FESTIVAL IBÉRICA CONTEMPORÁNEA Flamenco sin fronteras

El día 14 de julio hemos asistido a la Gala “Flamenco sin fronteras” en el Festival Ibérica Contemporánea, en Casa Vegil, con la actuación especial de La Farruca, Rafael Campallo  y Siudy Garrido, constituyendo un precioso homenaje al Maestro Farruco. Abrió Adriana Covarrubias (Directora del Festival) entregando un reconocimiento a Farruco a su hija Rosario Montoya, “La Farruca”. La noche prometía emoción, prometía entrega y sobre todo, prometía arte. 

Abrió Siudy Garrido haciendo alarde de una gran elegancia desde que aparece en escena. Se hace acompañar de la guitarra de José Luis de la Paz, el cante de Jesús Corbacho y El Galli, la percusión de Bandolero, y la flauta de Juan Parrilla. En la guajira emula el vuelo de una mariposa, muy en sintonía con la imagen de esta edición del festival. Con la dificultad que implica la bata de cola, Siudy va muy bien de pies y consigue que se respire una energía que va creciendo y que se dibuja con gracia en su concepto de la estética escenográfica.

El Galli interpreta “hijo de la Luna” de Mecano y Siudy sabe marcar instantes de dramatismo para luego pasearse en detalles levantinos y seguiriyas. Aparecen cuatro bailarinas de su compañía y llama la atención el protagonismo que en momentos determinados adquiere la flauta de Juan Parrilla, demostrando ser un virtuoso del instrumento. 

El compás desde la tierra, para hacer que flote en el ambiente, con una planta espectacular, un sólo de Juan Parrilla con guiños a composiciones clásicas hasta llegar a la caña con aparición en escena de Siudy, que se coloca entre los dos cantaores que cantan ahora a la limón y sin acompañamiento. Termina en Soleá por Bulerías, mandando con sus movimientos y sobre todo con sus pies en todo lo que sucedía sobre las tablas…. Demostrando que es una gran artista, creando espectáculo, sabiéndose artista

Siudy defiende un concepto clásico del baile, pero con una forma de abordarlo moderna, muy de espectáculo. Se nota que sabe perfectamente cómo hacerlo para pisar cualquier teatro de cualquier parte del mundo. 

Toca el turno a Rafael Campallo, que inicia su actuación con martinetes para seguir con seguiriyas. David Caro a la guitarra y Luis Amador en la percusión, con el cante de Jesús Corbacho y el Pulga. 

Campallo ha venido a expandirse, pero “sin renuncias”, tal y como indica en la sinopsis de su espectáculo: “no abandonar nunca una forma de sentir, valorar lo que ya fue vivido como parte de la creación haciendo una paralela a la vanguardia, a lo nuevo, a la tendencia actual”.

Campallo ya es un maestro, una rara avis que no defiende las formas ni la estética, porque sabe que lo importante está dentro, porque baila para nadie… pero lo hace desde él mismo, recogido… y sabe que el movimiento de una mano puede ser tan poderoso como una mirada, como el más espectacular y rápido zapateado.

Corbacho, como siempre, saca en sus intervenciones todos los colores del matiz. Es exuberante en la exposición, generoso en el melisma, abundante en la entrega, un complemento perfecto a la potencia y facilidad de El Pulga. 

Campallo goza y demuestra una gran complicidad con sus músicos, y se nota en la constante búsqueda y en su disfrute. No le tiene miedo a los silencios y los aprovecha para introducir detalles de muy buen gusto. Son numerosos los elementos de improvisación que gracias a sus grandes recursos, le permiten hacer distintos guiños a las formas que puso en pie el homenajeado Farruco. 

Tras un precioso sólo de gran sensibilidad del virtuoso David Caro, Campallo aparece de blanco impoluto para las alegrías con cierre por bulerías. Un gusto verlo así, defendiendo la seriedad como un juego, y sin embargo,  por momentos, es más un juego con seriedad. 

La Farruca cierra con la percusión de Manuel Fernandez “Lolo”, la guitarra de David Caro y el cante de David el Galli y Manuel Tañé. Empieza con soleá racial y soberana, con la solemnidad del ritual flamenco. Ella ha crecido en la esencia y sabe bailar en Farruco, bailar en clásico, breve y al amparo de la improvisación. Interacciona con el público buscando su aprobación a través del desplante, y brinda con ellos, amando lo que defiende, compartiéndolo.

Tañé y el Galli interpretan unos tangos y posteriormente se meten en bulerías para que Lolo se estire recordando a su bisabuelo. Hasta la estampa le ayuda, y en el remate aparece la Farruca con la experiencia de quien lo ha visto casi todo en este arte. La respuesta del público es de una agradecimiento enorme…. Ella no necesita más.

Finalmente invita a todos los compañeros que han participado esta noche y hacen fin de fiesta, pero no es un fin de fiesta normal… aquí no se trata de cubrir expediente. Es una fiesta a lo grande, cuando los egos duermen y es el arte lo único que importa. Siudy, Campallo, Lolo y Farruca desperezan todos los corazones… y hasta Juan Paredes ha hecho de espontáneo en esta plaza magnífica del flamenco…. Óle…

Yesica Floreshttp://www.elblogdeyes.com
Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar

Deja un comentario

Novedades

Doña María celebra 80 años preservando y compartiendo auténticas recetas de la cocina tradicional mexicana

Doña Maria la guardiana de la cocina mexicana, durante 80 años ha preservado y compartido uno de los platillos más emblemáticos y representativos de...

Colaboración Swatch x Supriya lele

Swatch empezó a colaborar con artistas y diseñadores mucho antes de que se convirtiera en la norma, y la marca siempre busca talentos emergentes...

Más de 50 pasos para confeccionar este clásico del prêt-à-porter

De acuerdo con los datos más recientes de la Cámara Nacional de la Industria Textil (Canaintex), en México el empleo generado por las...

¿Sabías que Zacatecas es un estado de tradición mezcalera?

El mezcal es un destilado de agave que se produce de manera artesanal en diferentes regiones de México, la manera y materiales con que...

5 restaurantes imperdibles en Guadalajara para deleitar tu paladar

Una de las certezas que se tienen al visitar Guadalajara es que su gastronomía es única, y siempre encontrarás lugares para comer bien. Sin...