Los coches híbridos seducen al 42% de los conductores

0
143

El 43% de los conductores españoles optarían por un vehículo híbrido si tuvieran que comprar un coche actualmente, aunque más de la mitad (52%) no cambiaría su automóvil actual si no fuese realmente necesario. El 17% elegirían un coche de gasolina, el 15% eléctrico, el 12% diésel y solo un 3% optarían por gas, según una encuesta realizada por el Instituto Sondea para EasyPark.

El 48% de los conductores encuestados opinan que los vehículos diésel no tendrán mucho más recorrido, sin embargo, el 43% sí compraría uno en la actualidad. “La costumbre de adquirir vehículos diésel está muy arraigada en la sociedad española”, explica David Castaño, team lead de EasyPark España.“Los conductores son conscientes de que el futuro pasa por otro tipo de automóviles menos contaminantes, pero, aun así, se resisten a dejar de lado los diésel y confían en que la transición a otros formatos sea progresiva”.

Más de la mitad de los encuestados prefiere esperar a otro momento para comprar un coche nuevo dada la situación de incertidumbre en la que se encuentra el futuro de los diésel en este momento. “La adquisición de un vehículo es una inversión importante y los usuarios prefieren esperar a que el panorama se aclare, saber lo que ocurrirá con los vehículos que funcionan con diésel o si habrá ayudas para la compra de vehículos híbridos o eléctricos”.

Las ciudades del sur de Europa todavía tienen deberes pendientes relacionados con los vehículos híbridos o eléctricos. Los datos muestran que estamos en un momento de cambio, en el que es necesario que las ciudades se impliquen en la implantación de puntos de carga fácilmente accesibles para los conductores mediante aplicaciones móviles. “En los países del norte de Europa, donde esta tecnología está más avanzada, se encuentran aplicaciones como EasyPark, con la que los conductores pueden encontrar el punto de carga, interactuar con él y, además, pagar el tiempo de estacionamiento mientras el vehículo llena su batería”, aclara David Castaño.

Deja un comentario