Entrevistas con los personajes de Aviones

ENTREVISTA GENÉRICA

Bulldog

 

Bulldog lleva más tiempo que nadie compitiendo en el circuito. Como el más veterano y, sin duda, el más sabio, recuerda la época previa al GPS, cuando los verdaderos corredores confiaban en sus giroscopios y se orientaban con las estrellas. A la hora de competir, señala Bulldog, todo se reduce a dos cualidades: volar bien y espíritu deportivo. Punto. Mientras que los demás competidores se preguntan en secreto si los mejores años del experimentado avión no han quedado atrás, él se abre vuelo en la tabla de punteros una y otra vez, demostrando que los dientes de este Bulldog siguen afilados.

 

 

Ha visto desfilar a numerosos corredores durante su extensa carrera. ¿Quién fue de mayor inspiración durante todos estos años?

Competí contra un tipo de Bélgica —de Antwerp, más exactamente—, se llamaba Frederiik. Yo era nuevo en el circuito y bastante inmaduro, así que adoraba verlo volar. Volaba como el viento, te lo aseguro. No entendía ni una palabra de lo que decía, pero era un tipo respetable. Era el primero en felicitarte si ganabas, y muy humilde cuando él salía primero. Es difícil encontrar esa clase de competidores hoy en día.

 

 

¿Recuerda su primera carrera?

¡Por supuesto que sí! Puedo estar viejo, pero mis tuercas y tornillos siguen bien ajustados. De hecho, nunca la olvidaré. Mi mamá sentía que mi energía era abrasadora, de modo que buscó un circuito que admitiera a jóvenes como yo en la competencia.

 

En cuanto todos los competidores despegaron, pensé que debía probarme a mí mismo allí arriba… haciendo maniobras que no debía hacer. Pensé que los demás corredores estarían impresionados, pero sospecho que, más que nada, estaban divertidos. Forcé tanto mi motor, que me quedé con poco combustible y terminé aterrizando cerca de la Muralla de Adriano. Hermoso lugar allí arriba aunque en ese entonces no pude apreciarlo. Pasé horas sentado esperando a que mi mamá y mi papá vinieran a rescatarme. Ese día aprendí una valiosa lección. En cuanto dejé de alardear, comencé a ganar.

 

 

¿Qué consejo le daría a jóvenes aspirantes a corredores?

Absolutamente ninguno, amigo. Cada avión en lo suyo, ¿no es así?

 

Si me pusiera particularmente generoso, quizás aconsejaría a todo principiante que haga sencillamente lo que él —o ella— sabe hacer. Que corra su carrera. Y luego les mostraría cómo se hace.

 

Ha competido por todo el mundo. ¿Cuál es su sitio favorito para volar?

Soy británico, así que sería un tonto si dijera cualquier otro lugar que no fuera mi país. Siempre es bueno regresar a casa. Volar sobre conocidos favoritos como el Big Ben o los muelles de Santa Catalina siempre me arrancan una sonrisa: una mueca más bien, dado que no soy muy afecto a sonreír. Pero hasta el día de hoy, mi rincón favorito del Reino Unido es la Muralla de Adriano. El día que pasé allí tantos años atrás me mantiene con los pies en la tierra, por así decirlo.

 

 

¿Tiene planes de retirarse? 

Tonterías. Los grandes competidores no se retiran. Sencillamente se desvanecen entre las nubes.

 

 

ENTREVISTA GENÉRICA

Carolina

 

 

Carolina es una tenaz corredora y el orgullo del Amazonas. Siempre capaz y segura de sí misma, inició su carrera distribuyendo correo a pequeños pueblos de su región natal, recogiendo remedios caseros para enfermedades mecánicas en el camino. También aprendió todos los trucos para volar velozmente, lo que la inspiró a poner a prueba su destreza en carreras aéreas. Carolina nunca miró para atrás (esta competitiva corredora no lo necesita). Es incansablemente perseguida por el encantador El Chupacabra, pero la resuelta Carolina está demasiado enfocada en ganar la carrera como para responder a su cariño.

 

 

Competir requiere trabajo duro y mucha práctica. ¿Cómo se prepara para una carrera?

¡Ah!, amor. Me entreno muy duro para mis carreras. Paso muchas horas en el aire. ¿El resto? Lo dejo librado a tu imaginación ya que no quiero compartir mis secretos con mis rivales.

 

 

Como corredora, en un mundo antes dominado por aviones masculinos, ¿cómo hizo para abrirse paso en un terreno tan difícil?

Fue realmente simple. Gané carreras: muchas, muchas carreras. Así es como cada corredor se gana el respeto de los demás. Ante todo soy una corredora; luego, en segundo lugar, soy mujer. El hecho de que me guste el rosa no significa que sea blandita.

 

 

¿Alguna vez se le han acercado románticamente los corredores masculinos?

No es lo que esperarías de un corredor masculino.

 

Pero sí, con frecuencia me aborda algún miembro de la competencia. Sencillamente ignoro sus insinuaciones y me concentro en la carrera. Si la pasión que despierto les impide concentrarse de la misma manera, pues que así sea.

 

 

¿Cuál es su lugar favorito para volar?

Comencé volando entre pequeños pueblos, así que pasé muchas horas sobrevolando el campo. Pero ya me cansé del campo. Ahora muéstrame las grandes ciudades. Magnífica arquitectura. El ruido es música para mis oídos. Muéstrame San Pablo, tráeme a Río de Janeiro, querido.

 

 

¿Cómo le gusta tomar tu gasolina?

Me gusta expresso de alta viscosidad, por favor. Sigo unida a mis raíces brasileñas y prefiero beber mi gasolina cortada, obrigada.

 

ENTREVISTA GENÉRICA

Dusty

 

Dusty es un avión de altas miras, literalmente. Este avión mono-hélice sueña con convertirse en un corredor de alto vuelo y participar en la escena internacional junto a sus héroes. El hecho de no estar realmente diseñado para competir no lo desalienta. Con una pequeña ayuda de sus amigos —y la sabiduría de un veterano de la Segunda Guerra Mundial—, Dusty despegará para vivir la aventura de su vida, volará hélice a hélice con grandes campeones y se atreverá a alcanzar alturas que jamás imaginó.

 

 

¿Cuál es su sueño?

Quiero competir en el rally Alas por el Mundo. Es una competencia importante que llevo siguiendo durante años por la cadena de noticias RSN. A Chug y a mí nos gusta juntarnos y observar las hazañas de velocidad y destreza que realizan estos increíbles corredores. Para mí es como poesía en el cielo, ¿comprendes? Sé que puedo competir. Tengo un radio de giro ajustado y una buena relación peso-potencia, y tuve un muy buen desempeño durante el entrenamiento la semana pasada. Creo que puedo ser un buen contendiente.

 

¿Cuáles son los corredores que más admira?

¡Vaya…! Es difícil de decir. Todos poseen un estilo y una forma únicos. Quiero decir: Ripslinger es una leyenda. ¡El tornado verde! Bulldog es un duro. Es invencible, los aviones más jóvenes no parecen poder batirlo. El Chupacabra posee más pasión en su tren de aterrizaje que la que la mayoría de los aviones pueden llegar a reunir en toda su vida. Pero siempre he sido un fan de las competidoras femeninas. La brasileña Carolina, ¿eh? [risas] E Ishani es increíblemente… talentosa.

 

Claramente no está diseñado para correr… ¿Cómo puede competir con grandes campeones como Ripslinger y Bulldog?

Quizás, sólo quizás, pueda lograr más de lo que fui hecho para hacer. ¿No es algo que todos anhelan, en cierto punto? Pues deberían. Traigo nuevos trucos bajo el ala. Mi equipo, por ejemplo. Dottie, mi mecánica, es definitivamente la mejor. Creo que ella preferiría que yo me mantuviera volando bajo y despacio —por cuestiones de salud— pero, a la hora de competir, me respaldará en todo. Chug es el mejor amigo que un avión puede tener. Ha sido mi entrenador durante años, y hay veces en las que él tiene más confianza en mí que la que yo mismo puedo tener. Y luego está Skipper. Es un corsario de la Marina, que sabe más sobre vuelo que cualquier otro avión que conocí jamás. Es intransigente, implacable, de hecho. Pero a mí no me importa, porque él sabe de lo que habla.

 

 

¿En qué etapa de la carrera está más emocionado de participar?

En todas. Islandia, Alemania, India, México. Son todos países desconocidos para mí. Odio admitirlo, pero Propwash Junction es el único lugar que conozco. Aviones como Skipper… bueno, ellos sí que han visto el mundo. Yo nunca tuve la oportunidad. Hasta ahora. Y pretendo empaparme de todas esas cosas si llego a calificar en la competencia. Quiero decir, cuando califique en la competencia… y luego rematar ganando la carrera. ¿Verdad?

 

ENTREVISTA AL PERSONAJE

El Chupacabra

 

 

El encantador El Chupacabra es una leyenda en México (basta con preguntarle a él). Impulsado por su pasión por las carreras (y por Carolina), este enmascarado Casanova es todo menos discreto: su vozarrón y carismática presencia son tan llamativos como su enorme motor. Sus secuaces no saben qué es verdad y qué es ilusión cuando se trata de El Chu, pero una cosa es indudable: compite con una gran pasión y más dramatismo del recomendado en las alturas.

 

¿Cómo se describiría a usted mismo?

¿Cómo describir al gran El Chupacabra? Las palabras no alcanzan para dar una idea precisa de lo que es estar en mi presencia. Sin embargo, puedo contarle lo que hago y dejo en manos de sus habilidades periodísticas describir el resto: soy una estrella de telenovela, cantante y compositor, novelista, campeón del aire, y sobre todo, soy un amante (no un luchador).

 

¿Qué es lo que busca en una compañera?

Tantos aviones están superficialmente obsesionados con la aerodinámica, pero a El Chupacabra lo que le atrae es el interior del fuselaje. ¿Posee sentido del humor? ¿Es compasiva y tierna? ¿Ha visto mis películas? Estas son las cuestiones verdaderamente importantes.

 

¿Qué opina de los diferentes escenarios de la carrera?

Nueva York, Reikiavik, Munich, Nepal: son todas ciudades hermosas, ricas en historia, con un pueblo orgulloso; pero para ser franco, yo prefiero lugares de climas más templados (mis alas no se ven bien con nieve encima).

 

¿Tiene algún sitio favorito?

México es mi hogar y mi parada favorita en el Rally Alas por el Mundo. México posee una rica historia, comida maravillosa, playas de arena, hermosas catedrales y encantadores competidores enmascarados; podría seguir, pero les sugiero que visiten mi país y lo vean por sí mismos.

 

Como piloto experimentado en la región, ¿cuáles son los hitos y paisajes que uno no debería perderse al volar sobre Latinoamérica?

Cuando sobrevuelen mi México natal, no deben perderse los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl. Popocatépetl e Iztaccíhuatl están unidos para siempre. El viejo mito azteca cuenta que Iztaccíhuatl era una princesa enamorada de un soldado llamado Popocatépetl, cuyo amor estaba prohibido. Al enterarse el padre de Iztaccíhuat, el rey, decidió ponerle un freno a ese amor enviando a Popocatépetl a la guerra. Cuando Popocatépetl partió, el rey le mintió a la princesa Iztaccíhuatl diciéndole que Popocatépetl había muerto en combate. La princesa murió de pena por haber perdido a su amor. Cuando Popocatépetl regresó de la guerra y halló a su amada muerta, la tomó en sus brazos y suplicó a los dioses que volvieran a unirlos. Los dioses cubrieron a ambos con nieve y los convirtieron en montañas. Ella permanece dormida, pero Popocatépetl escupe cenizas y fuego sobre nosotros por la furia que todavía siente por el rey que intentó separarlos. Yo interpreté a Popocatépetl en la adaptación cinematográfica.

 

¿Qué lo diferencia de otros corredores?

Muchos corredores no buscan sino la gloria personal. Pero para mí, lo que importa es mi gente. Verá, competir para mí es una forma de traer alegría a mis admiradores. Puedo sentir su alegría, y esa alegría es contagiosa. Se esparce por todos ellos. Yo no compito por mí, sino que lo hago por mi gente: para que ellos sientan la alegría de ganar, y entonces su alegría se vuelve mía.

 

 

ENTREVISTA GENÉRICA

Ishani

 

 

La actual campeona pan-asiática de la India, Ishani, es una belleza, pero también es implacable en el cielo. Gracias a su competencia de alta velocidad y a su notable talento, se ha ganado la admiración de más de mil millones de leales fans, incluido un novato competidor que acude a ella en busca de consejos. Exótica y misteriosa, Ishani está llena de sorpresas, pero siempre tiene su mirada puesta en el trofeo.

 

 

¿Cómo se mantiene al día con todos sus fans?

Es muy difícil. Hay muchísimas personas que me apoyan: más de mil millones de fans, según me cuentan. Estoy sumamente agradecida por su infinito entusiasmo, ya que competir puede ser una tarea muy solitaria. Es muy gratificante, por supuesto, pero el entrenamiento puede llegar a ser intenso. Mis fans hacen que quiera trabajar más duro y volar más rápido.

 

 

Fue elegida la competidora más aerodinámica por el Airsports Illustrated varias veces. ¿Hay corredores que la subestiman por su belleza?

Algunos lo hacían… antes de que ganara el Campeonato Pan-asiático. Eso demostró que soy más que un fuselaje bonito. Luego, cuando batí el récord en la Copa de Mumbai, los escépticos fueron silenciados. Ahora mis adversarios conocen muy bien mis habilidades.

 

 

¿Qué cualidades cree que debe tener un gran campeón?

Uno puede tener el motor más poderoso o los últimos avances en aviónica, pero eso no es lo verdaderamente importante. Creo que la clave del éxito radica en tener una clara visión de cuál es tu objetivo. Si puedes verlo, puedes alcanzarlo.

 

 

¿Qué consejo le daría a un aspirante a corredor?

En realidad, es simple: cree.

 

 

 

¿Cuál es su sitio favorito para volar?

Donde me siento realmente en paz conmigo misma es en mi país, y mi corazón con frecuencia me lleva al Taj Mahal. Pero he tenido la suerte de volar en muchos lugares y he visto cosas maravillosas. Soy una amante del océano, de su misterio y su esplendor. Y también de las montañas, en particular del Himalaya: me recuerda que no soy más que una pequeña parte de un mundo inmensamente grande.

 

 

ENTREVISTA GENÉRICA

Ripslinger

 

 

Con más victorias de las que puede contar y con una infinidad de seguidores, Ripslinger es, sin exagerar, el corredor más renombrado en las competiciones aéreas, y él lo sabe. Pero, a pesar de contar con una financiación ilimitada y equipos de primera categoría, su corona de campeón mundial se ve amenazada por un avión pueblerino que no cuenta con experiencia en carreras. Dusty no pertenece al mundo de Ripslinger, y su sola presencia hace hervir el combustible del campeón. De todas formas, si la falta de experiencia de Dusty no lo saca de la competencia, los sucios secuaces del vasto imperio de Ripslinger se encargarán del asunto.

 

 

¿Podría contarnos en qué consiste su régimen de entrenamiento? ¿Cómo llegó a ser tan bueno?

Es algo que me preguntan con frecuencia. En una época me preocupaba porque creía que revelar mis secretos al mundo podría ayudar a la competencia. ¡Luego me di cuenta de que no existe tal competencia! Pero, hablando en serio, creo que gran parte de mi talento no es más que habilidad natural. Después de todo, fui diseñado para correr. Lo sabes bien. Eso no quiere decir que no trabaje duro. Mi equipo me mantiene en forma presionándome a diario. Mi práctica favorita consiste en aflojar la marcha para dejar pasar a Ned o a Zed, luego apretar el acelerador, inclinar el ala y pasar zumbando junto a ellos, rebasándolos lo más peligrosamente cerca que admite la física. El objetivo es prepararme por si alguna vez llego a quedarme rezagado en una carrera. ¡Ja! Como si eso pudiera llegar a ocurrir…

 

¿Lo cansa ser el centro de atención?

Es duro estar en mi lugar. Todo el día con admiradores que corean mi nombre: “¡Ripslinger! Ripslinger!”, flashes que destellan a cada minuto… no tengo un solo momento de privacidad. ¿Pero me lo dices en serio? ¡Es sensacional! Siempre soñé con ser famoso, un corredor famoso. Y ahora mírame. De verdad. Mírame.

 

¿Qué haría si dejara de competir?

Es una buena pregunta. Me han dicho que me veo bien en cámara. ¿Tú qué crees? [sonríe] De manera que quizás llevaría mi atractivo e inmenso talento a la pantalla grande. ¿Qué tan difícil podría ser?

 

¿Qué tipo de obras de caridad realiza?

Hacer obras de caridad es muy importante para mí. No dejo un solo autógrafo sin firmar y estoy horas posando para tomarme fotografías con mis fans. Ellos nunca tendrán lo que yo tengo, y me gusta esparcir todo el amor posible. Quiero que todos sean alcanzados por la corriente Rip, aunque sea por un momento.

 

¿Cree que un avión de pueblo puede soñar con convertirse en un competidor serio?

Por favor. Ustedes no me ven a mí hacer otras cosas que no sea competir, ¿no? Nunca podría hacerlo. En realidad, podría, pero sería desperdiciar mi enorme talento. De la misma manera en que competir sería desperdiciar el talento de un avión de pueblo para… eh… volar lentamente en círculos.

 

 

 

Yesica Floreshttp://www.elblogdeyes.com
Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar

Deja un comentario

Novedades

Nat Geo Kids se llena de acción y aventura con el estreno de KINGDOM FORCE: EL ESCUADRÓN DEL REINO

Kingdom Force: El escuadrón del reino, una nueva serie animada cargada de acción y aventuras, llega a Nat Geo Kids a partir...

Después de dirigir por 12 años Air Canada, Calin Rovinescu, Presidente y Director General, se retirará en 2021

El Director General Adjunto y Director Financiero, Michael Roussea, sucederá a Rovinescu Air Canada anunció...

Etihad Airways realiza hoy primer vuelo comercial entre Tel Aviv y Abu Dabi

Los acuerdos de paz entre los Emiratos Árabes Unidos (EAU) e Israel están brindando muchos frutos en el sector turístico de ambas...

TRICK OR DRINK? #Halloween

Prepara un drink especial para esta temporada y no te pierdas los primeros dos cócteles que creó Oscar Valle embajador de rones de Bacardí y...

Los personajes de Disney ahora cuidan de tu bebé de la mano de Mama Bear

Ahora el momento de cuidado de tu bebé es mucho más divertido con la colección de Mama Bear with Disney, de venta...