DISFRUTA EL FRÍO SIN QUE AFECTE TU CABELLO CON MOROCCANOIL

0
41

¡Ya está por llegar el invierno! Así que hay que prepararse ya que el clima frío sin duda se hace presente cada vez más, además de las increíbles celebraciones que llegan con esta temporada. Sin embargo, el cambio de estación también viene con algunas consecuencias en nuestra salud y apariencia por el cambio de clima, es por esto que es de vital importancia prestar atención a cada detalle que pueda aligerar los daños.

El cabello sin duda es una de las zonas que más resiente el frío, y si no se le brindan los cuidados adecuados las fibras capilares suelen secarse y adquirir una textura áspera y quebradiza.

Pero no todo está perdido, hay algunas sencillas recomendaciones y productos que no te deben faltar en casa en esta época, estos te ayudarán a que el invierno no ocasione estragos en el cabello.

No laves diario tu cabello: Si bien la higiene del cabello es importante, el lavado diario puede causar que las fibras capilares se debiliten y se rompan. Por eso, es importante alternar uno o dos días en el lavado, y elegir un shampoo en seco para absorber los aceites naturales del cuero cabelludo los días que no lo lavas.

Hidrata desde el lavado: Los días que tengas que lavar tu cabello puedes blindar las fibras capilares con shampoos y acondicionadores que cuenten con ingredientes activos muy nutritivos como el aceite de argán. El método para usarlo deber ser siempre el mismo: aplica una pequeña cantidad de shampoo, distribúyelo con un suave masaje en el cuero cabelludo, aclara con agua tibia, aplica el acondicionador en medios y puntas durante unos minutos y aclara de nuevo

Reduce el daño por herramientas de calor: Sabemos que durante los meses de frío aumenta el uso de herramientas de calor como plancha, secadora o tenaza ya sea para evitar salir con el cabello mojado o bien para lograr un increíble peinado. ¡No hay pretextos! Tu cabello necesita protección por lo es importante aplicar un protector de calor antes de someter tu cabello a altas temperaturas.

Acelera el secado: Otra forma sencilla de cuidar el cabello si se usan herramientas de calor es a través de un producto que te ayude a reducir o acelerar el tiempo del secado, con lo cual las fibras capilares estarán cada vez menos expuestas a los efectos de las altas temperaturas, además de que podrás evitar el molesto frizz y lucir un cabello de impacto.

Aplica mascarillas constantemente: Debido a la ausencia de humedad y el descenso en el termómetro, el cabello puede resecarse y perder flexibilidad. Una forma sencilla de mantener a raya estos efectos nocivos del invierno es a través de una mascarilla con nutrientes esenciales. Basta aplicarlas una o dos veces por semana para notar resultados de manera inmediata.

Leave a Reply