¿Qué gastos rodean un accidente o enfermedad?

0
369

Según nos dice la OCDE en su segundo estudio sobre los Sistemas de Salud en México[1], han cambiado muchas cosas desde inicios del siglo. La inversión pública en salud aumentó de un 2.4% del PIB a un 3.2% y se creó el Seguro Popular, que protege a alrededor de 50 millones de mexicanos. A estos se suman quienes eligen contar con un seguro privado. Estos datos son sumamente relevantes y han reducido los gastos personales en salud, de acuerdo con el mismo documento.
Para darse una idea: un día de hospitalización en el IMSS pagado de manera independiente asciende a 7,757 pesos[2] y la cifra puede irse por las nubes en alguno de los hospitales privados de más renombre en el país.
Al estar afiliado a la seguridad social o contar con un seguro regular, las enfermedades y costos por hospitalización quedan cubiertos, pero existen otros gastos que quizá no queden cubiertos:
1) Los gastos de los familiares
Imaginemos un accidente que obliga al asegurado a hospitalizarse y a someterse a una operación. Tanto los preparativos como la recuperación suman días en el hospital y los familiares que viajan para cuidar y acompañar al afectado tienen que desembolsar ciertas cantidades para trasladarse, comer e incluso alojarse, en algunos casos.
2) El cuidado de los hijos
¿Hay algo más importante para un padre que sus hijos? Seguramente no. Entonces, la prioridad es que que sigan con su vida y estén en las mejores condiciones, aun cuando el padre o madre tenga que pasar unos días en el hospital. El costo de una persona que los cuide, una guardería o los traslados del familiar que estará con ellos y los llevará a la escuela no son algo que contemplemos al enfermarnos.
3) Las mascotas
Hoy, afortunadamente, existen lugares especializados que alojan y cuidan a las mascotas por distintos períodos, en este caso unos días. Lo desafortunado es que esa salida de capital no está considerada en lo cotidiano y puede impactar en el bolsillo de quien, encima, tiene que recuperarse tras una estancia en el hospital.
4) Cerrar el negocio
¿Eres freelance o tienes un pequeño negocio? Si eres el único trabajador de tu empresa, esos días tendrán que quedar en pausa. Si no, al menos no podrás supervisar o realizar tus labores como siempre lo haces. Esto, queramos o no, tiene un efecto en las operaciones y los ingresos regulares. Los gastos médicos ya estaban cubiertos y eso es un alivio, el ver afectado tu flujo de capital no lo es. Vale la pena estar prevenido.
¿Cómo se pueden compensar estas salidas de dinero?
La buena noticia es que para todo problema, hay una solución. Chubb Seguros México cuenta con un producto muy interesante, llamado Renta diaria por hospitalización. Éste ofrece un monto diario en caso de hospitalización por accidente o enfermedad, que tendrá el asegurado sin necesidad de comprobar los gastos incurridos. De esta forma se cubren esos pequeños grandes gastos adicionales que a veces perdemos de vista, pero que tienen un peso fuerte en el bolsillo de las personas. Sea que se tenga una póliza desde hace años o se esté protegido como parte de las prestaciones laborales, un seguro complementario es un paso más hacia la tranquilidad a largo plazo.

Deja un comentario