LOUIS XIII, un regalo digno de reyes para esta Navidad

0
773

No hay mejor regalo que el legado del tiempo. Poseer un objeto histórico que ha forjado el mundo tal y como se conoce en la actualidad es una oportunidad que no tiene comparación. Y con mayor razón si es el siglo de tradición presente en cada una de las botellas de LOUIS XIII.
Creado en 1874, LOUIS XIII es el resultado de un siglo de apasionante trabajo y paciencia. Cuatro generaciones de maestros bodegueros son necesarias para crear este excepcional cognac que mezcla mil 200 de la más selectas eaux-de-vie de la región de Grande Champagne. Resguardado hasta por 100 años en sus icónicos tierçons –barriles centenarios hechos de roble limousin–, ha sido, por más de un siglo, el predilecto de reyes y emperadores, por estar presente en momentos decisivos para la historia del mundo moderno.
La experiencia de degustarlo es un momento único enmarcado por el emblemático decantador de cristal Baccarat. Réplica de uno encontrado en el lugar de la histórica Batalla de Jarnac de 1569, el cristal permite que la luz se filtre para revelar su cálido color caoba.
El primer contacto con la nariz es increíblemente delicioso, pues se combinan aromas florales con fragancias picantes, mientras que la primera gota prepara toda la boca, dando vida a sutiles notas de higo y sándalo. Al saborear el trago posterior, infinitos sabores son revelados mientras descubre la suavidad y redondez de cada uno de los eaux-de-vie. Al final, la intensidad de su aromática complejidad parece interminable, pues permanece al menos una hora en el gusto para confirmar que se disfruta una creación que ha cautivado a los apasionados de la buena bebida desde 1874.
Los amantes de los detalles encontrarán en este objeto de lujo la experiencia perfecta de sofisticación, elegancia y excelencia que ha hecho de LOUIS XIII un infaltable en las cavas de las casas reales y favorito de nobles, caballeros y jefes de estado. Tal como el general Charles de Gaulle, quien lo sirvió durante la celebración de la primera navidad tras la victoria Aliada en 1944, este elixir es el obsequio perfecto para llevar la herencia de la Casa de Rémy Martin a su hogar esta navidad.

Deja un comentario