MEZCAL ALIPÚS: DESARROLLO SOCIAL

0
41

Por 20 años, el proyecto Mezcal Alipús ha trabajado por el reconocimiento del valor del mezcal artesanal, haciendo un mapeo de Oaxaca a través de su tradición mezcalera.

Este proyecto, creado en 1999, comenzó con la inclusión de la familia del maestro mezcalero Don Joel Antonio (qepd), originaria de la comunidad de San Juan del Río, en el municipio de Tlacolula, Valles Centrales de Oaxaca. En aquel momento el mezcal se encontraba rezagado y acotado al consumo local.

A la familia Antonio la siguieron la familia de la maestra mezcalera Minerva Hernández en Santa Ana del Río, Tlacolula. El maestro mezcalero Don Cosme Hernández y su familia en San Baltazar Guelavila, Tlacolula. La familia del maestro mezcalero Don Valente García en Santa María La Pila, Miahuatlán. El maestro mezcalero Don Baltazar Cruz en San Luis del Río, Tlacolula y finalmente los maestros mezcaleros Tío Jesús Ríos, Tío Leonardo Rojas y Tío Félix García, de Los Sabinos y El Potrero, en el municipio de Sola de Vega, en la Sierra Sur de Oaxaca.

Desde 2015, el maestro mezcalero Rodolfo Juan Juárez, se unió al proyecto produciendo Alipús San Juan, a la par de sus primos en la comunidad de San Juan del Río. Este año, además de las familias que forman parte del proyecto, se han incorporado dos productores más, de las comunidades de Santa Ana Del Río y San Andrés: los maestros  mezcaleros Don Fabián Cruz González y Don Atanasio Aragón Martínez, respectivamente.

Uno de los principales indicadores del éxito del proyecto está cimentado en el desarrollo de los productores en relación con su capacidad productiva, la cual ha aumentado de manera orgánica, ligada a las buenas prácticas y a la capacitación constante en temas de producción.

Durante los últimos 20 años, el mundo del mezcal ha dado un giro de 180º, modificando la forma en la que percibimos y consumimos mezcal, tanto en México, como en el mundo.

Estas modificaciones, además de ser un tema de percepción del mercado, han ido en relación con las normas sanitarias y fiscales, de nuestro país. Las familias productoras, de la mano de la Destilería Los Danzantes, se han sumado a cumplir las normas que rigen el mezcal, llevando registros para temas de producción, pero también con capacitación administrativa y contable, que les permite, además de aplicar este conocimiento para su producción de mezcal Alipús, trasladarlo a los  proyectos que algunos de ellos desarrollan a la par.

Por otro lado, uno de los indicadores más fuertes del éxito del proyecto va en relación con la reconstrucción del tejido familiar y social en las comunidades en las que están establecidos los productores de mezcal Alipús. La repatriación de miembros de algunas de las familias, para incorporarse al trabajo en los palenques, es uno de los aspectos que ha generado más satisfacción a los largo de los años.

Después de un esfuerzo arduo durante 20 años, identificar el mezcal como una opción de trabajo en las comunidades es cada vez más común, activando la economía local y preservando la tradición.

Actualmente, los mezcales producidos por estas familias se encuentran en 24 países alrededor del mundo, representando el 56% del total producido mientras que el 44% se queda en nuestro país.

Hoy, Alipús celebra 20 años de resguardar y promover la tradición de elaborar mezcal artesanal. Alipús es tradición, comunidad e identidad.

Deja un comentario