¿Qué es la Medicina Funcional?

0
48

El Dr. Alexander O. Krouham explica en qué consiste esta práctica que empieza a implementarse en México

La medicina es una de las ciencias más antiguas y su evolución constante aumenta nuestra comprensión sobre la naturaleza de las enfermedades, la interacción entre sistemas biológicos, tratamientos oportunos y efectivos y las medidas correctas para conservar la salud. Esta información tarda años en ponerse en práctica, por resistencia al cambio o por ignorancia.

El Dr. Alexander O. Krouham comenzó a ejercer la Medicina Funcional para brindar otras opciones a las personas, más humanas y con mejores resultados, que tuvieran un verdadero impacto en su calidad de vida y bienestar.

La Medicina Funcional siempre se pregunta el porqué, hasta comprender las causas y mecanismos de los desequilibrios que originan los padecimientos. En contraparte, la medicina convencional desconoce el continuo que existe entre la salud y la enfermedad y solamente reconoce los extremos; genera un diagnóstico a partir del cual se limita a prescribir fármacos específicos o alguna intervención que pudiera incluso ser quirúrgica. La Medicina Funcional detecta en forma temprana e identifica los detonadores y perpetuadores, cómo y cuándo se gestaron los trastornos que alteraron la salud.

“El descubrimiento de que el origen de los padecimientos apuntaba a los microorganismos, desencadenó una revolución de la medicina; no obstante, el modelo vigente de atención no es el adecuado para las enfermedades crónico-degenerativas. El ser humano es mucho más que su fisiología y su biología, y eso es justamente lo que la medicina funcional intenta dar a entender”, señala el Dr. Alexander O. Krouham.

Los principios fundamentales radican en centrarse en la persona y no en la enfermedad, la total personalización del abordaje diagnóstico y terapéutico, la comprensión del papel que juegan el estilo de vida y el medio ambiente para la aparición de los desequilibrios y el establecimiento de un sólido vínculo médico-paciente. Cada caso es único y requiere de una solución específica.

“Los factores que pueden alterar nuestra salud son: la alimentación, el estrés, microbios, toxinas o alérgenos. Desde este punto de vista los problemas de salud se generan debido a algún factor sobrante en nuestro cuerpo y con base a esto se crea una estrategia única que hará que nuestro cuerpo recupere el balance y vuelva a su estado natural,” comenta el Dr. Alexander O. Krouham.

Cada persona tiene antecedentes que determinan quién es, de dónde viene, qué y cómo ha vivido, que deben ser identificados para definir los factores precipitantes de sus problemas. En algunos casos puede incluso haber enfermedades del adulto cuyo origen fue fetal, o sea que lo ocurrido mucho antes de nacer – en la etapa de gestación – es determinante para el estado de salud en el futuro.

En la línea del tiempo se toman en cuenta los hábitos de vida y dependencias como alcoholismo, drogadicción o tabaquismo. Se evalúan en una secuencia cronológica todos los sucesos relevantes que la persona ha vivido como: separaciones, mudanzas, fallecimientos, etc., mismos que permiten comprender en forma integral las razones que pudieron haber desencadenado los problemas particulares.

Siendo una práctica innovadora, hoy se realiza en varios países del mundo, resultando en personas con mejor calidad de vida y mayor capacidad de gozo, que han alcanzado un auténtico bienestar.

** Para poder realizar consultas bajo el esquema funcional, es necesario contar con la certificación adecuada, en México únicamente hay 6 doctores certificados para realizar este tipo de práctica.

Leave a Reply