Un mexicano entre los cinco proyectos finalistas del Premio Internacional para el mejor Rascacielos del mundo

0
345

• El arquitecto mexicano Benjamín Romano fue seleccionado como finalista al Premio Internacional Highrise 2018 por su proyecto “Torre Reforma”.
• Los 5 finalistas son el resultado de una selección entre más de 1,000 nuevos rascacielos en el mundo

El Premio Internacional Highrise (IHA) 2018 está entrando a su fase decisiva: el jurado ha elegido cinco edificios altos para la ronda final.
Los finalistas del 2018 son:
• MahaNakhon (Bangkok/Tailandia) de Büro Ole Scheeren, Bangkok/Tailandia y OMA (Oficina de Arquitectura Metropolitana), Beijing/China
• Beirut Terraces (Beirut/Líbano) de Herzog & de Meuron, Basel/Suiza
• Torre Reforma (Ciudad de México /México) de L. Benjamín Romano, Ciudad de México/México
• Chaoyang Park Plaza (Beijing/China) de MAD Architects, Beijing/China
• Oasia Hotel Downtown (Singapur) de WOHA

Los 5 finalistas son el resultado de una selección entre más de 1,000 nuevos rascacielos en el mundo, de los cuales se seleccionaron inicialmente 36 proyectos a ser considerados. Con la selección de los 5 finalistas, quedan descartados proyectos de reconocidas firmas considerados en la primera selección, como Ateliers Jean Nouvel, Foster & Partners, Pelli Architects, Renzo Piano Building Worshop y Zaha Hadid Architects.
El premio será presentado por la Ciudad de Frankfurt/Main en conjunto con Deutsches Architekturmuseum (DAM) y DekaBank Deutsche Girozentrale en el Paulskirche de Frankfurt el 1 de noviembre de 2018. El reconocimiento incluye un premio en efectivo por €50,000 y una estatuilla diseñada por el artista, reconocido internacionalmente, Thomas Demand.

El IHA es considerado uno de los premios de arquitectura para rascacielos más importantes del mundo.
Se otorga a arquitectos y desarrolladores cuyos edificios miden al menos 100 metros de altura y han sido completados en los dos últimos años. El jurado—que está conformado por arquitectos, ingenieros estructurales, expertos en bienes raíces y críticos de arquitectura—analizará los proyectos nominados con base en los siguientes criterios: diseño pensado en el futuro; funcionalidad; tecnología de construcción innovadora; integración en esquemas de desarrollo urbano; sustentabilidad, y costo. Los cinco finalistas de este año fueron seleccionados de entre 36 nominados de 15 países.

Acerca de los finalistas:
La pregunta fundamental durante las pláticas del jurado fue “¿De qué forma retribuye un edificio?” El presidente del Jurado, Kai-Uwe Bergmann de BIG – Bjarke Ingels Group (ganador de IHA 2016)—declaró éste el criterio principal para evaluar los proyectos. Otros criterios para tomar la decisión fueron cómo un edificio de altura contribuye con la vida urbana y cómo alienta a la vida en las calles. Adicional a esto, se analizaron los siguientes aspectos: la narrativa general; las cualidades esculturales; el concepto estructural; la mezcla de usos, y el equilibrio de economía y diseño. Los finalistas resultantes son representativos de la diversa gama arquitectónica vista por el jurado.
Cada uno de los proyectos—uno de México, uno del Medio Oriente y tres de Asia—encuentra una interpretación única de su tipología, ya sea como una ágil torre de oficinas (Torre Reforma), un rascacielos residencial (Beirut Terraces), un jardín de uso mixto de gran altura (Oasia Hotel Downtown), un desarrollo en un nuevo vernáculo indígena (Chaoyang Park Plaza) o un hotel en la forma de una escultura pixelada (MahaNakhon).
MahaNakhon, uno de dos proyectos nominados de Büro Ole Scheeren, llegó a la última ronda de cinco finalistas. Ole Scheeren comenzó a trabajar en el edificio más alto de Tailandia aun estando en OMA y lo completó con su propia firma china, que también se encuentra ubicada en Bangkok. Su distintiva fachada pixelada hace de la torre una nueva marca en Bangkok, así como un símbolo de una ciudad en auge y globalizada. La miembro del jurado Jette Cathrin Hopp lo ve como “un interesante giro a lo que de otra forma sería tipología clásica al fragmentar y pixelar y, por lo tanto, deconstruir ligeramente la solidez de la apariencia total”.
Con su proyecto escultural de Beirut Terraces, la firma ubicada en Basel, Herzog & de Meuron, estetiza el tema de vivir en climas mediterráneos como el de la capital del Líbano, Beirut. Las losas blancas escalonadas borran la transición entre interior y exterior, lo que resulta en el refinamiento de la vida al aire libre. Esto es algo que impresionó a Ulrike Lauber: “Las capas residenciales—apiladas, escalonadas y desfasadas—crean una transición transparente de dentro hacia afuera, protegen de la luz directa del sol y ofrecen espacios acogedores con la mejor vista”. Peter Cachola Schmal ve una conexión con las artes visuales: “Otros han planeado una forma escultural similar anteriormente, como el artista Thomas Demand, cuando diseñó la estatuilla del International Highrise Award en el 2003.”
Torre Reforma de Benjamín Romano es un clásico edificio de oficinas. Sin embargo, el tipo de uso es poco convencional. El problema prevaleciente de los terremotos en la Ciudad de México obligó a un concepto estructural de soporte inteligente, el cual da a la torre de oficinas de 246 metros de altura su impresionante apariencia. Sean Anderson declaró que Torre Reforma “es el testimonio perfecto de que la arquitectura en México es innovadora y llamativa en la actualidad”. Por su parte, Ina Hartwig expresó su entusiasmo sobre el edificio más alto de México: “A pesar de su enorme altura, Torre Reforma tiene una ligereza en su estructura de concreto fragmentado. Su afilada forma y los páneles de vidrio empotrados son impresionantes sin ser obstructivos”.

Para el miembro del jurado Thomas Schmengler, el complejo Chaoyang Park Plaza en Beijing de MAD Architects revoca contradicciones porque es “tan poco convencional como armonioso”. El único proyecto nominado ubicado en China, que también fue diseñado por una firma china de arquitectos, se inspiró en las pinturas panorámicas tradicionales y sobresale de forma impresionante de las construcciones repetitivas que lo rodean gracias a su fachada de vidrio negro y figuras amorfas. De esta manera, ejemplifica un enfoque interesante que define su identidad para el desarrollo de un lenguaje arquitectónico chino tanto contemporáneo como único.

WOHA persiguió consistentemente su meta de construir un edificio de altura ecológico con el Oasia Hotel Downtown, reduciendo la estructura a un exoesqueleto con impresionantes espacios abiertos. Estos están protegidos del sol y la lluvia, y así crean un oasis natural con excelente calidad residencial en medio del centro del Singapur extremadamente denso, lo que es un modelo ejemplar para otras metrópolis y megaciudades tropicales. Kai-Uwe Bergmann hare referencia a las innovaciones de WOHA del pasado reciente: “Este edificio de altura continúa con la visión de WOHA de borrar las líneas entre la naturaleza y la arquitectura. Toda la fachada se convierte en una armadura de vegetación, creando un velo de calma y sombra”. Knut Stockhusen observa: “Este es un enfoque único de una estructura exoesqueleto. Permite máxima libertad de uso, total funcionalidad y espacios en el área central”.
El jurado de IHA 2018:
El presidente del jurado internacional que determinará el resultado del Premio Internacional Highrise 2018 es el ganador de IHA 2016: Kai-Uwe Bergmann (Socio de BIG – Bjarke Ingels Group, Ciudad de Nueva York / Copenhague).
Los otros miembros del jurado son:
– Sean Anderson (Curador Asociado, Departamento de Arquitectura y Diseño, Museum of Modern Art (MoMA), Ciudad de Nueva York)
– Jette Cathrin Hopp (Directora de Proyecto / Arquitecta Senior, Snøhetta, Oslo)
– Prof. Ulrike Lauber (Director de lauber zottmann blank architekten, Múnich / Beuth Hochschule für Technik, Berlín)
– Knut Stockhusen (Ingeniero Estructural / Socio, schlaich bergermann partner, Stuttgart)
– Dr. Ina Hartwig (Sub Alcaldesa de Cultura, Frankfurt/Main)
– Thomas Schmengler (Director de Adquisición y Venta Inmobiliaria, Deka
Immobilien GmbH, Frankfurt/Main)
– Peter Cachola Schmal (Director, Deutsches Architekturmuseum, Frankfurt/Main)

El Premio Internacional Highrise de la Ciudad de Frankfurt/Main:
Cada dos años y desde 2004, la Ciudad de Frankfurt/Main ha sido sede del Premio Internacional Highrise (HIA) desde 2004. Este premio se inició conjuntamente en el 2003 con la Ciudad de Frankfurt, Deutsches Architekturmuseum y DekaBank. Desde entonces, ha sido organizado y financiado en asociación y cooperación entre Deutsches Architekturmuseum y DekaBank Deutsche Girozentrale, y será entregado por octava ocasión en el 2018.
Los planeadores y desarrolladores reciben conjuntamente el premio—una estatuilla creada por el internacionalmente famoso artista Thomas Demand, en conjunto con un premio en efectivo de €50,000Planners.

Ganadores de ediciones anteriores de IHA
2016 “VIA 57 West” en la Ciudad de Nueva York (142 m) – Bjarke Ingels Group y The Durst Organization como desarrollador.
2014, “Bosco Verticale” en Milán (78 y 122 m), Boeri Studio y Hines Italia como desarrollador.
2012, “1 Blight Street” en Sidney (139 m), una colaboración entre Ingenhoven Architects en Düsseldorf y Architectus en Sydney con DEXUS Property Group; DEXUS Wholesale Property Fund, Cbus Property como desarrolladores.
2010, “The Met” en Bangkok (230 m), WOHA en Singapur y Pebble Bay, Tailandia como el desarrollador.
2008, “Hearst Building” en Nueva York (182 m), Foster + Partnerse y Hearst Corporation como desarrollador.
2006, “Torre Agbar” en Barcelona (142 m), Ateliers Jean Nouvel y Layetana como el desarrollador.
2004, “De Hoftoren” en La Haya (144 m), Kohn Pedersen Fox Associates (International) PA, Londres e ING Vastgoed como el desarrollador.

Para obtener más información y descargar fotos para prensa, visite:

www.international-highrise-award.com, www.dam-online.de/presse,

Deja un comentario