Los regalos Godínez que nunca debes dar en navidad (pero que terminas recibiendo)

0
150

Los regalos menos deseados que Rappi te aconseja nunca obsequiar, pero que siguen apareciendo en la lista de pedidos

Un intercambio Godínez puede ser divertido para algunos o un verdadero martirio para otros. En gran medida, esto depende de qué tan bien te lleves con tus compañeros o cuál sea la temática del intercambio, pues puedes recibir un regalo que realmente te guste o algo verdaderamente inútil que terminarás por no usar.
Con esto en mente, y para no convertir el intercambio en una pesadilla navideña, Rappi, el asistente personal que hace tu vida más fácil, enlistó los regalos menos queridos de esta temporada, pero generalmente obsequiados para salir del apuro.

Ugly Sweater

Un gran clásico de todos los intercambios es el típico suéter que nadie se pondría, ni siquiera en temporada decembrina, pero que, por alguna razón, a alguien le parece buena idea regalar. A muchos les parece una gran broma navideña, pero si puedes evitarlo, no lo regales.

Artículos de oficina

Regalar plumas, libretas, agendas y demás artículos de oficina en tu lugar de trabajo es como obsequiarle una plancha o licuadora a tu mamá en su cumpleaños. Lo que quieres en estos momentos es pensar lo menos posible en el trabajo.

El regalo que te dieron en otro intercambio

Nunca falta “el creativo” que obsequia el regalo que no le gustó del intercambio anterior. Este presente, regularmente, es un objeto que a nadie le termina de encantar y que se va reciclando de mano en mano. Es de pésimo gusto hacerlo y será peor si te descubren.

Figuritas de adorno

Ya nadie regala figuritas de porcelana en 2018. Ese tipo de regalos que solo servían para adornar la vitrina del comedor de tu abuelita tienen su versión moderna llamada “cabezones”. Sabemos que hay coleccionistas entusiastas, pero mejor investigar antes de hacer ese regalo, para que no termine adornando la oficina de uno de los tíos de la persona que te tocó en el intercambio.

Regalos anticuados

Las carpetitas bordadas y demás artículos dignos del comedor de tu tía, simplemente, no son buena idea. Nadie te va a agradecer un nuevo camino de mesa o un juego de baño de Santa Claus.

Incluso si dejaste el regalo para el último momento, no necesitas caer en estos clichés que te convertirán en el compañero indeseable del intercambio. Afortunadamente, cuentas con aliados como Rappi con lo que podrás pedir el obsequio ideal y recibirlo en minutos.

Leave a Reply