Home Entretenimiento En el día internacional contra el cambio climático National Geographic estrena el...

En el día internacional contra el cambio climático National Geographic estrena el documental el último tempano

0
185

El documental forma parte del especial temático que National Geographic presenta el sábado 24 de octubre y que también incluye el estreno de Greta: El futuro es hoy y el corto de producción original realizado en Latinoamérica Lo Que Haces Cuenta

Adelanto del corto Lo Que Haces Cuenta: https://www.instagram.com/p/CGVKjLLHaqD/?igshid=yqmyax9o3zmb

Las predicciones científicas pronostican la desaparición total del hielo marino estival del Ártico –el sistema de refrigeración crítico del planeta– tan pronto como en 2040. El Último Témpano cuenta la historia de las comunidades inuit que luchan por proteger el Ártico, su hogar durante siglos, que hoy se encuentra en rápida desaparición. Filmado durante más de cuatro años y con entrevistas a líderes comunitarios de la etnia inuit, cazadores tradicionales, activistas y jóvenes, El Último Témpanose ha proyectado en festivales de cine de todo el mundo, entre los que se cabe destacar Movies that Matter y Mountainfilm. Dirigido por Scott Ressler y producido ejecutivamente por el Dr. Enric Sala, explorador residente de National Geographic y fundador del proyecto Pristine Seas de National Geographic, el largometraje documental se estrenará en National Geographic Channel el 24 de octubre a las 10PM.

A medida que el hielo marino entre Canadá y Groenlandia se derrite, el mundo exterior divisa oportunidades sin precedentes. Depósitos de gas y petróleo, rutas de navegación más rápidas, turismo y pesca, todo será un incentivo económico para explotar las nuevas aguas. Pero existen más de cien mil inuit que viven en el Ártico, sobre y alrededor del océano congelado, todo un modo de vida está en peligro. El desarrollo de la zona amenaza el equilibrio entre sus comunidades, sus tierras y la vida silvestre, dejando el futuro de la región y su cultura en un estado de creciente incertidumbre. En la actualidad, los inuit de Canadá y Groenlandia se unen una vez más en la lucha para proteger lo que quedará de sus tierras ancestrales cuando el hielo se derrita. La pregunta es: ¿los escuchará el mundo?

“El derretimiento del hielo marino del Ártico tiene consecuencias profundas en todos los niveles, desde lo local a lo mundial y de lo ecológico a lo cultural”, dijo el productor ejecutivo Dr. Sala. “Lo que espero lograr con El Último Témpano es destacar la resistencia de las comunidades inuit que están luchando contra el cambio climático, ya que su sustento y su cultura se encuentran amenazadas por la dramática transformación del Ártico”.

OBSERVACIONES DEL DR. ENRIC SALA, PRODUCTOR EJECUTIVO

El Último Témpano iba a ser un documental sobre el medio ambiente, pero terminó siendo un film sobre los derechos de los inuit. En 2014, leí un estudio sobre la pérdida de hielo marino en el océano Ártico. El hielo marino, o banquisa, del océano Ártico es como el corazón blanco del planeta: se extiende en invierno cuando aumenta la banquisa y se achica en verano cuando los extremos de ese manto de hielo se derriten debido a las temperaturas más elevadas. Pero el estudio proyectaba la pérdida total del hielo marino durante los meses de verano para el año 2040 debido al aumento de la temperatura del océano. Toda la banquisa se derretiría excepto en “la última área de hielo”, al norte de Canadá y Groenlandia, en donde la gruesa capa de hielo, de varios años de antigüedad, seguiría existiendo.

Inmediatamente pensé en documentar cómo el calentamiento global afecta la fauna del Ártico, y a su vez, a los inuit que dependen en gran medida de ella para su alimentación. Pensamos que el lugar era lo suficientemente épico como para merecer una historia cinematográfica. Luego decidimos producir nuestro primer largometraje documental.

De entrada nos dimos cuenta de lo difícil que era trabajar en el Ártico. Basados en nuestra experiencia en mares más templados, esperábamos terminar el documental en dos años. Nos llevó más de cuatro. Pensamos que tres o cuatro viajes a la región serían suficientes para obtener todo el metraje que necesitábamos. Tuvimos que viajar más de doce veces, en primavera, verano e invierno (además del puñado de cámaras que dejamos filmando las secuencias de video en tiempo acelerado a lo largo del año en algunos lugares de Groenlandia). Pero lo más difícil fue encontrar la historia apropiada.

A medida que conocíamos a nuestros amigos inuit en Groenlandia y Nunavut, nos fuimos dando cuenta que no podíamos contar la historia nosotros: tenía que ser la historia de ellos. Nosotros estábamos simplemente brindándoles un medio para que ellos la contaran. Mi amigo y socio Scott Ressler y nuestro espectacular equipo de cineastas hicieron un trabajo heroico explorando las alternativas, sopesando un personaje sobre otro, pero al final lograron armar una historia que algunos de los líderes inuit nos dijeron que es su historia no contada: una historia de supervivencia y adaptación durante milenios a uno de los lugares más inhóspitos de la Tierra, una historia de abuso por parte de los sucesivos gobiernos, una historia de resurgimiento y de reclamación de su identidad y del control de su futuro, una historia de la actual lucha contra el calentamiento de la Tierra.

Pero la historia no ha terminado. El próximo capítulo lo escribirán los jóvenes inuit que están conduciendo a su pueblo hacia el futuro.

NO COMMENTS

Deja un comentario