El cuidado de los recursos de la CDMX, una responsabilidad del gobierno y la iniciativa privada

0
248

La contingencia suscitada por el mantenimiento del Cutzamala ha generado una mayor consciencia sobre los problemas de abastecimiento de recursos que presenta la Ciudad de México. La megalópolis, cuyo crecimiento supera las expectativas de los expertos de planeación urbana, requiere de acciones concretas que ayuden a garantizar el cumplimiento de las necesidades de sus habitantes. Para atender este planteamiento, asegurando que exista una consistencia entre las propuestas y las realidades, el próximo reto a vencer es generar un esfuerzo conjunto entre el gobierno y la iniciativa privada.
En los últimos años, el problema de los movimientos urbanos dentro de la ciudad, han desbalanceado el reparto de recursos entre los habitantes de diferentes áreas. Los procesos de gentrificación, así como la sobrepoblación de zonas populares, han agotado la capacidad de la infraestructura actual para brindar los servicios necesarios a todos los habitantes de la urbe.
Para hacerle frente a este problema, el gobierno ha generado regulaciones para el desarrollo de viviendas. Estas son políticas centradas en la retribución monetaria o con construcción, para la mejora comunidad de la que formará parte el proyecto, con el fin de amortiguar la huella de este mismo en la zona.
Con una demanda de vivienda que continúa creciendo en colonias de gran interés, es imposible concebir que este tipo de acciones por sí solas generen resultados de alto impacto. Por esta razón, la única solución es abordar el problema desde la modernización del sistema de abastecimiento de servicios básicos, como una acción conjunta entre el gobierno y el mundo empresarial, utilizando el capital generado por la iniciativa privada para la mejora de la obra pública de la zona.

“Los grandes desarrolladores inmobiliarios somos conscientes sobre la responsabilidad que tenemos con cada nuevo proyecto, es por esto que en los últimos años nos hemos unido para explorar diferentes estrategias con las que generemos infraestructura que mejore la situación de un centro urbano completo y no sólo un nuevo edificio o complejo. Buscamos realizar obras que cambien la vida de la comunidad de una zona y no sólo de un desarrollo, de la mano del gobierno”
– Fernando Castro, Director de Planeación y Pre Desarrollo de MIRA
Este tipo de acción conjunta es promovida por la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI) que cuenta con casos de éxito, que prueban cómo la inversión de capital privado en la obra pública puede beneficiar a una cantidad considerable de personas. Tal es el caso del corredor Contadero, donde 30 proyectos inmobiliarios en la zona, se unieron para generar un sistema de abastecimiento hidráulico que beneficiará a los habitantes de ese espacio y a todos los nuevos residenciales.
Este tipo de estrategia es clave para la modernización de la ciudad. Con acciones respaldadas por las grandes inmobiliarias y la apertura del gobierno, se podrá trabajar de forma proactiva frente a la falta de recursos y no de manera reactiva como se ha hecho hasta ahora.

Deja un comentario