Home Vida y Estilo Varios La Fundación Pedro y Elena Hernández, A. C. participa en la lucha...

La Fundación Pedro y Elena Hernández, A. C. participa en la lucha contra el cáncer

0

• Durante el 2016 se atenderá a un promedio de 2,500 mujeres.

• El programa cumple 15 años apoyando a las mujeres mexicanas.

• Se han realizado 10,014 acciones de detección oportuna de cáncer cervicouterino.

El programa de Detección Oportuna de Cáncer Cervicouterino tiene como principal objetivo disminuir la morbilidad y mortalidad por cáncer cervicouterino en las mujeres de las comunidades rurales de los municipios mexiquenses de: Valle de Bravo, Amanalco de Becerra, Donato Guerra, Villa de Allende y Santo Tomás, entre otros.

En el 2002 el Centro de Desarrollo Comunitario de Valle de Bravo, implementó el Programa de Detección Oportuna de Cáncer Cervicouterino. A partir del 2007, la coordinación y operación del programa quedaron a cargo de la Fundación Pedro y Elena Hernández, A. C.

Al día de hoy se han realizado 10,014 acciones de detección oportuna de cáncer cervicouterino y se han atendido en promedio a 668 pacientes al año. Se detectaron 509 casos de Lesiones de Alto Grado (LEIAG) y cáncer in situ. Las pacientes fueron referidos a la Fundación Luis Pasteur I.A.P., institución sin fines de lucro que trabaja en conjunto con la Fundación Pedro y Elena Hernández, A. C. para brindarles la atención adecuada y tratamientos especializados.

A partir del 2015 el programa se transformó en un programa integral denominado Programa de Salud Sexual y Reproductiva. El proyecto abarca el Programa de Detección Oportuna de Cáncer Cervicouterino y el de Planificación Familiar y Detección/Tratamiento oportuno de infecciones de transmisión sexual.

A través del mismo, se continúan realizando colposcopías, tomas de citologías cervico vaginales y biopsias para la detección oportuna de cáncer cervicouterino; además se aplican vacunas contra el virus del papiloma humano (VPH) para prevenirlo y así disminuir, a largo plazo, los casos de mujeres que padezcan cáncer cervicouterino. De igual forma a las mujeres que presentan Lesiones de Bajo Grado se les proporciona el tratamiento adecuado.

En alianza con Marie Stopes México, A. C., ONG líder en salud sexual y reproductiva, se brindan consultas médicas de planificación familiar para ofrecer a hombres y mujeres métodos anticonceptivos (hormonales, orales, inyectables, intrauterinos, subdérmicos, dispositivos intrauterinos y métodos de barrera); se realiza la valoración médica de los pacientes que solicitan la vasectomía u oclusión tubárica bilateral, métodos de planificación familiar quirúrgicos y definitivos; adicionalmente, se realizan pruebas rápidas de detección de infecciones de transmisión sexual y se dan los tratamientos adecuados.

Como parte del programa de prevención, se imparten pláticas informativas para adultos y adolescentes, principalmente en escuelas de comunidades rurales, para concientizarlos sobre la responsabilidad sexual y reproductiva.

En las instalaciones ubicadas en Avenida Benito Juárez No. 539, esquina Calle Amado Nervo, Colonia El Calvario, Valle de Bravo, Estado de México, la Fundación Pedro y Elena Hernández, A. C. , cuentan con dos consultorios equipados con tecnología de punta para brindar la atención necesaria.

Durante el 2015 se impartieron 12 pláticas en escuelas y comunidades, se brindo atención a 576 mujeres, dentro de las cuales se detectaron 41 casos de alarma o graves.

Durante el 2016 la Fundación Pedro y Elena Hernández, A. C. amplió su horario de atención para brindar servicio a un total de 2,500 mujeres al año, un promedio de 32 pacientes diarias.

Objetivos del programa:

• Disminuir la morbilidad y mortalidad por cáncer cervicouterino de las mujeres de las comunidades rurales de los municipios de: Valle de Bravo, Amanalco de Becerra, Donato Guerra, Villa de Allende y Santo Tomás, entre otros, en el Estado de México.

• Fomentar una cultura de prevención, a partir de la educación para la salud de las mujeres.

• Incrementar el autocuidado y autoestima; que las pacientes sean promotoras en sus comunidades, compartiendo la información y atención recibida.

• Concientizar principalmente a los adolescentes, sobre la responsabilidad de la sexualidad para disminuir el número de embarazos no planeados y las infecciones de transmisión sexual.

• Elevar el nivel máximo de estudios, al evitar la deserción escolar por embarazos no planeados.

NO COMMENTS

Deja un comentario