Ni el estrés de la oficina te hará sudar

0
120

Algunos dicen que el éxito se gana con sudor y sangre, y aunque eso ya debería ser cosa del pasado, nuestro país ocupa el primer lugar con mayor porcentaje de estrés vinculado al trabajo con un 75%, de acuerdo con una encuesta realizada por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), seguido de China con un 73% y Estados Unidos con un 59%.

Un jefe malhumorado, la presentación de un proyecto, hablar en público, el temor por perder el empleo, la frustración por no obtener un ascenso… del estrés laboral nadie se escapa. Incluso, la Organización Mundial de la Salud define al estrés como una epidemia mundial y revela que el estrés laboral se convertirá en la nueva epidemia del Siglo XXI.

Tal vez la solución no está, al menos en el corto plazo. Pero, sí podemos hacer cambios en nuestras costumbres para ayudarnos de manera individual a reducir el impacto del estrés en nuestra salud:

1. Organízate: se trata de dedicar un poco de tiempo a establecer hábitos de disciplina que te ayudarán a que todo fluya mejor y evitar más situaciones estresantes; como salir de casa con más anticipación, hacer una lista de las tareas que quieres lograr en el día por orden de importancia, tomarte un tiempo para analizar una tarea antes de comenzarla y mantener ordenada tu área de trabajo.

2. Tómate tu tiempo: querer demostrar que estás a mil por hora y que te dedicas en cuerpo y alma al trabajo no es necesariamente el mejor camino para demostrar tu compromiso y eficacia. Serás mucho más eficiente si te permites momentos necesarios para pensar y para cuidar de ti. Tómate un break cada dos horas para distraerte, respirar y darle un espacio a esos pendientes que, de no resolver, distraerán tu mente. Respeta también tus horarios de comida. Cuidarte y darle espacio a otros pensamientos hará que retomes el trabajo con más concentración.

3. No sudes la gota gorda: cada vez que pasamos por un momento de nerviosismo o una emoción fuerte, nuestro ritmo cardíaco se acelera y la temperatura corporal aumenta, y sudar es la respuesta natural del cuerpo para equilibrarnos. Para que el sudor no sea un problema, evita el uso de ropa de tela sintética y ayuda a tu cuerpo con un antitranspirante clínico, que te brindará una protección superior, por más tiempo. Te recomendamos el Nuevo Rexona Clinical Expert en aerosol, que ofrece tres veces más protección, ya que cuenta con la tecnología Defence+, lo último contra el sudor provocado por estrés, pues actúa como un micro escudo inteligente con activos que varían su tamaño molecular para ajustarse en cada momento a tu cuerpo, combatir el sudor y mantener la piel seca y fresca hasta por 96 horas.

4.Respira: utiliza técnicas de respiración segmentada, como las que propone el Kundalini Research Institute. Se trata de respirar profundamente llevando el aire hasta el estómago y, dependiendo de lo que desees lograr, inhalarás y exhalarás en pequeños segmentos de tiempo. Por ejemplo, si buscas calmarte y centrarte, mete aire en 8 pequeñas inhalaciones continuas y exhala en 8 exhalaciones. ¿Necesitas desbloquear tu mente y dejar ir pensamientos? Inhala en 4 partes, exhala en 8 partes. Sin embargo, si tienes algún problema de corazón, consulta a tu médico antes de poner en práctica este método.

5. Mantente en forma y relájate: hacer ejercicio te ayudará a liberar las tensiones y, de paso, mejorará tu autoestima al proyectar una mejor imagen. Además, durante las horas laborales, puedes hacer algunos ejercicios discretos para relajarte y evitar contracturas. Como girar la cabeza hacia los lados hasta alinear la barbilla con el hombro y mantener la posición 10 segundos de cada lado, después inclinar la cabeza, con la mirada hacia el frente, hasta alinear la oreja con el hombro, mantener 10 segundos y repetir hacia el otro lado.

6. Ten consciencia de que no todo es perfecto: no se trata de asumir el fracaso a priori, sino de mantener las expectativas en niveles reales, y esto significa que puedes bajar las expectativas. Así, si algo no sale exactamente como lo esperabas, no será un golpe estresante.

Para más información visita www.rexona.com.mx.

#NadaEsMásFuerte #NadaTeDetiene #3XProtección #RexonaClinical  #RexonaNoTeAbandona

Deja un comentario