Las mujeres mexicanas, más idealistas y felices en el trabajo que los hombres a pesar de la desigualdad

0
168

● Las mexicanas no lo tienen fácil en el trabajo – un 40% piensa que tienen menos oportunidades que los hombres y un 50% piensa que su género ha influido en perder oportunidades laborales.
● Además, el 47% afirma realizar más tareas del hogar que su pareja y el 69% soporta más responsabilidad en el cuidado de los hijos. A pesar de esto, el 71% de las mexicanas son felices en su trabajo, por encima del 65% en el caso de los hombres.
● Las mujeres tienen motivaciones distintas. El factor que más satisfacción laboral da a las mujeres es sentir que hacen una diferencia en el mundo – mientras que para los hombres son más importantes los retos, el dinero y la relación con los compañeros.

Estos son los principales hallazgos de Mujeres en el Trabajo, la encuesta diseñada por la NGO LeanIn.org de Sheryl Sandberg, COO de Facebook, y la consultora McKinsey y traída a México por primera vez por la empresa de reclutamiento Apli. 860 personas de ambos sexos participaron en el estudio. El objetivo de la investigación es entender las perspectivas de mujeres y hombres sobre la diversidad laboral, encontrar las problemáticas específicas para nuestro país y averiguar qué soluciones demandan los mexicanos.

71% de las mexicanas son felices en su trabajo
Las mujeres en puestos gerenciales tienen la mayor satisfacción, cercana al 100%, seguidas por las que se dedican a los recursos humanos (84%) y la investigación y desarrollo (79%). Las actividades con menos satisfacción: la informática y tecnología (55%), marketing (63%) y servicio al cliente (63%).

54% de las mexicanas están satisfechas con oportunidades en su trabajo
Las mujeres que ya alcanzaron puestos de liderazgo son las más optimistas (86% satisfechas con sus oportunidades), seguidas por las que se dedican a la ingeniería (78%) y los recursos humanos (74%). Las más pesimistas sobre sus oportunidades de crecimiento: las que trabajan en operaciones (29%), informática y tecnología (36%) y derecho (38%)

Las mujeres y los hombres tienen percepciones muy distintas sobre cómo lograr el éxito
Mientras que los hombres dan la mayor importancia al desempeño actual (muy importante para el 65% de los encuestados), las mujeres ponen más peso a la relación con los directivos (muy importante para 39% de las entrevistadas), estudios (30%) y antigüedad (13%). 24% de las mujeres piensa que el género es un factor importante para conseguir un ascenso.

Los hombres piensan que hay menos discriminación de la que realmente hay
Los hombres y las mujeres perciben el problema de la discriminación laboral de forma marcadamente distinta. Más del doble de mujeres que de hombres piensan que las mujeres tienen menos oportunidades en el trabajo. 50% de las mujeres sienten que perdieron aumentos o ascensos por discriminación de género. En cambio, los hombres tienden a ver el entorno laboral como equitativo. Sorprendentemente, 17% de los hombres piensan que las mujeres tienen más oportunidades y un 29% piensa que el ser hombre les ha perjudicado en el pasado. En México, más del doble de las mujeres se sienten discriminadas por su género que en Estados Unidos. También, un porcentaje 3.5 veces mayor de trabajadores en México piensa que han sido discriminados en el trabajo por ser hombres.

La desigualdad en el hogar, mayor que en el lugar de trabajo
47% de las mujeres entrevistadas afirman dedicar más tiempo que su pareja a las labores domésticas. La cifra sube al 57% en las mujeres con hijos, 10 veces más que el porcentaje de hombres que afirma dedicar más tiempo que su pareja al trabajo del hogar.

Los apoyos de las empresas, muy por detrás de Estados Unidos
68% de las mujeres y 42% de los hombres afirman que su trabajo les dificulta pasar tiempo con su familia. 43% de las mujeres siente que no llegó a su máximo potencial laboral por los sacrificios que hizo para su familia – el doble que en los hombres. La mayoría de las personas sienten no tener suficiente ayuda de su empresa. 57% piensan que su empresa debería hacer más para promover equilibrio entre hombres y mujeres, especialmente en puestos directivos. Por el contrario, 51% de los hombres piensan que su empresa está haciendo una labor adecuada y 3% piensan que están haciendo demasiado.

34% de los entrevistados mencionan la jornada flexible como el principal programa de apoyo. 15% destacan el trabajo de medio tiempo y 11% el trabajo desde casa. Sólo 3% de las mujeres menciona la baja por maternidad. 36% no cuentan con ningún programa de apoyo en su lugar de trabajo. Las empresas mexicanas están muy lejos en prestaciones de las de Estados Unidos, donde 75% de los encuestados reportan poder trabajar desde casa 1 día por semana, 63% tienen baja por maternidad extendida y 18% cuentan con subsidio para guarderías infantiles.

La flexibilidad es el factor más importante para los mexicanos
La principal iniciativa requerida por las mujeres mexicanas es la flexibilización de los horarios de trabajo, en contraste con los Estados Unidos, donde la aspiración clave es la igualdad de salarios con los hombres. También relacionada con la flexibilidad es permitir el trabajo desde casa, la segunda iniciativa más deseada. Corregir el pago desigual entre hombres y mujeres fue seleccionado como tercera iniciativa más importante por 17% de las mujeres, en comparación con 32% de las mujeres en Estados Unidos. “Las mujeres mexicanas tienen desafíos todavía más profundos que la desigualdad salarial” comentó Vera Makarov, Co-CEO de Apli. “Hay millones de mujeres que tuvieron que abandonar sus estudios por incompatibilidad con su familia o que no consiguen volver al mercado laboral después de tener hijos. En México, el problema se acentúa por la escasez de opciones para el cuidado profesional de los hijos, los largos tiempos de transporte al trabajo y el reparto desigual de tareas en el hogar. Es esencial que las personas dispongan de fuentes de ingresos compatibles con su vida” Lorena Sánchez García, directora en México de la ONG Generation de la consultora McKinsey, afirmó que “las empresas mexicanas tienen una gran oportunidad para utilizar al máximo el talento de las mujeres mediante entornos de trabajo más equitativos sin esperar a conseguir un cambio cultural completo en toda la sociedad.”

Leave a Reply