Monjes Tibetanos participan en el Tour por la Paz Interior en México

0
873

• El Instituto Transpersonal Inkarri coordina en México el Tour por la Paz Interior en México
• El monje tibetano Geshe Jampa realizará iniciaciones y pujas
• El tour contará con la participación del doctor en medicina tibetana Ugyen Dorji
• El Instituto Transpersonal Inkarri contribuye a mantener el legado del Budismo Tibetano en México
Ciudad de México, agosto 2016.- El Tour Mundial por la Paz Interior llegó a México para fomentar, reactivar y compartir el Espíritu de la Compasión Universal, este tour pretende recaudar fondos para la manutención de monasterios y la continua educación de los monjes tibetanos.

El Tour Mundial de la Paz Interior, coordinado en México por el Instituto Transpersonal Inkarri, contará con la participación del monje tibetano Geshe Jampa de Nyagre Khangtsen de la Universidad Monástica de Gaden Shartse, así como del Médico en Budismo Tibetano, Ugyen Dorji.

En su visita a nuestro país, del 16 al 25 de agosto, los monjes realizarán iniciaciones y pujas (bendiciones) para negocios, familias, enfermos y niños.

Por su parte, el Instituto Transpersonal Inkarri brindará pláticas sobre la Respiración Pneuma, práctica revolucionaria, profunda y fácil de realizar; da acceso de forma natural a estados extraordinarios o transpersonales que permiten la exploración de dimensiones internas más sutiles y refinadas de la psique.

“La respiración Pneuma es una técnica poderosa para la ampliación de la conciencia. En las tradiciones ancestrales se han buscado estos estados como herramienta para la sanación, el desarrollo interior y la búsqueda de guía interior”, explicó Arturo Lozano, representante de Inkarri México.

El monje Geshe Jampa comentó que las personas deben iniciar su proceso espiritual para encontrar la omnipresencia del amor como el principio de armonía y paz interior.

Inkarri Asociación Multicultural y Pneuma System, coopera desde hace más de 20 años con monasterios tibetanos para mantener vivo el Budismo Tibetano, una tradición cultural y espiritual genuina.

Deja un comentario