Guía para entender el CAT

0
454

Si eres nuevo en el uso de productos financieros tales como tarjetas de crédito, departamentales, crédito a negocios, personales, automotrices o bancarios, esta información te interesa.

El sistema financiero nos ha acompañado prácticamente a lo largo de toda nuestra vida y curiosamente, aún somos muchas las personas que no terminamos de entender como funciona con exactitud por ello, hoy nos dimos a la tarea de investigar y compartir contigo las características del famoso CAT o Costo Anual Total.

Sin importar el tipo de producto financiero que adquieras todos, sin excepción, cuentan con un CAT, que no es mas que el indicador estándar del costo del financiamiento, expresado en términos porcentuales anuales que, para fines informativos y de comparación, integra la totalidad de los costos y gastos inherentes al crédito otorgado por las instituciones.

El CAT se calcula con los componentes y metodología establecida por el Banco de México (Banxico) y sirve para informar al usuario, pero sobre todo, para comparar el costo del producto financiero entre las distintas instituciones que lo ofrecen con el fin, de que los usuarios puedan tomar la mejor decisión.


Revisando a detalle el CAT, cualquier persona pude conocer la cifra total que pagara al final del crédito o deuda adquirida, como resultado de distintas regulaciones a las instituciones financieras hoy, todos los proveedores deben informar de forma clara y expedita sobre el Costo Total Anual de su producto.

¿Cómo funciona el CAT?

Para entender como funciona el CAT primero revisaremos como se integra; este indicador se compone de todas las variables que forman parte del crédito tales como la tasa de interés, anualidad, comisión por apertura, comisión por disposición, así como cualquier otro cargo adicional que deba cubrirse y que no se haya incluido en los pagos periódicos sean mensuales o quincenales.

Es importante señalar que todos estos datos pueden y son distintos en cada institución financiera, por lo que es importante obtener la información especifica de la entidad otorgante del crédito.

Para ser más claros con el funcionamiento del CAT a continuación, revisaremos un ejemplo de crédito:

Imaginemos que Juan solicita un “crédito emprendedores” con el objetivo de crecer su negocio, la institución financiera lo aprueba y le entrega los $100,000 pesos que solicita bajo las siguientes condiciones:

 

  • Tasa de interés anual CAT 20% (equivalente a $20,000)
  • Costo por disposición CAT 10% (equivalente a $10,000)
  • Comisión por apertura CAT 5% (equivalente a $5,000)

Con estas cifras Juan terminará pagando no solo los 100,000 pesos que se le otorgaron, sino que, a eso, habrá que sumarle el Costo Anual Total de los intereses y gestiones (disposición y apertura). El CAT de la tasa de interés es de 20%, sumado al de la disposición 10% y el de la apertura 5% lo que dejaría la deuda de juan con un CAT final del 35%.

Si a los $100,000 mil pesos de la deuda inicial se le suma un CAT del 35% Juan estaría pagando por un crédito a un año un total de 135,000 pesos.

La recomendación es que siempre se solicite información de las condiciones crediticias a distintas instituciones, así, se podrá realizar un análisis del CAT previo a la decisión final, lo que permitirá tomar una decisión informada y por consecuencia, mas conveniente para el solicitante.

El sistema financiero es quizá, “el arma de dos filos” mas común con la que nos enfrentamos las personas y es que al final, puede convertirse en nuestro mejor aliado o bien, en nuestro peor enemigo, acarreándonos innumerables problemas.

Cómo movamos nuestras fichas determina de que lado estaremos, para ello, será determinante conocer antes las reglas de la institución con la que nos disponemos a jugar.

Deja un comentario