Incipiente participación indígena en procesos electorales y falta reconocimiento de mujeres afromexicanas

0
106

• 13 distritos electorales con representación indígena son un avance pero están lejos de ser una representación equitativa de pueblos y comunidades indígenas.
• Avance de la participación política de los pueblos indígenas y afro debe asegurar la paritaria participación de las mujeres indígenas y afromexicanas.
• La presencia de la comunidad afromexicana en el país es ignorada en las elecciones

En el marco de la presentación del libro “Mujeres que deciden, voces de mujeres indígenas y afromexicanas”, se realizó un análisis de la participación política de este sector de la población en el que se muestran los primeros avances en la representatividad y los enormes desafíos para alcanzar una participación equitativa en todos los espacios públicos de toma de decisiones.
En 2017 el Instituto Nacional Electoral (INE) ordenó a los partidos otorgar candidaturas para diputaciones de mayoría relativa a ciudadanos indígenas en, al menos, 12 de los 28 distritos electorales federales con población mayoritariamente indígena. Luego de algunas impugnaciones presentadas por algunos partidos políticos el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación resolvió que serían 13 el número de distritos donde las fuerzas políticas deben postular únicamente candidatos indígenas que se acrediten como tales y no solo se autoadscriban; además de garantizar la paridad de género.

En caso de cumplirse la resolución del Tribunal será un gran avance, pues las 13 curules en el congreso significarían 2.6% del total de diputados, algo histórico en el país en este tema. Sin embargo, aún estamos lejos de estar totalmente representados, afirmó Zenaida Pérez, coordinadora del Programa de Mujeres Indígenas del Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir (ILSB), pues el porcentaje debería llegar al 21.5% correspondiente al total de personas indígenas en México.
Por su parte, Ximena Andión, directora del ILSB, señaló que medidas como la redistritación, son un paso importante para la construcción de un estado intercultural ya que abonan al reconocimiento y representación de los derechos de los pueblos indígenas, pero resultan insuficientes, pues se refieren solo al Poder Legislativo, no al Ejecutivo ni al Judicial. Mientras que en lo que se refiere a las mujeres, la paridad reconocida a nivel constitucional en 2014, no ha representado un avance significativo en la representación de las mujeres indígenas y afromexicanas, ésta es todavía una agenda pendiente.
Durante la presentación se enfatizó que las mujeres indígenas enfrentan barreras estructurales para su plena participacion por su doble identidad indígena y de género. Cristina Solano, de la Asamblea Nacional Política de Mujeres Indígenas, señaló que “la participación de las mujeres indígenas en espacios de toma de decisión es crucial para la definición de políticas públicas, especialmente en temas que les afectan como la garantía del derecho a la consulta, el respeto a sus tierras y territorios, acceso a la educación, al sistema de salud, a la procuración de justicia y que esta sea con perspectiva de género, a contar con información para ejercer sus derechos sexuales y reproductivos, al cumplimiento de la garantía de sus derechos lingüísticos, al trabajo digno, entre otros”.
En el evento, también estuvieron presentes representantes del pueblo afromexicano, una población que aún no tiene reconocimiento constitucional. Situación que dificulta la participación política de las mujeres afromexicanas en espacios de toma de decisión. Actualmente solo tienen reconocimiento constitucional en los estados de Guerrero, Oaxaca y recientemente en Ciudad de México y Veracruz, pero no se ha alcanzado el reconocimiento a nivel federal.
En este sentido, las representantes de pueblos indígenas y afromexicanas recomendaron al INE realizar acciones afirmativas para que se garantice su inclusión en el ejercicio del 3% de los recursos con que cuentan los partidos políticos para la capacitación del liderazgo de las mujeres.
Para concluir, expresaron su preocupación por el clima de violencia política que se está viviendo en México, y demandaron un alto a la violencia, a que se realicen investigaciones en esos casos y medidas de reparación del daño para las afectadas.

Leave a Reply