El Juego de Ender, una historia clarividente de la milicia

El actor de 71 años de edad, Harrison Ford, que ha interpretado un sinnúmero de personajes icónicos de acción y sci-fi tales como Han Solo en Star Wars e Indiana Jones , vuelve con “El juego de Ender” una historia que arremete contra cuestiones morales complejas, sin indulgencia para cuestionar la responsabilidad de usar a los jóvenes como armas de guerra.

“Creo que fue una historia emocionalmente interesante. A pesar de que fue escrita hace algunos años, fue muy clarividente sobre algunos de los problemas y circunstancias que conocemos con las que estamos luchando, que es la capacidad para hacer el negocio de la guerra a distancia. Estamos algo desconectados emocionalmente de eso”, comenta el actor en entrevista para Collider.com sobre su personaje el coronel Hyrum Graff.

En la cinta, se retratan dos temas de vital importancia para el histrión como el hecho de utilizar a jóvenes para poder llevar a cabo batallas y el tener la capacidad de realizar un ataque lejos del blanco, lo cual es una realidad contemporánea, con los controles de mando.

“Está en juego la moralidad de un comandante militar, de una estructura de mando y de una sociedad que plantea un ejército que libra la guerra, y son algo con lo que ahora estamos luchando a diario, en nuestras vidas. La cuestión de la guerra inter-planetaria es el aspecto de ciencia ficción, pero lo que le da un tono tan emocional es que se trata de las preocupaciones de nuestra vida cotidiana. La guerra Drone (con dispositivos conducidos a distancia) y la capacidad que tenemos tecnológicamente es una parte del paquete moral también”.

El actor considera que es necesaria una revisión de las acciones que toman y los jefes de mando sobre los combates militares y a nosotros como sociedad, para cuestionarnos sobre los asuntos morales que implica tener combatientes jóvenes luchando por ideales manipulados.
“El otro (asunto) es el uso de los jóvenes en el negocio de la guerra. Eso ha sido siempre histórico. Los más jóvenes y más fuertes de nuestra cultura siempre han sido los que están en primera fila para la guerra. El personaje que interpreto es responsable de la manipulación de los jóvenes, al servicio de una necesidad percibida por la humanidad en su conjunto. No importa cómo uno intenta lidiar con las cuestiones de la guerra, pero te das cuenta de lo complejo que son estos problemas y la cantidad de atención que se merecen. Es realmente importante para nosotros hacernos estas preguntas, no sólo en las noticias todos los días, sino también en nuestra vida emocional y cívica”.

“Ender no enfrenta el tema de la moralidad hasta el final de la película, cuando se entera de lo que le está sucediendo, pero Graff conoce sobre sus responsabilidades morales desde un inicio”, reconoce Harrison Ford.

“El juego de Ender”, basado en el best seller de 1985 del mismo nombre, escrito por Orson Scott Card, es ahora una apuesta del director y guionista Gavin Hood, acreedor al Oscar por “Tsotsi”; y del productor Roberto Orci, mejor conocido por la más reciente entrega de “Star Trek”; esta historia que por varios años fue uno de los blancos para ser adaptada a la pantalla por parte de una gran distribuidora, contó con el apoyo independiente necesario para lograr un presupuesto de 110 millones de dólares para su realización.

“Creo que tardó tanto en llevarse a la pantalla por el tema tecnológico, como el ¿qué tan difícil es hacer que la gravedad cero se vea bien? Afortunadamente, la tecnología nos está ayudando a retratarlo. Estoy muy orgulloso de estas escenas. Tenemos un gran equipo de efectos especiales y de trucos. Creo que la otra razón es porque el libro es muy interno, en el sentido de que nos muestra que pasa en el interior de Ender Wiggin, pero tuve suerte de haber hecho una película con un estos temas. El libro fue de mucha ayuda, pues al retratar lo que estaba pensando sólo lo pude hacer de forma intuitiva, sin tener que describirlo porque ellos nos apoyan con sus reacciones frente a cámaras”, señala Gavin.

Con las actuaciones de Asa Butterfield ( “La Invención de Hugo Cabret”) quien da vida al pequeño Ender, el niño elegido para salvar a la humanidad de los Formics, un grupo de alienígenas que buscan destruir toda vida humana; y Abigail Breslin (“The Call”) su compañera de entrenamiento y batalla, ambos grandes fanáticos del libro.

“Leí el libro y soy un gran fan de la ciencia ficción. Una de las razones de que el personaje fuera tan interesante para mí se debe a la complejidad del mismo. Gavin y yo hablamos mucho, antes de filmar, sobre la lucha interna constante que este enfrenta toda la película. Su desarrollo es evidente, y fue muy interesante para mí”, señala el joven adolescente.

Yesica Floreshttp://www.elblogdeyes.com
Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar

Deja un comentario

Novedades

Los sábados son de Lucha Libre AAA en SPACE

SPACE es la casa de la Lucha Libre AAA donde se vive el ADN mexicano. Desde la comodidad de tu sillón favorito podrás disfrutar...

DECAPITATED lanza hoy su nuevo álbum “Cancer Culture”

El sexteto polaco lanza hoy su octavo álbum de estudio “Cancer Culture” que ya es considerado el álbum más versátil de la banda. La banda...

Momnt, es la agencia #1 en México en el sector inmobiliario digital

Si crees que ya lo sabes todo, es difícil que aprendas mucho más… y justo esa es el principal obstáculo al que se enfrentan...

TNT transmite la séptima edición de los Heat Latin Music Awards

Los fanáticos se preparan para elegir a los artistas y producciones más destacadas de la última temporada con la entrega de los HEAT Latin...

¡Descubre Crayola Toys! La línea de juguetes de una marca icónica

El juego está presente desde siglos pasados. Forma parte integral de las culturas de interacción social humana, van más allá de la imaginación y...