Mi personalidad, mi estudio

1
882

• Es recomendable contar con un espacio que te permita concentrarte y que te motive a trabajar.
• Uno de cada diez internautas prefiere trabajar en casa.
• Las cortinas y alfombras son una buena opción para darle color al espacio.

El home office es la última tendencia en el mundo laboral. Cada vez son más las empresas en México las que están implementando este tipo de trabajo. De acuerdo con un estudio elaborado por Citrix en 2018, el home office las corporaciones han logrado beneficios como: aumento de la productividad y la creatividad, ahorro de costos y reducción en la rotación de personal.

“Aunado a esto la Asociacion de Internet.mx, indico que uno de cada cien internautas prefiere trabajar en casa. Diez de cada cien le interesa la modalidad mixta. Los restantes estan dispuestos a trasladarse a una oficina” datos proporcionados durante el estudio de Busqueda de Empleo por Internet 2017.
Si tienes un trabajo flexible que te permite trabajar desde casa es recomendable que dispongas con ambiente funcional que te permita concentrarte y que te motive a trabajar. Sin embargo en cuestiones de decoración el gusto se rompe en géneros. Los hombres tienden a ser más prácticos pues muchos sólo necesitan contar con un escritorio y una silla cómoda. En cambio las mujeres somos más exigentes y buscamos darle un toque femenino y personal a nuestro espacio.

Decorar un estudio femenino no significa que todo deba ser de color rosa. En realidad lo más aconsejable es pintar las paredes con colores claros y neutros que no sean muy llamativos. Se recomienda el uso de colores como blanco, marfil, crema o tonos pastel. Otra ventaja que ofrecen estos tonos es que pueden contrastar o combinar fácilmente con los muebles.

Para darle tu toque personal puedes incorporar elementos decorativos como flores, cuadros o fotografías. Se recomienda tener un tablero de corcho donde puedas pegar imágenes y notas. Los textiles como alfombras y cortinas también son una buena opción para darle un poco de color al espacio. Todo dependerá del estilo de decoración que más vaya con tu personalidad. Al tratarse de un estudio basta con tener los muebles básicos: un asiento cómodo y un escritorio en el que puedas hacer tus labores. Los escritorios en “L” son ideales para cuando tienes varias tareas. Lo más recomendable es que tu escritorio tenga cajones integrados para guardar artículos de papelería, y si lo necesitas puedes colocar en las paredes algunas estanterías para ordenar documentos, libros o revistas. La iluminación en este tipo de espacios es fundamental. Lo ideal es colocar el escritorio frente a una ventana para aprovechar al máximo la luz natural. También puedes colocar una luz central que ilumine bien todo el espacio o distribuir lámparas pequeñas en puntos estratégicos. Del 27 al 29 de septiembreen Expo Ambientesse reunirán los mejores profesionales y empresas especializadas interiorismo, paisajismo, iluminación, sistemas de seguridad, sistemas de riego, paneles solares, mobiliario, electrodomésticos, ornamentos, y demás soluciones que te ayudarán con tu próximo proyecto de decoración o remodelación.

1 COMMENT

Deja un comentario