Estrenan Adriana Moles y Fercho Nolla “Dos peces en el río”; apadrina Jorge Ortiz de Pinedo

0
419

* Inician temporada el uno de diciembre en el Foro Odeón del Teatro Royal Pedregal, y tendrán dos funciones extra en el Youkali Cabaret

Luego de un año de exitosas presentaciones con su espectáculo “Divas de cabaret”, la escritora y actriz Adriana Moles unirá su talento al del escritor y actor Fercho Nolla (“40 y 20” y “Como dice el dicho”, entre otros proyectos de tv) en una pastorela “cabaretosa”: “Dos peces en el río”, que inicia cuando “La Monja” y el “Padre Fercho” toman un curso exprés de canto, baile y actuación y convocan a sus feligreses a un montaje decembrino; sin embargo, el deseo del “padre” por figurar, hacen que él sea el intérprete de todos los personajes, dejándole a la religiosa la oportunidad ser solamente “El demonio”.
“Es muy gracioso, porque ella es una de esas monjas ‘culpígena’, y él, una especie de estrella de musicales, estilo Fred Roldán, pero de closet”, explica Moles.

“Veremos un desfile de personajes interpretados por ambos, entre ellos el Pastor Vatito, la Virgencita Plus y la temible Gobiernícola”, agregó la también co productora del show.

“Dos peces en el río’ iniciará temporada en el foro “Odeón”, del Teatro Royal Pedregal, todos los viernes, sábados y domingos, en punto de las 19:30 horas, a partir del día uno. Y en el Youkali Cabaret sólo tendremos dos funciones, el 2 y el 8 de diciembre, a las 22:30 horas”.

Esta pastorela musical es resultado del trabajo de Adriana Moles con Fercho Nolla; “es una especie de cuento de Navidad suigéneris, cabaretero y musical; es, como decimos nosotros: cabaret en el pesebre. En realidad, la pastorela es un pretexto para la verdadera historia que ocurre entre la monja y el sacerdote. La relación que establecen a partir de sus personajes en esta estructura jerárquica de la iglesia, y nos sirve para reflexionar acerca de temas como la fe, el poder y, sobre todo, cómo en esta dinámica el que se queda hasta el último lugar es Dios”.
Todo eso en un tono cabaretero, sin herir susceptibilidades y con la música de Baldomero Jiménez, el pianista de Regina Orozco y Susana Zabaleta. “Compusimos incluso música original para el espectáculo”, dice Moles.
Al final, la idea que ha concretado con este cabaret en el pesebre es construir personajes entrañables: “No he tenido la necesidad de censurarme (por ser un tema religioso). Estamos planteando personajes reales y cómicos, con un aspecto humano. El público lo va a disfrutar porque no faltamos al respeto de las creencias de nadie”.

Leave a Reply