RecetasVida y Estilo

El sabor que regalaron los dioses convertido en una tarta

 

De acuerdo con la leyenda mexicana el árbol de cacao fue un regalo del dios Quetzalcóatl para la humanidad, un presente que se valoró tanto que sólo los grandes gobernantes podían comerlo.

Años después, el árbol de cacao se le denominó con el nombre científico de Theobroma Cacao, que en griego significa “alimento de los dioses.

Fue hasta 1764 cuando el químico holandés Coenraad Johannes van Houten, descubrió un método para extraer la grasa de los granos lo que dio como resultado la manteca de cacao, la base para la invención del chocolate como ahora lo conocemos.

En la actualidad, este alimento no sólo no ha perdido su valor, sino que es uno de los más gustados por su textura, sabor, versatilidad y la forma en que se puede combinar y preparar con otros ingredientes.

Y no hay mejor persona para celebrar el Día Mundial de la Tarta de Chocolate que el Chef José Ramón Castillo, embajador de KitchenAid, y uno de los mejores exponentes del cacao a nivel mundial.

Así que manos a la obra para celebrar este día tan especial y preparamos esta receta de Tarta de Chocolate del Chef más querido de México con ayuda del horno electrónico de convección empotrable de KitchenAid que ayuda a que los platillos reciban un calor consistente y cocción uniforme, lo que permitirá que el pastel no quede quemado de las orillas y un poco crudo en el centro.

Ingredientes:

  • 200 g de chocolate oscuro líquido.
  • 1 tza de aceite vegetal.
  • 5 pza de huevo.
  • 3 tzas de azúcar glass.
  • 1 tza de café espresso frío.
  • 3 tzas de harina de trigo.
  • 1 tza de leche.
  • 1 cda de extracto de vainilla.
  • 1 tza de cocoa.
  • 250 g de mantequilla.
  • ¼ de cda de sal.
  • 1 ½ cda de bicarbonato.
  • 1 taza de fresas cortadas en cuatro.

Modo de preparación:

  • En un recipiente grande para mezclar agrega el chocolate líquido y bátelo con ayuda de un globo hasta alcanzar una consistencia cremosa.
  • Agrega la taza de aceite, sí leíste bien, el aceite hará que se mantenga la humedad dentro de los bizcochos.
  • Posteriormente, agrega las 5 piezas de huevo (clara y yema) y batelos hasta que queden incorporados.
  • Agrega el azúcar glass justo en la mitad de la mezcla e incorpóralo con el globo hasta que quede uniforme.
  • Para que no espese demasiado, agrega la taza de café y continúa batiendo hasta que queden los ingredientes incorporados.
  • Ahora agrega la harina en el centro de la mezcla y continúa integrando los ingredientes con el globo.
  • Agrega la taza de leche y el extracto de vainilla sigue mezclando.
  • Una vez que esté la mezcla lista debes asegurarte de que no haya perdido humedad y se mantenga muy líquida, pues es hora de agregar la cocoa y mezclar hasta que quede integrada.
  • Posteriormente, agrega la mantequilla que se tiene a temperatura ambiente y continúa batiendo.
  • Finalmente agrega la pizca de sal y el bicarbonato de sodio e intégralos a la mezcla.
  • Encamisa un molde para hornear, recuerda que el papel debe sobresalir del molde, pues el pastel aumentará su tamaño.
  • Una vez montado mételo al horno eléctrico de convección empotrable de KitchenAid a 165 °C durante 45 minutos.
  • Una vez listo, colócalo en un plato y decóralo con las fresas y espolvoréalo con azúcar glass. ¡Qué delicia!
author avatar
Yesica Flores
Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar

Yesica Flores

Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar