Envejecer es un proceso natural que se puede disfrutar

0
186

• Se calcula que en México para el 2050 UNA de cada CUATRO personas será mayor de 60 años.
• El proceso de envejecimiento no se puede evitar, pero es posible vivir en bienestar el trayecto y la estadía en esta etapa; la alimentación es una de las claves.

“El tiempo pasa y nos vamos poniendo viejos”, dice una canción y es que aún no es posible detener el paso del tiempo, por lo tanto, ¡vamos a envejecer! Es decir, todos pasaremos por un proceso natural e irreversible de cambios dados a nivel biológico, psicológico y social. Eso sí, cada persona envejece de distinta manera porque depende de su historia, cultura y condiciones socioeconómicas.

Actualmente en México se cuenta con una población de más de 17 millones de adultos mayores y se calcula que para el 2050 habrá más de 32 millones de personas con más de 60 años, de los cuales 77.9 millones serán mujeres y 72.9, hombres. (Fuente: Sedeso)

Lo anterior implica que seremos un país de personas consideradas como viejas que deberán ser incluidas en la vida cultural, política, económica, social y familiar. Por ello resulta de vital importancia que pensemos en las mejores prácticas para tener un envejecimiento con el mayor bienestar posible, que incluye salud física, emocional y espiritual.

Compartimos algunos consejos que consideramos útiles para apoyarnos, ya sea en nuestro propio proceso o en el de algún ser querido:

  1. Prevención de caídas. Una de cada tres personas mayores de 65 años sufre al menos una caída al año. Algunas recomendaciones de expertos para hacer del espacio seguro y prevenir caídas que lesionan a los adultos mayores, son las siguientes:
    a. Quitar alfombras o tapetes.
    b. Instalar pasamanos en las escaleras y barandillas en el baño.
    c. En la cocina, colocar objetos de uso cotidiano al alcance fácil y siempre limpiar cualquier líquido derramado.
    d. Asegurar una buena iluminación en todos los espacios y colocar antiderrapantes en escalones.
    e. Mantener el orden es indispensable. También los médicos y especialistas recomiendan: f. Uso de calzado cómodo y con suelas de goma.
    g. Levantarse despacio de la cama, pasar de acostado a sentado y después de una pausa, incorporarse.
    h. Si hay mareo o poca fuerza, habrá que sentarse y evitar el desplazamiento.
    i. Tener siempre interruptores cercanos o una lámpara de mano para iluminar el camino.
    j. Es muy recomendable contar con un programa de actividad física que le permitirá mejorar fuerza, equilibrio, control de movilidad.
    k. Siempre estar en contacto con el médico para vigilar que medicamentos y dosis no provoquen mareos o pérdida de equilibrio.
  2. Cuidar la salud emocional. El envejecimiento es un proceso que se puede ver como una especie de duelo, es la pérdida paulatina de la vida que se tuvo y la adquisición de una vida distinta. Sin embargo, el proceso puede también ser dichoso en la medida que se atienda la salud emocional y para ello, se recomienda:
    a. Hacer propuestas de planes o metas a corto plazo, alcanzables y posibles.
    b. Trabajar en la aceptación y destacar lo que sí se puede hacer.
    c. Echar a volar la creatividad para encontrar nuevos motivos.
    d. Aceptar la ayuda y ser receptivo.
    e. Buscar espacios para la socialización, para la reflexión y el entretenimiento en compañía.
    f. Estar atento para detectar síntomas de posible depresión y comentarlos con el médico para que puedan tratarlo a tiempo.
  3. Autocuidado, es el máximo acto de amor que puede tener cualquier persona sobre ella misma. En el caso de los adultos mayores, provocarse una buena calidad de vida es una decisión que lo hará conseguir el mayor bienestar.
    a. Modificar el estilo de vida por uno más consiente sobre lo que se puede y no hacer.
    b. Estar siempre en contacto con el médico y asistir a las revisiones agendadas.
    c. Aprender cosas nuevas.
    d. Incluir rutinas y estructura en su vida diaria en la que existan momentos para el descanso, la actividad física, la reflexión y la convivencia.
    e. Procurarse realizar y pensar cosas que le hagan sentir bien.
  4. Alimentación saludable. Ésta debería ser parte de los buenos hábitos desde pequeños hasta llegar a viejos. Existen muchos mitos relacionados a la alimentación de los adultos mayores y los expertos en realidad hablan de tres motivos por los que una persona, en cualquier etapa de la vida, debe cambiar su dieta:
    a. Cuando hay almacenamiento anormal de grasa, generalmente derivado de falta de actividad física.
    b. Al existir cambios intestinales como diarrea o estreñimiento.
    c. Si se pierde masa muscular, que puede ser ocasionada por enfermedad o solo por la edad avanzada.
    En realidad, no hay una dieta del anciano, pero lo que sí es muy recomendable es que se sigan los siguientes consejos:
  5. Incluir un alimento de los tres grupos básicos (verduras y frutas, cereales y tubérculos, leguminosas y alimentos de origen animal).
  6. De preferencia consumir carne de pollo o pescado muy bien cocidos.
  7. Las verduras es preferible que sean crudas y con cáscara, a menos de que el médico señale lo contrario.
  8. Tomar agua en cantidades abundantes.
  9. Comer en lo posible acompañado, esto hará que sea un momento agradable y que se haga con tranquilidad.
  10. Para fortalecer huesos, cartílagos, articulaciones y tejidos, se puede incluir en la ingesta diaria un aporte de colágeno hidrolizado, que contiene aminoácidos esenciales, los cuales ofrecen un aporte proteico que favorecerá al organismo del adulto mayor.
    Esto podría sustituir la ingesta de gelatinas que contienen azúcares y saborizantes, mientras que los efectos benéficos de la grenetina estarían dados de una manera más asimilable por el organismo.

Oseagel® cuenta con una línea de productos hechos con colágeno hidrolizado en polvo y que pueden ser una opción para la alimentación de los adultos mayores toda vez que al fortalecer los huesos previene las consecuencias de las caídas, además de brindar opciones con sabores que pueden ser usadas como parte de la rutina de beber agua o bien pueden ser mezcladas en cualquier otra bebida caliente sin sabor ni olor.

Oseagel® es parte de la Línea Bienestar Duché y cuenta con certificaciones internacionales de calidad e inocuidad alimentaria, por lo que garantizan la seguridad de quienes lo consumen.

Por supuesto que no son medicamentos ni suplementos alimenticios, funcionan como un alimento más que puede aportar beneficios para la salud de aquellos adultos mayores que lo puedan consumir después de haberlo consultado con su médico.

Conoce toda la gama de Oseagel®: www.shopduche.com

Deja un comentario