¿Flacidez o Celulitis?

0

Estamos a pocas semanas del verano, lo que significa nuevos outfits: faldas, ropa clara, shorts y – para las afortunadas que se van a la playa – ¡bikinis! Quizá esta sea  la época  que más preocupa a las mujeres cómo luce la piel de sus glúteos y muslos, pues son las zonas que con más facilidad presentan imperfecciones como la celulitis y flacidez, pero ¿cómo se puede identificar a uno y otro?

La flacidez muscular es la pérdida de firmeza debido principalmente a los cambios bruscos de peso, lo cual provoca que se pierda elasticidad en la piel y da como resultado un aspecto “flácido o caído”.

En cambio, la celulitis o “lipodistrofia ginoide”, es un padecimiento causado por la tensión de los septos fibrosos debajo de la dermis, que se encargan de conectar la piel con el tejido más profundo y que al retraerse o “jalarse” provocan hoyuelos o irregularidades en la piel.

El Dr. Roger González, dermatólogo por la Universidad Autónoma de Nuevo León, comenta que la flacidez y la celulitis tienen cosas en común, por lo que es fácil confundirlas, por ejemplo:

  • Su aspecto visual es muy similar y las dos representan un problema estético
  • Aunque la flacidez se puede manifestar en cualquier parte del cuerpo, al igual que la celulitis, la podemos observar principalmente en la parte interna de las piernas, el abdomen y los glúteos

Flacidez y celulitis pueden coexistir, ya que ambas combinan depresiones y elevaciones que dan como resultado una textura irregular en la piel. Sin embargo, también existen características particulares para identificarlas:

  • La celulitis se reconoce por los hoyuelos que se marcan en la superficie de la piel; pueden presentarse en piel flácida o firme
  • La pérdida de firmeza en la piel es la principal característica de la flacidez, debido a que el colágeno y la elastina disminuyen con el paso de los años
  • Las constantes fluctuaciones en el peso son cambios que propician flacidez, más no están vinculadas a la celulitis, que se presenta también en personas sin sobrepeso o sin cambios constantes del mismo

¿Cómo tratarlas?

En el caso de la celulitis, hasta hace unos años era imposible eliminar los hoyuelos; sin embargo, el Dr. Roger González afirma que actualmente existe un procedimiento que en una sola sesión devuelve la uniformidad a glúteos y muslos: “El tratamiento conocido como Cellfina®, cuya tecnología está patentada, cuenta con un dispositivo que estabiliza los tejidos y permite llevar a cabo un corte preciso que genera la liberación de las bandas de tejido fibroso que jalan la piel hacia abajo y son las causantes del hundimiento de la piel”.

Además, Cellfina® es un procedimiento seguro, el cual está aprobado por la Food & Drug Administration (FDA), por las autoridades europeas y por la autoridad regulatoria en México, entre otras. 

También comenta que es un tratamiento recomendable para candidatas entre 25 y 55 años, los resultados duran hasta 3 años, y los efectos secundarios más comunes son leves e incluyen un poco de dolor, sensibilidad y hematomas (moretones), pero todos estos síntomas mejoran en muy poco tiempo. En cambio, para tratar la flacidez “se requiere de aparatos con tecnología como radiofrecuencia, ultrasonido, cavitación y ondas de choque, estas técnicas ayudan a mejorar la circulación con el fin de recuperar la firmeza y lozanía de la piel”, afirma el dermatólogo certificado.

Es necesario revisar las características de la piel y buscar un diagnóstico profesional para identificar el padecimiento; así podrás tener el tratamiento adecuado para mejorar la piel de glúteos y muslos y sentir la libertad absoluta de usar lo que quieras para soportar el calor del verano.

Deja un comentario