Estreno – X MEN: Dark Phoenix (DARK PHOENIX)

0
105

TWENTIETH CENTURY FOX Presenta

En Asociación con MARVEL ENTERTAINMENT

Una Producción KINBERG GENRE / HUTCH PARKER

“X-MEN: DARK PHOENIX”

JAMES McAVOY

MICHAEL FASSBENDER

JENNIFER LAWRENCE

NICHOLAS HOULT

SOPHIE TURNER

TYE SHERIDAN

ALEXANDRA SHIPP

y JESSICA CHASTAIN

Diseñador de Vestuario

DANIEL ORLANDI

Música de

HANS ZIMMER

Supervisor de Efectos Visuales

PHILIP BRENNAN

Editor

LEE SMITH, ACE

Diseñador de Producción

CLAUDE PARÉ

Director de Fotografía

MAURO FIORE, ASC

Productores Ejecutivos

STAN LEE

JOSH McLAGLEN

Producida por

SIMON KINBERG, p.g.a.

HUTCH PARKER, p.g.a.

LAUREN SHULER DONNER

TODD HALLOWELL

Escrita y Dirigida por

SIMON KINBERG

¿Quiénes somos?

¿Acaso somos simplemente lo que otros quieren que seamos?

¿Estamos destinados a un porvenir más allá de nuestro control?

¿O podríamos evolucionar, convertirnos en algo…más?

Del escritor-director Simon Kinberg viene la película más radical de los X-Men jamás hecha: X-MEN: DARK PHOENIX narra la historia icónica de la transformación de Jean Grey de ser una mutante dotada a convertirse en la fuerza más poderosa del universo. Al ser la culminación de esta saga de superhéroes, que ya tiene casi dos décadas de desarrollo, esta nueva y espectacular superproducción es en parte thriller de ciencia ficción, en parte drama de personajes, que plantea preguntas intrigantes acerca de la identidad y el destino.

            Durante una misión al espacio exterior que pone en riesgo su vida, Jean Grey casi muere cuando absorbe una entidad cósmica que la deja con poderes más allá de lo que ella o cualquier otro mutante haya poseído jamás. Una vez que regresa a casa, la Tierra, batalla contra estas habilidades casi divinas, pero la fuerza en su interior es demasiado abrumadora para poder contener. Jean, toda vez que pierde el control, lastima a quienes más ama. Sus acciones despedazan a los X-Men, y los héroes se encuentran en una situación muy comprometida en un momento en el que deben enfrentar al enemigo más peligroso al que jamás se hayan tenido que enfrentar —uno de los suyos. 

            Una emotiva historia de un héroe fragmentado, una familia desintegrada y un mundo dividido, X-MEN: DARK PHOENIX es estelarizada por James McAvoy, Michael Fassbender, Jennifer Lawrence, Nicholas Hoult, Sophie Turner, Tye Sheridan, Alexandra Shipp y Jessica Chastain. La película fue escrita y dirigida por Simon Kinberg, y producida por Simon Kinberg, p.g.a., Hutch Parker, p.g.a., Lauren Shuler Donner y Todd Hallowell.

X-MEN: DARK PHOENIX: LA CULMINACIÓN VERDADERA DE LA SAGA DE X-MEN

¿Qué harías cuando la persona que amas se convierte en la amenaza más grande del mundo?

Es la pregunta que se encuentra justo en medio de una de las tramas más perdurables en la historia ya de décadas de los cómics de X-Men: la saga de Dark Phoenix. Escrita en 1980 por la leyenda de la industria Chris Claremont e ilustrada por el artista John Bryne, el relato representa de muchas maneras la historia culmen de los X-Men: Jean Grey se transforma en una fuerza que ni siquiera su familia mutante puede comprender. Se convierte en un forastero entre forasteros, un ser más allá del alcance de incluso aquellos más cercanos a ella.

“La saga de Dark Phoenix es una de las más queridas dentro de la serie de X-Men en su antiguo linaje, especialmente porque no es una historia donde existan héroes y villanos, blancos y negros”, comenta Simon Kinberg.

Un aficionado de toda la vida de las tiras cómicas, Kinberg sintió que era importante contar la saga de Dark Phoenix en la pantalla grande de una forma que le hiciera justicia genuina a su distinguido legado. El escritor-director ha sido una presencia de las películas de X-Men desde X-Men: The Last Stand (2006), ya sea como escritor o productor de cada una de las entregas de la serie (en algunos casos, fungiendo como escritor y productor). La película del 2006 incluyó aspectos de la historia de Dark Phoenix, pero a más de diez años de ella, el tiempo era el correcto para una adaptación más oscura, cruda y mucho más fiel, que fungiera como un remate de las casi dos décadas de realizar las películas de superhéroes. Kinberg no sólo escribió el guión para este nuevo relato, sino que también hace su debut como director con esta película.

En esencia, esta es la historia de una mujer que lucha contra sus demonios personales, y sólo el amor de su familia —los X-Men— podrá salvar su alma, y al mundo. “Esta película es muy diferente a las películas previas de X-Men”, comenta Kinberg. “El texto original es distinto a las otras historietas de X-Men a las que hemos recurrido en el pasado. Es más compleja desde un punto de vista psicológico y más volátil desde una perspectiva emocional. Las emociones a las que se adentra son más crudas que muchas de las otras tiras cómicas de los X-Men”.

Kinberg tuvo un socio solidario en su misión por hacer una película de los X-Men cuyo hilo conductor estuviera centrado en los personajes —el productor Hutch Parker, quien ha estado involucrado con la franquicia desde el principio, primero como ejecutivo de 20th Century Fox y más tarde como productor de la serie, dando inicio con The Wolverine, en el 2013. “X-MEN: DARK PHOENIX fue una oportunidad de hacer algo único y más específico en formas que las películas previas no tuvieron la oportunidad de ser”, acota Parker. “Esta película es una investigación más minuciosa y mucho más fiel a Jean como personaje. La sensación es muy distinta, con un tono diferente y un sentido de estilo cinematográfico distinto que le viene como anillo al dedo a la historia que estamos contando”.

Cuando empieza X-MEN: DARK PHOENIX es 1992. Los X-Men, ahora superhéroes queridos por doquier, y quienes disfrutan un estatus de celebridad, son llamados por el gobierno de los Estados Unidos para salvar a unos astronautas que se encuentran en peligro, cuya misión ha salido terriblemente mal. A pesar de las objeciones de Raven (Jennifer Lawrence), el equipo se sube a bordo del X-Jet y emprende una misión de rescate en la que pondrán en riesgo sus vidas. Entre las estrellas, una entidad cósmica misteriosa atenta contra Jean Grey (Sophie Turner), que avasalla su cuerpo, y, de entrada, parece que ha cobrado su vida. Cuando termina por despertarse, Jean se siente en un principio fuerte y recargada. Pero de regreso a la Tierra, comienza a darse cuenta que ha adquirido poderes más allá de su entendimiento, o de su control. 

Conforme descubre secretos acerca de su pasado —verdades que Charles Xavier (James McAvoy) le ocultó— se vuelve cada vez más destructiva, atacando a aquellos más cercanos a ella en arranques de ira y desesperación. “Lo que sucede con Jean cuando regresa del espacio es que tiene un poder adentro que no puede controlar, y está incrementando e intensificando todo en su interior, y que puede desatar o liberar aspectos de su personalidad”, comenta Kinberg. “Esto puede ser poder, emoción y furia, y también pasión”.

Desesperada por ayudar a que Jean recupere su equilibrio, Raven le tiende la mano como mentora y amiga, pero Jean desata su furia contra Raven y la mata. Ese impactante evento despedaza a los X-Men —algunos de los mutantes insisten que deben tomar las medidas necesarias para salvar a su amiga, mientras que otros creen que necesitan detenerla antes de que se pierdan otras vidas.

“Lo que me pareció más intrigante y la razón del porqué esta historia inspira a tanta gente es que a un nivel muy humano, es acerca de alguien que quieres y que ves cómo comienza a desmoronarse psicológicamente”, comenta Kinberg. “Lo que pasa cuando la gente se pierde en la vida real es que sus seres queridos no se rinden y quieren ayudarlas o salvarlas. En ocasiones, los terminan por arrastrar, y otras que, en un momento dado, pierden la esperanza. Esta película plantea esa pregunta, de cuándo dejar ir y rendirte con alguien que amas”.

Fue hace más de tres años que Kinberg comenzó a contemplar la idea de abordar una versión definitiva de la saga de Dark Phoenix. A esas alturas, la producción de X-Men: Apocalypse estaba casi por acabar —ese filme contaba una historia de desastres escrita a lo grande con escenas complejas y efectos especiales impresionantes, que dejó menos tiempo para explorar las relaciones siempre evolutivas de los mutantes. Al momento de considerar qué aventura podría seguirle de forma lógica tras ese estilo de película masivo y taquillero, Kinberg se planteó un cambio de ritmo completo.

“Extrañé algo del trabajo más íntimo de personajes de las otras películas de X-Men”, comenta. “Quería hacer algo más terrenal”.

A esas alturas, la franquicia de X-Men había progresado hasta llegar a un lugar donde la serie podía acomodar fácilmente algo menos estilizado y más audaz —las películas de cómics como género también habían probado repetidas veces que podían ofrecer temas sustanciales y un trabajo interesante de personajes dentro de un entretenimiento masivo. Ninguna película enfatizó mejor ese hecho que Logan, en el 2017, que vio al actor nominado al Premio de la Academia® Hugh Jackman repetir su papel insignia como ‘The Wolverine’por última ocasión, en una historia autónoma de sacrificio y redención, para adultos y de gran intensidad dramática.

“Sin lugar a duda, Logan fue una validación de la creencia de que puedes hacer un drama en este espacio, y, aun así, satisfacer a la audiencia tradicional de historietas, e, incluso, quizás y hasta superar esa expectativa”, comenta Parker.

También fue finalmente el momento para que una película de X-Men tuviera un protagonista femenino. Las mujeres en las películas de X-Men —interpretadas por actrices vigorosas, desde Famke Janssen a Halle Berry —eran complicadas, dinámicas y siempre tenían voluntad, pero sus historias nunca llegaron a pasar a un primer plano. Después de casi 20 años, X-MEN: DARK PHOENIX está centrada de lleno en el viaje de Jean Grey y las mujeres que la rodean —incluyendo Raven, interpretada por Jennifer Lawrence, y Smith, papel que corre a cargo de Jessica Chastain, una presencia nueva y malvada, que alienta a Jean a abandonar su humanidad y a sucumbir ante sus deseos más siniestros.

“Ahora era el momento para hacer una película de superhéroes cuya protagonista fuera una mujer, y la historia de DARK PHOENIX es el argumento más intenso encabezado por una mujer en la historia de los X-Men”, comenta Kinberg. Además, Kinberg buscó crear una aventura que pudiera ofrecer una representación con más matices del bien y del mal, apropiada para nuestra época turbulenta. “Quería hacer hincapié en la dualidad que puede existir dentro de una misma persona; la oscuridad y la luz”.

“Hemos llegado a un lugar donde el público está listo para una historia disruptiva y radical, donde un tipo bueno se convierte en malo, donde un héroe pierde el control y se vuelve destructivo, incluso homicida”, agrega Kinberg. “Los cómics, e incluso las películas basadas en historietas, tienden a abordar a tipos buenos y tipos malos, héroes y villanos. Cuando el héroe hace algo malvado o cuando un buen tipo hace algo malo, es impactante. No estás seguro a quién apoyar.

“Ahora, estamos viviendo en un mundo que está un poco de cabeza desde un punto de vista político y social”, continúa. “No todo es tan binario como solía ser. No hay mucha unidad. Todos nos sentimos como si nos estuviéramos dividiendo. Una historia acerca de un personaje quien ella misma se está dividiendo, y, como resultado de ello, está dividiendo a la familia de los X-Men, me pareció muy relevante”.

Meses antes de que comenzara a escribir el guión, Kinberg se reunió con la actriz Sophie Turner para discutir sus ambiciosos planes para el drama de superhéroes. Turner había interpretado antes a Jean en X-Men: Apocalypse, pero X-MEN: DARK PHOENIX iba a requerir un tipo de compromiso distinto de la estrella de Game of Thrones.

“Le dije que su personaje, en esencia, se vuelve esquizofrénico; comienza a perder su identidad y, a final de cuentas, se fusiona en dos identidades. A saber, en Jean, quien se está empequeñeciendo y debilitando, y en Phoenix, quien cada vez se fortalece más”, comenta Kinberg. “Le dije que iba a tener que interpretar el trauma de perder la cabeza y matar gente que ama, y todo color posible dentro de ese espectro emocional”.

Desde el principio, Turner estaba emocionada ante las oportunidades que estaban al alcance del argumento, y estaba dispuesta a abordar el papel protagónico en la película nueva. “Fue desafiante”, comenta Turner. “Sin lugar a duda, Simon quería poner la historia y el viaje de Jean en un primer plano, porque en las películas de superhéroes con frecuencia los arcos genuinos y las historias se pueden perder detrás de las grandes y fabulosas acrobacias”.

“La cosa acerca de la historia de Jean Grey/Dark Phoenix es que ella no es una villana, pero tampoco es un superhéroe que va a salvar al mundo y todo va a estar bien”, añade Turner. “Es uno de los pocos personajes que está muy atormentado y descompuesto. Hay un realismo intrínseco en ella, que es doloroso, y sus experiencias te recuerdan a las enfermedades mentales. No es demasiado fantástico para que la gente pueda comprender. Con ella no hay blancos y negros, sólo un área muy gris. Es una lucha que es muy auténtica para mucha gente, y esa es la razón por la cual la gente la quiere”.

Después del primer encuentro entre Kinberg y Turner, Kinberg comenzó a enviarle a la actriz material de investigación para que preparara su personaje. “Fui a casa y encontré una tonelada de clips de YouTube, y otros documentos, que le mandé acerca de la esquizofrenia y del trastorno de personalidades múltiples para que comenzara a pensar de manera intelectual al respecto, antes de pensar a un nivel emocional”, comenta Kinberg. “Casi al momento, lo devoró por completo y regresó a verme con un sinfín de preguntas e ideas”.

Su diálogo constante influyó en Kinberg conforme escribía varios tratamientos del guión. Mientras trabajaba, otro punto narrativo importante surgió que puso en duda el rol de Charles Xavier como líder de los X-Men y el catalizador involuntario detrás de la transformación de Jean. Cuando la película empieza, Charles está gozando su estatus privilegiado como líder de los mutantes —algo que disfruta, como Raven señala con razón, a pesar de que en raras ocasiones se encuentra al frente de las líneas enemigas.

“Hubo muchas cosas que quería explorar que nunca lo habíamos hecho en las otras películas —como que Charles crea un equipo de superhéroes llamado X-Men, nombrado en su honor”, comenta Kinberg. “Es un tipo que vive en una mansión, que no abandona ese lugar y pone a mucha otra gente en peligro, gran parte de los cuales son bastante jóvenes. Quería analizar eso y transformarlo en un problema. Hay un ego vinculado a ello y un atributo tácito muy patriarcal y paternalista. Ahora vivimos en una época donde eso no pasa desapercibido, y ha disfrutado de esa condición durante décadas en la tira cómica, y ahora a lo largo de dos décadas de películas”. 

El actor James McAvoy, quien ha interpretado a Xavier en tres filmes previos de X-Men, estaba intrigado en explorar nuevas facetas del personaje. “En esta película, Charles comienza a creerse su propia publicidad”, comenta McAvoy. “Aparece en la portada de la revista Time. Es en gran medida el rostro público de los X-Men —es felicitado por el trabajo de todos. Es el que va a todas las alfombras rojas, donde se da la mano con presidentes. Es en gran medida el padre que quiere a sus hijos y cree que son capaces de hacer cualquier cosa. Todo eso suena muy positivo, pero el inconveniente de eso es que, de no lograr hacer nada, si no cumplen con las expectativas muy elevadas que el mundo y Charles ha depositado en ellos, siente que de alguna manera eso lo haría ver muy mal”.

Cuando Charles ignora las dudas que Raven tiene acerca de la misión de rescate interestelar y envía al equipo, el destino de Jean ha quedado sellado. Y, sobre todo, cuando se entera que Charles ha levantado barreras en su mente para protegerla de verdades dolorosas de su pasado, se siente profundamente traicionada, lo que aviva todavía más sus tendencias violentas. “Regresa a la Tierra con una curiosidad y deseo agobiantes por encontrar estas partes perdidas de su vida, que Charles le ha ocultado”, comenta McAvoy. “Cuando ella se da cuenta de lo que él ha hecho, le sobreviene ahí mismo un sentimiento de enfado justificado —en vez de permitirle procesar una infancia difícil, Charles le faltó al respeto al encerrar sus recuerdos. Cuando ese trauma resurge, estimula el poder siniestro que tiene en su interior”.

Esos eventos traen consigo de manera directa un enfrentamiento que provoca la muerte de Raven. La decisión de matar al personaje fue una que Kinberg no tomó a la ligera, pero sintió que era crucial para contar la historia de DARK PHOENIX de manera apropiada, y establecer el conflicto entre Charles y Hank (Nicholas Hoult) y Erik Lehnsherr (Michael Fassbender).

“Cuando estaba por primera vez pensando en la película, sabía que iba a necesitar un evento devastador desde un punto de vista emocional para dividir a los X-Men, y para hacer que la gente que por lo general defiende a Jean comenzara a cuestionarla y a que se cuestionaran entre ellos”, comenta Kinberg. “La sensación era que tenía que ser la muerte de un personaje, y llegué a Raven rápidamente debido a su relación con Erik, Charles y Hank. Tanto Erik como Hank han tenido una relación romántica con ella. Para Charles, ella es como su hermana. Matarla tendría el impacto emocional más grande en la mayoría de los personajes. Lo que eso provoca en la audiencia es un indicador de que cualquier cosa puede suceder. Nadie está seguro”.

Parker añade: “Es decir, si fueras a abordar una crisis genuina dentro de la familia, debes de estar dispuesto a derramar algo de sangre y sentir las consecuencias. Raven es quien está más dispuesta a enfrentar a Charles y a su sistema de creencias, y remover un poco la fachada. Raven es el personaje que aprovecha primero esa idea de su arrogancia, es la primera en desafiarlo al respecto, y, a la postre, es quien resulta ser sacrificada. Sus mismísimas alarmas son parte de lo que la impulsan para ponerse en contacto con Jean y eso forma parte de lo que la lleva a su muerte”. 

Al perder a Raven, Hank queda devastado, por lo que se pone en contra de su mentor, Charles, y está determinado a buscar venganza. “Ha perdido a su alma gemela”, comenta Hoult. “Eso lleva a Hank a un lugar muy difícil, a uno al que nunca lo hemos visto en cualquiera de las otras películas. Está lleno de furia y un deseo de venganza para matar a Jean por lo que hizo”. 

El personaje de Chastain, un extraterrestre disfrazado como humano, quien desea la fuerza que ha intensificado las ya de por sí extraordinarias habilidades de Jean, pronto pone a Jean bajo su ala, para convertirse en un tipo de mentor muy diferente a los que jamás llegaron a ser Raven o Charles. Alienta a Jean a que se deje llevar por sus impulsos siniestros, a subyugar a los seres inferiores a su alrededor. ¿El objetivo final del personaje? Deshacerse de la vida humana en el planeta, para allanar el camino para que su raza alienígena habite la Tierra y la convierta en su nuevo hogar.

“Cuando Simon y yo hablamos por primera vez acerca del personaje, se me ocurrió la idea de presentar al personaje más como alguien que había sido removido emocionalmente del resultado de lo sucedido”, comenta Chastain. “Es mil veces más inteligente que cualquiera en este planeta. Llega a este mundo, explora la humanidad, y se percata, en su mente, que son bacterias. Son un cáncer. No sólo se hacen daño ellos mismos, sino que también lo hacen con el planeta. Consumen todo con avaricia. Ella se da cuenta que necesita eliminar a la bacteria. No lo ve como algo malicioso. No es algo que haga a partir de una venganza. Es algo que, a su consideración, hace por el bien de todo”.

Kinberg escribió el papel específicamente para Chastain —se volvieron buenos amigos después de haber trabajado juntos en la exitosa película The Martian (2015), de Ridley Scott, que Kinberg produjo.

“Cuando estaba pensando en este papel, de alguien que se estuviera empoderando y ayudando a Jean a acceder a un poder al que ella misma le tiene miedo, y hacerlo de una manera que fuera tanto decidida como taimada y seductora, con todos los matices que todo ello implica, no me pude imaginar a nadie más que a Jessica para el papel”, comenta Kinberg. “Escribí cosas para el rol que me parecieron podían ser de su interés como actriz. Había un drama interesante por interpretar y después contenía algunas cosas que son hasta cierto punto feministas o políticas, que también pensé podían servirle de inspiración. Me pareció que iba a hacer un gran trabajo por ofrecer todo eso sin que se sintiera pedante”. 

A lo largo del proceso de escritura, Kinberg había contemplado la idea de ponerse detrás de cámaras para dirigir por primera vez. Fue una evolución natural para el escritor-productor, quien había sido una presencia en los sets de X-Men: The Last Stand, X-Men: First Class, X-Men: Days of Future Past y X-Men: Apocalypse, además de las dos películas de Deadpool y Logan.

“Tenía la sensación de que quería dirigir”, comenta. “He vivido en este universo durante mucho tiempo, pero estaba esperando la historia para la que yo me considerara especialmente apto para contarla. Conforme me adentré en el proceso y comencé a pensar en los temas de la película, me sentí muy conectado a ella a un nivel emocional. Eso me hizo sentir no sólo que podía dirigirla, sino que tenía que hacerlo. Era como tener un hijo y dárselo a un extraño —no me podía imaginar eso”.

Dirigir la película le dio a Kinberg la oportunidad de darle forma al contenido y tono de X-MEN: DARK PHOENIX, para asentar la historia en el mundo real de manera visual, y ayudar a guiar las actuaciones de los actores en el set. El objetivo fue siempre crear una película de los X-Men más audaz, provocadora, intensa y emotiva, una que fuera impulsada mucho más por los personajes y muy humana, a cualquiera de las que le hayan antecedido. Mientras los X-Men luchan por aceptar lo que Jean ha hecho, en lo que se ha convertido, las alianzas se fracturan y nuevas alianzas se forman. Pero, al final, para salvar tanto a Jean Gray como a la galaxia, los X-Men deberán encontrar una manera de hacer a un lado sus diferencias y trabajar en equipo para una causa común.  

“Hay algo acerca de la separación de la familia de los X-Men, y después que se vuelvan a juntar, que, espero, ofrezca un mensaje optimista acerca de nuestra habilidad para sobrevivir y unirnos a lo largo de los retos más extraordinarios y devastadores”, comenta Kinberg. “Sean las familias sustitutas que formamos en nuestras vidas o las familias reales que tenemos en nuestras vidas, es la unión la que nos hace más fuertes.

“Mis películas favoritas le plantean preguntas provocadoras y emocionales al público”, continúa Kinberg. “X-MEN: DARK PHOENIX plantea preguntas profundas y primordiales —si amas a alguien, ¿en qué momento lo dejas ir? ¿O te aferras a ellos para siempre, cueste lo que cueste, incluso aunque te encuentres en riesgo? No sé si tenga la respuesta a esas preguntas, pero si tuviera que sugerir una respuesta, diría que nunca te des por vencido con la gente que amas”. 

Es una conclusión apropiada para la notable corrida de dieciocho años de la franquicia de los X-Men. Al ser X-MEN: DARK PHOENIX la culminación de la saga después de doce películas, Parker, quien estuvo ahí en la incepción del X-Men del 2000, dice que la experiencia de cerrar el ciclo de la franquicia se siente agridulce.

“Lo que fuimos capaces de hacer con la primera película fue introducir un tono que hubiera parecido, a mi parecer a ojos de la mayoría, imposible asociar con lo que sabíamos en aquel entonces de cómo eran las películas basadas en cómics”, comenta Parker. “En mi opinión, cambió las reglas del juego. Desde entonces, las películas basadas en tiras cómicas se han convertido en una plataforma emocionante y fértil. Siento que apenas estamos comenzando a ver la diversidad de la narrativa que se podría dar dentro de estos mundos y con estos personajes. Estoy muy agradecido de haber sido parte de ello, pero también estoy consciente que continuará mucho tiempo después de que todos nosotros hayamos seguido adelante”.

ACERCA DE LA PRODUCCIÓN

Así como X-MEN: DARK PHOENIX es distinta desde un punto de vista temático y tonal a todas las películas previas de X-Men, la apariencia de la película es de igual manera diferente. “Después de casi veinte años de hacer un cierto estilo de película de X-Men, era tiempo para un cambio”, comenta Simon Kinberg. “Sentí que un tono más crudo era apropiado para esta historia porque quería que fuera más intensa, íntima y personal. Mi trabajo fue asegurarme que todos entendieran que estábamos haciendo un tipo distinto de película de los X-Men con respecto a las que se habían hecho antes, una película de los X-Men que se sintiera más real, que la audiencia se sintiera más identificada con ella, y que de nueva cuenta se sintiera subversiva”.

            “Esta es mi tercera película de los X-Men en fila”, añade Todd Hallowell, quien es tano productor como director de unidad splinter de X-MEN: DARK PHOENIX. “Simon quería abordarla de una manera muy distinta. Nos dijo que entre más real pudiera ser el mundo, mejor iba a ser para la historia. Lo hemos intentando afrontar de esa manera y eso ha tenido un efecto en la dirección de arte, el diseño de producción, el diseño de vestuario, la utilería y todo. Todo mundo ha estado muy consciente de ese mantra”.

X-MEN: DARK PHOENIX se rodó a lo largo de seis meses, dando inicio en la primavera del 2017 en y alrededor de Montreal. El diseñador de producción Claude Paré (It, Rise of the Planet of the Apes) tomó el enfoque realista que Kinberg quería con pasión, creando una apariencia más temperamental para la película. “De lo primero que hablamos fue que queríamos que esta película estuviera asentada en la realidad”, comenta Paré. “Queríamos una paleta que fuera más oscura, no tan colorida como en las películas previas. Simon tiene muy buen ojo —está muy consciente de cómo deberían verse las cosas”. 

“Claude es una de esas personas que se inspira sobremanera cuando se trata de abordar la creación de mundos, sean reales o imaginarios”, comenta Kinberg. “Ya sea que haya planetas alienígenas o un suburbio de clase baja, es muy meticuloso. Al comienzo de este proceso, le dije a Claude que quería crear este mundo de manera física. No quería recurrir a la pantalla verde o a extensiones de sets, y trucarlo. Quería que los actores fueran capaces de sentir los sets de manera táctil, para que la audiencia también sintiera la historia de una manera más palpable, inmediata y real”.

Entre las labores de Paré estuvieron construir el vecindario donde Jean había vivido de niña. Al regresar a la modesta calle para resolver un misterio acerca de su pasado, el viaje se convierte en el sitio de un enfrentamiento explosivo entre Jean y los X-Men, que trae como consecuencia la muerte prematura de Raven.

“Uno de mis sets favoritos es el vecindario de Jean”, comenta Kinberg. “Son seis casas pequeñas con una pequeña curva al final y un puente desvencijado. Cada casa tiene una identidad distinta creada para la gente que la habita —está la del pescador, el chofer de camión y el matrimonio enojado. Cada una tenía ideas detalladas relacionadas a quiénes eran estos personajes, cómo se veía su jardín de enfrente y qué juguetes o basura estaría alrededor de sus casas. Todos esos detalles reditúan en los personajes, los actores y lo harán en la audiencia”.

La calle del vecindario fue construida totalmente desde cero. “Comenzamos con un campo lleno de grava”, comenta Paré. “Creamos un vecindario que es muy de clase media baja. Quería que tuviera un puente para mostrar que la gente pasa por ahí, pero no se detienen. Al otro extremo, quería tener este campo de dispositivos eléctricos con torres de alta tensión y cables. Tendimos un camino de asfalto, pero la grava sólo te llevaba a los lotes, sin que hubiera aceras. Todas las casas fueron construidas previamente en el taller, y las ensamblamos en el lugar. El equipo de decorado hizo un trabajo asombroso de colocar todos los cables eléctricos que cuelgan sobre estas casas, los alambres, alcantarillas, todo. Fue simplemente increíble”. 

La misma cantidad de esfuerzo se invirtió para crear el país ficticio de Genosha, una nación insular donde Erik, interpretado por Fassbender, vive de manera apacible entre mutantes exiliados, incluyendo dos personajes nuevos, Selene (Kota Eberhardt) y Ariki (Andrew Stehlin). La comunidad fue construida a una hora afuera del centro de Montreal. “Es un refugio para mutantes que no tienen ningún otro lugar adonde ir”, explica Fassbender. “Tiene una clásica vibra de comuna —gente viviendo de manera autosuficiente, sin servicios”.

Esa tranquilidad se ve interrumpida cuando llega Jean, en busca del consejo de Erik de cómo lidiar de la mejor manera con sus poderes recién adquiridos, tras la muerte de Raven. “El lado Dark Phoenix de ella es que disfruta lastimar a la gente, disfruta esta violencia, y me parece que piensa que Erik podría tener cierta afinidad al respecto. Viene como a pedirle una especie de permiso. Pero, desde luego, la historia de Erik es muy diferente. El forma parte de la violencia por un revanchismo que hay en él. No es que obtenga satisfacción de llevarlo a cabo”.    

Cuando las autoridades rastrean a Jean hasta Genosha, el refugio se convierte en un campo de batalla de voluntades entre Erik y Jean —y Erik queda impactado cuando ve todo el rango de habilidades que Jean posee. La secuencia incluye lo que en esencia es una batalla psíquica sobre un helicóptero militar, gran parte de la cual se montó de manera práctica. El director de segunda unidad y supervisor de la coordinación de acrobacias Guy Norris (Mad Max: Fury Road) desempeñó un papel importante en coordinar los detalles requeridos para las tomas. “Lo abordé como si estuviéramos haciendo una película de guerra que resulta que tiene superhéroes en ella —asentada en la realidad tanto como fuera posible y con acrobacias y acción a puerta cerrada, cosas que me encanta hacer”, comenta Norris.   

“En el piso, teníamos un helicóptero real dando vueltas con cosas estallando a su alrededor”, comenta Kinberg. “La cosa más descabellada es que el helicóptero por el que Michael y Sophie están peleando, que cae en picada, va y viene, era un helicóptero auténtico”. La aeronave, que pesaba aproximadamente 1.8 toneladas, fue suspendida de un cable en el aire por un par de brazos de grúa que fueron removidos digitalmente del encuadre durante la postproducción. “Podías controlar el ir y venir dependiendo quién quisieras que fuera ganando, Sophie o Michael, para obtener el control de este helicóptero, y, por ende, dominar esa pelea”, comenta Kinberg. “Estaban interactuando con un helicóptero auténtico, con hombres saltando en él. En ocasiones, estaba a 3 o 4.5 metros de Michael Fassbender. Todo era real”.

Fassbender también estaba en el centro de otra secuencia de acción espectacular que fue rodada en una réplica de la Quinta Avenida. Magneto (Erik) y Beast (Hank), determinados a cobrar venganza contra Jean por el asesinato de Raven, se aparecen en la embajada donde ella se está escondiendo con la antagonista extraterrestre, interpretada por Jessica Chastain. Para meterse al edificio, Magneto levanta un vagón del metro de debajo de la calle y lo usa para demoler una pared para poder entrar a la embajada.

“Construimos toda esa calle de Nueva York en un foro para que pudiéramos controlarla y hacer estallar cosas”, explica Kinberg. “Esa fue una secuencia bastante compleja de la película. El momento en el que Michael llega a la embajada y el vagón del metro choca contra el edificio tras él, todo eso es real. Ese vagón está en una plataforma —es un vagón de metro real que viene a una velocidad bastante elevada detrás de Michael Fassbender con la pared estallando tras él. Terminó por detenerse a unos cuantos centímetros de su persona. No esperábamos que la pared se rompiera encima de su cabeza, pero piezas de ella terminaron cayendo a ambos costados de él. Michael Fassbender —porque es un tipo genial— no se inmutó o incluso pestañeó. Y gracias a Dios que no lo hizo, porque sólo podíamos hacerlo en una sola toma”.

Incluso durante los momentos más complicados del rodaje, Kinberg mantuvo la calma, algo que a Hutch Parker le pareció especialmente impresionante para un director primerizo. “Quedé sorprendido por cuán cómodo se sintió en ese puesto, porque es una transición dura si vienes de escribir o producir —o podría serlo”, comenta Parker. “El hecho de que ha estado vinculado desde hace mucho tiempo con el material fue de gran ayuda, así como también el hecho de que ha sido productor de muchas de estas películas. Lo ha experimentado de cerca y estado en medio de todo de cualquier manera posible. Conoce muy bien a estos personajes y en específico a estos actores. Estaba muy familiarizado y se sentía muy cómodo con todo ello. Podías ver que se la estaba pasando de maravilla y eso es una muy buena señal”.

Kinberg dice que también se sintió seguro al saber que había encontrado a los colaboradores correctos para cada departamento. Además de Paré, el realizador trabajó con el diseñador de vestuario Daniel Orlandi (Logan) para crear todas las apariencias de los personajes, incluyendo los nuevos uniformes que los X-Men usan. “Pasamos por un proceso muy largo para hacer que el diseño del uniforme fuera el correcto —quería que le fuera fiel a los cómics de los X-Men”, comenta Orlandi. “Recurrimos a unas cuantas historietas y las estudiamos a fondo, vimos cuán elegante eran algunos de estos trajes, y gráficos. Queríamos que fueran muy modernos, muy sencillos”.

El director de fotografía ganador del Oscar® Mauro Fiore (Avatar, Training Day) estaba ansioso por ayudar a que Kinberg lograra la apariencia naturalista que el escritor-director quería para X-MEN: DARK PHOENIX. Para tal efecto, la película incluye una gran cantidad de trabajo con cámara en mano, primera vez que se hace en cualquier versión de la franquicia de los X-Men.

“En películas previas de los X-Men —y esto es cierto para una buena cantidad de proyectos a gran escala de Hollywood y películas basadas en cómics— se tendía a usar una fotografía muy fluida, movimientos de grúa y con dolly, todo de manera muy elegante”, comenta Kinberg. “Aquí, en vez de que la cámara esté fija y los personajes representen el movimiento, los personajes lo hacen, pero también la cámara. Eso crea la crudeza de la que estábamos hablando en el set. Te da la sensación de que todo tiene un poco de imperfección intrínseca. La acción es donde la audiencia lo sentirá más, pero incluso en las escenas de diálogo, sentirás un poco de respiro alrededor de los personajes”.

Esa misma estética prevaleció en la postproducción cuando se trató de terminar las secuencias de acción, ya sea en el espacio exterior o en el centro de Manhattan, según el supervisor de efectos visuales nominado al Oscar® Phil Brennan (Logan, Snow White and the Huntsman). “La gran secuencia de pelea que se lleva a cabo cuando los X-Men usan sus superpoderes entre el público general en la ciudad de Nueva York, fue algo que no se había visto mucho en las películas anteriores de los X-Men —la manera en la que el público común es afectado”, comenta Brennan. “Es una cosa aterradora”.

Sin embargo, una de las tareas más importantes a las que se enfrentó Brennan, fue pulir la apariencia del llamado efecto Phoenix, la luz que irradia de la piel de Jean Grey una vez que sus poderes sobrenaturales se vuelven dominantes. “El efecto Phoenix es algo a lo que le dedicamos mucho tiempo para intentar que fuera el correcto”, comenta Brennan. “Conforme progresamos a lo largo de la película, el efecto Phoenix se presenta de muchas formas distintas y en muchos niveles distintos de intensidad. Los primeros indicios pequeños del efecto Phoenix son bastante sutiles. Hacia el final de la película, cuando el efecto Phoenix está a su máxima fuerza, es mucho, mucho más grande. Le afecta su piel, sus ojos, y, en realidad, afecta todos los aspectos de sus emociones.

“También afecta el aire a su alrededor de manera muy considerable”, continúa Brennan. “Hay componentes de tipo de ondas sísmicas. Hay componentes de partículas. Hay humo, fuego y llamas, desde luego —casi un efecto interior de lava. Está conformado por muchas piezas que funcionan de manera conjunta para crear el efecto Phoenix final. Pero todo está vinculado con la emoción de Jean”.

La notable banda sonora de Hans Zimmer sirve para incrementar el impacto indiscutible de la película. El trabajo del compositor ganador del Oscar® le aportó un valor inconmensurable a X-MEN: DARK PHOENIX, al enfatizar el sentido profundo de inquietud que se encuentra al centro de la historia y para ayudar a que las audiencias salgan del cine entretenidas y afectadas de manera profunda por el singular viaje de Jean Grey. “Me encanta la manera en la que crea música, que en ocasiones casi no es música, es simplemente sonido”, dice Kinberg de Zimmer. “No es arrolladora o cómoda. Se mete debajo de tu piel. Es muy emotiva cuando quiere serlo, pero sin ser sentimental. Eso es exactamente lo que necesitábamos para esta película”.

###

ACERCA DEL REPARTO

El actor nominado al Globo de Oro® JAMES McAVOY (Charles Xavier) se ganó a las audiencias norteamericanas con sus aclamadas actuaciones en The Last King of Scotland (El último rey de Escocia) y Atonement (Expiación, deseo y pecado). James, considerado el “mejor actor joven británico de nuestros tiempos” por la revista Empire, continúa en búsqueda de retos con una amplia variedad de trabajo en teatro, televisión y cine, además de ser reconocido como uno de los talentos de la actuación más interesantes. En el 2017, McAvoy protagonizó el aclamado thriller Split (Fragmentado), de M. Night Shyamalan, que rebasó los $270 millones de dólares en la taquilla mundial. Este invierno, repitió su papel como ‘Kevin Wendell Crumb’ y más de otras 19 personalidades en Glass, de Shyamalan, que recabó $200 millones de dólares en la taquilla mundial. Después, McAvoy aparecerá en It: Chapter Two y en la serie de televisión His Dark Materials, con Lin-Manuel Miranda y Ruth Wilson, para BBC/HBO.

            Si bien McAvoy comenzó su carrera en el teatro, llamó por primera vez la atención en la pantalla chica con el papel de ‘Josh’ en la adaptación de la popular novela de Zadie Smith White Teeth, para Channel Four. En el otoño de 2003, McAvoy interpretó a ‘Dan Foster’ en la serie dramática ganadora del BAFTA State of Play, para la BBC. La serie, que se transmitió en el Reino Unido y en BBC America, se convirtió en una de las exportaciones más exitosas del Reino Unido en la última década. También dejó una huella indeleble en proyectos televisivos de alto perfil, tales como el drama de la Primera Guerra Mundial Regeneration (Regeneración) y Band of Brothers (Banda de hermanos), para HBO. Su popularidad creció cuando apareció en la serie ganadora del BAFTA Shameless, para Channel 4, en el papel de ‘Steve’, un ladrón de autos. En el 2004, por esta actuación fue nominado en los British Comedy Awards (Premios de la Comedia Británica) a Mejor Actor Cómico Novel.

            En el 2005, McAvoy interpretó el papel del título en Inside I’m Dancing (título en los EE UU: Rory O’Shea Was Here), de Damion O’Donnell. Por su actuación, McAvoy fue nominado en el 2005 en la categoría de Mejor Actor Británico por el Círculo de Críticos de Cine de Londres. Ese verano, viajó a Uganda para interpretar el papel protagónico del Dr. Nicholas Garrigan en The Last King of Scotland, dirigida por el ganador del Oscar y BAFTA Kevin Macdonald. Por su actuación, fue nominado para el BAFTA, el Premio European Film Academy, el BIFA y el Premio del Círculo de Críticos de Cine de Londres. En diciembre de 2005, McAvoy fue visto en The Chronicles of Narnia: The Lion, the Witch and The Wardrobe (Las crónicas de Narnia: El león, la bruja y el ropero). Por su actuación, obtuvo una nominación a Actor Británico en un Papel Secundario en los Premios del Círculo de Críticos de Cine de Londres. En el 2007, McAvoy protagonizó el drama ganador del Globo de Oro Atonement. Dirigido por Joe Wright y coprotagonizado por Keira Knightley y Saoirse Ronan, McAvoy recibió una nominación al Globo de Oro y al BAFTA a Mejor Actor, además de haber recibido el premio a Mejor Actor del Círculo de Críticos de Cine de Londres, el Premio Virtuoso en el Festival de Cine de Santa Bárbara y el premio Regional Critics (Críticos regionales) del Reino Unido.         

            Los otros créditos cinematográficos de McAvoy incluyen Becoming Jane (2007), Penelope (Penélope: Una chica diferente) (2008), Wanted (Se busca) (2008), X-Men: First Class (2011) (X-Men: Primera generación), The Conspirator (El conspirador) (2011), Gnomeo & Juliet (2011), Arthur Christmas (Operación regalo) (2011), Welcome to the Punch (2012) Trance (En trance) (2013), The Disappearance of Eleanor Rigby (2014), X-Men: Days of Future Past (X-Men: Días del futuro pasado) (2014), Filth (2014), Frankenstein (2015), X-Men: Apocalypse (X-Men: Apocalipsis) (2016), Atomic Blonde (Atómica) (2017), Submergence (Siempre te esperaré) (2017) y Sherlock Gnomes (2018). En televisión, le prestó su voz al personaje de ‘Hazel’ para la miniserie Watership Down.

            McAvoy también ha tenido un rol importante en la escena teatral de Londres. En el 2009, McAvoy se montó al escenario del Teatro Apollo, en el West End de Londres, donde interpretó los papeles tanto de ‘Walker’ como de su padre ‘Ned’ en Three Days of Rain, de Richard Greenberg. Su actuación le valió una nominación al Premio Olivier a Mejor Actor. También fue visto en Breathing Corpses en el Royal Court (2005), en Privates on Parade en el Donmar Warehouse (2001) y en Out in the Open, en el Teatro Hampstead (2001). En el 2013, James protagonizó Macbeth en los Estudios Trafalgar. Su actuación le valió una nominación al Premio Olivier a Mejor Actor y la obra fue nominada a Mejor Reestreno. En el 2015, McAvoy protagonizó The Ruling Class, que le valió un Premio London Evening Standard, una nominación al Premio Olivier y una nominación WhatsonStage a Mejor Actor.

En 1979, McAvoy nació en el área de Scotstoun en Glasgow, Escocia, y se graduó de la prestigiosa Royal Scottish Academy of Music and Drama (Real Academia Escocesa de Música y Teatro).

MICHAEL FASSBENDER (Magneto/Erik Lensherr) es uno de los actores principales de su generación. Conocido por su habilidad por meterse de lleno en sus personajes, ha forjado una carrera que abarca tanto películas independientes como grandes éxitos en taquilla, que lo ha llevado a recibir elogios de la crítica, así como reconocimientos gracias a múltiples proyectos, desde Hunger hasta X Men: Days of Future Past. El actor nominado al Oscar®, Globo de Oro®, SAG y BAFTA nació en Alemania y fue criado en Killarney, Irlanda, y se graduó del prestigioso Drama Centre. Fassbender también tiene una compañía productora, DMC Films, a través de la cual ha estado desarrollando y produciendo proyectos estos últimos años.

            Fassbender podrá ser visto repitiendo su papel de ‘Magneto’ en X-Men: Dark Phoenix, después de haber aparecido en X-Men First Class (2011), X-Men: Days of Future Past (2014) y X-Men: Apocalypse (2016). Michael comenzará muy pronto a trabajar en la comedia de acción Kung Fury, de David Sandberg. David Hasselhoff, quien apareció en la Kung Fury original y cantó el tema de la película, redondea el reparto. David Katzenberg, Seth Grahame-Smith y Aaron Schmidt producirán bajo los auspicios de su compañía productora KatzSmith Productions.

Octubre de 2017 vio a Fassbender asumir el papel de ‘Harry Hole’ en la adaptación de Thomas Alfredson del aclamado thriller criminal The Snowman, de Jo Nesbo, al lado de Rebecca Ferguson. Ese mismo año, en mayo, el actor repitió su papel como el androide ‘David’ en Alien: Covenant (Ídem), de Ridley Scott, junto a Naomi Rapace y Katherine Waterston.

Michael también fue visto en Song to Song del aclamado director Terence Malick, coprotagonizada por Ryan Gosling, Natalie Portman y Rooney Mara. La película se estrenó en el Festival de Cine SXSW en Austin. También fue visto en Trespass Against Us, que tuvo su estreno mundial en el Festival Internacional de Cine de Toronto, y después en el Reino Unido en el Festival de Cine de Londres, antes de haber sido estrenada en enero de 2017 en los Estados Unidos, y después, a principios de marzo, en el Reino Unido. El filme es coprotagonizado por Brendan Gleeson y Lyndsey Marshall, y fue escrito por Alistair Siddons. Fassbender también recibió una nominación al BIFA por su papel como ‘Chad’.

A finales de 2016, Fassbender fue visto protagonizando Assassin’s Creed, la adaptación cinematográfica de la monumental serie de videojuegos de Ubisoft. Fassbender interpretó dos papeles, tanto el de ‘Callum Lynch’ como el de su ancestro ‘Aguilar’. La narrativa se mueve entre el presente y la España del siglo XV, durante la Inquisición Española. El increíble reparto incluye a Marion Cotillard, Jeremy Irons y Michael K. Williams, y fue dirigida por Justin Kurzel (Snowtown Murders, Macbeth). El 2016 también vio a Fassbender en la adaptación cinematográfica del best seller de ML Steadman The Light Between Oceans. Dirigida por Derek Cianfrance (Blue Valentine, Place Beyond the Pines) y coprotagonizada por Alicia Vikander y Rachel Weisz, la película se estrenó a escala mundial en el Festival de Cine de Venecia.

            En el 2015, Fassbender recibió múltiples nominaciones por su aclamada actuación como ‘Steve Jobs’ en la película homónima del director Danny Boyle, acerca del fundador de Apple. Los críticos elogiaron su interpretación, al decir, “Fassbender da una interpretación destacada de ingenio salvaje y potencia ilimitada” (Rolling Stone), que “hace ver a Jobs como alguien fascinante y elusivo, tan genio como sociópata” (Empire).

            Fassbender tiene la fortuna de haber colaborado en múltiples ocasiones con varios directores talentosos a lo largo de su carrera. En el 2012 y 2013, Fassbender trabajó con Ridley Scott en Prometheus (Prometeo) y The Counselor (El abogado del crimen), respectivamente. También en el 2013, volvió a hacer mancuerna con Steve McQueen en la muy aclamada Twelve Years a Slave (Doce años esclavo). Por su papel como ‘Edwin Epps’, dueño de una plantación, recibió nominaciones al Premio de la Academia, Globo de Oro, BAFTA, SAG e Independent Spirit a Mejor Actor Secundario, mientras que la película obtuvo el galardón a Mejor Película en los Premios de la Academia®, Globos de Oro®, BAFTA, PGA y Broadcast Critics Choice.

Previo a ello, la interpretación de Fassbender como ‘Bobby Sands’ en Hunger, de Steve McQueen, le valió elogios de la crítica, y después de la obtención del filme de la Cámara de Oro durante su estreno en Cannes en el 2008, Fassbender obtuvo numerosos premios, incluyendo el Premio British Independent Film (BIFA), el Premio Irish Film & Television (IFTA) y el Premio de los Críticos de Cine de Londres a Mejor Actor. Otra vez con McQueen, asumió el papel de un adicto al sexo en Shame (Deseos culpables), que le valió la Copa Volpi a Mejor Actor en el Festival de Cine de Venecia y el Premio Irish Film & Television, además de haber recibido nominaciones al BAFTA y al Globo de Oro® a Mejor Actor, en el 2011.

            En el 2011, Fassbender interpretó a ‘Magneto’ de joven al lado de James McCavoy, quien asumió el rol del ‘Profesor X’, en X-Men First Class, de Matthew Vaughn, y que lo llevó a repetir el papel en las secuelas del filme: X Men: Days of Future Past (2014) y X Men: Apocalypse (2016). También fue visto como ‘Carl Jung’ al lado de Viggo Mortensen, quien interpretó a ‘Sigmund Freud’, en A Dangerous Method (Un método peligroso), de David Cronenberg, y en el papel de ‘Edward Rochester’, al lado de Mia Wasikowska, en Jane Eyre (Ídem), de Cary Fukunaga. Fassbender ha recibido numerosos premios internacionales y nominaciones en reconocimiento a sus actuaciones en más de una película, entre los que se encuentran el Premio Evening Standard British Film a Mejor Actor por Jane Eyre y Shame, el Premio del Círculo de Críticos de Cine de Londres a Mejor Actor por Shame y A Dangerous Method, el Premio Los Angeles Film Critics Association (Asociación de Críticos de Cine de Los Ángeles) a Mejor Actor por X-Men First Class, Jane Eyre, A Dangerous Method y Shame, y el Premio Spotlight de la National Board of Review por A Dangerous Method, X-Men First Class, Jane Eyre y Shame.

            Otros proyectos notables incluyen: el western Slow West, con Ben Mendelsohn y producida por DMC Films, que recibió elogios de la crítica después de su estreno en el Festival de Cine de Sundance, como también sucedió con Frank, dirigida por Lenny Abrahamson, con Domnhall Gleeson y Maggie Gyllenhaal, en el 2014; Fish Tank, de Andrea Arnold; 300, de Zack Snyder, con Gerard Butler y Lena Headey; Inglourious Basterds (Bastardos sin Gloria), de Quentin Tarantino, junto a Brad Pitt y Diane Kruger; la película de terror británica Eden Lake (Silencio en el lago), con Kelly Reilly y Jack O’Connell; Angel, de François Ozon; Town Creek, de Joel Schumacher; Centurion, de Neil Marshall; Jonah Hex, de Jimmy Hayward; y la serie Band of Brothers (Banda de hermanos), producida por Tom Hanks y Steven Spielberg, para HBO.

La ganadora del Premio de la Academia® JENNIFER LAWRENCE (Raven/Mystique) es una de las actrices más talentosas de Hollywood. Lawrence después estelarizará una película aún sin título para IAC FILMS y A24, a ser dirigida por la aclamada directora de teatro Lila Neugebauer, quien hará su debut cinematográfico. El proyecto será producido por Lawrence y Excellent Cadaver, compañía productora recién fundada por Justine Polsky, junto con Scott Rudin y Eli Bush. Lawrence ganó el Premio de la Academia® por su actuación en Silver Linings Playbook (Los juegos del destino), de David O. Russell. Ha sido nominada en otras tres ocasiones por sus papeles en Joy (Joy: El nombre del éxito), American Hustle (Escándalo americano) y Winter’s Bone (Invierno profundo). Lawrence obtuvo reconocimiento mundial por su interpretación de ‘Katniss Everdeen’ en la taquillera serie mundial The Hunger Games (Los juegos del hambre), que la estableció como la heroína de acción que más dinero ha recabado en taquilla de todos los tiempos. Sus otros créditos cinematográficos incluyen Mother! (¡Madre!), de Darren Aronofsky, Red Sparrow (Operación Red Sparrow), Passengers (Pasajeros), The Beaver (Mi otro yo), Like Crazy y The Burning Plain (Fuego). Fuera de la pantalla, Lawrence es defensora de la equidad de género, y forma parte del concejo de Represent.us, una organización imparcial que trabaja en todo el país para aprobar poderosas leyes anticorrupción.

NICHOLAS HOULT (Hank / Beast) se ha convertido en uno de los actores más buscados de Hollywood. Conocido por películas taquilleras como la franquicia de X-Men, así como por premiadas películas como The Favourite (La favorita), sus proyectos venideros reflejan su habilidad para destacar tanto en franquicias internacionales, como en dramas con especial énfasis en el desarrollo de personajes.

            Más recientemente, Hoult fue visto en el drama histórico ganador del Oscar y del BAFTA The Favourite, de Yorgos Lanthimos, al lado de Olivia Colman, Emma Stone y Rachel Weisz. Fox Searchlight estrenó la película en diciembre de 2018.

            Hoult recién terminó la producción de The True History of Kelly Gang, basada en la novela de Peter Carey acerca del fugitivo australiano Ned Kelly y su pandilla, mientras huyen de las autoridades durante los 1870’s. La película, dirigida por Justin Kurzel, está programada a estrenarse este año. 

            En la actualidad, Hoult puede ser visto protagonizando la película biográfica Tolkien, donde interpreta al afamado autor ‘J.R.R. Tolkien’, al lado de Lily Collins, además de repetir su papel como ‘Hank McCoy/Beast’ en X-Men: Dark Phoenix. Previo a ello, apareció en X-Men: Apocalypse, X-Men: First Class y X-Men: Days of Future Past, al lado de un reparto multiestelar, que incluye a Michael Fassbender, Jennifer Lawrence y James McAvoy.

            También próxima a estrenarse para Hoult está The Great, una serie que detallará el ascenso al poder de Catalina la Grande (Elle Fanning) y su relación volátil con su marido Peter (Hoult), emperador de Rusia. La serie, dirigida por Matt Shakman y escrita por Tony McNamara, fue adquirida por Hulu, por donde se exhibirá en el 2020.

            En el 2017, Hoult interpretó a ‘J.D. Salinger’ (autor de The Catcher in the Rye) en la película biográfica dirigida por Danny Strong Rebel in The Rye. Strong dirigió el filme a partir de su propio guión, que se estrenó en el Festival de Cine de Sundance. Ese mismo año, Hoult apareció en una segunda película en dicho festival titulada Newness. El drama, dirigido por Drake Doremus, narra la historia de dos millennials (Hoult y Courtney Eaton) en Los Ángeles, que transitan por su relación en una cultura del ligue motivada por los medios sociales.

            En el 2015 Hoult interpretó a ‘Nux’ al lado de Charlize Theron y Tom Hardy en Mad Max: Fury Road (Mad Max: Furia en el camino), de George Miller, que recibió múltiples nominaciones al Oscar®, incluyendo una a Mejor Película. También actuó al lado de Kristen Stewart en Equals, una historia de amor futurista que se desarrolla en un mundo donde las emociones han sido erradicadas, dirigida por Drake Doremus. 

            En el 2013, Hoult interpretó al personaje zombi ‘R’ en la película clásica de culto Warm Bodies (Mi novio es un zombi), en la que su personaje poco a poco comienza a volverse humano después de enamorarse de la novia de una de sus víctimas.

En el 2009, fue visto en el aclamado debut como director de Tom Ford, A Single Man, junto a Colin Firth y Julianne Moore para The Weinstein Company. Ese mismo año, Hoult hizo su debut en el West End en New Boy, al lado de Mel Giedroyc y Ciara Jason. La obra, que se estrenó ante críticas sobresalientes y localidades agotadas, fue adaptada y dirigida por Russell Labey.

             Hoult primero recibió elogios de la crítica con tan sólo once años de edad cuando actuó junto a Hugh Grant en About a Boy (Un gran chico) como el joven ‘Marcus Brewer’. También estelarizó la aclamada serie de televisión Skins.

Otros créditos incluyen Sand Castle, Jack the Giant Slayer (Jack el caza gigantes), Young Ones, Kill Your Friends, Dark Places, Collide, Clash of the Titán (Furia de titanes), Coming Down the Mountain, Kidulthood, Wah-Wah y The Weather Man (El sol de cada mañana).

En la actualidad, Colt vive en Los Ángeles.

Después de haberse preparado desde una edad muy temprana en la Playbox Theatre Company, el papel que puso en un primer plano a SOPHIE TURNER (Jean Grey) fue el de ‘Sansa Stark’, hija mayor de la Casa Stark, en la muy exitosa serie Game of Thrones (Juego de tronos), ganadora del Globo de Oro, SAG™ y el premio Emmy, y basada en los libros de George RR Martin. En la actualidad, está protagonizando la última temporada de Game of Thrones por HBO.  

            En el 2013, Turner hizo su debut cinematográfico en el papel protagónico de Another Me, para Fox International, dirigida por Isabel Coixet (Elegy, Paris Je ’aime). Para la televisión, Sophie fue vista en The Thirteenth Tale, una aterradora historia de fantasmas que explora la tragedia familiar, para la BBC2. Turner interpretó a ‘Adeline March’ junto a Vanessa Redgrave, Olivia Colman, Antonia Clarke y Robert Pugh.

            En el 2015, Turner protagonizó Barely Lethal, junto a Jessica Alba, Samuel L. Jackson y Hailee Steinfeld. Dirigida por Kyle Newman, el filme es acerca de una asesina de 16 años que finge su propia muerte para ir en búsqueda de una adolescencia “normal”. Turner interpreta a una agente secreta que se inscribe en la preparatoria para ayudar a capturar a la adolescente.

            El año siguiente vio a Sophie interpretar a la mutante ‘Phoenix Jean Grey’ en X-Men: Apocalypse, al lado de Jennifer Lawrence, Michael Fassbender y James McAvoy. El personaje más poderoso de los X-Men, sus poderes incluyen la telepatía, la telekinesis y el control de la mente. La película recabaría $543.9 millones de dólares en la taquilla mundial, fue la película #1 en 71 mercados y rompió récords de taquilla durante su fin de semana de estreno en seis países.  

            En el 2017, Sophie protagonizó la película independiente Josie, junto a Dylan McDermott, acerca de un hombre solitario en un pueblo de Florida que desarrolla una relación cuestionable con una estudiante recién transferida a la preparatoria llamada ‘Josie’ (interpretada por Sophie).

Más recientemente, apareció en el romance Time Freak, al lado de Asa Butterfield. El debut como director de Andrew Bowler está inspirado en el cortometraje homónimo nominado al Oscar®. La película sigue a un estudiante de física desconsolado (Butterfield), quien construye una máquina del tiempo cuando su novia Debbie (Turner) termina su relación con él.

TYE SHERIDAN (Scott ‘Cyclops’ Summers) ha emergido para convertirse en uno de los hombres protagónicos más emocionantes de Hollywood. Después de haber hecho su debut cinematográfico a los catorce años en The Tree of Life (El árbol de la vida), de Terrence Malick, Sheridan ha desarrollado una filmografía impresionante.

            Sheridan después puede ser visto en The Mountain, de Rick Alverson, al lado de Jeff Goldblum. La película se estrenó este año en el Festival de Cine de Sundance, y saldrá en cines este verano. Después estelarizará Voyagers, de Neil Berger, junto a Colin Farrell, y Black Files, al lado de Mel Gibson, para el director Jean-Stéphane Sauvaire.

            Sheridan protagonizó la película independiente Friday’s Child, junto a Imogen Poots. En el 2018, el filme tuvo su estreno en el Festival de cine SXSW. Además, Sheridan fue visto en la adaptación cinematográfica de Alexandre Moors de la novela The Yellow Birds, escrita por Kevin Power, cuyo reparto incluye a Jennifer Aniston, Alden Ehrenreich y Jack Huston. En el 2017, la película se estrenó en el Festival de Cine de Sundance y fue lanzada por DirecTV en mayo de 2018, y más adelante estrenada en cines, en junio del 2018.

Sheridan fue visto en el papel protagónico de la adaptación del best seller Ready Player One (Ready Player One: Comienza el juego), de Steven Spielberg. La película se desarrolla en el año 2045, cuando la gente puede escapar de su realidad en el OASIS, un mundo virtual en el que puedes ir a donde quieras, hacer lo que quieras, ser quien quieras. Sheridan interpretó al improbable héroe ‘Wade Watts’, quien está involucrado en una competencia de manipulación de realidad para obtener el control del OASIS, y es lanzado a un universo fantástico de descubrimiento y peligro. Sheridan actuó al lado de Olivia Cooke, Mark Rylance y Ben Mendelsohn. Sheridan también fue visto en el papel protagónico del thriller psicológico Detour, al lado de Emory Cohen y Bel Powley. La películafue adquirida por Magnet Releasing poco tiempo después del estreno del filme en el Festival de Cine de Tribeca, en el 2016.

            En el 2015, tuvo tres películas en el Festival de Cine de Sundance: Stanford Prison Experiment, basada en un impactante experimento psicológico de la vida real; Last Days In The Desert, de Rodrigo García, coprotagonizada por Ewan McGregor; y el drama independiente Entertainment, que coprotagonizó con Michael Cera y John C. Reilly. A estas fascinantes actuaciones le siguieron un papel protagónico al lado de John Travolta en el thriller criminal The Forger (El gran impostor), la comedia de terror Scouts Guide to the Zombie Apocalypse (A la *&$%! con los zombis), para Paramount, y la adaptación de Gilles Paquet-Brenner de la novela de misterio Dark Places (Lugares oscuros), de la autora Gillian Flynn, junto a Charlize Theron, Chloë Grace Moretz y Nicholas Hoult.

            Previo a ello, Sheridan ganó en el 2013 el Premio Marcello Mastroianni en el Festival de Cine de Venecia por su fascinante actuación en el drama sureño Joe, al lado de Nicolas Cage. Ese mismo año fue reconocido por numerosos críticos de cine por su papel protagónico en el drama Mud (El niño y el fugitivo), de Jeff Nichols, donde actuó al lado de Matthew McConaughey y Reese Witherspoon. En el 2014, Sheridan obtuvo una nominación al Critics’ Choice a Mejor Actor Joven y ese mismo año el reparto fue honrado con un Premio Robert Altman en los Premios Independent Spirit.

            Oriundo de Elkhart, Texas, Sheridan casi no tenía experiencia como actor cuando le dieron el papel que lo puso en un primer plano en The Tree of Life (El árbol de la vida), de Terrence Malick, junto a Brad Pitt, Sean Penn y Jessica Chastain. En el 2011, la película se estrenó en el Festival de Cine de Cannes, donde ganó la Palma de Oro. También recibió tres nominaciones al Premio de la Academia, incluyendo una a Mejor Película. En el 2011, Sheridan también apareció en la lista de los ‘Principales Realizadores y Actores’ de IndieWire.

            Sheridan es cofundador de la empresa tecnológica emergente Aether Inc., que se enfoca en tecnología envolvente de medios en el entretenimiento. Durante los últimos dos años, Aether ha estado desarrollando tecnología innovadora y está emocionado por anunciar algunas asociaciones grandes que entablará en un futuro cercano. 

ALEXANDRA SHIPP (Storm) es mejor conocida por su papel como la icónica súper heroína de cabello mohicano ‘Storm’ en X-Men: Apocalypse, para 20th Century Fox, donde interpreta una versión más joven de ‘Storm’. Determinada a hacer suyo el mutante, le dio un giro nuevo al personaje, por lo que muchos canales de medios hicieron alarde al considerarla la estrella “revelación” de la película. Shipp también puede ser vista este verano en Son of Shaft, al lado de Samuel L. Jackson y Regina King, para New Line. El estreno de la película está programado para el 17 de junio de 2019. Además, aparecerá en Tolinga Lies, para Annapurna Interactive, un videojuego centrado en cuatro personajes distintos, que le otorga acceso a los jugadores a los momentos más íntimos y relaciones personales. Shipp actúa en el juego al lado de Logan Marshall-Green, y será estrenado más tarde este año.

            Alexandra fue vista recientemente en la aclamada película Love, Simon (Yo soy Simón), para Fox 2000, que obtuvo el premio a Película Sobresaliente en los Premios GLAAD, en el 2019. Basada en el popular libro para adultos jóvenes Simon vs the Homo Sapien Agenda, actuó al lado de Nick Robinson y Kathrine Langford. Shipp acaba de terminar la producción de la comedia venidera The Phone, para CBS. En ella, asume el rol femenino protagónico al lado de Adam Devine, Rose Byrne y Michael Pena. También acaba de terminar de rodar la película original de Netflix All the Bright Places, al lado de Elle Fanning, que será estrenada este año, y la película independiente Endless, junto a Nicolas Hamilton.

            A Shipp le fue otorgado el premio anual “Face of the Future” por Women In Film, en reconocimiento a su extraordinario logro en la actuación. En el 2018, fue honrada en los Premios Women in Film Crystal + Lucy®. Alexandra también fue honrada con un Premio Rising Star en el Festival de Cine de Napa Valley, en el 2018.

Shipp apareció en la película nominada al Oscar® Straight Outta Compton, para Universal, que se convirtió en la película biográfica musical que más dinero ha recabado de todos los tiempos. Sus otros créditos cinematográficos incluyen Tragedy Girls, al lado de Brianna Hidlebrand, y el papel de ‘Aaliyah’, que le da nombre al título en la película biográfica Aaliyah: Princess of R&B,para Lifetime, donde demostró sus talentos para el canto y el baile, por los que también fue elogiada.

Oriunda de Phoenix Arizona, Shipp se mudó a Los Ángeles, donde vive actualmente, para ir en búsqueda de una carrera en la actuación. Es conocida por su papel como ‘KT Rush’, en la serie juvenil dramática y de misterio House of Anubis, para Nickelodeon, e hizo su debut cinematográfico en la película Alvin and the Chipmunks: The Squeakquel (Alvin y las ardillas 2), donde interpretó el papel de Valentina, para Fox.

La nominada en dos ocasiones al Premio de la Academia® JESSICA CHASTAIN (Smith) se ha convertido en una de las actrices de su generación más buscadas de Hollywood. Ha recibido numerosas nominaciones y reconocimientos por su trabajo por parte de los LA Film Critics (Críticos de cine de Los Ángeles), British Academy of Film and TV, Broadcast Film Critics, HFPA, National Board of Review, Screen Actors Guild (Sindicato de actores de cine), Film Independent y la Academy of Motion Pictures Arts and Sciences, por nombrar unas cuantas.

            Chastain fue vista recientemente en Molly’s Game (Apuesta maestra), al lado de Idris Elba, en lo que fue una adaptación cinematográfica de Aaron Sorkin de las memorias de Molly Bloom. Además, fue vista en el drama de época Woman Walks Ahead, de Susanna White, junto a Sam Rockwell. Chastain interpreta a ‘Catherine Weldon’, una artista y activista de Brooklyn del siglo XIX, que se mudó a la reserva Standing Rock, en territorio de Dakota, para ayudar a Sitting Bull (Toro sentado), jefe de la tribu Sioux, a conservar la tierra para su gente.

            Antes, Chastain protagonizó la adaptación de Niki Caro de la novela The Zookeeper’s Wife (Un refugio inesperado), de la autora Diane Ackerman, al lado de Daniel Brühl. También apareció recientemente en el drama Miss Sloane (Sola contra el poder), de John Madden, junto a Mark Strong, Gugu Mbatha-Raw y Alison Pill. En el 2017, recibió una nominación al Globo de Oro® a Mejor Actuación de una Actriz en una Película Dramática, por su fascinante actuación como una estratega política despiadada y muy exitosa.

            Además de su próspera carrera en la actuación, recientemente fundó Freckle Films, una nueva empresa de producción, y firmó un contrato general de primera opción con Marven Pictures, compañía trasatlántica de producción y financiamiento de Trudie Styler y Celine Rattray. Las dos empresas ya compraron los derechos de dos libros: The Magician’s Li, deGreer Macallister, y la novela Life and Other Near-Death Experiences, de la autora Camille Pagán.

            Este éxito se da después de su fascinante actuación en A Most Violent Year (El año más violento), al lado de Oscar Isaac, para A24, y que probó ser exitosa después de que la película obtuvo elogios de muchos críticos, incluyendo el Premio del National Board of Review a Mejor Actriz Secundaria, una nominación al Globo de Oro® y una nominación al Premio Independent Film Spirit.

Además, produjo y asumió el papel protagónico en la consentida del cine independiente The Disappearance of Eleanor Rigby, junto a James McAvoy, para The Weinstein Company; protagonizó la adaptación de Liv Ullmann de la obra de August Strindberg Miss Julie, al lado de Colin Farrell; además de haber estelarizado el aclamado filme Interstellar (Interestelar), de Christopher Nolan, junto a Matthew McConaughey, David Oyelowo y Anne Hathaway. Ese mismo año, en el 2014, fue honrada con el primer Premio Critic’s Choice MVP jamás dado en la historia en reconocimiento a la vastedad de sus logros. De igual manera, recibió una nominación al Premio MTV Movie a Mejor Actuación ‘Scaired as Sh*t’ (Asustada hasta zu****se) por su interpretación en la película de terror Mama, de Andres Muschietti.

            Previo a ello, Chastain interpretó el papel protagónico en el drama nominado al Premio de la Academia® The Tree of Life, de Terrence Malick, al lado de Brad Pitt y Sean Penn; The Debt (Al filo de la mentira), junto a Helen Mirren y Sam Worthington, para Miramax; Take Shelter (Atormentado), de Jeff Nichols, al lado de Michael Shannon; y Lawless (Sin ley), junto a Shia LaBeouf y Tom Hardy, para The Weinstein Company. También apareció en la adaptación de la película nominada al Premio de la Academia® The Help (Historias cruzadas), de la autora Kathryn Stockett, para Dreamworks, que obtuvo numerosos premios en el 2011, incluyendo la nominación al Oscar® de Chastain a Mejor Actriz Secundaria, así como nominaciones al Globo de Oro®, al Screen Actors Guild y al Critics’ Choice. Al año siguiente, hizo su debut en el teatro en el reestreno de The Heiress. A ésta le siguió una actuación protagónica en Zero Dark 30 (La noche más oscura), de Kathryn Bigelow, que le valió en el 2013 el Premio Critics’ Choice y un Globo de Oro® a Mejor Actriz, además de una nominación al Premio de la Academia®.

EVAN PETERS (Quicksilver) es uno de los actores más versátiles de Hollywood, que lo ha llevado a recibir tanto elogios en cine como en televisión. Recibió una nominación al Critics Choice a actor principal en una serie limitada por su papel como ‘Kai Anderson’ en American Horror Story: Cult.

            American Horror Story también ha contado con Peters en todas las ocho previas partes del programa, en una variedad de papeles, incluyendo ‘Tate Langdon’, un adolescente asesino y psicótico en la primera parte, Murder House, y a ‘Mr. March’, el hombre responsable por crear el Hotel siniestro en la quinta parte.

            Peters fue visto por última vez como ‘Stan Bowes’ en la serie Pose, creada por Ryan Murphy, Brad Falchuk y Steven Canals, para FX, y como ‘Warren Lipka’ en American Animals, dirigida por Bart Layton, para The Orchard. La película narra la historia de cuatro jóvenes que confunden sus vidas por una película e intentan hacer uno de los robos más audaces en la historia de los Estados Unidos. Peters terminó recientemente la producción de I Am Woman, la película biográfica de Helen Reddy, dirigida por Unjoo Moon.

            En el 2017, Peters protagonizó The Pirates of Somalia, dirigida por Bryan Buckley, junto a Al Pacino y Barkhad Abdi. The Pirates of Somalia narra la historia verdadera del periodista novato ‘Jay Bahadur’ (Peters), quien, en el 2008, fraguó un plan para introducirse entre piratas de Somalia para hacerse de un nombre propio. A final de cuentas, consiguió proporcionar una mirada de primera mano de quiénes son estos hombres, cómo viven y las fuerzas que los llevan adelante. La película fue escrita por Jay Bahadur y Buckley.

            Además de X-Men: Dark Phoenix, Peters interpretó a ‘Quicksilver’ en X-Men: Days of Future Past y X-Men: Apocalypse.

            En el 2016, Peters apareció en Elvis & Nixon, de Liza Johnson, al lado de Kevin Spacey y Michael Shannon. Basada en el evento histórico auténtico, la comedia política cuenta la historia del encuentro entre el presidente Nixon (Spacey) y Elvis Presley (Shannon) en la década de los ’70. Peters interpretó a ‘Dwight Chapin’, el asistente de la Casa Blanca que asiste en organizar la reunión.  

            En el 2015, Peters protagonizó The Lazarus Effect (Resucitados), junto a Olivia Wilde y Mark Duplass. Del productor de The Purge (La purga) y Paranormal Activity (Actividad paranormal), el thriller sigue a unos estudiantes de medicina mientras desarrollan un suero capaz de reanimar a los muertos. Relativity, Blumhouse Productions y Mosaic Media Group estrenaron el filme.

En el 2010, Peters protagonizó la aclamada película Kick Ass (Kick-Ass: un superhéroe sin superpoderes), de Matthew Vaughn y protagonizada por Nicolas Cage, Chloë Grace Moretz y Aaron Taylor-Johnson, para Lionsgate.

Peters obtuvo por primera vez reconocimiento gracias a su actuación debut como ‘Adam Sheppard’ en el filme Clipping Adam, de Michael Picchiottion. Peters, quien interpretó a un joven perturbado, obtuvo el reconocimiento a la Mejor Actuación Revelación en el Festival de Cine de Phoenix, en el 2004.

Los otros créditos cinematográficos de Peters incluyen Safelight, Never Back Down (1 y 2), Gardens of the Night, Remarkable Power y An American Crime (El encierro). Peters protagonizó Invasion, para ABC, e hizo apariciones periódicas en televisión en la premiada serie One Tree Hill, para CW, y The Days, para ABC. Créditos adicionales en la pantalla chica incluyen Dirt, Parenthood, Criminal Minds, The Mentalist y The Office.

            En la actualidad, Peters vive en Los Ángeles.

SCOTT SHEPHERD fue visto más recientemente en la tercera temporada de True Detective, para HBO. Créditos cinematográficos incluyen The ReportHostilesJason BourneBridge of Spies (Puente de espías), Side Effects (Terapia de riesgos), And So It Goes (Juntos…pero no tanto), The Family Fang y Norman. Créditos en televisión incluyen The Young Pope, para HBO, la miniserie de Netflix Wormwood, y Elementary, para CBS. Durante más de 20 años, Shepherd ha sido un intérprete principal en dos de las compañías teatrales más respetadas de Nueva York: The Wooster Group y Elevator Repair Service. Ha ganado dos Premios Obie, por Poor Theater, para The Wooster Group, y Gatz, para Elevator Repair Service, una puesta en escena de ochos horas del texto íntegro de The Great Gatsby.

KODI SMIT-MCPHEE (Kurt/Nightcrawler) fue visto hace poco en el papel protagónico de ‘Zeta’ en la película Alpha, dirigida por Albert Hughes, para Sony. Más recientemente, Kodi terminó la producción del thriller australiano 2067, al lado de Ryan Kwanten, y comenzó la producción del drama criminal Interrogation, junto a Peter Sarsgaard y David Strathairn, para CBS.

            Kodi también será visto en la película de Netflix Dolemite is My Name!, al lado de Eddie Murphy, Mike Epps, Keegan-Michael Key, Chris Rock y Snoop Log, dirigida por Craig Brewer. El estreno de la película está programado para este año.

            En el 2016, Kodi interpretó por primera vez a ‘Nightcrawler’ en X-Men: Apocalypse, dirigida por Bryan Singer. En el 2015, Kodi actuó al lado de Michael Fassbender en Slow West, para John MacLean. La película se estrenó en el 2015 en el Festival de Cine de Sundance, donde el Sundance Institute le otorgó el Premio del Jurado en la categoría World Cinema: Ganadora Dramática. También en el 2015, Kodi fue visto en el papel protagónico en la épica miniserie de televisión australiana de ocho partes Gallipoli, para Channel Nine, basada en la infame batalla de la Primera Guerra Mundial.

En el 2014, Smit-McPhee protagonizó Dawn of the Planet of the Apes (El Planeta de los Simios: Confrontación), junto a Andy Serkis, Jason Clarke, Gary Oldman y Keri Russell. El proyecto lo reunió de nueva cuenta con el director Matt Reeves, con quien Smit-McPhee había trabajado previamente en Let Me In (Déjame entrar). La película recabó más de $700 millones de dólares a escala mundial. Young Ones, en el que Smit-McPhee actuó al lado de Michael Shannon, Nicholas Hoult y Elle Fanning, se estrenó en el Festival de Cine de Sundance, en el 2014.

Kodi llamó por primera vez la atención en el 2007 cuando ganó el premio del Australian Film Institute (AFI) a Mejor Actor Joven por su trabajo en Romulus, My Father. A esta actuación sobresaliente le siguió otra en el 2009 cuando apareció al lado de Viggo Mortensen, Charlize Theron y Robert Duvall en The Road (El camino), de John Hillcoat, por cuya actuación recibió una nominación del Broadcast Critics a Mejor Actor Joven, y una nominación al AFI en el 2010 a Mejor Actor Internacional. En el 2010, Kodi recibió una nominación al Critics Choice® a Mejor Actor Joven cuando actuó junto a Chloë Grace Moretz y Richard Jenkins en Let Me In, de Matt Reeves.

Kodi ha trabajado con algunos de los actores de mayor perfil en la industria. En el 2012, Kodi trabajó con Robin Wright, Paul Giamatti y Harvey Keitel en The Congress, que se estrenó en la Quincena de Realizadores del Festival de Cine de Cannes, en el 2013. Este mismo año, Kodi también prestó su voz para el papel principal de ‘Norman’ en Paranorman, para Focus Features/Laika Entertainment, y que incluía un reparto multiestelar conformado por Anna Kendrick, Casey Affleck, Leslie Mann, Christopher Mintz-Plasse y Jeff Garlin. Continuó en este camino cuando interpretó a ‘Benvolio’ en Romeo & Juliet, de Carlo Carlei, al lado de Hailee Steinfeld, Douglas Booth, Ed Westwick y Paul Giamatti.

ATO ESSANDOH (Jones) es un actor talentoso con diversos papeles en cine y televisión. En la actualidad, protagoniza el drama militar The Code, en el papel del alcalde ‘Trey Ferry’, para CBS.

            En el 2018, Essandoh protagonizó la serie de ciencia ficción Altered Carbon, para Netflix, que fue concebida y escrita por Laeta Kalogridis, quien también fungió como productora ejecutiva. Essandoh interpretó a ‘Vernon Elliot’, un ex soldado cuya esposa quedó presa y su hija asesinada. También es bien conocido por su papel en Chicago MED, para NBC, en el papel del doctor judío afroamericano ‘Dr. Isidore Latham’.

Sus otros créditos en televisión incluyen Vinyl, drama de la década de los ’70, para HBO y producido por Martin Scorsese, Terence Winter y Mick Jagger; Copper Elementary, para BBC America, Person of Interest, The Good Wife y Blue Bloods.

Los créditos cinematográficos de Essandoh incluyen Jason Bourne, Django Unchained (Django sin cadenas) y Blood Diamond (Diamante de sangre).

La primera experiencia teatral de Essandoh surgió a raíz de un reto mientras estudiaba ingeniería química en la Universidad de Cornell. Su primer papel importante fue como ‘Titembay’ en la película independiente Garden State (Tiempo de volver). Ha aparecido en escena con luminarias tales como Meryl Streep.

En el 2016, BRIAN D’ARCY JAMES (Presidente de los Estados Unidos) recibió el Premio SAG, el Premio Critics Choice y el Premio Gotham, así como el Premio Robert Altman a Mejor Ensamble en los Premios Independent Spirit, por su interpretación de ‘Matt Carroll’ en Spotlight (En primera plana), filme ganador del Oscar® a Mejor Película, donde actuó junto a Michael Keaton, Mark Ruffalo y Rachel McAdams. En el 2017, en el Festival de Cine de Toronto, The Creative Coalition le otorgó a Brian su Premio Spotlight, que le entregó Aaron Sorkin en reconocimiento a su trabajo en Mark Felt y Molly’s Game. También es un actor que ha sido nominado en tres ocasiones al Premio Tony® por su trabajo en Broadway.

Más recientemente, Steven Spielberg anunció que Brian formará parte del reparto de la nueva versión cinematográfica de West Side Story, en el icónico papel del ‘Oficial Krupke’. Brian también se unió al reparto de The Ferryman, que ahora se presenta en Broadway, hasta julio de 2019. Además, Brian puede ser visto en la actualidad en el papel de ‘Joseph Armstrong’ en la película First Man (El primer hombre), de Damien Chazelle, al lado de Ryan Gosling. Después será visto como el cabecilla de la mafia irlandesa en The Kitchen, junto a Melissa McCarthy, que será estrenada este agosto próximo.

Otros créditos cinematográficos incluyen: Molly’s Game, al lado de Idris Elba y Jessica Chastain; Mark Felt: The Man Who Took Down the White House, con Liam Neeson; 1922, original de Stephen King, dirigida por Zak Hilditch y protagonizada por Thomas Jane; Rebel and The Rye, película biográfica de JD Salinger de Danny Strong, con Nicholas Hoult en el papel principal; Trouble, de Theresa Rebeck, protagonizada por Anjelica Huston; Song of Back and Neck, junto a Rosemary DeWitt y Paul Lieberstein; y All These Small Moments, al lado de Molly Ringwald.  

            En televisión, James interpretó recientemente a ‘Andrew Baker’ en las dos primeras temporadas de la exitosa serie de Netflix 13 Reasons Why. Otros créditos incluyen un aclamado papel como actor invitado en Manhunt: Unibomber, donde interpretó a Henry Murray, un profesor de Harvard, para Discovery Channel, así como papeles en The Big C y Smash.

            James es un condecorado actor de teatro que ha recibido nominaciones al Tony® por su trabajo en los exitosos musicales de Broadway Something’s Rotten, Shrek the Musical y Sweet Shell of Success. También protagonizó la aclamada obra Time Stands Still, al lado de Laura Linney. En el 2015, James presentó el papel de ‘King George III’ fuera-de-Broadway en la obra Hamilton, de Lin-Manuel Miranda, y fue honrado para que lo repitiera en Broadway en el verano de 2017. Como artista de concierto, James se ha presentado en recintos de todo el mundo, que incluyen La Casa Blanca, el Madison Square Garden y el Carnegie Hall.

También es un ávido corredor de maratones, que lo ha llevado a completar tanto el de Chicago (2017) como el de Nueva York (2018), en representación de varias organizaciones de beneficencia. Vive en Nueva York con su esposa e hija.

Una talentosa actriz con un atractivo carismático en pantalla, HALSTON SAGE (Dazzler) continúa expandiendo su repertorio y cautivando a las audiencias con su talento.   

            Sage después será vista en The Last Summer, para Netflix. La película, que se desarrolla en Chicago, sigue a un grupo de amigos durante su último verano antes de la universidad. Presenta un ensamble de algunos de los nombres jóvenes más emocionantes y prometedores en la industria, incluyendo a Sage, KJ Apa, Maia Mitchell, Sosie Bacon y Tyler Posey. La película se estrenará este verano.

            En el frente televisivo, se anunció recientemente que Sage actuará al lado de Michael Sheen y Tom Payne en la comedia de humor negro Prodigal Son, para Fox. La serie seguirá a la hija de un infame asesino en serie, mientras busca usar su conocimiento de la mente del asesino para bien. La actriz también fue vista recientemente en The Orville, drama cómico de Seth MacFarlane, para Fox.

            Créditos recientes incluyen la comedia dramática People You May Know, de Sherwin Shilati, al lado de Nick Thune y Nicholas Rutherford, que se estrenó en la séptima edición anual del Festival de Cine de Napa Valley; Before I Fall, consentida de Sundance, de la directora Ry Russo-Young, al lado de Zoey Deutch; la encantadora adaptación de Jake Schreier de la querida novela de John Green Paper Towns (Ciudades de papel), al lado de Cara Delevingne y Natt Wolff; Scout’s Guide to the Zombie Apocalypse (A la *&$%! con los Zombis), de Christopher Landon, junto a Tye Sheridan; la adaptación cinematográfica de Rob Letterman de la serie de libros de miedo de R.L. Stine, Goosebumps (Escalofríos), al lado de Jack Black; y la exitosa comedia Neighbors (Buenos vecinos), de Nicholas Stroller, junto a Zac Efron, Seth Rogen y Rose Byrne.

            Previo a ello, Sage protagonizó el drama biográfico The Bling Ring (Ladrones de la fama), de la escritora y directora ganadora del Oscar® Sofia Coppola, cuyo estreno se llevó a cabo en la gala de apertura de la sección Una Cierta Mirada en el Festival de Cine de Cannes. Ese mismo año, protagonizó la prometedora secuela Grown Ups 2 (Son como niños 2), de Dennis Dugan, al lado de Adam Sandler, así como The First Time, de Jonathan Kasdan, junto a Britt Robertson y Dylan O’Brien. También apareció en el drama Crisis, al lado de Gillian Anderson y Dermot Mulroney, para NBC. A éste le siguió un papel protagónico en el sinuoso thriller Poker Night, de Greg Francis, al lado de Ron Perlman y Titus Welliver.

            Nacida y criada en Los Ángeles, Sage es también una jinete premiada y le profesa un gran amor a la escritura.

KOTA EBERHARDT (Selene/Black Queen) – Antes de obtener su primer papel cinematográfico en X-Men: Dark Phoenix, la búsqueda de Kota Eberhardt por un sentido más profundo del conocimiento de sí misma, la llevó a buscar una carrera en la medicina. Su apreciación por la experiencia humana evolucionó de manera natural en un apetito por la actuación, donde fue descubierta por importantes directores de casting, tales como April Webster y Alyssa Weisberg (Star Wars). De manera simultánea, Eberhardt hizo incursiones en la industria de la moda, donde se vinculó con su herencia y con diseñadores independientes similares en un papel de musa. Una narradora innata con un gran sentido de creatividad, es el rostro, actriz y voz emergente más nueva de los Estados Unidos.

Más tarde este año, Eberhardt estelarizará la serie original The I-Land, para Netflix. Esta serie de aventuras y ciencia ficción de Neil LaBute sigue a diez personas que se despiertan en una isla traicionera sin saber quiénes son o cómo llegaron ahí, mientras se embarcan en un viaje para intentar regresar a casa. Al poco tiempo, descubren que este mundo no es lo que parece ser y deberán ponerse a la altura de lo mejor de sí mismos, mientras se enfrentan a los retos psicológicos y físicos extremos que la isla les pone en el camino. The I-Land debutará en Netflix a escala mundial en el otoño de 2019.

ACERCA DE LOS REALIZADORES

SIMON KINBERG (Director/Productor/Guionista), quien hace su debut como director con X-MEN: DARK PHOENIX, se ha establecido como uno de los realizadores más prolíficos de Hollywood, después de haber escrito y producido proyectos para algunas de las franquicias más exitosas de la era moderna. Sus películas han recabado más de siete billones de dólares en todo el mundo.

            Kinberg se graduó de la Universidad de Brown y obtuvo su maestría en bellas artes de la escuela de cine de la Universidad de Columbia, donde su proyecto de tesis final fue el guión original Mr. & Mrs. Smith (El Sr. y la Sra. Smith). La película, protagonizada por Brad Pitt y Angelina Jolie, fue estrenada en el 2005.

            La película derivada de los X-Men New Mutants, producida por Kinberg y dirigida por Josh Boone, será estrenada en el 2019. También está produciendo Gambit, a ser estelarizada por Channing Tatum. Está vinculado para producir y dirigir la nueva versión de Logan’s Run para Warner Bros. Y producirá y dirigirá la película original 355, protagonizada por Jessica Chastain, Marion Cotillard, Lupita Nyongo, Penélope Cruz y Fan Bingbing. Kinberg también está produciendo la secuela de Murder on the Orient Express (Asesinato en el Expreso de Oriente), Death on The Nile, a ser dirigida por Kenneth Branagh y estelarizada por Gal Gadot y Armie Hammer. Además, Kinberg también está produciendo Artemis, a ser dirigida por Miller y Lord, basada en un libro del escritor de The Martian, así como la nueva versión de The Dirty Dozen, para Warner Bros.

Genre Films, compañía de Kinberg, tiene ahora cinco proyectos de televisión en producción venideros. Kinberg es el coescritor y creador de una serie aún sin título para Apple. De igual manera, Kinberg es productor ejecutivo de Designated Survivor, protagonizada por Kiefer Sutherland, para Netflix. También es productor ejecutivo de Legion, una producción de Marvel TV/FX Network, y de The Gifted, que se transmite por Fox Network. También es productor ejecutivo y co-creador con Jordan Peele de la nueva versión de The Twilight Zone, que se estrenó por CBS All Access este primero de abril. Kinberg dirigirá el último episodio de la primera temporada.

En el 2006, escribió X-Men: The Last Stand (X-Men 3: La batalla final), que se estrenó el Día de los Caídos (Memorial Day) para imponer récords en taquilla, y con la que dio inicio su relación con la franquicia, que continúa hasta la fecha. En el 2008, Kinberg escribió y produjo la película Jumper (Ídem), de Doug Liman, para 20th Century Fox. En el 2009, Kinberg coescribió la película Sherlock Holmes (Ídem), protagonizada por Robert Downey Jr. y dirigida por Guy Ritchie. La película recibió un Globo de Oro® a Mejor Actor y fue nominada para dos Premios de la Academia®.

En el 2010, Kinberg fundó su compañía productora, Genre Films, con un contrato de primera opción en 20th Century Fox. Bajo sus auspicios, produjo X-Men: First Class (X-Men: Primera generación), fue productor ejecutivo de Abraham Lincoln: Vampire Hunter (Abraham Lincoln, Cazador de vampiros), y escribió y produjo This Means War (Esto es guerra). En el 2013, Kinberg produjo Elysium, protagonizada por Matt Damon y Jodie Foster, dirigida por Neill Blomkamp.

El Día de los Caídos de 2014, Fox estrenó X-Men: Days of Future Past (X-Men: Días del futuro pasado), que Kinberg escribió y produjo. El filme ocupó el primer lugar en taquilla, recibió elogios de la crítica y a la postre recabaría $740 millones de dólares en la taquilla mundial.

            En el 2015, Kinberg estrenó cuatro filmes. Volvió a hacer mancuerna con Neill Blomkamp para producir Chappie, protagonizada por Hugh Jackman y Sharlto Copley. Kinberg produjo la película nominada al Premio de la Academia Cinderella, protagonizada por Cate Blanchett y dirigida por Kenneth Branagh, para Disney. Además, fue coescritor y productor de The Fantastic Four (Los cuatro fantásticos). Su última película del año fue The Martian (Misión rescate), que produjo. El filme, dirigido por Ridley Scott y protagonizado por Matt Damon, recabó más de $630 millones de dólares en la taquilla mundial, ganó dos Globos de Oro® (incluyendo Mejor Película), y fue nominado para siete Premios de la Academia® (incluyendo Mejor Película).

            En el 2016, Kinberg produjo Deadpool, protagonizada por Ryan Reynolds. La película fue estrenada en febrero y rompió récords de taquilla nacional e internacional, incluyendo haber sido la película para adultos más taquillera de todos los tiempos a escala mundial. A la postre, la película ganó dos Premios Critics’ Choice (incluyendo Mejor Película – Comedia), y recibió dos nominaciones al Globo de Oro® (incluyendo Mejor Película – Comedia o Musical), una nominación en los WGA, y una nominación en los PGA a Mejor Película. Ese año, Kinberg también escribió y produjo X-Men: Apocalypse (X-Men: Apocalipsis).

            En el 2017, produjo Logan, la última parte de la franquicia de Wolverine con Hugh Jackman en el papel protagónico. Fue elegida para clausurar el Festival de Cine de Berlín y se estrenó en primer lugar en taquilla. Kinberg también fue productor de Murder on the Orient Express, dirigida por Kenneth Branagh, y protagonizado por éste, junto a Johnny Depp, Michelle Pfeiffer, Penélope Cruz, Daisy Ridley, Judi Dench y otros.

            En el 2018, Kinberg produjo Deadpool 2, que igualó el éxito del primer filme. Fue la decimocuarta película de Kinberg en estrenarse en primer lugar en taquilla.

            Kinberg ha fungido como asesor de Star Wars: Episode VII y Rogue One, y es creador y productor ejecutivo del programa animado Star Wars: Rebels, para las cadenas de Disney.

HUTCH PARKER (Productor) es un productor de cine y televisión cuyas películas hasta la fecha han recabado $2.44 billones de dólares en la taquilla mundial. Además de X-Men: Dark Phoenix, sus proyectos recientes incluyen los aclamados filmes Logan, protagonizada por Hugh Jackman y Patrick Stewart, en lo que fue un gran éxito taquillero,y Patriots Day (Día del atentado), estelarizada porMark Walberg en la historia verdadera de los héroes del bombazo en el maratón de Boston. Hutch tiene una larga historia con la franquicia de X-Men, que comenzó con X2 en el 2003, en la que trabajó como ejecutivo de cine de 20th Century Fox, y después más adelante como productor en los exitazos taquilleros X-Men: Days of Future Past, X-Men: Apocalypse, Fantastic Four y The Wolverine.

            De 1995 al 2008, Hutch fungió como ejecutivo de 20th Century Fox, hasta ascender a presidente, y, a la postre, a vicepresidente de la división cinematográfica, donde supervisó todas las operaciones de cine del estudio, incluyendo la división de animación. Durante su periodo laboral, el estudio gozó de seis años consecutivos rompiendo records con filmes tales como Avatar, la franquicia de X-Men, Master And Commader: The Far Side Of The World (Capitán de mar y guerra: La costa más lejana), Die Hard: Live Free or Die Hard (Duro de matar 4.0), Taken (Búsqueda implacable), Minority Report (Minority Report: Sentencia previa), Borat, Kingdom Of Heaven (Cruzada), The Day After Tomorrow (El día después de mañana), Ice Age (La era de hielo), Cheaper by the Dozen (Más barato por docena), I Robot (Yo, Robot), Night At The Museum (Una noche en el museo) y There’s Something About Mary (Loco por Mary).

            En el 2008, Parker fue nombrado copresidente de New Regency Entertainment (copropiedad de 20th Century Fox) para supervisar todas las operaciones tanto de cine como de televisión. New Regency fue responsable de proyectos tales como Mr. and Mrs. Smith, Marley And Me (Marley y yo), Alvin and che Chipmunks (Alvin y las ardillas), Love and Other Drugs (De amor y otras adicciones), Knight and Day (Encuentro explosivo), entre otras.

Previo a Fox, Parker sostuvo los puestos de vicepresidente superior de producción en HBO y vicepresidente superior de Orion Pictures. Hutch nació en Nueva York y se graduó de la Universidad de Princeton.

En las últimas cuatro décadas, LAUREN SHULER DONNER (Productora) se ha erigido como una de las productoras más exitosas y versátiles de Hollywood. Hasta la fecha, sus películas han recabado más de siete billones de dólares en todo el mundo.

Shuler Donner estaba destinada al éxito desde el inicio, una vez que la primera película que produjo fue la exitosa comedia Mr. Mom. A la postre, produjo Ladyhawke (El hechizo de Aquila), protagonizada por Matthew Broderick, Michelle Pfeiffer y Rutger Hauer, St. Elmo’s Fire (El primer año del resto de nuestras vidas) y Pretty in Pink (La chica de rosa). De estas dos últimas se derivó una nueva frase en el léxico juvenil: ‘Brat Pack’.

            A principios de los 90, Shuler Donner produjo los exitazos taquilleros Dave (Presidente por un día) y Free Willy (Liberen a Willy), dos de las diez películas más taquilleras de 1993. La aclamada película Dave fue nominada tanto para un Premio de la Academia® (Mejor Guión Original) como para un Globo de Oro (Mejor Película Comedia o Musical). A la postre, Shuler Donner produjo You’ve Got Mail (Tienes un e-mail), con Meg Ryan y Tom Hanks en los papeles principales, Any Given Sunday (Un domingo cualquiera), Radio Flyer, 3 Fugitives (Los tres fugitivos), la secuela de Free Willy (Liberen a Willy) y Constantine (Ídem), protagonizada por Keanu Reeves y Rachel Weisz. Como directora de The Donners’ Company, fungió como productora ejecutiva de Volcano (Ídem), Bulworth (Ídem) y Just Married (Recién casados). Sus otras producciones incluyen Timeline (Rescate en el tiempo), con Paul Walker y Gerard Butler, She’s the Man, con Amanda Bynes, y Hotel for Dogs (Hotel para perros), protagonizada por Emma Roberts.

            En el 2000, Shuler Donner comenzó una nueva franquicia con X-Men, seguida de X2, en el 2003. La película no solamente acumuló $406 millones de dólares a escala mundial, sino que también es la única secuela del 2003 en haber recibido elogios de la crítica. X-Men: The Last Stand fue estrenada en mayo de 2006 y un mes después estaba encaminada a registrar ingresos por medio billón de dólares en la taquilla mundial.

            Shuler Donner también produjo The Secret Life of Bees (Sabor a miel), escrita y dirigida por Gina Prince-Bythewood, y protagonizada por Queen Latifah, Dakota Fanning, Jennifer Hudson, Alicia Keys, Sophie Okonedo y Paul Bettany, para Fox Searchlight. Esta película obtuvo múltiples premios People’s Choice, incluyendo Película Favorita y Mejor Película Dramática. También ganó el premio a Mejor Película en los Premios NAACP Image.

Los siguientes filmes de Shuler Donner fueron X-Men: First Class, que recibió elogios de la crítica, The Wolverine y X-Men: Days of Future Past, que además de haber recibido elogios de la crítica, recabó $748 millones de dólares en la taquilla mundial.

Fueron seis años los que se tardaron en hacerla, pero en el 2016, Deadpool, producida por Shuler Donner y Simon Kinberg, fue estrenada y recabó la gran cantidad de $782,612,155 dólares.

En la actualidad, Shuler Donner es productora ejecutiva de Legion, creada por Noah Hawley, que está por empezar a transmitir su tercera y última temporada el 25 de junio, y de The Gifted, con Matt Nix, para FOX. También tiene múltiples proyectos en desarrollo para cine y televisión, incluyendo la adaptación cinematográfica de The Absolutely True Diary of a Part-Time Indian y There There, adaptación del best seller para HBO.

Después: los musicales de Broadway basados en sus filmes Dave y Secret Life of Bees.

En octubre de 2008, tanto Shuler Donner como su marido Richard Donner recibieron su respectiva estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, una junto a la otra. Ella y Richard fueron también honrados por la American Cancer Society (Sociedad Americana de Cáncer). Asimismo, Lauren y Richard recibieron en noviembre de 2008 un Premio a su Trayectoria, por parte del Festival de Cine de Ojai, y fueron honrados por el Women’s Guild (Sindicato de Mujeres) del hospital Cedar’s Sinai, en el 2013.

En el 2001, Shuler Donner fue reconocida por su filmografía por la revista Premiere con el Premio Producer Icon, y Daily Variety la reconoció con la Edición Especial ‘Productora del Billón de Dólares’. En junio de 2006, recibió el prestigioso Premio Crystal de Women In Film, y recibió otro Premio Crystal en el 2016. En el 2008, recibió el Premio The Loope de LupusLA.

Shuler Donner es una dedicada filántropa, quien se esmera en darle algo a cambio a la sociedad. Formó parte de la Junta Directiva de la Casa Infantil Hollygrove, hasta que se fusionó con EMQ en el 2006. Formó parte del Consejo Consultivo de Women in Film, fue miembro durante mucho tiempo del concejo consultivo de TreePeople y fue miembro del concejo de Planned Parenthood Los Angeles. Durante los últimos diez años, ha sido miembro del consejo consultivo de Lupus LA, fungió como Tesorera del Sindicato de Productores de los EEUU y forma parte del Comité Ejecutivo del Ramo de Productores de la Academia Cinematográfica de Artes y Ciencias.

TODD HALLOWELL (Productor) más recientemente fungió como productor ejecutivo de X-Men: Apocalypse y X-Men: Days of Future Past. También fungió como productor ejecutivo y director de segunda unidad de Rush (Pasión y gloria), Frost/Nixon (La entrevista del escándalo), Angels & Demons (Ángeles y demonios), The Da Vinci Code (El código Da Vinci), Cinderella Man (El luchador) y la ganadora del Premio de la Academia® A Beautiful Mind (Una mente brillante), todas de Ron Howard.

Hallowell comenzó su carrera como asistente de director de arte (y como doble de foto de Ron Howard) en Grand Theft Auto (El gran robo del auto), producida por Roger Corman, que fue el debut como director de Howard. A la postre, Hallowell fungió como director de arte en Back to the Future (Volver al futuro), Down and Out in Beverly Hills (Un loco suelto en Beverly Hills), Fletch (Fletch, el increíble) y el programa piloto de la innovadora serie de televisión Miami Vice, de Michael Mann.

Hallowell hizo la transición a diseñador de producción en Adventures in Babysitting (Una noche por la ciudad), Burglar (La ladrona), Vital Signs, The Dream Team (El equipo genial), Class Action (Tierra fría) y Parenthood, de Howard. De igual manera, dirigió las secuencias de la segunda unidad en Striking Distance (Zona de impacto), Adventures in Babysitting y Money Train (Asalto al tren del dinero). Para continuar su colaboración con Howard, Hallowell fungió como productor asociado/director de segunda unidad de Backdraft (Marea de fuego) y Far and Away (Un horizonte lejano), y desempeñó varios puestos como productor ejecutivo, diseñador de producción y director de la segunda unidad en The Paper.

También trabajó como productor ejecutivo/director de segunda unidad en los proyectos de Howard Ransom (El rescate), EDtv, The Missing (Las desapariciones) y el éxito taquillero Dr. Seuss’ How the Grinch Stole Christmas (El Grinch). Por la premiada Apollo 13, de Howard, Hallowell repitió sus labores como productor ejecutivo y director de segunda unidad, y recibió un reconocimiento a Productor del Año del Producers Guild of America (Sindicato de Productores de los Estados Unidos).

STAN LEE (Productor Ejecutivo) es reconocidoen todo el mundo por ser una de las mentes más prolíficas y admiradas del siglo XX. Conocido en todo el planeta como el “Padrino” de los cómics, Lee ha contribuido a la industria y al panorama cultural el último siglo más que quizás cualquier otra persona. Su nombre aparece en más de dos billones de libros que se han traducido a cientos de idiomas, y en películas protagonizadas por los personajes icónicos que co-creó, incluyendo Spider-Man™, The Avengers™, Black Panther™, X-Men™, Iron Man™ y The Fantastic Four™. En la actualidad, el nombre y genio creativo de Stan Lee continúa con sus socios en POW! Entertainment Inc., una compañía multimedia que fundó en el 2003 para crear contenido nuevo y original para todo tipo de medio. El corazón, autenticidad y compasión que las historias y personajes de Stan Lee demuestran, han inspirado a aficionados durante décadas y lo seguirán haciendo en incontables generaciones por venir.

JOSH McLAGLEN (Productor Ejecutivo) es mejor conocido por su trabajo con el director James Cameron en los exitazos taquilleros Avatar y Titanic, así como por sus colaboraciones con el director Shawn Levy, que incluyen la serie Night at the Museum (Una noche en el museo) y la venidera Free Guy. Otros créditos incluyen Cast Away (Náufrago) y Beowulf ambas con el director Robert Zemeckis. Más recientemente, Josh trabajó en varias películas de la serie de X-Men (Logan, X-Men: First Class, X-Men: Days of Future Past, X-Men: Apocalypse).

MAURO FIORE, ASC (Director de Fotografía) nació en noviembre 17, de 1964 en Marzi, Calabria, Italia, y se mudó en 1971 a Chicago, Illinois. En 1982, se graduó de la preparatoria Palatine y después se inscribió en la Facultad Columbia en Chicago, donde obtuvo su licenciatura en 1987. Fiore vive en California y Nebraska con su esposa Christine Vollmer y sus tres hijos.

            Su carrera comenzó después de haberse mudado a Hollywood con su viejo amigo Janusz Kaminski y haber formado parte de Corman Productions, en 1987. Una vez que Kaminski ascendió hasta convertirse en director de fotografía de Steven Spielberg, Fiore lo asistió tanto como de técnico en jefe de iluminación como de director de fotografía de la segunda unidad.

            Fiore continuó trabajando al lado de Kaminski como técnico en jefe de iluminación después de que la carrera de Kaminski comenzó a despegar, cuando éste se convirtió en director de fotografía. Steven Spielberg descubrió a la dupla después de haber visto su trabajo en Wildflower, y poco tiempo después contrató a los dos hombres para fotografiar Schindler’s List (La Lista de Schindler). Estas películas llevaron a Michael Bay a contratar a Fiore en 1996 como director de fotografía de la segunda unidad en The Rock (La Roca), seguida poco tiempo después de Armageddon y The Island

            En el 2000, Kaminski contrató a Fiore como director de fotografía para su debut como director, Lost Souls (Almas Perdidas). Gracias a sus recientes éxitos, sus reputaciones y carreras, ambos hombres comenzaron rápidamente a ascender. 

            El director Antoine Fuqua reconoció la calidad de la fotografía de Fiore en la nueva versión del clásico de los ‘70 Get Carter y le dio la oportunidad de fotografiar Training Day (Día de entrenamiento), que probó ser la película que lo puso en un primer plano. Fiore hizo mancuerna otra vez con Fuqua en The Magnificent Seven (Los siete magníficos), Tears of the Sun (Lágrimas del Sol), The Equalizer (El justiciero) y Southpaw (Revancha).

En el 2009, James Cameron contrató a Fiore para fotografiar Avatar después de haber visto su trabajo en las películas Tears of the Sun y The Island, que se desarrollaban en la jungla. Inmediatamente después de su estreno, Fiore fue sumamente elogiado por su trabajo, por el cual obtuvo el Premio de la Academia® a Mejor Fotografía, el Premio de la  Broadcast Film Critics Association, el Premio del Círculo de Críticos de Cine de Florida, el Premio de la Sociedad de Críticos de Cine de Phoenix, el Premio del Círculo de Críticos de Cine de Nueva York (2o Lugar) y fue nominado para el Premio de la American Society of Cinematographers (ASC) (Sociedad Americana de Cinefotógrafos), el Premio BAFTA, el Premio de la British Society of Cinematographers (Sociedad Británica de Cinefotógrafos), el Premio de la Asociación de Críticos de Cine de Chicago, y el Premio de la Online Film Critics Society (Sociedad de Críticos de Cine en Línea).

A lo largo de su carrera, Fiore ha trabajado con los directores James Cameron, Michael Bay y Steven Spielberg. Ha fotografiado a múltiples estrellas, incluyendo Sigourney Weaver, Jamie Foxx, Bruce Willis, Liam Neeson, Jessica Biel, Denzel Washington y Ethan Hawke. Los otros trabajos notables de Fiore incluyen Smokin’ Aces (La última carta), The Kingdom (El reino), A-Team (Brigada A – Los magníficos), Real Steel (Gigantes de acero) y Runner, Runner (Apuesta máxima).

CLAUDE PARÉ (Diseñador de Producción) es un diseñador de producción famoso, quien ha participado en una serie de películas. Su talento y vasta experiencia son bien reconocidos y utilizados por los mejores directores, productores y estudios más importantes del mundo.

            Ha trabajado con directores de alto perfil, tales como Martin Scorsese, Roland Emmerich, Martin Campbell, Sir Richard Attenborough, Philip Noyce, Frank Oz, Simon Kinberg, Shawn Levy, Jon Watts, Rupert Wyatt, Jean-Jacques Annaud y muchos más.

Los créditos de Claude Paré como diseñador de producción incluyen Spider-Man: Far from Home (Spider-Man: Lejos de casa), It (Eso), película de terror que más dinero ha recabado en la historia, Rise of the Planet of the Apes [El planeta de los simios: (R)evolución], Night at the Museum y su secuela Night at the Museum: Battle of the Smithsonian, The Age of Adaline (El secreto de Adaline) y muchas más.

Además, ganó un Premio Genie y el Premio del Directors Guild of Canada (Sindicato de directores de Canadá) por su diseño en Barney’s Version (La versión de mi vida), en la que también fungió como director de segunda unidad.

Paré fue supervisor de la dirección de arte en la premiada película biográfica The Aviator (El Aviador), de Martin Scorsese, que obtuvo un Premio de la Academia®, un Premio BAFTA y el Premio de la Los Angeles Film Critics Association (Asociación de críticos de cine de Los Ángeles) a Mejor Dirección de Arte. Sus créditos como supervisor de dirección de arte también incluyen el exitazo taquillero The Day After Tomorrow (El Día después de mañana), de Roland Emmerich, The Sum of All Fears (La suma de todos los miedos), Grey Owl (La leyenda del búho gris), de Richard Attenborough, The Bone Collector (El coleccionista de huesos) y Seven Years in Tibet (Siete años en el Tíbet), de Jean Jacques Annaud.

Además, Paré fue director de arte de Beyond Borders (Más allá de las fronteras), de Martin Campbell, y The Score (Cuenta final), de Frank Oz.

Paré también fue el diseñador de producción de los largometrajes canadienses Les Boys y La Comtesse de Baton Rouge, entre otros.

LEE SMITH (Editor) recibió nominaciones al Premio de la Academia®, Premio BAFTA y Premio Eddie por su trabajo en The Dark Knight (Batman: El caballero de la noche), de Christopher Nolan, y una nominación al Premio BAFTA por su trabajo en Inception (Incepción), también de Nolan. Con él también ha colaborado en Dunkirk (Dunkerque), Interstellar (Interestelar), The Dark Knight Rises (Batman: El caballero de la noche asciende), Batman Begins (Batman inicia) y The Prestige (El gran truco).

            Smith también ha disfrutado de una prolongada asociación con el director Peter Weir, que lo llevó a recibir una nominación al Premio de la Academia® por su trabajo de edición en Master and Commander: The Far Side of the World (Capitán de mar y guerra: La costa más lejana del mundo), y por la que también recibió una nominación al Premio Eddie. Smith se reunió más recientemente con Weir para el drama basado en hechos reales The Way Back (Camino a la libertad). Previo a ello, Smith fungió como su editor y diseñador de sonido en The Truman Show (The Truman Show: Historia de una vida), Fearless (Sin miedo a la vida) y Green Card (Matrimonio por conveniencia); editor adicional en Dead Poets Society (La sociedad de los poetas muertos), y editor asociado y diseñador de sonido en The Year of Living Dangerously (El año en que vivimos en peligro), con la que dio inicio su colaboración.

            Oriundo de Australia, Smith ganó el Premio del Australian Film Institute (AFI) a Mejor Edición por Two Hands, de Gregor Jordan, en la que también fue diseñador de sonido. Como diseñador de sonido, también ganó un Premio AFI y recibió una nominación al Premio BAFTA por su trabajo en The Piano (El piano), de Jane Campion, además de haber ganado el Premio AFI por Dead Calm (Terror a bordo), de Phillip Noyce.

Los créditos recientes de Smith como editor también incluyen la película de Bond Spectre (007: Spectre), para el director Sam Mendes, Suicide Squad (Escuadrón suicida), de David Ayer, Ender’s Game (El juego de Ender), de Gavin Hood, Elysium, de Neill Blomkamp, y X-Men: First Class, de Matthew Vaughn. También fungió como editor de películas tales como Black and White, Buffalo Soldiers, Risk, Joey, RoboCop 2, Communion y Howling III (Aullido 3).

PHILIP BRENNAN (Supervisor de Efectos Visuales) obtuvo su primera nominación al Premio de la Academia® en el 2013 por sus creaciones de efectos visuales en Snow White and the Huntsman (Blanca Nieves y el cazador), el giro ingenioso de Rupert Sanders del clásico cuento de hadas. El trabajo de Brennan en el filme (junto con el de Cedric Nicolas-Troyan, Michael Dawson y Neil Corbould) también le valió una nominación al Premio Saturn de la Academy of Science Fiction, Fantasy and Horror Films.

Brennan creció en Edimburgo, Escocia y estudió “ingeniería de microprocesadores” (también conocida como ciencia computacional) en la Universidad de Strathclyde, en Glasgow. Después de haberse graduado, trabajó para una compañía de tecnología de efectos visuales en el Reino Unido, y le pareció que esta industria contaba con la combinación perfecta para sus habilidades técnicas y su don para el arte.

A principios de la década de los ’90, se mudó a Los Ángeles, donde sus talentos artísticos y tecnológicos le valieron trabajar como “artista inferno” de efectos visuales en Sight Effects. En 1995, consiguió su primer crédito cinematográfico en el thriller de ciencia ficción Species (Especies), de Roger Donaldson, y también creó efectos por computadora para Volcano y Executive Decision (Momento crítico), mientras estaba con la compañía.

En 1999, se mudó a la competencia, Asylum, donde desempeñó una variedad de puestos en efectos visuales, en películas tales como Charlie and the Chocolate Factory (Charlie y la fábrica de chocolate), la reinvención de Tim Burton de la película original, Minority Report (Minority Report: Sentencia previa) y Catch Me If You Can (Atrápame si puedes), ambas de Steven Spielberg, National Treasure (Tesoro nacional), de Jon Turtletaub, Black Hawk Down (La caída del halcón negro), de Ridley Scott, y la nominada al Oscar® a Mejor Película Moulin Rouge (Moulin Rouge: Amor en rojo), de Baz Luhrmann.

En Asylum, Brennan fungió como supervisor de efectos visuales de King Kong, de Peter Jackson, supervisor de composiciones de Master & Commander: The Far Side of the World, de Peter Weir, y de Pirates of the Caribbean: Dead Man’s Chest (Piratas del Caribe 2: El cofre de la muerte), de Gore Verbinski, y supervisor adicional de efectos visuales de The Curious Case of Benjamin Button (El curioso caso de Benjamin Button), de David Fincher, y supervisor de efectos visuales de la tercera película de Verbinski de su popular franquicia, Pirates of the Caribbean: At World’s End (Piratas del Caribe: En el fin del mundo). Los cinco títulos de la serie de piratas han ganado o recibido nominaciones al Premio de la Academia® a Mejor Efectos Visuales.

Otros títulos bajo su supervisión en Asylum incluyen Terminator Salvation (Terminator: La salvación), The Sorcerer’s Apprentice (El aprendiz de brujo) y Confessions of a Shopaholic (Loca por las compras), además de fungir como supervisor de efectos digitales en National Treasure: Book of Secrets (La leyenda del tesoro perdido: El libro de los secretos), Deja Vu, de Tony Scott, y Apocalypto, de Mel Gibson.

Después de una década en Asylum, Brennan lo logró por sí solo, con su primer crédito como supervisor de efectos visuales independiente en Snow White and the Huntsman. Desde entonces, ha creado los efectos visuales de The Wolverine, reinvención del superhéroe de Marvel a cargo de James Mangold, del thriller cibernético Blackhat, de Michael Mann, y, más recientemente, de The Great Wall (La gran muralla), de Zhang Yimou.

HANS ZIMMER (Música) ha compuesto la banda sonora para más de 150 proyectos en todos los medios, que, combinados, han recabado más de $28 billones de dólares en la taquilla mundial. Zimmer ha sido honrado con un Premio de la Academia®, dos Globos de Oro®, tres Grammy®, un Premio American Music y un Premio Tony®. El trabajo de Zimmer puede ser escuchado en la actualidad en Widows (Viudas), que reúne al compositor con el director Steve McQueen, después de haber trabajado juntos en la aclamada 12 Years A Slave (12 años esclavo). Zimmer compuso más recientemente la música para la aclamada Blade Runner 2049, junto con Benjamin Wallfisch, que a ambos les valió nominaciones al Grammy®, BAFTA y Critics Choice® a Mejor Banda Sonora. Además, Zimmer compuso la música para Dunkirk, de Christopher Nolan, por la que fue nominado para múltiples premios, incluyendo un Premio de la Academia®, Premio Grammy®, Globo de Oro®, Premio BAFTA, y Premio Critics Choice®. Otras bandas sonoras notables de Zimmer incluyen Gladiator (Gladiador), The Thin Red Line (La delgada línea roja), As Good as It Gets (Mejor…Imposible), Rain Man (Cuando los hermanos se encuentran), la trilogía de The Dark Knight, Inception, Thelma and Louise (Un final inesperado), Black Hawk Down y The Last Samurai (El último samurái). Entre sus proyectos venideros se encuentran la nueva versión de The Lion King (El rey león), ahora en una versión de acción en vivo, que será estrenada por Disney en julio de 2019. El verano pasado, Zimmer concluyó una gira muy exitosa y aclamada por Europa y los Estados Unidos.  

DANIEL ORLANDI (Diseñador de Vestuario) – Después de haberse graduado de la Universidad Carnegie Mellon con un título en diseño teatral, Daniel comenzó su carrera como asistente de Bob Mackie en la película Pennies from Heaven, así como en numerosos especiales para la televisión y la exitosa colección de alta costura de Mackie. Cuando dejó el estudio de Mackie, Daniel ganó el Emmy® a diseño de vestuario por su trabajo con David Copperfield.             

Daniel trabajó más recientemente en Ford vs. Ferrari, de James Mangold, protagonizada por Christian Bale y Matt Damon, su segunda colaboración con Mangold después de Logan, protagonizada por Hugh Jackman.

            Un colaborador frecuente de John Lee Hancock, Ron Howard y Jay Roach, Daniel fungió como diseñador de vestuario de The Highwaymen; The Founder; Saving Mr. Banks (El sueño de Walt), por la que Daniel fue nominado tanto para un BAFTA como para el premio del Costume Designers Guild (Sindicato de diseñadores de vestuario); la ganadora del Oscar® The Blind Side (Un sueño posible), protagonizada por Sandra Bullock; y The Alamo, todas de Hancock. Trabajó con Ron Howard en las versiones cinematográficas de los best sellers Angels & Demons (Ángeles y demonios) y The DaVinci Code, así como en el drama de boxeo de la época de los ‘30 Cinderella Man, protagonizada por Russell Crowe y Renée Zellweger, y la nominada al Oscar® Frost/Nixon.

            Orlandi trabajó con Jay Roach en All the Way; Trumbo, por la que fue nominado para un premio del Costume Designers Guild; The Campaign (Locos por los votos); Meet the Parents (La familia de mi novia); la ganadora del Emmy® Game Change; y el programa piloto de la serie The Brink, para HBO.

            Daniel fue nominado para un Emmy® y un premio del Costume Designers Guild por su trabajo en la producción de Ryan Murphy de la ganadora del Emmy® The Normal Heart, basada en la aclamada obra de Larry Kramer, así como por el programa piloto de Silicon Valley, ganador del Emmy®.

            Otros créditos incluyen Jurassic World (Mundo jurásico), de Colin Trevorrow, y The Number 23 (El número 23), de Joel Schumacher.

###

Deja un comentario