ViajesVida y Estilo

Flamenco rosado una belleza más de Holbox.

 
Sorprendente especie que anida en las inmediaciones de la isla de Holbox, frecuentemente visita las playas que se ubican frente al hotel Las Nubes de Holbox.

 

Las Nubes de Hollbox ofrece a sus huéspedes tours exclusivos para visitar la reserva de la biósfera Río Lagartos; lugar lleno de misterio, en donde conviven algunas especies exóticas de la geografía yucateca, entre ellas, el flamenco rosa. Ave, que con su proceso de anidación y los sonidos que emite, transforma el ambiente convirtiéndolo en un maravilloso espectáculo natural: decenas de esbeltas aves levantan el vuelo para teñir el cielo de color rosa.

 

La aventura inicia al salir, en lancha, de la isla de Holbox. En algunas ocasiones, un grupo de delfines cuello de botella escoltan la lancha, ya que les gusta jugar con la estela que deja la embarcación.

 

El recorrido prosigue a través de los manglares continentales. El túnel formado por frondosos árboles protege las lagunas salinas en donde hasta 50,000 flamencos se reúnen (información del último censo de anidación).

 

Esta es la colonia más grande de flamencos rosados en México y una de las más grandes en el hemisferio norte, en donde además cohabitan con más de 600 especies de aves, lo que representa casi la media de todas las especies de aves que habitan en el país.

Regresar a Holbox, se convierte en una gran experiencia: disfrutar de los atardeceres del mar Caribe desde el balcón del bar La Brisa y deleitarse con el maravilloso espectáculo que los flamencos, garzas y pelicanos ofrecen al despedirse de un día más en la paradisiaca isla.

 

Las Nubes de Holbox

 

Paseo Kuká s/n, Zona Hotelera

 

Isla de Holbox, Quintana Roo, México

 

Teléfono 52 (984) 875 2300

 

[email protected]

 

http://www.lasnubesdeholbox.com

 

 

author avatar
Yesica Flores
Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar

Yesica Flores

Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar