Las mujeres que trabajan en el sector tecnológico creen que se les cierran puertas durante el proceso de selección, según un estudio de Booking.com

0
249

Según un nuevo estudio global de Booking.com, una de las empresas de e-commerce más grandes del mundo y líder en tecnología digital, casi la mitad de las mujeres (47%) que trabajan actualmente en el sector tecnológico afirman que la desigualdad de género durante el proceso de selección impiden a otras mujeres incorporarse al sector.

A pesar de los muchos esfuerzos por mejorar la representación de las mujeres que forman parte de este sector, el estudio muestra que los obstáculos en la fase de contratación pueden desmotivar a muchas mujeres a presentarse para puestos tecnológicos. Esto implica que la industria puede estar descartando a mujeres calificadas incluso antes de que tengan la oportunidad de mostrar sus habilidades.

Principalmente, son las estudiantes universitarias encuestadas que están interesadas en el ámbito tecnológico quienes perciben claramente la desigualdad de género durante los procesos de selección, ya que más de tres de cada cinco (62%) consideran este problema como el obstáculo principal que les impide entrar en este ámbito.

“Hasta la fecha, muchas de las conversaciones dirigidas a mejorar la diversidad de género en el ámbito tecnológico se han centrado en qué puede hacer la industria, los sistemas educativos y los gobiernos para conseguir que las jóvenes mujeres se interesen por el ámbito de las CTIM desde muy pequeñas, y entonces enfoquen su trayectoria profesional hacia esta dirección”, afirma Gillian Tans, CEO de Booking.com. “Nuestro estudio señala la importancia de las prácticas de contratación de las empresas tecnológicas a la hora de colocar a candidatas en roles dentro de este ámbito. Aquí se incluye cómo se habla sobre el sector, cómo son las descripciones de los puestos y qué oportunidades anuncian. Si tenemos en cuenta que el 51% de las mujeres creen que las prácticas de contratación que atraen a un perfil más diverso son el principal factor de éxito en estos ámbitos, estos resultados son especialmente significativos.”

Los procesos de contrataciones en el ámbito tecnológico están excluyendo a las mujeres, en lugar de atraerlas

Al preguntar por las prácticas concretas que usan las empresas tecnológicas para identificar el talento y contratarlo, las respuestas de las mujeres que trabajan en este sector comprueban que no se describe de forma precisa toda la variedad de roles y oportunidades que puede ofrecer una carrera en estos ámbitos, lo que acaba afectando a la contratación. Uno de los motivos que pueden contribuir es el lenguaje que utilizan las empresas tecnológicas al anunciar nuevos puestos. Muchos consideran que el uso de tono sutil y palabras asociadas a lo masculino, como “dirigir” o “dominante”, amenazan con excluir o distanciar a las mujeres, lo que tiene como resultado que menos de ellas tengan en cuenta estos puestos.

Además, la descripción de los trabajos también evita que las mujeres se presenten a puestos no técnicos en el ámbito tecnológico: más de la mitad de las mujeres (51%) afirman que los puestos no se escriben teniendo en mente a las mujeres. Nuestro estudio muestra que más de la mitad de las profesionales de este sector y de las estudiantes (54%) creen que las empresas tecnológicas tienden a hablar más sobre los puestos técnicos que incluyen codificar, diseño de producto, análisis de datos e ingeniería en comparación de los roles no técnicos, que pueden ser igualmente de interés.

Cabe agregar que, casi tres de cada cuadro mujeres en este sector y estudiantes interesadas en trabajar en este ámbito (72%) aún creen que se exigen competencias técnicas o una titulación en ciencias informáticas o tecnológicas para conseguir un trabajo en este ámbito, sin tener en cuenta si se trata de un puesto técnico o no técnico, por ejemplo, en un departamento de Recursos Humanos, Finanzas, Jurídico o de Marketing.

En cuanto a claridad de la trayectoria profesional en el sector tecnológico se refiere, la mitad de las mujeres sienten que las oportunidades para avanzar en sus carreras no están claras desde el principio, otro factor que les dificulta entrar en el sector. Esta opinión está más marcada entre las universitarias (59%), lo que demuestra que el sector tecnológico necesita esforzarse más a la hora de destacar las oportunidades de progresar que hay para las jóvenes, incluso antes de que se incorporen.

Una vez contratados, hombres y mujeres tienen experiencias distintas respecto a las promociones y los puestos de dirección

Al preguntarles por las oportunidades de crecer una vez que han entrado en el sector tecnológico, más de tres de cada cinco mujeres (62%) creen que tienen que cumplir con todos los requisitos de una oferta de empleo para lograr un ascenso, mientras que los hombres tienden a promocionarse en función de su potencial de futuro.

Un porcentaje similar (61%) creen que hay actitudes y comportamientos que se consideran positivos en compañeros de trabajo, mientras que se ven como negativos en las mujeres. Además, más de la mitad de las mujeres que participaron en la encuesta (55%) creen que no reciben suficientes oportunidades de desarrollo y liderazgo.

Deja un comentario