Dormir bien no es un lujo, es una necesidad

0
205

– Existe una relación directa entre calidad de vida y sueño, de ahí que el tener un buen dormir es una cuestión de salud básica y no un lujo.

– El estrés es una de las causas más comunes que desencadenan trastornos de sueño y que puede controlarse a través de la ingesta de ciertos alimentos.

El ritmo acelerado de vida al que la mayoría de nosotros está sujeto y las creencias de que el dormir es una “pérdida de tiempo” o “improductivo”, por poner un par de ejemplos, han provocado que desde los niños pequeños hasta los adultos consideremos que dormir bien es un lujo, una especie de regalo para quienes no quieren ser exitosos en el mundo.

Entonces, si dormir es poco productivo y quiero ser exitoso en la vida, la respuesta está en no dormir o sentirme MUY culpable si un día logro pasar 8 horas en la cama o hacer una siesta de 20 minutos en el trabajo.

¿Sabías que hoy día dormimos en promedio 1,5 horas menos de lo que dormían nuestros bisabuelos o abuelos a principios del siglo XX?

Expertos en el estudio del comportamiento del sueño aseguran que “nuestra sociedad actual padece de un estado de insuficiencia crónica de sueño nocturno, lo cual está también directamente relacionado con una alteración de la calidad de vida y la percepción general del estado de salud”[1] .

Para dormir mejor

La calidad del sueño está determinada por varios factores y es bien sabido que el estrés (ya sea provocado por enfermedades crónicas o no) es uno de los peores enemigos del sueño profundo y reparador.

Para que logres darle a tu cuerpo el reseteo indispensable para que tu cerebro esté alerta, para que tu desempeño sea suficiente ; es decir, para que puedas funcionar es vital que al menos duermas ocho horas diarias, la buena noticia es que quizá no tengan que ser de corrido y puedas darte tiempo para un par de siestas de no más de 20 minutos.

Tu alimentación también es importante para ayudarte a estar bien tanto en la vigilia como en el sueño. Es recomendable ingerir cierto aporte de proteína combinado con carbohidratos para lograr que los aminoácidos requeridos se puedan absorber por el cuerpo y el cerebro, lo que te ofrecerá la posibilidad de dormir mejor.

Este amnoácido esencial que ayuda a la producción de serotonina y melatonina (químicos que inducen al sueño) se llama triptófano y lo podemos encontrar en alimentos lácteos, huevo, frutas como el plátano, en la carne de pollo o bien es posible agregar un aporte protéico a través de colágeno hidrolizado asimilable.

Otra opción es que después de cenar puedas tomar alguna bebida caliente o tibia antes de acostarte, las infusiones herbales ofrecen ventajas relajantes, por ejemplo, la tila, la manzanilla, el azar o la valeriana.

Si mezclamos en una sola bebida el aporte de triptófano y los beneficios que ofrece la valeriana, podríamos tener un buen aliado para dormir mejor. ¿Conoces el Colágeno Duché con valeriana?

La ingesta no sustituye los nutrientes que se obtienen a partir de una alimentación adecuada.

Te invitamos a que consideres un pequeño cambio en tus hábitos para que al final cambien tus creencias y puedas tener una vida en bienestar integral.

Deja un comentario