ViajesVida y Estilo

Descubre el lado más misterioso de Jalisco con estas leyendas

Jalisco es sin duda, un lugar hermoso lleno de historia, arte y cultura, pero entre sus rincones hay un aura de misterio que viene de las leyendas del lugar y de las historias que han vivido la gente que habita la región. Te invitamos a conocerlas.

El ánima de Sayula

Si algo caracteriza este poblado de Jalisco es la producción de dulces, como su famosa cajeta, pero también una leyenda muy curiosa. Es tan importante para la localidad que incluso cuenta con una escultura especial: sí, hablamos de: ¡El ánima de Sayula! Se cuenta que fue una broma pesada hacia un ropavejero de Sayula: Apolonio Aguilar. Se le convenció de visitar de noche el panteón de la región, pues se le informó que allí se encontraba escondido un tesoro. Ya que se encontraba en una situación precaria, no dudó en dedicar todo su tiempo en encontrar dicho botín.
Un día fue con su compadre José, quien cansado de tanta insistencia le confesó el supuesto lugar exacto del tesoro. Pero había un detalle… ahí se encontraría con un alma en pena. No sin miedo, Apolonio decidió ir a medianoche al lugar, esperando obtener el dinero. Y tal como le dijo su compadre, ¡allí se encontraba el ánima! le dijo llamarse Perico Zurres y que entregaría el tesoro si el ropavejero le hacía un favor.
¿Qué fue?, no lo sabemos a ciencia cierta, pero dicen que Apolonio salió corriendo despavorido y nunca a nadie volvió a hablar del asunto. Si decides visitar Sayula encontrarás recuerdos de esta querida y curiosa leyenda, algo que no debes dejar de pasar.

Cruz Verde en Lagos de Moreno

Siempre se ha sabido que anteriormente uno de los puntos más importantes para contraer nupcias, era tener la misma clase social. En Lagos de Moreno hay una leyenda que habla de un amor prohibido, la historia se desarrolló en una casona decorada con una cruz en lo alto, ésta se ubica entre las calles Ramón Corona y Francisco I. Madero, en el lugar habitaba un hombre de origen español, de gran poder adquisitivo, no tenía esposa, pero vivía con su hija y una ama de llaves, quien lo apoyaba con el cuidado de la joven y con todas las tareas del hogar. Un día y por azares del destino la hija salió por las calles de Lagos de Moreno y se encontró con un muchacho de escasos recursos, sin embargo, esto no fue impedimento para que se flecharan mutuamente y desde ese día buscaban la manera de cruzar miradas y sonreírse, aunque fuera a la distancia.

Un día él le pidió que fuera su prometida, ella no contestó pues sabía la regla de las clases sociales, sin embargo, al poco tiempo el joven se encontró con la cruz de la casa llena de helechos y flores, por lo que tomó ese gesto como un sí, trato de subir por la cruz, pero el padre de la joven los descubrió. Muy enojado la encerró en un templo. El joven destrozado decidió dejar Lagos de Moreno e irse a vivir al Distrito Federal, en donde al pasar los años se hizo de grandes riquezas también, esto le dio el valor para volver al pueblo y pedir oficialmente la mano de su prometida, pero al llegar se enteró que había muerto de tristeza al haber perdido a su gran amor y que su padre había vuelto a España, dejando a la venta todas sus propiedades. Cuenta la leyenda que el joven compró aquella casa donde vivió su amor, contrató a la misma ama de llaves para que pudiera contarle historias de la joven, recordarla y así vivir enamorado hasta sus últimos días.

La pila de las culebras de Tapalpa

En el pueblo mágico de Tapalpa vivían cuatro mujeres, ellas eran comadres y su principal actividad era chismear de todos aquellos que vivían en la región, criticaban y sabían los secretos de todos. Un día un Indio llamado Macario se encontró con ellas y les advirtió que lo que hacían estaba mal, a lo que ellas respondieron con burlas y más críticas. Sin embargo, las mujeres no sabían con quien se habían metido pues el Indio Macario era un poderoso brujo que conocía de hechizos ancestrales y cansado de todas las burlas y malos comentarios que echaron en su contra, decidió hacer un conjuro para las amigas, lo cual sería un castigo que las haría callar para siempre. Cuando tuvo oportunidad, les roció agua y las maldijo, poco a poco se fueron endureciendo y retorciendo, sin poder decir una sola palabra más hasta que se convirtieron en piedra en forma de serpientes, una del lado de la otra. Hasta el día de hoy puedes visitar el pueblo y encontrarte con las comadres hechas piedra. Te recomendamos no chismear cerca de ellas.

Si quieres descubrir por ti mismo estos hechos sobrenaturales, organiza a tu grupo de amigos más valientes y salgan a explorar Jalisco, sin duda, ante tus ojos podría parecer lugares normales, sin embargo, detrás de sus hermosas fachadas existen leyendas listas para erizarte la piel.

author avatar
Yesica Flores
Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar

Yesica Flores

Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar