Lanzan a nivel global el sello Outono Music, para celebrar el rock en asociación con Universal Music Brasil

0

São Paulo, 4 de junio de 2021. El heavy metal agoniza, pero no muere. El género musical creado un viernes 13 de Febrero de 1970, con el lanzamiento del álbum debut del cuarteto inglés Black Sabbath, ofrece exhibiciones sin aliento en un mercado dominado por estilos más, digamos, “apetecibles”. Según un estudio publicado en 2019 por una empresa que ofrece contenido musical para plataformas de streaming, el rock pesado y sus derivados son los ritmos que más crecieron en streaming y en descargas en 2018 con 154% contra 133% para el pop japonés y 68% para R&B y música soul. América Latina, a su vez, es un terreno fértil para las inversiones en el mercado de la música. Spotify lanzó recientemente Fan Study, un perfil de consumidores de música. La encuesta muestra que el continente concentra el mayor número de personas dispuestas a escuchar la última música del mercado. La ciudad de São Paulo, por cierto, forma un triunvirato exitoso junto a la Ciudad de México y Santiago, la capital de Chile.

Ante un escenario tan optimista en tiempos de crisis, el lanzamiento de Outono Music debería celebrarse con solos de guitarra y percusión. El proyecto reúne a dos figuras de reconocida efectividad en el heavy metal: Damaris Hoffman y Baffo Neto. Damaris tiene experiencia en relaciones con la prensa y producción de shows internacionales. Neto, además de ocuparse de la producción artística, es el bajista de Project46, uno de los grupos más respetados en la escena del rock pesado. El dúo ya había unido fuerzas en 2008, cuando se creó Hoffman & O’Brian Marketing Artístico, especializándose no solo en la producción de espectáculos, sino también en marketing y acciones sociales. Outono, sin embargo, tiene planes aún más ambiciosos para el mercado musical brasileño e internacional.

El nuevo sello trabaja en sociedad con Universal Music, que actualmente lidera el mercado brasileño. Su propósito va más allá del marketing musical. Pretende trabajar en la interpretación y distribución de artistas y fortalecer los lazos comerciales y mediáticos con el mercado latino. “Queremos crear un intercambio de artistas consagrados con nuevos nombres y ampliar los espacios para los artistas de rock y metal en el mainstream”, define Hoffman.

Outono es un sello en el que la marca y el cast van lado a lado. Para decirlo mejor: aunque los artistas tienen que pasar los criterios de evaluación de los responsables de Outono, es la marca y la importancia del proyecto lo que orienta a la nueva empresa. “No vamos a basar nuestras actividades en la credibilidad de ningún artista, vamos a basar el trabajo del sello en el potencial de mercado del segmento en este territorio, y en las diversas acciones que vamos a realizar junto con artistas y medios. Este ha sido siempre nuestro diferencial”, cuenta Baffo Neto.

El sello trabajará en el desarrollo de artistas ya activos que deseen expandir sus actividades a otros territorios. Eso se puede hacer a través de la red construida por las empresas involucradas en la planificación y en todas las etapas de la creación de un nuevo proyecto musical: mejora de marca, creación del plan de marketing, producción artística y grabación con estudios asociados. Uno de estos socios de grabación es Dharma Music, de São Paulo, del productor musical Rodrigo Oliveira. También habrá una fuerte presencia de empresas asociadas en la difusión de carreras y booking, junto con los artistas firmados y la distribución, campaña de rair play y lanzamiento con plataformas digitales en colaboración con Universal Music.

“Universal Music Brasil está muy feliz con esta nueva asociación con el sello Outono Music, que se especializa en rock. Entendemos que el mercado musical brasileño es muy amplio y diverso. Crear alianzas con empresas como Outono Music, que logran profundizar en segmentos y géneros, nos ayuda a cumplir nuestra misión de ofrecer música de calidad en todos los géneros”, exalta Paulo Lima, presidente de Universal Music Brasil. Outono Music, perdón por el juego de palabras, llegó para hacer ruido. Y con la velocidad de una banda de thrash metal.

Deja un comentario