Diversión, cultura y atardeceres, que hacen a La Paz única

0
350

La capital sudcaliforniana, se caracteriza por la tranquilidad de sus calles, combinan a la perfección con las pintorescas vistas de sus muros pintados, la calidez de su gente, y los paseos por el malecón, donde el Mar de Cortés se luce con espectaculares atardeceres.

Las calles de La Paz se llenaron de color en 2017, gracias a una iniciativa en la que artistas locales y foráneos realizaron 26 murales en puntos estratégicos de la ciudad, esto con el objetivo de hacer más atractivos los espacios públicos. Cada una de estas enormes pinturas muestra la historia y la identidad del destino, además de promover el cuidado de los recursos marinos. Lobos marinos, ballenas, desiertos y playas, son algunas de las imágenes que rápidamente captan la atención de los amantes de las fotografías, quienes comparten estos coloridos muros en sus redes sociales.

Visitar el Centro Cultural de La Paz, en el corazón del centro histórico, donde frecuentemente se presentan exposiciones temporales, espacios musicales y múltiples actividades artísticas gratuitas. Así mismo, en el Centro de Artes y Culturas Populares, se puede disfrutar de muestras artísticas.

La Catedral de Nuestra Señora del Pilar de La Paz Airapi, cuya fachada neoclásica, muestra un característico acabado en piedra de cantera rosa, es una parada obligada para admirar la belleza y parte de su historia.

Si bien es cierto que el Acuario del Mundo alberga casi 900 especies de peces, la capital de Baja California Sur, también cuenta con una exuberante fauna terrestre; muestra de ello es el Serpentario de La Paz, donde se pueden encontrar tortugas, iguanas, y muchas especies más como roedores y aves endémicas. Este espacio ofrece recorridos, talleres y actividades aptos para todo el público, donde se promueve el respeto y el amor por los animales.

Los martes y sábados, en el Mercado Orgánico que se ubica frente al Jardín Velazco, la plaza principal de la ciudad, se puede encontrar una amplia variedad de alimentos orgánicos y productos amigables con el medio ambiente, además de dulces tradicionales, artesanías, joyería hecha a mano, pinturas y música. Es ideal para consumir productos locales y souvenirs.

Sin duda, disfrutar de los atardeceres en el malecón, es una de las experiencias imperdibles. Conocida como la ciudad de los 365 atardeceres, La Paz posee uno de los malecones más bellos de México; es común ver a grandes y chicos disfrutar largas caminatas mientras admiran la bahía y toman numerosas fotografías de la puesta de sol y las esculturas que decoran el camino.

En un ambiente totalmente familiar, se pueden escuchar las risas de los niños que se divierten en los juegos, ver parejas compartiendo un refrescante helado, o ver personas atravesar la calle cargando una tabla de paddle board o kayak, los cuales pueden rentarse en Harcker Board. Co. , para explorar la bahía remando. Es importante mencionar, que en pro del cuidado del medio ambiente, Harcker Board Co., hace un considerable descuento en la renta del equipo, a las personas que encuentren y saquen la basura que lleguen a encontrar en el mar.

La mejor manera de concluir un recorrido por el centro de La Paz, es visitar alguna de las opciones de vida nocturna que se encuentran sobre el malecón, donde refrescantes cocteles, variedad de platillos y música, son parte de esta experiencia.

Deja un comentario