Moda

Mamá es una joya

Para el diseñador Daniel Espinosa MAMÁ es sinónimo del “amor más fuerte y puro que puede existir entre dos seres”. Y es que la figura materna en México es tan importante como el lazo que se tiene con ellas, son las que dan vida, ejemplo, educación y crianza más allá de sus límites, siempre dispuestas a continuar hasta conseguir el mayor bienestar por amor a sus hijos, convirtiéndose en refugio y pilar.

Las mamás desarrollan la capacidad de pensar doble, ya no lo hacen solamente en función a sus deseos y necesidades, sino tomando en cuenta a sus hijos en cada decisión y cuando creen que su trabajo ha terminado entonces llegan los nietos. Pertenecer a una sociedad que valora y toma como ejemplo a las madres, es una gran fortuna:

“Vivir rodeado de las joyas que utilizaba mi mamá desde que yo era niño, de las que usaban mis tías y ese gusto de la familia, que en general estaba conformada por mujeres, a quienes les fascinaban los accesorios hechos en Taxco con todo el amor del mundo, es hoy parte de la expresión que llevo en mi ADN y que me ha permitido dedicar mi vida a esta fabulosa profesión”, comparte el joyero Daniel Espinosa. Ellas se merecen todo y qué mejor que darles un detalle que exprese tu cariño.

La pieza perfecta para la joya de la casa

Dentro de la colección Lazos de Amor de Daniel Espinosa Jewelry, encontrarás hermosos pendientes de plata y baño de oro o rodio con la palabra del momento brillando con topacios blancos. La festejada puede llevarlo como dije con una delicada cadena rodeando su cuello o en un par de aretes que darán un efecto estilizado al rostro. Las mamás que prefieren la originalidad querrán probar usar el pendiente en una oreja y el cuffing solo en la otra, dando un aspecto asimétrico y divertido a su look.

“Ser madre es una actitud, no una relación biológica” – Robert A. Heinlein. Y esta tierna opción de dije en plata con forma de huellita en baño de oro o rodio y aderezado con topacios blancos, es ideal para quienes cuidan de esos hijos peluditos que roban el corazón.

Yesica Flores

Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar