La mayoría de los conductores ignoran que deben pagar las multas de tráfico impuestas en otras comunidades autónomas

0
188

• También las que provienen de otros países
• Existen apilcaciones que reducen la probabilidad de recibir una sanción de tráfico

Existe la creencia popular de que las multas impuestas fuera de la comunidad autónoma de residencia no llegan al domicilio del infractor y que, en consecuencia, este no está obligado a abonarlas.

Sin embargo, cada vez son más los ayuntamientos que se encargan de enviar a los domicilios de los infractores este tipo de sanciones, lo que conlleva la obligación de pago por parte del conductor.

En periodos como este de Semana Santa, en el que la DGT prevé 15,5 millones de desplazamientos por carretera, la probabilidad de recibir un aviso a la vuelta de vacaciones aumenta considerablemente. ”Por suerte, hoy en día contamos con aplicaciones móviles como EasyPark que permiten gestionar el aparcamiento en 700 ciudades”, explica Tania Cazalis, directora de EasyPark España. De esas ciudades, 20 ya son españolas y con previsión de aumentar a más del doble, lo que quiere decir que un usuario, sea cual sea su lugar de residencia, puede gestionar a través del móvil su aparcamiento en cualquiera de esas ciudades de la misma forma que lo hace en su localidad.

”Esto hace que las probabilidades de ser multados se reduzcan, ya que se eliminan las dudas sobre cómo utilizar los parquímetros, dónde están ubicados o cómo prolongar el tiempo de estacionamiento”, aclara Tania Cazalis.

Lo mismo ocurre en el extranjero, ya que, desde 2015, una normativa impulsada por la Unión Europea permite que todos los países de la Unión intercambien sus datos para, a través de la matrícula, localizar al conductor o propietario del vehículo con el que se ha cometido la infracción y comunicarle por escrito la sanción.

“Cuando viajamos nos encontramos con barreras como el idioma o el desconocimiento de la normativa. Esos problemas desaparecen con EasyPark, con la que se puede gestionar el aparcamiento en 11 países (Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Finlandia, Holanda, Italia, Noruega y Suecia) sin preocuparse por el tipo de cambio, el efectivo o el uso de tarjetas de crédito”, concluye Tania Cazalis.

Leave a Reply