MOËT & CHANDON DECLARA EL GRAND VINTAGE 2009: UNA GRAN VENDIMIA

0
468

La Maison francesa lanza una cosecha envolvente, con una personalidad única.

Moët & Chandon, el champagne más
amado del mundo, presenta su Grand Vintage 2009, el vintage #73 de la Maison,
auténtico ejemplo de excelencia en la elaboración del vino y su savoir faire legendario.
Madurado durante 7 años, este champagne está destinado a ser eternamente único,
como la expresión de una cosecha singular.
Los champagnes Moët & Chandon Grand Vintage son vinos de añada de carácter
distinguido, creados por primera vez en 1842 para satisfacer demandas de
conocedores británicos y estadounidenses con vinos más maduros. Cada Grand
Vintage es original, creado en torno a la libertad de interpretación del Chef de Cave –
Benoit Gouez- en cuanto a la selección de los vinos más destacados del año y el
respeto por la individualidad de cada añada. Es una mezcla basada en la evaluación
subjetiva y emocional del Chef de Cave, de la personalidad y del potencial de cada
variedad de uva.
De acuerdo con este espíritu, Grand Vintage 2009 es un champagne envolvente con
una influencia clara de Pinot Noir (50% de su ensamblaje). Después de varias
cosechas en las que la uva Chardonnay fue dominante, la uva Pinot Noir toma el
protagonismo en el 2009. A pesar de un invierno muy frío y una primavera
particularmente lluviosa, el verano caluroso y soleado del año produjo una cosecha
generosa y permitió que las uvas Pinot Noir fueran más maduras y saludables de lo
habitual, logrando un equilibrio perfecto y una madurez seductora.
“La potencia controlada del Pinot Noir es la base gustativa de Grand Vintage 2009.
Esto es muy notable porque la proporción de Pinot Noir no ha sido así de alta en un
Grand Vintage de Moët & Chandon desde 1996”, dijo Benoît Gouez, chef de Cave de
Moët & Chandon. “El resultado es un complejo y carismático vino que se abre a
nosotros, con una madurez obvia, creando una atmósfera cálida que evoca un huerto
de duraznos y albaricoques en pleno verano”.
Disponible en tiendas selectivas y en los restaurantes más exquisitos,
Moët & Chandon Grand Vintage 2009 es el champagne ideal para celebrar
momentos memorables y compartir experiencias epicúreas con delicias gourmet.
THE GRAND VINTAGE COLLECTION, UN PUNTO DE DISTINCIÓN :
Cada Moët & Chandon Grand Vintage nuevo, se vuelve parte de la Colección Grand
Vintage de la Maison, una colección de los mejores champagnes de añada que abarca
más de 150 años. Solo 73 cosechas finamente envejecidas han sido liberadas en más
de 170 años desde 1842 hasta hoy. Esta colección de todas las edades está protegida
en las bodegas Grand Vintage Reserve en Epernay para una madurez más refinada.
Una de las colecciones de champagne vintage más grandes y prestigiosas del mundo,
la Grand Vintage Collection celebra lo último en excelencia en la elaboración del vino
y savoir-faire, apreciado por los conocedores de los mejores champagne.
Para los más aficionados existen unos coffret muy escasos con varias añadas de
prestigio.
MOËT & CHANDON GRAND VINTAGE 2009
Ensamblaje: 50% Pinot Noir, 36% Chardonnay, 14% Meunier
Clima y cosecha
El año 2009 comenzó con uno de los inviernos más fríos en 15 años. La primavera
fue libre de heladas, pero particularmente lluviosa con episodios de tormentas
severas. Todos estos problemas fueron olvidados a mediados de julio, con la llegada
de un clima constantemente cálido, seco y soleado, que permitió que los azúcares y
los aromas finalmente se desarrollaran en las generosas uvas. Al final, la salud de las
uvas fue excepcionalmente buena. La combinación de un clima ideal y un rendimiento
moderado creo condiciones ideales para un alto grado de madurez, tanto en términos
de contenido de azúcar y acidez, pero tampoco en exceso.
Descorche: enero 2017
Dosificación: 5g/L
Notas de cata:
En nariz, la primera impresión es la de una madurez obvia y tranquilizadora. Redondos
y reconfortantes, los matices iniciales de las notas de la cosecha y las notas de vainilla
se expanden gradualmente en notas más obscuras y tostadas de semillas a la parrilla,
almendras tostadas y moca. Al mismo tiempo, toques de frutas jugosas y carnosas
crean una atmósfera profundamente cálida y serena que recuerda a un huerto de
duraznos y albaricoques en pleno verano. El aroma floral de las rosas y peonias
redondea un conjunto de luminosidad y delicadeza.
En el paladar, la impresión inicial es acogedora con un cuerpo cremoso, una
sensación instantánea de un capullo envolvente y calmante. Posteriormente, la textura
del fluido sedoso se hace evidente; la potencia controlada del Pinot Noir, con notas de
miel y especias suaves, se ve subrayada por un estimulante matiz de pomelo rosado.
El paladar es generoso y aireado.

Deja un comentario