actividades, como se analizó en el apartado anterior. El problema de la hipoglucemia reactiva aquí no se daría dado que no se produce un estímulo marcado de la secreción de insulina, sino que por el contrario se encuentra inhibida al estar realizándose ejercicio físico.
En actividades que posibilitan el descanso durante la competición (deportes colectivos y deportes individuales en forma de concurso) y que tienen una larga duración, se aconseja realizar la denominada ración de medio tiempo. Con esta ración se intenta conseguir (Delgado y cols, 1997):

a) hidratar (para reponer los líquidos perdidos por el sudor en situaciones climáticas calurosas y de alta humedad ambiental);

b) aportar carbohidratos (para contrarrestar la posible disminución de los niveles de glucosa sanguínea y evitar la hipoglucemia);

c) alcalinizar (para contrarrestar la acidosis metabólica ocasionada por la actividad física, lo que se consigue ingiriendo aguas bicarbonatadas);

d) aportar sales minerales (para compensar las pérdidas por sudor). Se recomiendan fundamentalmente caldos ligeramente salados, soluciones alcalinas no carbonatadas, soluciones azucaradas (20 gr de glucosa en 250 ml de agua) y zumos de frutas.

Yesica Floreshttp://www.elblogdeyes.com
Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar

Deja un comentario

Novedades

Cómo debo lavar mi ropa deportiva

¡El mejor cuidado para tu ropa deportiva! Hacer ejercicio es una de las actividades ideales para mantenernos felices y...

La Fundación Mier y Pesado se une a la conmemoración del Día Internacional de la Educación

En el mundo hay 258 millones de niños y jóvenes sin escolarizar, 617 millones de niños y adolescentes no saben leer ni...

Hyundai Motorsport obtiene su primer podio del año en el WRC Montecarlo

El Rally de Montecarlo siempre es un comienzo difícil para una nueva temporada y el evento de este año ciertamente no fue...

Consejo ciudadano y empresas funerarias darán ayuda emocional a trabajadores del sector

Ante el incremento en los síntomas de cansancio, estrés y contagios por COVID 19 entre el personal de la cadena de servicios...

Cuatro consejos para eliminar las espinillas en la cara con SolAcne

Son muchas las personas en todo el mundo que en un momento dado de sus vidas sufren de acné, una enfermedad de...