EL Media Company transformará la comunicación corporativa

0
124

Hoy en día, las organizaciones, sin importar su tamaño o su giro, deben decidirse a dar el paso: evolucionar para convertirse en media companies, “no solo porque ello es fundamental para su estrategia de comunicación y negocio, sino porque responde a un compromiso con la sociedad”, afirmó Manuel Alonso Coratella, presidente y director general de AB Estudio de Comunicación, durante su participación en el 5to. Congreso de Comunicación Corporativa, que se llevó a cabo hoy en las instalaciones del Centro Asturiano de la CDMX, en el cual participaron más de un centenar de comunicadores.

La participación de Alonso se da en el marco de la celebración del 55 aniversario de esa empresa de consultoría en comunicación corporativa y relaciones públicas, una de las primeras firmas especializadas que se establecieron en el mercado mexicano y la única que continúa operando desde entonces.

AB Estudio de Comunicación cumple 55 años de funcionar ininterrumpidamente como una agencia de relaciones públicas en México. Fundada con el nombre de Alonso y Asociados en 1963 por Manuel Alonso Muñoz, pionero de las relaciones públicas y uno de los profesionales más reconocidos en materia comunicación.

En su conferencia, titulada “Modelo de Comunicación Corporativa utilizando medios propios”, Manuel Alonso dijo que “las empresas generan conocimiento y compartirlo forma parte de su responsabilidad social. Cuando una organización trasciende en una Media Company, transforma ese conocimiento en contenidos y tiene las herramientas para desarrollar una comunicación más efectiva, directa y personalizada, que impacta en los comportamientos y actitudes de sus públicos de interés”.

Hoy en día, dijo Alonso, las empresas cuentan con medios propios para difundir su información, con lo cual tienen la posibilidad de controlar tanto los contenidos como su difusión.

La aspiración de los comunicadores es ahora una realidad.  Manuel Alonso apuntó que la posibilidad de que los mensajes lleguen a audiencias precisas, controlando los contenidos, forma y canal, y confeccionar así “trajes a la medida” de cada stakeholder es una realidad.  

Los consumidores hoy en día se informan y compran a través de diversos canales, por lo que la estructura de una Media Company abre la posibilidad de alcanzarlos a través de la omnicanalidad, ya sea a utilizando medios propios, ganados, pagados y/o compartidos. Lo anterior facilita la comunicación con las audiencias y abre los caminos para que esta interacción, pueda aprovecharse para el posicionamiento corporativo y la promoción de la marca. De facto, toda empresa, independientemente de su giro o tamaño puede y debe erigirse en una “compañía de medios”, concluyó Manuel Alonso.

AB Estudio de Comunicación Experiencia en Evolución

La firma AB Estudio de Comunicación tiene como antecedente la empresa Alonso y Asociados, fundada en 1963 por Manuel Alonso Muñoz, la cual en poco tiempo se convirtió en una de las agencias líderes en México, al atraer clientes de los denominados “blue chip”, como Merck Sharp & Dohme, KLM, Nissan, Pfizer, P&G, Clairol, Motorola y John Deere, por mencionar algunos.

En 1978 se integra a la agencia Manuel Alonso Coratella, hijo de Don Manuel, recién egresado de la carrera de Comunicación en la Universidad Iberoamericana, participando en cada una de las áreas de servicio con que se contaban en la agencia, familiarizándose pronto con el negocio.

A los pocos años, Alonso y Asociados obtiene cuentas como American Express, Avon Cosmetics, Apple Computers, Hoteles Hyatt, Adidas, MSD, Kraft General Foods, McDonald´s, por mencionar algunas. Recibe seis reconocimientos internacionales por parte de KLM y el Gobierno de los Países Bajos, por su destacada labor en favor de esa línea aérea y su industria turística.

En el marco del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLC), agencias extranjeras de relaciones públicas ponen sus ojos en México y Alonso y Asociados recibe la oferta de dos grandes consorcios de comunicación, inclinándose por GCI, la división de relaciones públicas de Grey Advertising, entonces la agencia independiente más importante de Nueva York.

Nace entonces GCI Alonso y Asociados y la asociación empieza a rendir sus frutos incorporando cuentas como Warner Lambert, la Secretaría de Turismo, Mars, P&G y los hoteles Nikko, entre las principales.

En ese entonces se incorpora a la dirección de la agencia, el reconocido profesional y académico Carlos Bonilla Gutiérrez, que en mancuerna con Manuel Alonso Coratella colocan a la agencia entre las tres primeras en México.

En 1998 Grey adquiere GCI Alonso y Asociados. Por su parte, la familia Alonso decide entonces adquirir el periódico unomásuno. Debido a los compromisos y a la solicitud de algunas firmas de los servicios de relaciones públicas, la familia Alonso decide asociarse con Ma. Elena Sánchez, profesional que años atrás había formado parte de la agencia y Carlos Bonilla, abriendo una nueva firma de consultoría llamada Comunicación Integral. En poco tiempo se hicieron de clientes como Banorte, Gruma, Aeroméxico, Disney y lograron el retorno de importantes firmas como American Express, MSD y Oracle, entre otras.

En el año 2000 se funda AB Comunicación con Carlos Bonilla como director general, en sociedad con la familia Alonso. Con la participación de Gabriela Medina, quien había laborado en Alonso y Asociados, crecen de manera notable en el área de TI, siendo galardonados entonces por LG Electronics, como su mejor agencia a nivel mundial.

En el 2003, regresa Manuel Alonso C. a la firma, mientras que Carlos Bonilla acepta la posición como director de comunicación corporativa de Aeroméxico, conservando su posición de socio en la agencia. La evolución de la agencia va viento en popa y se decide ocupar los 8 pisos el edificio ubicado en la calle de Lancaster, sede original de la agencia, para lo que realizan una importante inversión en su renovación.

Ante un nuevo entorno de globalidad y la demanda por servicios regionales de relaciones públicas, AB Comunicación empieza a explorar la posibilidad de una alianza internacional. En el año 2011 decide asociarse con Estudio de Comunicación, agencia fundada en 1983 y líder en servicios de comunicación corporativa en España, que estaba integrando su red iberoamericana con oficinas en Portugal, Argentina y Chile.

Al inclinarse por una firma europea, AB Comunicación ve la posibilidad de competir con una oferta robusta en un mercado regional, diferenciarse en su ámbito de negocio y perfilarse para acceder al mercado de las empresas españolas radicadas en México, que entonces rebasaban las tres mil.

Ahora como AB Estudio de Comunicación, la agencia comandada por Manuel Alonso Coratella, cumple 55 años y se mantiene como una de las firmas más relevantes de las relaciones públicas y la comunicación en México, llevando en los últimos años proyectos para firmas “blue chip”, como Oracle, Cisco, Iberdrola, DHL, MCM Telecomm, Codere, Roku, Suez, SAS e IPS, por mencionar algunas.

AB Estudio de Comunicación es una agencia de servicios plenos de comunicación y relaciones públicas, con 40 empleados y más de 2,000 proyectos realizados, con especialidad en áreas como comunicación corporativa, marketing, relaciones con la comunidad, manejo de crisis, relaciones con los medios colectivos de comunicación, relaciones financieras, consultoría estratégica, comunicación interna, realización de eventos y responsabilidad social corporativa. Cuenta con especialistas en áreas como comunicación y reputación corporativa, consumo, salud, turismo, tecnología, comunicación digital, prevención y manejo de crisis organizacionales y comunicación financiera y de mercadotecnia.

Deja un comentario