HIPERTENSIÓN OCULAR: SOSPECHA DE GLAUCOMA

0
5941

La hipertensión ocular sucede cuando la presión dentro del ojo (presión intraocular o PIO) está más elevada de lo normal1.

Generalmente, la presión ocular se considera normal cuando es menor a 21 mmHg1.

En personas con hipertensión ocular, el nervio óptico parece normal y no se encuentran señales de glaucoma durante un examen del campo visual, el cual evalúa la visión lateral (periférica). Sin embargo, a los pacientes con hipertensión ocular se les considera “sospechosos de glaucoma”1.

La presión intraocular se eleva lentamente con la edad; de igual manera, el glaucoma se hace más común a medida que se envejece1.

¡Visite al oftalmólogo! ¡Cuide sus ojos!

Deja un comentario