Los mejores lugares para ligar

4
1932

Bares, pubs y discotecas han pasado a la historia. Ahora se imponen nuevos espacios a la hora de conocer gente. Gimnasios, centros comerciales o Internet se convierten en los lugares predilectos para encontrar pareja.Los tiempos han cambiado. Nos hemos hecho más exigentes a la hora de buscar relaciones de pareja. Ya no nos sirve cualquier cosa, que es lo que se solía encontrar en bares o en discotecas de moda.
Lo mejor, si no quieres llevarte una sorpresa desagradable, es estrechar lazos en zonas mucho más personalizadas y urbanas. Se imponen los gimnasios o centros comerciales como lugares de encuentro, ya que, al menos, se juega con la ventaja de conocer a gente afín a nuestros propios gustos sociales.
Estos nuevos escenarios sólo te requerirán una cosa: una actitud receptiva a nuevas relaciones.
En el gimnasio
Al gimnasio ya no sólo se va a ponerse en forma. Estos centros dedicados al deporte y a la salud se han convertido en auténticos espacios para conocer a gente con las mismas inquietudes. Son lugares de esparcimiento, de tiempo para uno mismo, para la diversión e incluso, el descanso.
Quizá parezca el sitio menos indicado para ligar, pero la realidad dice lo contrario. Espacios llenos de cuerpos sudorosos, donde el glamour pasa a un segundo plano a favor del deporte, llenos de espejos que te recuerdan que no estás en tu mejor momento… Pero en este lugar con ropa ajustada, puedes encontrar a tu hombre. El spinning, el stretching o las máquinas unen mucho…
A continuación, los más espectaculares:

En el centro comercial
Los centros comerciales se convierten en una segunda casa. Su infinidad de actividades en un espacio común hace que sean uno de los lugares donde más fácil resulta ligar.
Esta moda, importada de Estados Unidos, aúna todas las posibilidades de ocio reconocidas: restaurantes, bares, tiendas, cines e incluso, gimnasios. Sus muchas posibilidades hacen que resulte muy fácil conocer a gente sin movernos del sitio.
No hay ciudad que no disponga de un espacio de este tipo. Sólo tendrás que hacerte un planning mensual y… prepararte para lo que se te avecina.
De los últimos:

Espacios virtuales
Internet, que comenzó como una fuente potentísima de transmisión de conocimientos, productos y servicios, ahora también es un soporte no menos potente para la comunicación interpersonal.
Un auténtico vivero para conocer gente. Sólo una advertencia: cuando se pasa del anonimato al contacto personal, hay que tomar una serie de medidas de seguridad para evitar sorpresas desagradables.

Locales alternativos
¿Has conocido a alguien en una discoteca y al día siguiente te has arrepentido? Los cientos de decibelios que se gastan en estas macrodiscotecas, la luz tenue y las aglomeraciones pueden distorsionar mucho la imagen de tu Príncipe Azul. Por eso, ahora a la disco se va sólo a bailar. Y a ligar, ¿sabes dónde?
Si eres de las reacias a abandonar los bares como el sitio perfecto para ligar, hay locales alternativos en los que no sólo disfrutarás del ambiente, sino también de la compañía. Entre ellos, los cibercafés, los salones de tertulias o los bares multiusos (con varias zonas, de charla, restaurante, de copas…), para que no te muevas en toda la noche.

Tres consejos para no deprimirte
Encontrar al hombre de tu vida, aun en el lugar perfecto, es muy difícil. Te ofrecemos tres consejos para que no tires la toalla si no sale bien a la primera:
La perfección no existe. Buscar al hombre perfecto sólo te llevará a la frustración.
No temas al fracaso. Pensarlo te puede llevar a ello. Ten en cuenta que hay cosas que no puedes controlar.
Aprende de tus errores. Te ayudarán a hacer mejor las cosas la próxima vez.

4 COMMENTS

  1. Yo vengo entrenando en el gimnasio hace varios años con sacrificio y constancia y ya estoy musculoso, pero como soy tímido y encima feo ninguna mujer quiere ligar conmigo ya sea guapa o no, por eso jamas me acercaré a ninguna para no exponerme a ser rechazado como un perro sarnoso, pero ya me acostumbré a eso ya no me importa, no me voy a morir por quedarme feo y solo toda mi vida.

Deja un comentario