La postura correcta. Como sentarse

Cuantas veces hemos dicho o escuchado las palabras: ¡Siéntate bien!, esa no es forma de sentarse a la mesa. Pero algunos parece que apenas han aprendido la lección; solo hay que observar a los invitados en muchos eventos.

Cuando nos sentamos a la mesa, lo primero que debemos hacer es mover la silla, sin arrastrarla, siempre que sea posible (a veces las sillas son demasiado pesadas para poderlas levantar).

Si a nuestro lado tenemos una señora como compañera de mesa será todo un detalle que le mueva usted la silla y le invite a sentarse.
Una vez sentados la espalda debe permanecer en línea recta apoyada en el respaldo de la silla, que para eso lo tiene. Ahora bien, tampoco debemos parecer el “palo de una escoba”, optando por una postura demasiado rígida. Hay que saber tener un cierto margen entre una postura rígida y una desgarbada.

Durante toda la comida hay que tratar de mantener una cierta “compostura” que decían nuestros padres; esto no significa que tengamos que comportarnos como un “robot”. Se puede estar bien sentado y actuar de forma natural.

Aunque no se vean, no se cruzan las piernas cuando estamos sentados a la mesa. Ni los hombres ni las mujeres. Los seguidores del protocolo más estricto, tampoco admiten que se crucen en otras ocasiones.

Cuando estamos de tertulia, tomando un café o el té, etc. como decimos, los más “conservadores” no admiten que ni los caballeros ni las damas crucen las piernas. La postura correcta, “de libro”, es con la piernas ligeramente separadas y los pies apoyados en el suelo.

Esta postura, sin las piernas cruzadas, corre el peligro de los despistes y el relajo, dando ocasión a posturas realmente “comprometidas” en algunos casos y realmente ordinarias en otros. No hay nada más feo que ver a una señora o a un caballero, con las piernas muy separadas.

A nosotros nos parece que cruzar las piernas juntando las pantorrillas y con una ligera inclinación, en el caso de las mujeres, o bien cruzar la piernas a la altura de las rodillas para los caballeros es una postura correcta, al menos para la mayor parte de la ocasiones.

La regla principal a tener en cuenta es que nunca debemos enseñar la suela de nuestro zapato; es decir, nada de cruzar las piernas a la altura de los muslos (pantorrilla apoyada en el muslo).

Ni que decir tiene que no se “desploma” uno en el sofá o en un sillón sino que se sienta con cuidado. Tampoco debe uno repantingarse (Arrellanarse en el asiento y extenderse para mayor comodidad) en ningún tipo de asiento.

Resumiendo, sino cruzamos las piernas, mantenerlas ligeramente separadas y con los zapatos en el suelo. Si optamos por cruzarlas, siempre sin enseñar la suela de nuestro zapato.

Yesica Floreshttp://www.elblogdeyes.com
Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar

Deja un comentario

Novedades

Arma tu trip por los pueblos mágicos de Veracruz

La Secretaría de Turismo y Cultura te invita a recorrer la Ruta de los Pueblos mágicos de la entidad, en un entorno mágico, que...

Hranice Abyss lanza video para el sencillo “Pathfinder”

Hranice Abyss busca unir lo visceral con la belleza estética, desde la pura catarsis hasta la sublimación. Inspirándose en estos conceptos, la banda lanzó...

América vs Guadalajara sólo desde el Autocinema Acapulco

El clásico del Futbol Mexicano se hace presente en la pantalla de cine más grande del país con el encuentro entre los clubes de...

Celebra el Día Mundial del Turismo, con estos platillos del mundo

Las bellezas naturales, la cultura de una ciudad, su gente y por supuesto la gastronomía, son pieza clave para conocer un destino turístico. En...

Recamaras ideales, optimizar los espacios dentro de tu habitación

Las recamaras son el espacio ideal del hogar. Este lugar es tu zona de descanso, un respiro del ajetreo del día a día y...