El duelo en los niños 

0
93

¿cómo ayudar a un niño a enfrentar la pérdida de un ser querido?

Se acerca el día del niño, una de las celebraciones más alegres y divertidas para una de cada tres personas en el país. Tan sólo en México viven más de 39.2 millones de niños, niñas y adolescentes, de acuerdo a la encuesta Intercensal que realizó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en el 2015, cifra que representa el 32,8% de la población total.

Pese a que la etapa de la niñez representa una de las épocas más felices en la formación de las personas, un dato que resalta en este segmento, es que el 6% de entre tres y seis años padece depresión, según información del departamento de Psiquiatría y Medicina Adolescente del Hospital Infantil de México Federico Gómez.

Uno de los factores importantes que propician el desarrollo de este padecimiento en los niños es la falta de entendimiento ante experiencias difíciles y traumáticas que se presentan durante esta etapa en la que el acompañamiento ante estas situaciones es clave. Uno de los aspectos que casi nunca hablamos con ellos es sobre las pérdidas, ya sea la muerte de una mascota o la de un ser querido, por ello es importante educar para enfrentar este proceso de dolor a través de herramientas que ayuden a gestionar las emociones para poder procesar el duelo.

Para ello Gayosso, a través de su equipo de tanatólogos, comparte los siguientes consejos:

1.- Comunicación clara: Dependiendo de la edad del menor usar un lenguaje apropiado y claro para no generar confusión, ya que el concepto de la muerte es abstracto para los niños por lo que se recomienda evitar un lenguaje rebuscado que pueda crear una idea errónea o distorsionada sobre lo que esta sucediendo y el momento en el que esta pasando.

2.- Paciencia: Estar dispuestos a contestar las preguntas que vayan surgiendo durante el proceso, las veces que sean necesarias, además de explicarles lo que implica esta pérdida de forma más natural posible, sin caer en desesperación o enojo.

3.- Fortalecer su autoestima: Es importante explicarles el proceso de pérdida para que ellos no sientan culpa por algún pensamiento de enojo o deseo de muerte que hayan generado del ser que falleció, explicarles que ellos no son responsables de la muerte, que esa pérdida real no tiene que ver con el deseo que alguna vez pudieron fantasear.

4.- Expresar emociones: Los niños tienen el derecho de sentir y expresar sus emociones de diferente manera, algunos se pueden expresar jugando, llorando, haciendo berrinches, o enojándose, hay que permitir que las emociones fluyan, ni reprimirlos ni castigarlos, sino orientarlos a identificarlas.

5.- Preservar la memoria: Hablar sobre lo que el ser querido representaba y sobre como se honrará el recuerdo, definir en la medida de lo posible cuándo se realizaran las visitas al cementerio, cómo se van a conmemorar en las fechas más representativas, tales como el cumpleaños, el aniversario luctuoso, qué homenajes o rituales realizarán de acuerdo a las costumbres de cada familia.

A través de estos talleres el grupo funerario busca brindar apoyo para llevar el proceso de una pérdida con las mayores herramientas y vivir en plenitud. Gayosso cuenta con un equipo de tanatólogos distribuidos en sus diferentes agencias con el propósito de preparar a las personas durante su duelo a través de talleres y sesiones de tanatología gratuitos y abierto al público en general, ya sean usuarios Gayosso o no. El programa inició en 2015 en las agencias Gayosso de Félix Cuevas y Sullivan en CDMX y de ahí se extendió al resto de las agencias.

Para más detalles consultar el calendario: https://www.gayosso.com/talleres-de-tanatologia/

Deja un comentario