NOTAS DE PRODUCCIÓN LAS SUFRAGISTAS

0
2020

Dirigida por Sarah Gavron
Escrita por Abi Morgan
Producida por Alison Owen y Faye Ward
Estreno: 11 de diciembre

Las Sufragistas es un conmovedor drama que empoderará a todos los que luchan por la igualdad de derechos en nuestra época. La emotiva película, dirigida por la ganadora del Premio BAFTA, Sarah Gavron, y escrita por la ganadora del Premio Emmy, Abi Morgan, está inspirada en la campaña de principios del siglo XX de Las Sufragistas, quienes eran activistas por el Sufragio de las Mujeres – el derecho a votar de las mujeres. El reparto incluye a las nominadas al Premio de la Academia, Carey Mulligan y Helena Bonham Carter; al nominado al Globo de Oro, Brendan Gleeson; a la ganadora del Premio de Cine Independiente Británico, Anne-Marie Duff; al ganador del Premio BAFTA, Ben Whishaw; y a la tres veces ganadora del Premio de la Academia, Meryl Streep.


Las Sufragistas

Dirigida por Sarah Gavron
Escrita por Abi Morgan
Producida por Alison Owen y Faye Ward

Notas de Producción

Las Sufragistas

Índice de las Notas de Producción

Sinopsis página 3

Escenario: La Ciudad Sufragista página 5

Cronología del Sufragio en el Reino Unido página 9

“El Gato y el Ratón” página 12

Acerca de la Producción página 13

Acerca del Reparto página 43

Acerca de los Realizadores página 54

Créditos página 67

Las Sufragistas
Sinopsis

Las Sufragistas es un conmovedor drama que empoderará a todos los que luchan por la igualdad de derechos en nuestra época. La emotiva película, dirigida por la ganadora del Premio BAFTA, Sarah Gavron, y escrita por la ganadora del Premio Emmy, Abi Morgan, está inspirada en la campaña de principios del siglo XX de Las Sufragistas, quienes eran activistas por el Sufragio de las Mujeres – el derecho a votar de las mujeres. El reparto incluye a las nominadas al Premio de la Academia, Carey Mulligan y Helena Bonham Carter; al nominado al Globo de Oro, Brendan Gleeson; a la ganadora del Premio de Cine Independiente Británico, Anne-Marie Duff; al ganador del Premio BAFTA, Ben Whishaw; y a la tres veces ganadora del Premio de la Academia, Meryl Streep.
Corre el año de 1912. El Reino Unido está observando una presencia pública cada vez mayor de Las Sufragistas, cuyo grito de guerra es: “¡Votos para las Mujeres!”. Sus esfuerzos en la resistencia han sido pasivos a lo largo de los años, pero cuando las mujeres se enfrentan a la cada vez más agresiva acción policial, ellas se involucran en actos públicos de desobediencia civil, poniendo en peligro la propiedad pero jamás la vida humana. El epicentro nacional de la Unión Social y Política de las Mujeres (WSPU) es Londres, en donde Maud Watts (interpretada por Carey Mulligan) es esposa y madre de clase trabajadora; ella y su esposo Sonny (Ben Whishaw) trabajan duro en una lavandería. Sorprendida un día por una protesta, Maud reconoce entre los agitadores a su compañera de trabajo, Violet Miller (Anne-Marie Duff). Inicialmente renuente a involucrarse con la causa sufragista, Maud se da cuenta de que debe demandar su dignidad tanto en casa como en su lugar de trabajo…
…y de que no está sola, pues valientes mujeres de todas las clases sociales se han unido a la lucha por la igualdad. La farmacéutica Edith Ellyn (Helena Bonham Carter) y la acaudalada Alice Haughton (Romola Garai) coordinan los esfuerzos de la WSPU. El compromiso de Maud con el movimiento se prueba al dar testimonio ante el Parlamento, en un brutal enfrentamiento en la calle, y en un periodo en la cárcel que, aunque breve, alarma a su esposo. Pero su decisión se fortalece al observar la habilidad para soportar los periodos en prisión de Emily Wilding Davison (Natalie Press) – y al conocer a la fundadora de la WSPU, Emmeline Pankhurst (Meryl Streep), quien sale de su escondite para dar un discurso público electrizante que incita a Las Sufragistas al activismo.
La dedicación de Maud la lleva a tomar decisiones difíciles que cambiarán su vida para siempre mientras se esfuerza por lograr un cambio real para las generaciones venideras. La policía intensifica la vigilancia y el trato duro, con el Inspector Steed (Brendan Gleeson) siguiendo cada paso de Maud; finalmente, ella y sus compañeras Sufragistas arriesgarán sus propias vidas para asegurar que los derechos de las mujeres sean reconocidos y respetados.
Una presentación de Focus Features, Pathé, Film4 y BFI, en asociación con Ingenious Media y con la participación de Canal+ y Ciné+. Una producción de Ruby Films. Carey Mulligan, Helena Bonham Carter, Brendan Gleeson, Anne-Marie Duff, Ben Whishaw y Meryl Streep. Las Sufragistas. Reparto: Fiona Weir. Diseñadora de Cabello y Maquillaje: Sian Grigg. Diseñadora de Vestuario: Jane Petrie. Diseñadora de Producción: Alice Normington. Música: Alexandre Desplat. Editor: Barney Pilling. Director de Fotografía: Edu Grau. Co-Productores: Andy Stebbing y Hannah Farrell. Productores Ejecutivos: Cameron McCracken, Tessa Ross, Rose Garnett, Nik Bower, James Schamus y Teresa Moneo. Producida por Alison Owen y Faye Ward. Escrita por Abi Morgan. Dirigida por Sarah Gavron. Un estreno de Focus Features.

Las Sufragistas
Escenario: La Ciudad Sufragista
(El siguiente texto es cortesía del Museo de Londres)

Desde 1900, las mujeres habían estado haciendo campaña por el derecho de votar en las elecciones parlamentarias durante más de medio siglo. Sin embargo, cincuenta años de protesta pacífica no lograron despertar un interés suficiente en el movimiento sufragista como para provocar una reforma, y las mujeres, junto con los prisioneros, los enfermos mentales y los hombres más pobres, continuaron siendo excluidos del proceso parlamentario.
En 1903, la campaña “Votos para las Mujeres” fue revitalizada con la creación de la Unión Social y Política de Mujeres. Fundada en Manchester por Emmeline Pankhurst y sus hijas, la WSPU tenía como objetivo “despertar a la nación” a la causa del sufragio de las mujeres a través de “Hechos, no Palabras.” La decisión de trasladar el cuartel de la WSPU a Londres en 1906 transformó al movimiento sufragista y, durante los siguientes ocho años, la lucha por ganar el voto se hizo notoriamente pública, y a veces violenta, contrastando con el escenario eduardiano de Londres.
La WSPU irrumpió en las calles de Londres en una época en la cual las mujeres jugaban un papel muy pequeño en la vida pública, siendo su papel en la sociedad el estar enfocadas a su casa y a la vida familiar. Las Pankhursts promovieron entre sus seguidores un ‘espíritu de revuelta’ que desafió directamente a esta sociedad dominada los hombres al traer a las mujeres a la vanguardia de la vida pública.
Al llevar su campaña a las calles, Las Sufragistas lograron tener una gran publicidad para su causa. Identificadas por los colores morado, blanco y verde, ellas se convirtieron en un espectáculo familiar al centro de Londres. Las procesiones en las calles eran anunciadas con música de bandas de metales tocando canciones sufragistas de marcha, y las reuniones y los eventos eran publicitados a través de desfiles con carteles y con gises en el pavimento. La reubicación al corazón político de la nación permitió a Las Sufragistas mantener una presencia constante en Whitehall, haciendo demandas en Downing Street, interrumpiendo a los miembros del parlamento y encadenándose a los edificios de gobierno.
Su base en Londres elevó también el perfil internacional de la campaña y abrió oportunidades para organizar manifestaciones con escenarios visualmente espectaculares con la intención de convencer al gobierno de que éste era un movimiento masivo con un apoyo masivo. El Domingo de Mujeres, la primera ‘reunión monstruosa’ de la WSPU realizada en junio de 1908, reunió a Sufragistas de todo el país para marchar en siete diferentes procesiones a través del centro de Londres y hacia Hyde Park. Las manifestantes llegaron en trenes especialmente rentados de más de setenta pueblos y, al llegar a Hyde Park, fueron dirigidas por más de ochenta altavoces. La altamente coreografiada manifestación juntó una multitud de cerca de 300,000 personas atraídas por el colorido espectáculo de delegadas vestidas con los tres colores de Las Sufragistas cargando más de 700 banderas bordadas. “Nunca,” reportó el Daily Chronicle, “se reunió tan vasta multitud en Londres para ser testigos de un desfile de fuerzas políticas”.
La Coronación de Jorge V tres años después inspiró a la WSPU a organizar su propio espectacular desfile de coronación en un intento por ganarse el apoyo del nuevo Rey. La Procesión de Coronación de Las Sufragistas de 6.5 kilómetros de largo a través del centro de Londres culminó en un mitin en el Royal Albert Hall e involucró a más de 60,000 delegadas vestidas con el trajes nacionales e históricos de grupos tanto regionales como internacionales.
La campaña Sufragista fue planeada desde los cuarteles de la WSPU, inicialmente establecidos en 4 Clement’s Inn, The Strand y, desde 1912, en Lincoln’s Inn, Kingsway. Trabajadoras asalariadas y voluntarias de la oficina organizaban eventos para recaudar fondos, reuniones públicas y marchas, y producían el periódico semanal Votos para las Mujeres, el cual en 1909 tenía una circulación de 22,000 unidades. La WSPU estableció noventa sucursales a través de todo el Reino Unido, pero Londres permaneció como el área principal de soporte con un total de 34 oficinas locales. Los miembros de las sucursales se reunían regularmente, organizaban eventos de recaudación de fondos y apoyaban el trabajo del cuartel nacional al participar en marchas y procesiones.

En 1910 el brazo editorial de la Unión, La Prensa de la Mujer, se mudó a 156 Charing Cross Road. El local fue elegido por su proximidad a la Calle Oxford e incluía una tienda que vendía mercancía promocional de Las Sufragistas como insignias, libros, postales y papelería. El éxito comercial del negocio hizo que se abrieran diecinueve tiendas similares en el área de Londres, desde Chelsea y Kensington en el oeste de Streatham y el sur de Wandsworth, Mile End y Limehouse en el este de Hampstead, y Kilburn en el norte.
Más de mil Sufragistas, incluyendo a Emmeline Pankhurst y a sus hijas, Christabel, Sylvia, y Adela, recibieron sentencias por su militancia. Muchas fueron enviadas a la cárcel de Holloway en el norte de Londres en donde protestaron en contra de las condiciones de la prisión a través de una huelga de hambre y sometiéndose a una alimentación forzada.
A partir de 1912, la WSPU cambió el foco de su campaña con ataques a la propiedad y la alteración de la vida pública de Londres. La organizada ruptura de ventanas llevada a cabo por 150 sufragistas en mayo de 1912 devastó el distrito comercial de Londres e hizo que Emmeline Pankhurst remarcara que la protesta de una hora de duración “sería recordada durante mucho tiempo en Londres”. Los ataques sufragistas a obras de arte, incluyendo la rajada de la Venus de Rokeby en la Galería Nacional, tuvieron como consecuencia la prohibición de la entrada a mujeres en muchas galerías de arte y museos de Londres. La militancia a menudo provocaba la confrontación con la policía y miembros del público, terminando en peleas callejeras y escaramuzas poco dignas.
Para muchos en contra de la militancia de la campaña sufragista, ésta era considerada como una amenaza al balance social y al orden sexual donde los hombres y las mujeres habitaban esferas separadas.
Las Sufragistas eran a menudo condenadas como mujeres gritonas e histéricas responsables de distorsionar la cara y la forma de la mujer como madre, ideal, pura y femenina. Retratadas en la prensa nacional al ser arrestadas, al gritar, al encadenarse a las rejas y dando estimulantes discursos políticos en público, ellas también fueron satirizadas en la cultura popular como brujas feas usando ropa masculina.
El estallido de la Primera Guerra Mundial causó la inmediata suspensión de la acción militante puesto que Las Sufragistas se volcaron a apoyar el esfuerzo de la guerra. Al llevar su lucha a las calles y al hacer de Londres el foco de su campaña, las Pankhursts habían vigorizado el movimiento sufragista y habían inspirado en sus seguidoras una confianza e independencia que les permitió desafiar a la sociedad dominada por hombres en la cual vivieron. Su trabajo facilitó el camino de las mujeres para tomar un papel más activo y público en la sociedad durante la guerra. Su contribución al esfuerzo de guerra probó que las mujeres eran vitales no sólo para la victoria, sino para el éxito económico a largo plazo del país – este valor se reconoció con la concesión del voto parlamentario a mujeres acaudaladas mayores de 30 años en 1918.

© Museo de Londres 2015

Las Sufragistas
Cronología del Sufragio en el Reino Unido

1830s El cartismo es establecido por los hombres de clase trabajadora para reformar al sistema electoral de la Gran Bretaña, debido a que sólo los hombres ricos podían votar.

1870 Sufragio de las primeras mujeres (derecho a votar). Bill es derrotado.

1881 La Isla del Hombre (estado-isla independiente en medio del Mar Irlandés)
otorga el voto a las mujeres dueñas de propiedades.

1887 Se forman grupos de Mujeres Sufragistas en el Reino Unido.

1897 Grupos existentes se reúnen para formar la Unión Nacional de Sociedades de Mujeres Sufragistas, bajo el liderazgo de Millicent Garrett Fawcett.

1903 En octubre, Emmeline Pankhurst convoca a las mujeres en su natal Manchester y forma la Unión Social y Política de Mujeres (WSPU); un grupo exclusivamente de mujeres que no está afiliado a ningún partido político.

1905 Primeros actos militantes de la WSPU y primer arresto de sus miembros; se acuña el lema “Votos para Mujeres”.

1906 Daily Mail acuña el término “Sufragista”. La WSPU mueve su cuartel a Londres y gana miles de nuevos miembros.

1907 Las Mujeres testifican ante el Parlamento por primera vez, tratando de avanzar en la resolución para el voto; más de 130 sufragistas pasan tiempo en prisión.

1908 La anticuada Ley Carlos II, que no permitía que más de 12 personas fueran al Parlamento con una declaración o petición, es revivida por el gobierno; Lord Herbert Asquith (el bisabuelo de la estrella sufragista Helena Bonham Carter) se convierte en el Primer Ministro (PM) y se opone al Sufragio de las Mujeres; el 21 de junio, la manifestación más grande hasta entonces (más de 500,000 personas) toma lugar en Hyde Park; el 30 de junio, las sufragistas Mary Leigh y Edith New arrojan una piedra a través de una ventana de la residencia del Primer Ministro en 10 Downing Street, marcando la primera vez que las sufragistas rompen una ventana.

1909 Pequeños contingentes tocan a la puerta de 10 Downing, pero el Primer Ministro se niega a recibirlos; más ventanas se rompen, y más de 10o mujeres son arrestadas cuando las protestas militantes inician; las presas de la Cárcel Holloway hacen huelgas de hambre, rompen las ventanas de sus celdas y son forzadas a comer.

1910 Otras sociedades sufragistas ruegan a la WSPU no oponerse al Partido Liberal del Primer Ministro en la elección general, pero la WSPU lo hace; el Partido Liberal retiene el poder pero no la mayoría; la WSPU declara una tregua en febrero, pero después de que el Primer Ministro Asquith para el proyecto de Conciliación que hubiera otorgado el voto a algunas mujeres, la Sra. Pankhurst anula la tregua en noviembre; el “Viernes Negro” del 18 de noviembre es testigo de cómo más de 450 mujeres marchan y son brutalmente golpeadas durante horas por la policía, después de lo cual el Secretario Winston Churchill ordena que liberen a las arrestadas.

1911 El Primer Ministro recibe a una delegación de sufragistas, pero con sus excusas acerca del proyecto de Conciliación sólo logra que cientos de ventanas sean rotas, incluyendo las de los edificios de gobierno y las de los bancos.

1912 Equipos de relevo de mujeres se movilizan cada 15 minutos para romper ventanas en masa en las calles principales de Londres, forzando el cierre de las tiendas; cerca de 200 mujeres son procesadas ante la corte; el proyecto de Conciliación no pasa por 14 votos; las protestas y la desobediencia civil aumentan; la WSPU publica un periódico semanal; la Sra. Pankhurst pide a las mujeres que golpeen las cosas que le importan al gobierno, concretamente, propiedades como los buzones.

1913 Las alteraciones incluyen invadir el Salón de las Joyas en la Torre de Londres; la “Ley del Gato y el Ratón” (ver la siguiente página) se introduce con el fin de romper las huelgas de hambre de las presas; en abril, la Sra. Pankhurst es sentenciada en ausencia a tres años de prisión, y la policía arresta a toda la gente de la oficina de la WSPU – la cual vuelve a abrir sus puertas dos días después debido a que cada miembro del personal ha sido cubierto con un reemplazo para continuar con las labores; el 4 de junio, la sufragista Emily Wilding Davison hace su fatídica visita al Hipódromo Epsom; en diciembre, Las Sufragistas compran un palco en la ópera al lado del Palco Real para abordar al Rey con megáfonos mientras el público recibe su literatura.

1914 Protestas regulares y enfrentamientos con la policía hacen que las galerías y los museos se cierren al público; el 21 de mayo la Sra. Pankhurst encabeza una delegación hacia el Palacio Buckingham, donde la policía golpea a Las Sufragistas y ella es arrestada entre docenas de mujeres; el 4 de agosto la declaración de guerra a Alemania como parte de la Primera Guerra Mundial incentiva la liberación incondicional de las prisioneras sufragistas; la Sra. Pankhurst suspende la WSPU y declara su apoyo a los Aliados de la Guerra, pero otras sociedades continúan con el activismo; los esfuerzos en tiempos de guerra y el apoyo mostrado por las mujeres de la nación ponen su derecho al voto en una perspectiva más nítida y el sentimiento público cambia.

1916 En diciembre, David Lloyd George se convierte en el Primer Ministro.

1918 El 6 de febrero, se aprueba la Ley de Representación del Pueblo, otorgando el voto a las mujeres mayores de 30 años que también sean jefas de familia, o esposas de jefes de familia, o dueñas de propiedades, o graduadas de la universidad; la ley también emancipa a todos los hombres mayores de 21 años; la Primera Guerra Mundial cesa en noviembre.

1928 El 2 de julio, la Ley de Igualdad de Sufragio le da a las mujeres mayores de 21 años el derecho al voto, y con el sufragio universal alcanzado al fin, ellas se vuelven mayoría en el electorado.

Las Sufragistas
“El Gato y el Ratón”

Para 1913, con cinco años del gobierno del Partido Liberal bajo el mando del Primer Ministro Herbert Asquith, las tácticas de las huelgas de hambre de Las Sufragistas ponían al gobierno del Reino Unido en una posición defensiva y embarazosa.
Muchas sufragistas de alto perfil eran educadas y provenían de buenas familias. Si bien la sociedad cuestionó al menos una de sus tácticas, eso no descartaba el sentimiento público de la opinión de que el gobierno debió tomar la responsabilidad de enviar a las sufragistas a prisión. Cuando las sufragistas fueron arrestadas, algunas decidieron hacer una huelga de hambre para llamar la atención hacia su causa. El gobierno recurrió a alimentar a la fuerza a esas mujeres – un acto normalmente reservado para la gente contenida en lo que entonces se llamaban ‘asilos lunáticos’. Aunque ninguna sufragista murió en prisión y crearon un mártir para el movimiento, el gobierno sintió que el apoyo a sus métodos se iba minando.
La Ley de Los Prisioneros (Liberación Temporal por Mala Salud) fue introducida en marzo y rápidamente pasó en abril. Se hizo conocida como la “Ley del Gato y el Ratón” por como se desarrollaban los eventos: una sufragista podía ser arrestada y podía hacer una huelga de hambre, mientras que las autoridades debían esperar hasta que estuviera demasiado débil como para no causar algún daño público. La prisionera entonces podía ser liberada “con una licencia”. Una vez liberada, la ex prisionera podía comenzar a comer de nuevo para recobrar su fuerza. Pero si ella cometía alguna ofensa mientras estaba “de licencia”, ella inmediatamente sería vuelta a arrestar y regresada a la prisión– y el ciclo podría comenzar de nuevo. El nombre coloquial de la ley fue en referencia al habito del gato de jugar con su presa (ratón) antes de comérselo.
Pero la ley no desalentó las actividades de Las Sufragistas, y con la declaración de la Primera Guerra Mundial en agosto de 1914, dejó de utilizarse.

Las Sufragistas
Acerca de la Producción

Cada hija debería conocer esta historia, cada hijo debería escribirla en su propio corazón.
– Meryl Streep

Vengo a pedirles su ayuda para ganar esta lucha. Si la ganamos, la más dura de todas las batallas, entonces, el futuro va a ser más fácil para las mujeres de todo el mundo el que ganen sus batallas cuando llegue su momento.
– Emmeline Pankhurst (1913)

Durante años, la directora Sarah Gavron había nutrido una ambición: hacer una película acerca del movimiento sufragista. Ella explica: “El término ‘Sufragista’ fue acuñado como un término de escarnio por la prensa británica para describir a las activistas en el movimiento del Sufragio de las Mujeres; aquellas que estaban luchando por derechos de voto igualitarios para las mujeres. Pero el término entonces era apropiado, y fue incorporado por el mismo movimiento. Las Sufragistas cortaban las comunicaciones cercenando los cables del telégrafo y volando los buzones de correo. Ellas violaban la propiedad. Ellas fueron a prisión por sus creencias e hicieron huelgas de hambre para llamar la atención hacia su lucha por la igualdad en contra del cada vez más brutal estado.
“Todo esto pasó hace 100 años. Yo estaba asombrada de que esta extraordinaria y poderosa historia de la vida real, acerca de mujeres dispuestas a sacrificar todo por el derecho al voto, nunca hubiera sido contada. Hubo una miniserie en los 70’s titulada Shoulder to Shoulder, la cual hizo que una generación de mujeres estuviera más enterada de esta historia – pero, no había ninguna película”.
Cuando la ganadora del Premio BAFTA hizo su muy admirado debut como directora de cine con la película del 2007, Brick Lane, encontró a sus almas gemelas en las productoras del proyecto, la nominada al Premio de la Academia, Alison Owen, y Faye Ward, y en la guionista, Abi Morgan. No mucho después, Owen recuerda: “Estaba hablando con una amiga y me preguntaba por qué nadie había hecho una película acerca de las sufragistas. El movimiento sufragista en el Reino Unido no contó con las asociaciones que el movimiento de los Estados Unidos tuvo, aliado – o percibido como si lo estuviera – con el movimiento Templanza. Me di cuenta que el tema a abordar era su agresividad, similar a un movimiento de guerrilla”.
Gavron se maravilla: “De pronto teníamos un equipo de mujeres realizadoras movilizándose, dándose cuenta de que todas estaban siendo atraídas e inspiradas por lo que esas mujeres lograron. Era tiempo de que nosotras contáramos su historia con toda su emoción y con una resonancia contemporánea”.
“Sabíamos que teníamos una inminente responsabilidad, pero la sentimos tan fuerte que llegó naturalmente. Era imperativo para nosotras que nuestra película pudiera hablarle a un público más amplio”, comenta Ward, productora nominada al Globo de Oro. “También queríamos asegurarnos de que su relevancia actual pudiera sobrepasar cualquier sentimiento de que esta historia fuera cosa del pasado”.
Owen comenta: “Descubrir que Sarah compartía una pasión por contar esta historia verdadera fue un regalo del cielo. Faye y yo comenzamos a desarrollar el guión de Abi con el respaldo de Film4, Focus Features, y el Instituto de Cine Británico [BFI]. El guión tomó su forma final cuando Pathé se subió al proyecto como financiadora y distribuidora; ellos también trajeron a Ingenious Media como co-inversionista”.
Cuando comenzó a trabajar en el proyecto, Morgan “se percató de que había trabajado con muchas mujeres productoras pero no con muchas mujeres directoras de cine. Inmediatamente, este proceso se convirtió en un espacio confortable, permitiendo más control e involucramiento con el material”.
Aún así, dada la riqueza de los registros históricos, le tomó varios años al equipo encontrar la narrativa central de Las Sufragistas. Gavron reflexiona: “Había tantas historias, que cualquiera de ellas podría haber sido la que contáramos. Abi está acostumbrada a ‘revisitar’ o a regresar a la idea inicial o al primer tratamiento. A partir de haber trabajado con ella en el pasado, yo sabía que sería una maravillosa colaboradora”.

“Queríamos contrarrestar la errónea percepción de que sólo la gente adinerada participó en este movimiento. Revisamos cartas no publicadas, archivos de la policía – unos, acerca de la vigilancia sufragista, apenas habían sido liberados por el Archivo Nacional en 2003 – y textos académicos”.
Owen señala que “hasta que Las Sufragistas se movilizan después de adoptar el término ‘sufragista’, las mujeres de clase alta y media habían dominado el movimiento sufragista, pero esto cambió; se convirtió en algo más inclusivo, así necesitaba ser”.
“Buscar fuentes de la vida real nos consumía mucho tiempo. Pero finalmente encontramos diarios que nos hablaban directamente”.
Las realizadoras confirmaron que 1912 fue un punto álgido para el movimiento. Por años habían protestado pacíficamente y Las Sufragistas se habían enfrentado al desdén y al menosprecio por parte del Parlamento, la prensa y la sociedad. Pero ahora, las mujeres se habían vuelto más combativas, decidiendo no poner en peligro la vida humana pero causando estragos a la propiedad.
Ward señala: “Estas mujeres fueron orilladas a tomar riesgos para reafirmar que su lucha no podía seguir siendo ignorada. A pesar de su estrategia militante, en el corazón de la campaña de Las Sufragistas había un respecto por la santidad de toda vida humana”.
Aprender y conocer los hechos y el impacto de estos actos públicos radicales fue lo que las realizadoras sintieron que podría atraer a colaboradores creativos y, más importante, al público asistente al cine.
Como todas las realizadoras habían hecho películas con mujeres fuertes en papeles principales, había una progresión natural para la creación del personaje de ficción de Maud Watts en Las Sufragistas.
Gavron comenta: “Siempre hay más responsabilidad cuando estás haciendo una película acerca de eventos reales. Utilizamos consultores históricos. Pero, en esencia, queríamos contar una historia personal a través de un personaje con el que el público se pudiera identificar; una historia de una mujer común de clase trabajadora”.
“Cuando encontramos el ángulo, es bastante liberador crear el arco de la historia que nos gustaría contar; tu película se vuelve más accesible para el público. Abi creó este personaje de Maud, quien pasa por emociones, eventos y situaciones con las que todos nos podemos identificar”.
Morgan, ganadora de los premios Emmy y BAFTA, revela: “Una película biográfica acerca de una figura pública siempre es intrigante para mí. Pero para Las Sufragistas, decidí que lo más importante era considerar al movimiento a través de los ojos de una mujer común – una de miles – para explorar cómo alguien puede estar dispuesta a sacrificar todo por perseguir un ideal”.
“Una de las cosas más difíciles acerca de escribir Las Sufragistas fue abordar el sentimiento de no ser igual. El primer borrador del guión trataba acerca de Alice Haughton, una mujer de clase alta. Este era un personaje con el que se podía hacer mucho, pero se sentía distante a las mujeres de clase trabajadora del movimiento. Fue Sarah quien sabiamente me trajo de vuelta y me dijo: ‘Creo que el personaje más interesante es Maud. ¿Comenzamos de nuevo?’.”
Gavron confirma: “Decidimos que el personaje de Maud era más atractivo, así que Abi volvió atrás y re-escribió la historia desde la perspectiva de Maud”.
Huérfana a una edad temprana, Maud desde que era niña ha trabajado largos y sombríos días en la lavandería Bethnal Green. Ponerla en circunstancias socioeconómicas de la época le dio a las realizadoras licencia creativa para forjar un arco narrativo convincente que, aunque no estuviera comprometido con los eventos reales, siguiera a Maud a través de una travesía fascinante, empoderante y emocional.
Gavron comenta: “Colocamos a Maud en eventos reales y su camino se cruza con algunas figuras clave de la vida real que fueron parte de la historia de Las Sufragistas, como es el caso de Emmeline Pankhurst, Emily Wilding Davison y David Lloyd George”.
La directora comenta: “Mientras que el movimiento sufragista británico involucró a mujeres de muchas clases y orígenes, en nuestra investigación casi no encontramos récords escritos o fotográficos de mujeres de color involucradas con el movimiento, o asistiendo a las reuniones o mítines. Hay una fotografía de la Procesión de la Coronación de las Mujeres de junio de 1911 en Londres, donde un contingente de mujeres de la India marcharon en la sección de la Marcha del Imperio. También hubo una famosa mujer sufragista – la Princesa Sophia Duleep Singh; ella era una aristócrata, pero nosotras estábamos muy enfocadas en las mujeres de clase trabajadora que tomaron parte en la campaña”.
“Es notable que la Gran Bretaña en esa época fuera mucho menos diversa que hoy. Los inmigrantes a partir de los años 20’s crearon una diversidad que se vio reflejada en los movimientos políticos posteriores. Los Estados Unidos, por su puesto, tenían su movimiento de Mujeres Sufragistas, y tuvo una historia cultural y étnica muy diferente a principios del siglo XX”.
“La historia completa del movimiento era un tema muy vasto”, recuerda Morgan. “La investigación fue fascinante, lo que ocasionaba que yo constantemente me desviara del tema para ahondar en una cosa u otra”.
“Abi revisó una montaña de información”, recuerda Gavron. “A partir de la cual, ella fue capaz de hacer lo que todos esperábamos: un auténtico retrato de una mujer ordinaria de su tiempo cuya conciencia política despertó. La historia en el guión no pretende ser una lección didáctica o histórica, sino una historia interesante porque es relevante hoy en día”.
Morgan comenta: “Maud se vuelve parte de un grupo de mujeres que están dispuestas a dar su vida por una causa – una que ahora damos por sentado, por lo menos en el mundo occidental”.
Ward elabora: “Maud al principio está reacia a la causa sufragista. Ella teme sobresalir de la multitud, poner en peligro su trabajo y la paz de su hogar. Pero lenta y sinceramente, ella cambia de parecer y participa en la valiente y peligrosa lucha por el derecho al voto y por la igualdad con los hombres. Pero para Maud, como para muchas otras sufragistas, eso tiene un alto precio personal”.
“Al leer sobre ellas, nos impactó lo adelantadas que estas mujeres estaban a su tiempo”, remarca Gavron. “Ellas estaban rompiendo tabús y convencionalismos de la sociedad, y eran estructuradas y organizadas, con la disciplina – física y mental – de un ejército”.
Morgan comenta: “Mientras ponían su vida en peligro, trabajaban muy duro para evitar la pérdida de la vida y nosotros profundizamos en el dilema de ‘¿Hasta dónde llegarías?’. Asegurándose de que la gente no estuviera presente, ellas atacaban lo que la Sra. Pankhurst llamaba ‘el sagrado ídolo de la propiedad’, tanto pública como privada”.

Carey Mulligan comenta: “Fue una guerra que se peleó en nuestro nombre, y nosotras cosechamos los frutos hoy en día. Estas mujeres se metieron en un territorio desconocido para reclamar lo que les pertenecía”.
Las realizadoras habían mantenido a la nominada al Premio de la Academia en el primer lugar de su lista de actrices deseadas para interpretar a Maud, y Abi Morgan había trabajado previamente con Mulligan en Shame. Morgan Comenta: “Yo sabía lo que era capaz de lograr. Carey es una de las pocas actrices que puede transmitir una absoluta autenticidad en su interpretación – no importando lo pequeña que sea su participación. Mucho del tiempo con ella se convierte en alcanzar la esencia mínima”.
Mulligan, conocida por su interés para interpretar personajes femeninos vitales, leyó y respondió al guión inmediatamente. Ella anota: “La escritura de Abi se siente como si la forma de hablar y de relacionarse entre los personajes fuera actual, incluso cuando está dramatizando eventos de hace 100 años. Yo había escuchado en la escuela – y casi nada – la versión ligera: imágenes de mujeres con sombreros y bandas marchando y cantando, alegres y bebiendo té. O todos hemos visto algo en Mary Poppins con la Sra. Banks. Yo no tenía ni idea de la realidad de lo que estas mujeres pasaron, ni de la militancia: huelgas de hambre, soportando la alimentación forzada y la brutalidad policial, volando edificios y buzones de correo, etc.”.
“Hay mucho movimiento y pocas reuniones en salones para discutir los asuntos en Las Sufragistas. Trata más sobre la acción, y ese era el objetivo del movimiento sufragista. Ellas estaban determinadas a lograr las cosas. Para ser escuchadas, tenían que llamar la atención más que nadie”.
“Además,” ella comenta, “me di cuenta de que era un momento muy importante en nuestra historia, y que teníamos la responsabilidad de contarla bien porque tomó 100 años el que alguien llegara al cine. Era una oportunidad para que el mundo aprendiera acerca de esta hermandad que logró algo extraordinario, y para nosotras, era la oportunidad de hacer cosas que las mujeres raramente hacen en el cine. Aún así, no es una ‘película de mujeres’, sino una historia para todos acerca de cómo y porqué luchar por la igualdad”.

“Nunca había interpretado un personaje tan cerrado como Maud cuando la conocemos, como lo suponía la época, ella seguía las normas sociales y su esposo era el jefe de la casa. Pero ella gana fuerza y personalidad una vez que se siente inspirada por otras mujeres con creencias apasionadas, y dedica su vida a obtener derechos de igualdad para las mujeres. Ella sacrifica mucho, y aún así las amistades y la hermandad del movimiento le devuelven su vida. Lo que hace heroica a Maud es que ella defiende sus creencias a pesar de las dificultades, sabiendo que está luchando por el futuro de otras y por algo mucho más grande que ella misma”.
Uniéndose al proyecto justo después de conocer a la directora, Mulligan “se sumergió en la investigación para desarrollar su papel – y encontró materiales que nosotras no habíamos visto en nuestros años de trabajo”, Gavron se maravilla.
Mulligan pasó horas y horas en los archivos del Museo de Londres, donde se encuentran albergados los extensos escritos sufragistas. Pero un punto de referencia para la actriz llegó con el descubrimiento de la autobiografía de Hannah Mitchell, The Hard Way Up. “Yo quería encontrar la narración de una mujer de clase trabajadora para entrar en el personaje, algo que fuera más allá del diario de prisión o de las cartas desde la prisión – aunque éstas fueran extraordinarias de leer. Hannah salió de la nada y tuvo dos semanas de educación formal. Su descubrimiento del movimiento sufragista llegó al reunirse con otras mujeres, de forma similar que la experiencia de Maud. Los ojos de Hannah se abrieron a muchas cosas – gente que la inspiró – y ella finalmente encontró su propia voz. Ella se convirtió en una líder del movimiento sufragista y del Partido del Trabajo, construyendo su vida alrededor de la política”.
“El libro de Hannah se convirtió como en una biblia que yo mantenía en el set”.
Gavron comenta: “Carey tiene una increíble habilidad para habitar el personaje que está interpretando, y tiene una presencia extraordinaria frente a la cámara. Ella tenía muchas ideas maravillosas durante los ensayos y la filmación, todos los días. Queríamos hacer muy auténtica a Las Sufragistas, no caer en la exageración, y ella realmente entendió eso”.

“Pasamos un tiempo increíble juntos como compañía antes de comenzar la filmación”, Comenta Mulligan. “Escarbamos profundo en esta historia. Las productoras trajeron a un manifestante humanitario para platicarnos cómo son las huelgas de hambre y la alimentación forzada”.
“Alison Owen trabaja en proyectos increíbles y siempre sientes que eres parte de algo emocionante cuando ella dirige el espectáculo. Faye Ward, más que cualquier otra productora que yo conozca, es una apasionada de lo que hace. Ellas lucharon incansablemente para lograr que esta película se hiciera”.
Las productoras también determinaron que cualquiera que se comprometiera a hacer los papeles principales debía estar disponible semanas antes de que comenzara la filmación para profundizar en la investigación, como lo estaba haciendo Mulligan. Con el proyecto ofreciendo papeles a mujeres a través de los cuales pudieran explorar una historia compartida, no hubo escasez de actrices interesadas y calificadas, al respecto Gavron comenta: “Teníamos una rara oportunidad de reunir un ecléctico ensamble de grandes actrices”.
La dos veces nominada al Premio de la Academia, Helena Bonham Carter, ha interpretado a mujeres de diferentes nacionalidades en diferentes periodos de tiempo, así que el papel de una mujer británica de principios del siglo XX debe haberle parecido un reto.. Gavron remarca: “El papel que le estábamos ofreciendo era el tipo de personaje que no le había visto hacer a Helena, y sabía que ella podría aportarle mucho”.
Más aún, Ward, quien previamente había trabajado con Bonham Carter en Toast, se dio cuenta de que la actriz tenía una lazo único con el material: el bisabuelo de Bonham Carter era Lord Herbert Asquith, el Primer Ministro en la época de los eventos descritos en Las Sufragistas y el principal enemigo del movimiento.
“Debido a eso, era un riesgo invitar a Helena a participar”, explica Ward. “Pero yo siempre quise que interpretara a Edith”.
Observando cómo ella y sus compañeras actrices han “interpretado estos papeles donde básicamente nosotras somos el interés amoroso”, Bonham Carter estaba impresionada por cómo el proyecto representaba una rareza: “Una película con muchos grandes papeles para mujeres, dirigida por una mujer, escrita por una mujer y producida por mujeres”.

Ward comenta: “Discutimos la historia familiar desde el principio con Helena. Ella me contó acerca de su abuela Violet, la hija de Lord Asquith, quien hablaba mucho acerca de su antipatía hacia Las Sufragistas”.
Bonham Carter revela: “Violet me permitió ver otra perspectiva. Parecía que ella ya era una mujer poderosa e independiente que no experimentó las restricciones de otras, y posiblemente no entendía la lucha de Las Sufragistas. My abuela era una mujer indomable así que me preguntaba cómo es que ella no le pedía a su padre que las escuchara o cómo ella podía ser anti-sufragista. La explicación de mi madre es que Violet fue tratada como un hombre, así que nunca experimentó ningún tipo de discriminación personal”.
“Mi personaje es una amalgama de varias mujeres. Pero había una asombrosa mujer galesa llamada Edith Garrud, quien medía 1.25 mts. – y enseñó jujitsu a Las Sufragistas para que pudieran defenderse de la policía que a menudo cruzaba la línea con violencia y acoso sexual. Ella fue maestra del grupo llamado Guardaespaldas, que rodeaba y protegía a Emmeline Pankhurst, y se ponía al tú por tú con la policía. Yo quería trasmitir ese dinamismo, y cambié el nombre de mi personaje de Caroline a Edith en honor de Edith Garrud, quien vivió hasta los 90’s.”
El personaje de Bonham Carter, Edith Ellyn, prospera como una mujer de negocios de clase media – y es una autoproclamada ‘soldado’ en el movimiento sufragista – y tiene a su esposo al frente de su farmacia, la cual también servía de lugar de encuentro o de escondite para Las Sufragistas. Ella reflexiona: “Mi personaje quería ser doctora, pero nació con ‘el sexo erróneo’. Así que ayudaba a la gente como farmacéutica. Edith no tiene hijos, pero yo siento que ella construye una familia sustituta a través de todas las mujeres que recluta para el movimiento”.
“Yo vi a Edith como alguien que enciende la autoestima de Maud y la empodera, mostrándole que ella puede forjar su propio destino”.
Conocida por tener un agudo sentido del humor, Bonham Carter remarca: “Generalmente
cuando ves cómo describen a las sufragistas y a las feministas, son mujeres sin sentido del humor. Pero haciendo algo de investigación para Las Sufragistas, descubrí lo ingeniosas y lo graciosas que eran en realidad”.
“Ellas buscaban cómo ser ingeniosas con la ley. Al tratar de tener una audiencia con el Primer Ministro en 10 Downing Street, ellas enviaron a dos mujeres como si fueran cartas porque no era ilegal enviar a una persona por correo. Les dijeron que no podían entrar y ellas alegaban: ‘¿Por qué no? ¡Somos cartas! Pero de esta manera les tomaban fotos, salían en encabezados de noticias, y con suerte y las mujeres que leían los periódicos se sentaban a pensar por qué ellas no tenían derecho a votar. Qué rápido damos por sentado ahora el que cada una tengamos derecho a un voto”.
Al tratar de reconciliarse con el pasado, Bonham Carter se percató de que “Asquith estaba rodeado de mujeres fuertes; todas sus relaciones importantes y sus confidentes eran mujeres. Creo que estaban en contra de la violencia de las protestas de Las Sufragistas. Yo traté de entender el punto de vista de mi bisabuelo, pero las mujeres no estaban siendo escuchadas y su frustración era evidente al detonar cosas. Me reuní con la bisnieta de Emmeline, Helen Pankhurst, y le dije: ‘Realmente lo siento’”.
Mulligan comenta entusiasmada: “Poder trabajar con Helena Bonham Carter fue un sueño hecho realidad – ¡excepto porque es difícil, pues está constantemente tratando de hacerte reír! Se arruinaban las tomas porque ella me tenía entre risa y risa, pero es algo que necesitas cuando estás haciendo una película con un tema serio”.
“Yo siempre siento que hacer una película es una experiencia de aprendizaje, y especialmente fue así en Las Sufragistas, sin mencionar el extraordinario reparto de actores que me rodeaban”.
Ninguna de las realizadoras había trabajado previamente con la ganadora del Premio de Cine Independiente Británico, Anne-Marie Duff, pero todas sintieron que era la ideal para interpretar a Violet Miller, quien trabaja en la lavandería con Maud y es la primera mujer a la que ve actuando con “hechos, no palabras” – rompiendo ventanas para llamar la atención hacia la lucha por los derechos iguales de las mujeres.

Duff leyó el guión de Morgan y encontró que “se sentía muy válido y pertinente porque no se trataba sólo de ‘cierto tipo de mujer’ teniendo el coraje de defender algo; el movimiento sufragista acogió a mujeres de todas las clases, y yo estaba alucinada al escuchar las historias de la vida real. Ellas pusieron sangre, sudor y lágrimas en esta batalla; normalmente vemos historias de hombres luchando, pero esta batalla era de mujeres – y era igualitaria”.
“Mi aprendizaje en la escuela sobre Las Sufragistas todavía estaba fresco, pero el guión de Abi muestra cómo cambiaron sus vidas por una causa. Todos tenemos cosas en las que creemos, pero aquí había gente cambiando la manera de pensar y de operar de su mundo – y el riesgo para ellas era alto. Violet es un personaje intenso típico de la clase trabajadora; ella es esposa y madre, como yo; sentí una conexión palpable y sentí que sería emocionante interpretarla”.
Gavron observa: “Yo he visto y me encanta el trabajo de Anne-Marie en el cine y en el teatro. Sabía que ella le daría crudeza y energía a Violet”.
Duff comenta: “Creo que la acción siempre delata al personaje. Puede decirse que la gente se define por lo que hacen o no hacen. Para un actor es un punto de partida para definirse como contador de historias: ¿De qué es capaz esta persona? Bien, Violet rompe esas ventanas”.
Morgan comenta: “Creo que para las mujeres como Violet, la militancia surgió de una necesidad fundamental, la furia. El movimiento sufragista encontró a una verdadera líder en Emmeline Pankhurst; ella tenía una elevada educación, era articulada, tenía buenas conexiones, y era una gran oradora. Aquí teníamos a una mujer que podía representar la iconografía y los valores del movimiento. Ella era una líder carismática que vio que la única manera de que fueran reconocidos los derechos de las mujeres era involucrarse en tácticas de guerra y de hombres”.
Emmeline Pankhurst es interpretada en Las Sufragistas por la tres veces ganadora del Premio de la Academia, Meryl Streep. Las realizadoras se percataron de que deberían tener a un ícono para interpretar a un ícono que instantáneamente diera la talla de alguien que las mujeres sólo conocían a través de las páginas de un periódico o a la distancia en un evento público. “Necesitábamos a alguien que tuviera el poder de transmitir la importancia de quién era esta mujer, casi en términos metafóricos, para hacer una secuencia memorable que le cambia la vida al personaje de Maud”, comenta Ward. “Lo primero que Carey me preguntó después de leer el guión fue: ‘¿Quién va a interpretar a Emmeline Pankhurst?’ Todavía no lo sabíamos. Ofrecerle el papel a Meryl fue idea de Carey”.
Streep también había esperado por largo tiempo para ser parte de una película que ilustrara la lucha por la igualdad de los derechos de las mujeres. Ella remarca: “Creo que Las Sufragistas es la primera película grande acerca del tema de los derechos civiles de las mujeres, acerca de un tiempo en el que las mujeres recurrieron a la violencia para reclamar sus derechos como seres humanos. Hasta hace muy poco nos han considerado como tales ante los ojos del género gobernante”.
Gavron Comenta: “Meryl respondió rápida y positivamente. Ella inmediatamente leyó sobre la Sra. Pankhurst”.
Había mucho material para que Streep revisara: hija de unos padres políticamente activos, casada con Richard Pankhurst y madre de cuatro hijos, Emmeline Pankhurst buscó un trabajo después de que murió su esposo. Mientras trabajaba en la oficina de Registro de Nacimientos y Muertes, ella notó un alto número de mujeres en ambas listas, incluyendo hijas ilegítimas. “Ella vio que estas mujeres no tenían poder, que no tenían voz. Entonces ella hizo de los derechos de las mujeres el trabajo de su vida”, comenta Owen.
Streep elabora: “Emmeline Pankhurst venía de una familia activista de Manchester; su dedicación a la gente privada de sus derechos había sido algo cultivado en ella, y ella le heredó esa pasión a sus hijas”.
“Su habilidad para hablar improvisadamente sin nota alguna, con una pasión organizada, y una claridad para entusiasmar a sus oyentes, era verdaderamente asombrosa. Yo leí el documento de un discurso que dio en Hartford, Connecticut en 1913, y te robaba el aliento. Aunque, yo sólo hablo una vez en la película, el hecho de que ella fuera cazada bajo la ‘Ley del Gato y el Ratón’ – la cual trataba de detener las huelgas de hambre que llamaron tanto la atención hacia el movimiento sufragista – le dio al discurso la urgencia y el drama. Ella inspiró a las trabajadoras, lo cual fue un combustible para su fervor y su voluntad de sacrificar tanto para ganar una voz en su gobierno”.
Para reencarnar a esta líder de mujeres en Las Sufragistas, Gavron dice que “fue un sueño hecho realidad trabajar con Meryl. Ella también fue un amuleto de la buena suerte: Meryl estaba usando los zapatos que se puso en Out of Africa”.
Una inesperada complicación surgió durante la filmación de la secuencia. Streep recuerda: “Un batallón de soldados que tenía entrenamiento para enfrentar revueltas y disturbios públicos fue contratado para interpretar a la policía que irrumpe en una reunión clandestina. Ellos se tomaron su papel con una vehemencia alarmante, en algunos casos llevando su ‘actuación’ demasiado lejos. Observar lo que sucedía mientras el coche me apartaba de la contienda fue muy inquietante y perturbador. Se vio como debió haber sido”.
Con una agenda establecida para pasar sólo dos días en el set de Londres, Streep se quedó un tercer día. “Meryl sintió que debía estar ahí cuando filmáramos la respuesta de la multitud a su discurso, filmando los ángulos contrarios de la secuencia en donde la cámara mira hacia la multitud a la que la Sra. Pankhurst se está dirigiendo”, explica Gavron. “Así que ella pasó toda una noche haciendo sólo la voz fuera de cámara para que nuestros artistas de soporte tuvieran una persona a la que responder. Esto resume su increíblemente generosa actitud de apoyo hacia nosotros y hacia el proyecto, la cual se hizo extensiva a antes y después del rodaje y a través de cada parte del proceso”.
La otra mujer de la vida real en Las Sufragistas es Emily Wilding Davison, notablemente interpretada por la nominada al Premio BAFTA, Natalie Press. Una sufragista que fue a la cárcel en nueve diferentes ocasiones y quien fue forzada a alimentarse más de una docena de veces; ella inspira a Maud con su dedicación y valentía. El fatídico viaje de Emily al Hipódromo Epsom, donde el caballo del Rey Jorge V, Anmer, estaba corriendo el 4 de junio de 1913, continúa siendo discutido y debatido por historiadores y estudiantes. La ambigüedad de sus acciones e intenciones es preservada en el guión y por las realizadoras.

“Nunca podremos realmente saber cuáles fueron los pensamientos y las emociones de Emily, y no tratamos de decir una cosa o la otra. Hemos dejado espacio para que la gente se lo pregunte”, comenta Owen. “Pero no debe haber duda de su ferviente compromiso a la causa, y el destino de Emily debía ser abordado porque fue vital para cambiar la opinión pública hacia la campaña de Las Sufragistas”.
Ward comenta: “Existieron los hombres simpatizantes y fueron clave para la organización de la causa, ellos trabajaron incansablemente tras bambalinas. Por eso incluimos al personaje de Hugh Ellyn [interpretado por Finbar Lynch], el esposo de Edith. Nos sentimos inspiradas por tres matrimonios donde tanto esposos como las esposas apoyaron el movimiento sufragista”.
Mulligan remarca: “El feminismo es simplemente la idea de que los hombres y las mujeres debería tener una completa igualdad, y los hombres pueden y deben defender esta noción tan fuertemente como las mujeres”.
Gavron agrega: “Hubo hombres que fueron enviados a prisión y que hicieron huelgas de hambre, todo en nombre del movimiento”.
Owen Comenta: “Las Sufragistas tenían testimoniales de George Bernard Shaw, quien brindó su apoyo, y de ciertos miembros del Parlamento. Pero, nuevamente, todo se redujo a ‘hechos, no palabras’”.
El apoyo de los hombres – o la falta del mismo – fue algo que las realizadoras querían explorar a través de la unidad familiar de Maud. Morgan escribió el personaje del esposo de Maud, Sonny Watts, con complejidades. Owen remarca: “Sonny claramente es una pareja amorosa; no queríamos el cliché del esposo bruto. Aún así, para él, como para muchos hombres e incluso mujeres de la época, la noción de la igualdad entre hombres y mujeres era completamente absurda – y por lo tanto la asociación de Maud con la causa se convierte en algo vergonzoso que tensa su unión y fuerza a Maud a tomar la más difícil de las decisiones”.
“Ellos viven en una comunidad de clase trabajadora profundamente conservadora y muy unida, una en donde Sonny teme ser rechazado. En su propia experiencia, él está atrapado en las limitaciones de la época, al igual que Maud”.

Mulligan comenta: “Ella está casada con un hombre que no puede concebir en su cabeza el movimiento sufragista. Sonny observa como Maud, a quien él cree conocer, se convierte en alguien más y cambia. En las más pobres comunidades de Londres, todos sabían sobre los demás y era muy importante mantener la reputación”.
El ganador del Premio de Cine Independiente Británico, Ben Whishaw, quien interpreta a Sonny, remarca: “Uno de los historiadores que vino a hablar con nosotros comentó que se esperaba que el esposo mantuviera a su esposa en orden, soportando el peso de la presión del grupo. Un temor constante de la clase trabajadora era perder su trabajo y terminar en prisión”.
Platicando con Gavron acerca de interpretar el papel “como un ser humano específico, una persona real”, el actor delineó cómo podía iluminar los conflictos de Sonny. “Era muy importante para mí que interpretara el papel desde una perspectiva amorosa”, explica Whishaw. “Carey y yo trabajamos juntos en los ensayos para mostrar que había calidez en este matrimonio. Comentamos con Abi cómo esta pareja estaba bien junta; de esa forma, había más que perder”.
“Pero algo ha estado despertando en Maud, y no puede evitar luchar por esos ideales. No
quería despreciar las acciones de Sonny, o juzgarlo con nuestra forma moderna de pensar. Yo escribí en mi cuaderno: ‘Imagina que esta película es acerca de Sonny, que toda la película es acerca de su travesía’. Me imaginaba cual sería su historia familiar, incluyendo que él había perdido a su padre muy joven. Mucho de lo que Sonny hace sale del miedo; él está completamente abrumado por la posibilidad ver el viejo orden derrocado. Podemos mirar atrás y ver que todo fue para mejor. ¡Lo que estas mujeres estaban dispuestas a hacer por esta causa! Pero muchas personas viviendo esa realidad simplemente no lo supieron ver”.
Gavron remarca: “En la sensible interpretación de Ben, no hay un Sonny estereotipado. Limitado a las convenciones de su época, hay cosas que él siente que debe de hacer, aún cuando emocionalmente tenga que pagar por ello”.
“La idea de Abi de que Sonny y Maud tuvieran un hijo, George, nos permite ver claramente lo que estas mujeres ponían en riesgo. Maud tiene un profundo lazo con George pero, como ella aprende en el curso de nuestra historia, las mujeres no tenían los derechos parentales sobre sus propios hijos. Esto nos lleva a contemplar algunas escenas desgarradoras, y para Adam Michael Dodd, quien interpretó a George, y quien tenía siete años en ese momento, fue imposible no llorar cuando filmaron”.
Morgan escribió una escena que era una mezcla única entre la risa y la pena; impedida de estar en la misma habitación que su hijo, Maud se planta fuera de su ventana para tratar de animarlo – y animarse a ella misma. Mulligan recuerda: “Me encantó la escena cuando la leí. Quería activamente prepararme para ella, y nos llegó la idea de Maud viendo películas mudas con su hijo; ir al cine el fin de semana quizá era el único lujo que la clase trabajadora tenía.
“Charlie Chaplin no estrenó películas sino hasta 1914 y Buster Keaton hasta 1917, pero habían otras cintas anteriores, incluyendo teatro filmado y conciertos. Así que yo entrené con un coach de movimiento para descubrir cómo Maud podría hacer el payaso para hacer reír a George, aún cuando sacamos las ideas del futuro”.
Los tres actores de la familia Watts pasaron algunos días juntos antes de la filmación. “No ensayamos mucho”, recuerda Mulligan. “Si ensayas mucho con niños, cuando llega el momento de filmar puede sentirse rancio; es mejor ser capaces de improvisar un poco. Así que nos dedicamos a jugar y a tomamos confianza”.
El otro papel clave masculino en Las Sufragistas lo hizo el nominado al Globo de Oro, Brendan Gleeson. El personaje de Arthur Steed, el inspector de policía asignado a Londres para desplegar sus despiadadas tácticas en contra del movimiento sufragista, es una mezcla de varios policías del sur de Irlanda que trabajaron contra Las Sufragistas. El actor explica: “Steed tiene experiencia operando efectivamente en contra de grupos anarquistas y políticos, así que fue especialmente contratado para desintegrar su base en el Este de Londres”.
Las acciones de la policía en contra de Las Sufragistas eran de largo alcance; se rompieron algunos protocolos con algunos policías vestidos de civil, pero la fuerza bruta fue desplegada. Scotland Yard invirtió en equipo de última tecnología – cámaras réflex Wigmore Modelo 2 y lentes telecéntricos Ross de 30 centímetros de largo – para implementar una innovadora estrategia de vigilancia fotográfica. Era la primera vez en la historia británica que la vigilancia fotográfica encubierta había sido usada en contra de sus propios ciudadanos. Gleeson revela: “Aunque estas cámaras era grandes y cuadradas, el avance radicaba en que no se necesitaba de un tripié; podían ser sostenidas a mano y podían tomar buenas imágenes desde una distancia de 15 metros”.
Ese elemento tecnológico fue remarcado por las realizadoras en otra de las exploraciones de la película del compromiso a una causa. Gavron remarca: “Steed llega a tener algún entendimiento de por lo que estas mujeres están luchando, porque al tenerlas bajo vigilancia, él llega a conocerlas de una forma íntimamente peculiar. La interpretación llena de matices de Brendan captura todo lo que Abi había escrito para el papel”.
Gleeson reflexiona: “Recibí el guión y pensé: ‘De acuerdo, él va a ser un villano y va a ser aburrido’. Pero era un papel intrincado y con muchas capas. Steed es católico, del sur de Irlanda, y es un policía; él seguro tuvo que usar vigilancia e informantes en contra, en cierto sentido, de su propia gente. Así que él tiene esta serie de convicciones que yo podría identificar y explorar”.
“Decidí interpretar a Steed como un hombre de principios. Aún cuando parezca severo, el único pilar en contra del caos es la ley. Steed pretende mantenerla. Si eso significa parar la actividad ilegal, de cualquier naturaleza y en cualquier forma, y él va a hacerlo. Pero en el fondo, Las Sufragistas habla sobre la protección de una ley que es de por sí injusta, y él tiene que reconocer eso”.
Gavron revela: “Durante mucho tiempo buscamos a jóvenes actores para interpretar a Steed. Después nos dimos cuenta que sería interesante tener a un hombre mayor con una dinámica ligeramente maternal en las escenas con Maud. Una cree todo lo que Brendan dice o hace, porque siempre se siente honesto – así que las escenas dramáticas entre su personaje y el de Carey destacaban considerablemente”.
Mulligan comenta: “Sarah me ayudó a equilibrar los desafíos de interpretar a Maud en las
escenas donde ella justifica sus acciones ante Steed. Para el punto en la historia en que estos dos personajes se conocen, Maud está tomando riesgos más grandes y algunas cosas van en declive para ella mientras que el movimiento crece”.
Gleeson comenta: “Creo que Steed siente mucha simpatía por Maud, particularmente por lo que ella está sacrificando al participar en este activismo”.

Con la actriz dos veces nominada al Globo de Oro, Romola Garai, cerrando el reparto principal en el papel que se conservó desde el primer tratamiento del guión – la sufragista de clase alta, Alice Haughton – las realizadoras trabajaron con la directora de reparto Fiona Weir para llenar la película con actores que pudieran ser creíbles aún en el papel más pequeño.
Morgan se maravilla: “De pronto teníamos a todas estas mujeres en un grupo que tenía una química orgánica”.
Mulligan recuerda: “Antes de que la producción comenzara, todos nos sentamos a compartir ideas. No habían egos volando alrededor, y fueron de los momentos más brillantes. Ya estando en el rodaje podíamos sentir la camaradería”.
Siguiendo con la idea de mantener la autenticidad, el equipo creativo estaba determinado a que Las Sufragistas no tuviera el aspecto bonito y sentimental de un tradicional drama de época. Para poner los eventos de 1912 y 1913 en un contexto moderno para un público que entraría en contacto con ellos 100 años después, el director de fotografía Edu Grau pidió filmar la película en Súper 16 (i.e., 16mm film) – y usar más de cuatro cámaras de mano al mismo tiempo.
Gavron sintió que el acercamiento deseado del fotógrafo era el camino correcto a seguir. Como resultado, “los actores nunca sabían cuando la cámara de Edu estaba filmándolos directamente”, comenta la directora. “La mayoría del tiempo habían dos cámaras filmando al mismo tiempo. Eso creó un naturalismo en las actuaciones y la energía para la puesta en escena. Mientras que las acciones físicamente llevadas a cabo por Las Sufragistas no son lo que esperas para una película de época, aún hay otro nivel en el cual yo quería subvertir las expectativas y reflejar cómo estas mujeres estaban adelantadas a su tiempo, y hacerlo resonar hoy en día”.
Ward elabora: “Estéticamente, en algunas películas de época, la ambientación es un personaje más; de los más importantes – quizá demasiado. Nosotras queríamos que el ambiente registrara de forma simple pero contundente el mundo en el que nuestros personajes viven. Esto significaba encontrar locaciones en Londres que permitieran que la vida “fuera”, en vez de imponerlas dentro de la acción. Porque íbamos a hacer esta película, como estaba escrita, en Londres”.
El guión de Morgan, al seguir la travesía de Maud a través de todos los estratos de Londres, necesitó que la producción tomara las calles conforme se intensificaba la campaña para Las Sufragistas. Desde los barrios bajos de clase trabajadora de East End – filmados en los Muelles Chatham – hasta Westminster, corazón del gobierno, o la grandeza de la clase alta en West End, “buscábamos crear realidades, no escenas estilizadas”, comenta Gavron. “Yo quería que los asistentes al cine se conectaran con lo que se está desarrollando para nuestros personajes. Tuvimos todos los detalles de la época, pero yo quería que se sintiera más moderna”.
El entrenador de dialecto, Neil Swain, supervisó los acentos de East End de Mulligan, Duff y Whishaw. Mulligan recuerda: “Todas disfrutamos trabajar en ello; nos hizo sentir que veníamos del mismo mundo. Anne-Marie fue especialmente buena, y eso nos ayudó a retratar el desarrollo de una verdadera amistad entre mujeres, lo cual no ves a menudo en la pantalla”.
Para la secuencia introductoria donde Maud ve cómo Violet y otras sufragistas rompen las ventanas, la unidad de locaciones tuvo que peinar toda Inglaterra para encontrar una hilera de casas estilo Regencia que pudiera parecerse a la calle Central London.
“Esta es una gran secuencia de acción”, recuerda Ward. “Esas normalmente toman días para montarse, y aunque queríamos encontrar una calle que pudiéramos cerrar para tener total control, terminamos en el mejor lugar para la escena desde el punto de vista visual y creativo – Cornhill, justo en el centro de la ciudad, y tuvimos que filmar toda la secuencia en un día. El departamento de arte trabajó todo el sábado por la noche, filmamos todo el domingo y luego empacamos todo y nos fuimos”.
Otra secuencia ambiciosa fue la reunión en el hipódromo, al cual asisten Maud y Emily. Mientras la producción apartó tres días en el Hipódromo Real Windsor para la filmación, 350 extras y 15 caballos de carreras para complementar las tomas principales, así como las cuatro cámaras de Grau hicieron que la logística fuera todo un reto.

Ward sonríe: “Como productora, algunas veces es mejor pensar prácticamente y meterte de lleno en la tarea – ¡en vez de dar un paso atrás y pensar en las implicaciones de lo que estás a punto de realizar! Pero me puse al lado del monitor durante el rodaje y todo se iluminaba, porque fue era delicia tener a todas esas mujeres en cámara”.
Otra complicada toma de tres días fue la secuencia en la que Emmeline Pankhurst emerge de las sombras para hacer un mitin con Las Sufragistas, permitiendo que la mayoría del reparto principal coincidiera en una misma locación. Gavron reporta: “El mitin se realiza en Camden Square, pero fue filmado en Myddelton Square, en Islington. Estuvo basado en un evento real, donde esa noche Emmeline da un discurso al movimiento. En nuestra película, esta escena es un punto de quiebre para que Las Sufragistas aceleren sus tácticas, y marca un momento de epifanía para Maud”.
Duff comenta: “Siempre cargábamos el peso de aquellas historias que estábamos contando, pero Sarah llevaba la calma al set. Ella tenía una gracia extraordinaria que nos era muy útil para las escenas brutales que debíamos hacer”.
Gleeson comenta: “Sarah y yo comentamos cómo era mi personaje y cuál sería su destino. Ella fue una directora fantástica con la cual colaborar”.
Mulligan dice: “Sarah es sensata y se las ingenia para nunca transmitir ningún nivel de estrés, incluso cuando está claramente en una situación estresante. Ella pacientemente se toma el tiempo para llegar a la verdad de la escena”.
“Lo que también me encanta de Sarah es que está abierta a las ideas de la gente; todos pueden decir algo o expresar una opinión sobre una línea o una escena. Con un tema tan fascinante como éste, muchas ideas fueron puestas en la mesa y ella trabajó para incorporarlas. Pero ella tiene una idea muy clara de lo que quiere en una toma y de la película como un todo. Ella no permite que el melodrama o el sentimentalismo se vuelva parte de la actuación”.
“En la mayoría de las películas, los guionistas están normalmente en el set comiendo muchos sándwiches y platicando con el equipo”, confiesa Morgan. “Es un ejemplo de lo colaborativa que fue Las Sufragistas, estando en el set me hizo sentir parte de la experiencia de trabajo creativo para hacer la mejor película posible. Eso continuó durante el proceso de edición”.

Desde un principio, Morgan había concebido la cavernosa lavandería de East End, donde trabajan y son acosadas Maud y Violet, como un sitio donde se desarrollan diferentes tipos de batallas. El ambiente opresivo y hostil fue creado por la diseñadora de producción ganadora del Premio BAFTA, Alice Normington, y su unidad, para mostrar la situación de explotación laboral. Ella recuerda: “Lo primero que lees en el guión de Abi es: ‘Maud en la lavandería…’ Me atraparon desde el principio; casi no necesité leer el resto para decidir que quería hacer esta película. No podía recordar ninguna gran lavandería de vapor descrita visualmente en una película”.
“Cuando ves fotografías de las lavanderías de esa época, todo lo que se puede ver es represión”, observa Morgan. “Están llenas de trabajadores, muy pulcros, muy juntos y en control, suavizando, lavando, planchando y deshaciéndose de las presiones de la vida, pero lo que realmente está sucediendo debajo de eso es algo así como la esclavitud. Leyendo acerca de las lavanderías en Bethnal Green, me percaté de que toda la comunidad giraba en torno a ellas – con los niños ya fuera trabajando en la lavandería o siendo cuidados por alguien más”.
“El hecho de que a las mujeres no se les pagara igual que a los hombres y que trabajaran durante horas excesivas en un ambiente desesperadamente insalubre tenía que ser parte de nuestra historia. También me gustó la metáfora de que nuestra ropa sucia se lava fuera de casa. Así que la lavandería era el sitio donde las mujeres diariamente se alejaban de la esclavitud en la vida casera para adentrarse a la esclavitud del lugar de trabajo”.
Gavron comenta: “Abi tuvo la idea de situar a Maud en una lavandería desde el principio; después de leer algunas historias de personajes, supimos que ésta era la forma correcta de establecer la historia de Maud. Llevé a Carey Mulligan y a Anne-Marie Duff a una lavandería que ha estado en servicio durante más de 100 años, y ese se convirtió en nuestro punto de referencia”.
Duff revela: “Carey y yo hicimos un experimento y fuimos a trabajar a una lavandería en Brixton; como está mecanizada y modernizada casi era un lujo en comparación con el trabajo de hace 100 años, pero durante esos días entendimos la sensación de la naturaleza repetitiva del trabajo – y cómo la gente no se comunica mucho con los demás y sólo está con la cabeza baja, trabajando”.
Mulligan descubrió “que había una hermandad evidente entre las mujeres trabajadoras, pero definitivamente sientes la monotonía, y tan sólo pensar en las horas que trabajaban en ese entonces …”
Duff agrega: “Consideren la realidad de la vida de las mujeres en ese tiempo del movimiento sufragista. No había salarios mínimos, no había derechos para los trabajadores. Tenían mucho trabajo en las lavanderías porque la gente no tenía lavadoras y si podías pagar para que te lavaran los blancos, lo hacías. Imaginen trabajar en ese ambiente mientras tienes una familia y eres parte de la Unión Social y Política de Mujeres [WSPU] – y aún así, estas mujeres estaban preparadas para llegar lejos”.
Trabajando a partir de un tesoro en fotografías de referencia que ponían al descubierto las inseguras condiciones de la lavandería a principios del siglo XX, Normington y su unidad encontraron un almacén en desuso en Harpenden, Hertfordshire, donde la producción tendría luz verde para hacer lo que quisiera en ese espacio. Un mezanine, una pasarela de metal y una plataforma elevada como oficina sobre la cual se construyó y se trajo maquinaria. Se dejó que la humedad permeara el set. Ella comenta: “tuvimos que construir las lavadoras porque ya no existen. Afortunadamente, Barbara Herman-Skelding, nuestra decoradora de set, había hecho Philomena, en donde había construido tinas de lavado, así que las usamos”.
Gavron comenta entusiasmada: “Estaba asombrada por lo que Alice y su equipo lograron hacer. Algo dinámico y vivo fue creado en un espacio donde no había nada más que una estructura”.
Para las secuencias históricamente precisas donde las sufragistas pasaban periodos en la cárcel donde hacían huelgas de hambre, el equipo de Normington encontró la compañía
que hacía las medallas que las sufragistas daban a sus compañeras huelguistas; los moldes originales fueron puestos en servicio para volver a hacer las medallas por primera vez en un siglo.

La diseñadora de vestuario también coordinó esfuerzos cercanamente con Grau. Ella agrega: “Tratamos de quitarle calidez a la lavandería usando una paleta de colores en tonos acero y gris; este mismo tratamiento tuvo la prisión y la estación de policía”.
Para los escenarios más femeninos de Las Sufragistas, se aplicó una descolorida paleta en tonos púrpura y verde – aún cuando éste último no es el color particularmente favorito de Grau. Como Normington comenta: “Tenía que estar ahí, porque Sarah y yo queríamos transmitir sutilmente los colores de los moretones; porque éstas son mujeres golpeadas. Así que una paleta de colores ‘de moretones’ se convirtió en nuestro tema. Las reuniones de la WSPU, la farmacia y en cierto grado la casita de Maud tenían un tono más saludable, por ser sitios habitados por Las Sufragistas”.
Los dos colores, en conjunto con el blanco, también componen los tonos principales del movimiento sufragista; los tres se mezclan más y más conforme la película progresa. Las mismas sufragistas habían confirmado el poder de la combinación tricolor y la usaban en las medallas de las huelgas de hambre, así como en su publicidad, estableciendo y afirmando así su propia imaginería. Como Bonham Carter elabora: “el morado representaba la dignidad y la capacidad. El verde representaba la esperanza. El blanco representaba la pureza. Estos eran los colores de Las Sufragistas”.
“También tenían presencia de marca: Liberty’s y Selfridges se publicitaban en los periódicos de Las Sufragistas– y sacaron productos con los colores sufragistas”.
En una escala aún mayor, la producción se convirtió en ser la primera en tener acceso a la Casa de los Comunes en el Palacio de Westminster. Owen declara: “Esto fue gracias a la tenacidad de nuestra gerente de locación, Harriet Lawrence, y a la extraordinaria coordinación de tiempos de la Casa para abrirnos sus puertas para filmar en locación – la cual fue una buena noticia para el avance de todos nuestros equipos de filmación, no sólo para nosotras”.
Gavron comenta maravillada: “Ahí estábamos, como el primer equipo en filmar en el Parlamento, montando una enorme revuelta en el patio central con cientos de actores de soporte, caballos y dobles. Se sintió extraordinariamente estar ahí para recrear un momento en la historia en el lugar exacto donde sucedió”.

Mulligan reflexiona: “Caminar a través de esos pasillos para recrear esa historia fue un sentimiento muy poderoso. Filmamos esas escenas después de haber hecho las secuencias de la lavandería, así que teníamos la referencia de ser mujeres de clase trabajadora y ahora se nos permitía el acceso a este gran edificio. Lo que más nos afectó fue que una de las mujeres que trabaja ahí nos llevó a Anne-Marie, Romola, Natalie, y a mí a un cuarto trasero. Ahí, enmarcada en la pared, estaba la bufanda que decía: ‘Votos para Mujeres’ que Emily Wilding Davison usó en el hipódromo. Eso nos pegó fuerte”.
“Después se les mostró a los miembros del reparto dónde se encadenaron Las Sufragistas a unas estatuas en señal de protesta”, recuerda Mulligan. “También me percaté qué cerca estaba el armario donde Emily se escondió durante el censo de 1912 ¡para que quedara asentada su residencia en la Casa de los Comunes!”.
Para vestir a cientos de extras, así como al elenco principal, la diseñadora de vestuario Jane Petrie y su departamento fueron a tres casas de disfraces tanto en Londres como en París, en busca de prendas originales “aún cuando sabíamos que serían de difícil mantenimiento”, ríe ella. “Tomamos toda la mercancía original que pudimos cargar y luego la reciclamos como locos. Por ejemplo, los sombreros fueron recortados cuatro veces para que pudieran ser usados en las escenas mayores como las del hipódromo y de Westminster. De hecho, muchas mujeres debieron haber hecho lo mismo en esa época; ellas no tenían tanta variedad de sombreros. Esta también fue la forma en la que nuestra unidad tuvo que trabajar porque teníamos que estirar nuestro presupuesto para que rindiera lo más posible. Siempre estábamos listos para hacer reparaciones. Fue muy ambicioso en cada paso: ‘el abrigo número 172 será usado con un listón en el 130 para otra escena el próximo martes’.”
Manejando cuidadosamente los tiempos para las pruebas, ella comenta: “Cuanta más investigación haces sobre la época y el lugar durante la preparación, más desarrollas tus instintos – los que te mantienen en línea cuando hay un llamado de reparto inesperado o cuando el personaje toma una dirección diferente de la que habías imaginado”.
“En mi experiencia, los guiones de época que había leído no tenían historias que me fascinaran, aún cuando me interesara diseñar el vestuario. Pero Las Sufragistas lo tenía todo, incluyendo un entorno social para apoyar la parte visual que yo estaría creando. Eso tuvo un impacto inmediato en mí, pues pensaba en mi bisabuela”.
Carey Mulligan se reunió en etapas tempranas con Petrie e “hicimos pruebas con Carey para elaborar con precisión los fondos, el corsé y la ropa interior, y luego para usar ropa con 100 años de antigüedad encima de los mismos tanto como fuera posible”.
Petrie coordinó esfuerzos con una compañera de hace tiempo, la diseñadora de cabello y maquillaje ganadora del Premio BAFTA, Sian Grigg, quien primero se había enterado del proyecto gracias a una frecuente colaboradora –Mulligan. Grigg comenta: “Como llevaba siete años preparando Las Sufragistas, los materiales de referencia estaban apilados en una columna muy alta. Todos los hombres parecían tener bigote en esa época – parecían clones, así que eso significó pegar muchos mostachos. Ben Whishaw se dejó crecer el suyo para la segunda semana, y Brendan Gleeson quería que su personaje fuera meticuloso, así que él acicaló una hermosa barba que había dejado crecer”.
Petrie agrega: “El personaje de Brendan es muy terrenal, así que reflejamos eso en su vestuario, pero también es un hombre soltero que gasta dinero en su apariencia para remarcar su seguridad”.
Para reforzar sutilmente los lazos de la historia con el presente, Petrie y Grigg se aseguraron de que un puñado de mujeres con un aspecto andrógino y/o más moderno estuvieran en cada escena donde hubiera una multitud. Grigg explica: “Lo que nos impactó a Jane y a mí fue que algunas de las mujeres tenían un gran parecido con las imágenes, pero logramos transmitir eso. En este movimiento habían mujeres que pensaban adelantadas a su tiempo y provenían de diferentes clases sociales. Gracias a un gran reparto y a Jemma Carballo [Supervisora de cabello y maquillaje de multitudes], mi ‘cuarto de multitudes’ funcionó a la perfección; no hubo un solo extra que no pudiera soportar una toma en primer plano. En la pantalla, todo se vio muy real porque cada actriz, desde el reparto principal hasta las extras, hizo un esfuerzo para convertirse en el personaje perfecto. No necesitamos de ninguna presión por parte de Sarah o de nadie más para hacer que estas mujeres se vieran hermosas”.

“Pero sí estuvimos bajo la presión para llegar a la realidad de las situaciones de los personajes y de las diferencias entre clases. Carey se sentaba pacientemente mientras tratábamos de hacer que Maud se viera menos bien. El maquillaje de Helena Bonham Carter lucía mejor porque Edith era una química de clase media que sabía cuidar de su piel, y así sucesivamente”.
Bonham Carter comenta: “Para el cabello, yo dije: ‘No podemos tener el mismo viejo aspecto eduardiano’, puesto que he hecho muchas historias ubicadas en esta época. El estilo ‘bob’ todavía no estaba de moda oficialmente, aunque Colette ya lo usaba. Edith es una rebelde, así que ella tiene un corte estilo ‘bob’– quizá con algo de ‘mullet’…”
Mulligan se tuvo que someter a una extensa aplicación de maquillaje: la historia familiar de Maud en la lavandería incluye un accidente trágico, y ella todavía tiene las cicatrices. Grigg y ella crearon una “amplia quemadura sobre su hombro y su brazo derecho para mostrar lo amenazante que ha sido la vida de Maud ahí. La quemadura fue una aplicación de silicón posteriormente coloreada sobre la piel de Carey. Aplicarla tomaba dos horas y cuarto, así que sólo la pusimos para unas pocas escenas. Este es un punto importante en la historia para nuestra película y para el personaje, y el maquillaje ayuda a comunicar la travesía de Maud”.
Petrie revela: “Mi equipo hizo algunas excepciones con el vestuario de las escenas de la lavandería; la investigación que hicimos demostró que todas las mujeres usaban delantales, pero nosotras decidimos tener una distinción más europea con tonos azules y grises, en otras partes mantuvimos los tonos de los colores de Las Sufragistas que Alice Normington y su unidad ya habían aplicado”.
Grigg comenta que “las mujeres que vivían en las vecindades cerca de Maud y que trabajaban en la lavandería debían verse oprimidas, con bolsas bajo sus ojos, las manos rojas e irritadas y con el cabello sin lavar durante semanas; ellas debían trabajar las horas que se les asignaran y cuando no era así, ellas debían atender a su familia y cuidar a sus hijos”.
Ella hace una pauta para reflexionar: “Lloré cuando leí el guión; sentí orgullo y muchas otras emociones. No estaba consciente – y creo que la mayoría de la gente no lo está – de lo fuerte que estas mujeres lucharon por nosotras y lo mucho que sacrificaron. Ellas no tenían el voto y eran tratadas como ciudadanas de segunda clase – y peor por la policía”.
Mulligan remarca: “Cuando el movimiento se hizo militante, la idea de ‘nada va a pasar a menos que las mujeres hagan que suceda’ se volvió una realidad. Las mujeres de clase trabajadora empezaron a liderar mítines, a hablar y a ser escuchadas por primera vez. Muchas reglas se estaban rompiendo”.
“Verse ‘a la moda’ no cruzaba la mente de Maud. Todo debía ser funcional; toda su ropa debía ser de segunda o tercera mano”.
De acuerdo con esto, la unidad de Petrie consiguió ropa desgastada y desgarrada con collares deshilachados, todo ello fuera de moda para la época pues los personajes estaban usando la ropa por necesidad.
Duff recuerda: “Carey y yo usábamos ropa mugrosa y mal ajustada que estaba a punto de desmoronarse. No puedes evitar sentirte cohibida o disminuida, lo que se ajustaba perfectamente a nuestro personaje”.
“Ahora hay más libertad con lo que las mujeres pueden usar, pero aún somos conscientes de la clase social; es algo natural, inherente al ser británico”.
Mulligan comenta: “Jane y yo hablamos de todo pero siendo realistas, incluso cuando Maud tiene que arreglarse para ciertas ocasiones, ella usa lo mejor que tiene para ir al Parlamento”.
Gavron comenta: “Mientras Maud se involucra más en el movimiento, su guardarropa se expande; ella usa ropa que sus nuevas amigas le prestan o regalan, las cuales vienen de diversas clases económicas”.
Mulligan agrega: “Ella luce como se vería una sufragista. Las Sufragistas no es un drama de época en el sentido tradicional, aún así, compartiendo la ropa, mujeres de diversas clases fomentan un espíritu de comunidad y de generosidad”.
“Esta rebelión permitió la inclusión de todas. No importaba de dónde venías o cual era tu educación – puesto que se necesitaba el mayor número de voces”.

Morgan remarca: “Desde el punto de vista del dramaturgo, ‘¡cómo logro que mujeres de diferentes clases sociales del Reino Unido se alienten las unas a las otras? ¡El movimiento sufragista hizo justo eso!
“Grupos eclécticos de mujeres se juntaron en estas reuniones. Ella tenían estas increíbles colisiones de ideas; no sólo se trataba de un empoderamiento de mujer a mujer, sino de exponer la mecánica del sistema de clases”.
Grigg agrega: “Las Sufragistas abarcaban muchas clases y tipos de mujeres, todas reunidas por esta unificadora causa común. Para Las Sufragistas, todos tenían la misma visión y todos trabajábamos para lograrla”.
Petrie estuvo particularmente complacida por la ropa que su departamento reunió “para Edith, pues necesitábamos vestuario para las escenas de riesgo. Ella está del lado militante del movimiento, así que queríamos que usara pantalones; ella usa los pantalones bombachos de su esposo”.
“Edith es educada, viajada y enseña jiujitsu – ella tiene todos estos rasgos que son irresistibles de explorar para un diseñador de vestuario. Pero mientras queríamos transmitir esas cualidades, no queríamos hacerlo de una forma muy obvia porque sabíamos que Helena expresaría mucho a través de su actuación”.
Bonham Carter confiesa: “Los pantalones usados para bombardear los buzones eran los viejos pantalones de tiro de mi abuelo. También nos inspiramos en la sufragista de la vida real, Flora Drummond, así que vestía en ocasiones con una boina, una banda y unas charreteras”.
“Después de todo, la Sra. Pankhurst diría que estaban librando una guerra. Sylvia Pankhurst una vez dijo de su madre que ella primero ponía la causa y después las relaciones humanas – y que si no lo hubiera hecho así, ella nunca hubiera sido la líder que fue”.
El aspecto de Edith contrasta considerablemente con el estilo más eduardiano de la Sra. Pankhurst, “quien era de una generación anterior a la de la mayoría de las mujeres y aún así también estaba influenciada por los avances del movimiento de Artes y Artesanías que estaba sucediendo,” comenta Petrie. “Para ella tenemos bordados, mangas grandes con cosas colgando. El vestuario de la Sra. Pankhurst está tomado de referencias, pero se atenuó un poco porque no quería distraer a los espectadores de la actuación de Meryl Streep – y la vitalidad que ella transmite”.
“También había algo de feminidad y suavidad en la Sra. Pankhurst que queríamos preservar”, agrega Grigg. “Eso también es parte de esta líder que ella fue”.
Alison Owen comenta: “Para la Sra. Pankhurst, empoderar a la mujer en la sociedad ya era su misión, pero ella sabía que a nivel terrenal ella necesitaba de soldados a pie, sin importar el nivel social, el nivel de educación o sus compromisos previos. De eso se trata Las Sufragistas, de gente de diferentes caminos que se reúne para hacer un compromiso y para hacer que el cambio suceda”.
Faye Ward agrega: “Como nosotras aprendimos en el largo proceso de años para hacer esta película, una nunca llega a ningún lado si no pregunta. Las Sufragistas cuenta la historia de mujeres que quieren una voz, que pelean por una voz y que ganan una voz. Pero su relevancia hoy en día es para todos – no importando el género – los que tienen algún interés en la justicia social y en la igualdad, y para quien reconoce la necesidad de cualquier ser humano de sentirse valorado”.
Abi Morgan comenta: “Creo que el feminismo se etiquetó como una palabra mala durante mucho tiempo y fue vista como algo molesto, cuando no debió ser así. Las Sufragistas trata acerca de acoger a tu feminista interna y a nuestra sufragista interna y sacarla a la luz. Para todas las mujeres que hicimos esta película, nos hizo comprometernos como grupo saber lo que implica ser una feminista, y también nos hizo reconectarnos con la importancia y la fuerza del linaje familiar en nuestras propias familias. Trabajar en Las Sufragistas me hizo percatarme de lo empoderada que fue mi generación; quizá de muchas formas fuimos la primera generación, porque la generación de mi madre estuvo a la vanguardia del movimiento feminista”.
“Pero todas nosotras estamos conscientes de que la inequidad y el sexismo todavía están presentes; es menos obvio en el mundo occidental, pero todavía está presente – y ciertamente está presente en otras partes del mundo como Nigeria y Pakistán y el Oriente Medio. Siempre será pertinente y necesario que las mujeres se involucren en la política y que ejerciten el derecho del voto”.

Sarah Gavron declara: “Con el derecho al voto viene la representación y cuando las sufragistas finalmente logran eso en 1918, las leyes cambian: se les permitió a las mujeres el derecho paternal, sentarse en los jurados, convertirse en abogadas. Todas debemos recordar que sin representación probablemente no habrá legislación para ayudar a la gente que no está representada – hombres, mujeres y niños enfrentando la opresión en sus estados y países”.
Ben Whishaw comenta: “Ir a veces en contra del rebaño, afirmando ‘esto es en lo que creo’– eso siempre es relevante no sólo para las mujeres sino para los hombres, y para todos”.
Brendan Gleeson comenta: “Las Sufragistas avanza en la noción de que liberando a las mujeres liberamos a todos, sabiendo que siempre habrá un costo en términos humanos”.
Anne-Marie Duff remarca: “Este es el momento de contar la historia de Las Sufragistas; hay países cuyos regímenes demeritan a las mujeres, y países donde hay una aterradora preocupación por las apariencias externas en vez de fijarse en mujeres que logran cosas”.
Helena Bonham Carter agrega: “Alrededor del mundo, todavía hay techos de cristal para las mujeres. Este es un tema del cual debemos seguir hablando”.
Meryl Streep comenta: “La medición total de nuestra igualdad como seres humanos comienza, y todavía debe ser alcanzada en todo el mundo, en casa. Creo que dejará impactada a la gente que estamos hablando de Londres en 1912-1913, y de lo difícil que fue ganar el voto. No creo que ninguna mujer joven que vea Las Sufragistas pueda conscientemente no participar en una elección después de ver cómo sufrió la gente para darle el derecho de decidir su propio futuro”.
Carey Mulligan reflexiona: “Hay una apatía general hacia las votaciones, especialmente entre las mujeres jóvenes, a pesar de que muchas voces están siendo escuchadas en línea. Así que para ellas es importante que vean la dedicación, el arduo trabajo, la determinación, la pasión y la pena por las que pasaron estas mujeres para lograr la igualdad en el sistema de votación”.
“Las Sufragistas es una historia universal para este tiempo y trata sobre la equidad; la batalla de Las Sufragistas por el cambio todavía se está peleando, no sólo por el derecho de las mujeres sino por la equidad entre razas, sociedades y clases. Esperamos que nuestra película inspire a la gente a salir para hacer del mundo un lugar mejor”.

Las Sufragistas
Acerca del Reparto

CAREY MULLIGAN (Maud Watts)
Carey Mulligan fue nominada a un Premio de la Academia, a un Globo de Oro, a un Premio de la Elección de la Crítica y al Premio del Gremio de Actores de la Pantalla por su papel estelar como Jenny Mellor en la película de Lone Scherfig nominada por la Academia en la categoría de Mejor Película, An Education. Su interpretación la hizo merecedora al Premio del National Board of Review, al Premio BAFTA y al BIFA (Premio de Cine Independiente Británico) a la Mejor Actriz, entre otros honores.
Ella hizo su debut en el cine con la película de Joe Wright, Pride & Prejudice, también estrenada por Focus Features. Entre sus primeras películas están When Did You Last See Your Father? de Anand Tucker; The Greatest de Shana Feste; Public Enemies de Michael Mann; y Brothers de Jim Sheridan.
Ella estelarizó la película de Mark Romanek, Never Let Me Go, por la cual ganó el BIFA a la Mejor Actriz y fue nominada al Premio Evening Standard de Cine Británico; Wall Street: Money Never Sleeps de Oliver Stone; Drive de Nicolas Winding Refn, por la cual fue nominada al Premio BAFTA; y Shame de Steve McQueen. Esta última fue su primera película con la guionista de Las Sufragistas, Abi Morgan, donde la Sra. Mulligan fue nominada al Premio de Cine de la Elección de la Crítica, al Premio de Cine Británico Evening Standard y el BIFA, entre otros honores.
Los asistentes al cine también la han visto en la película de Joel y Ethan Coen, Inside Llewyn Davis; Far from the Madding Crowd de Thomas Vinterberg; y The Great Gatsby de Baz Luhrmann, la cual ganó dos Premios de la Academia y por la cual ella recibió una nominación al Premio del Instituto de Cine Australiano como Mejor Actriz.

Los créditos en películas para la televisión de la Sra. Mulligan incluyen My Boy Jack de Brian Kirk y Northanger Abbey de Jon Jones. Ella co-estelarizó la miniserie de la BBC, Bleak House, dirigida por Justin Chadwick y Susanna White, en la cual también actuó Natalie Press de Las Sufragistas.
En 2014, ella hizo su debut en el escenario de West End junto a Bill Nighy y Matthew Beard en la nueva puesta en escena de la obra ganadora del Premio Olivier de David Hare Skylight, dirigida por Stephen Daldry. En 2015, el mismo equipo creativo se reunió de nuevo para poner en escena la producción en Broadway, y ganó el Premio Tony a la Mejor Nueva Puesta en Escena de una Obra; la Sra. Mulligan fue nominada al Drama Desk y al Premio Tony por su actuación. Ella previamente fue nominada a un Premio Drama Desk por su papel en la producción de 2011 de la Compañía Teatral Atlantic de Through a Glass Darkly, en el Taller de Teatro de Nueva York; la adaptación fuera-de-Broadway del guión de Ingmar Bergman fue hecha por Jenny Worton y dirigida por David Leveaux. Ella también fue nominada al Premio Drama Desk por su debut en Broadway en 2008 en la obra de Anton Chekhov, The Seagull, dirigida por Ian Rickson en el Teatro Walter Kerr Theatre, después de haber hecho el papel en la producción de 2007 del Teatro de la Corte Real.

HELENA BONHAM CARTER (Edith Ellyn)
Helena Bonham Carter fue nominada a un Premio de la Academia por su actuación en la película de Iain Softley, The Wings of the Dove, y también fue nominada al Globo de Oro, al BAFTA y al Premio del Gremio de Actores de la Pantalla; y ganó los premios del National Board of Review, de la Asociación de Críticos de Cine de Los Ángeles, y del Circulo de Críticos de Cine, entre otros reconocimientos.
Ella fue nuevamente nominada al Premio de la Academia por su trabajo en la película de Tom Hooper, The King’s Speech, la cual ganó cuatro Óscares, incluyendo el de Mejor Película. La Sra. Bonham Carter compartió con sus compañeros actores el Premio del Gremio de Actores de la Pantalla a la Actuación Sobresaliente de Ensamble en una Película; fue nominada al Globo de Oro y al Premio de Cine de la Elección de los Críticos; y ganó un BAFTA y un Premio de Cine Independiente Británico.
La Sra. Bonham Carter hizo su debut en el cine en el papel titular de la película biográfica histórica Lady Jane de Trevor Nunn. Después hizo la película de Merchant Ivory, A Room with a View, basada en el libro de E.M. Forster, y dos adaptaciones más a la pantalla de las novelas del autor: Where Angels Fear to Tread de Charles Sturridge y Howard’s End, nuevamente para Merchant Ivory, por la cual fue nominada por primera vez al Premio BAFTA. Sus anteriores películas también incluyeron Hamlet de Franco Zeffirelli; Mary Shelley’s Frankenstein, dirigida por Kenneth Branagh; Mighty Aphrodite de Woody Allen; y Twelfth Night, reuniéndose otra vez con Trevor Nunn.
Entre sus películas más populares están cuatro cintas de Harry Potter, todas dirigidas por David Yates; voces en la película de los ganadores del Óscar, Steve Box y Nick Park, Wallace & Gromit in The Curse of the Were-Rabbit, y en la película de Tim Burton y Mike Johnson, Corpse Bride; Fight Club de David Fincher; Les Misérables de Tom Hooper; Cinderella de Kenneth Branagh; y Big Fish, Planet of the Apes, Charlie and the Chocolate Factory, Alice in Wonderland, Dark Shadows, y Sweeney Todd: The Demon Barber of Fleet Street, todas dirigidas por Tim Burton. Su actuación en ésta última, seguida de su interpretación en la película de Hans Canosa, Conversations with Other Women, la hicieron merecedora del Premio de Cine Británico Evening Standard a la Mejor Actriz; otras notables películas independientes de la Sra. Bonham Carter incluyen de Toast SJ Clarkson, también para las productoras de Las Sufragistas, Alison Owen y Faye Ward.
Ella interpretó a Elizabeth Taylor en la película para la televisión de Richard Laxton, Burton and Taylor, y fue nominada a un Emmy, a un BAFTA, a un Globo de Oro y al Premio del Gremio de Actores de la Pantalla por sus actuaciones en la película para la TV de Mick Jackson, Live from Baghdad, y la miniserie de Steve Barron, Merlin. La Sra. Bonham Carter interpretó el papel titular en la película para la televisión, Fatal Deception: Mrs. Lee Harvey Oswald, dirigida por Robert Dornhelm; e interpretó a Ana Bolena en la miniserie de Pete Travis, Henry VIII; y actuó al lado de Bill Nighy en las películas para la TV de suspenso político de David Hare, Turks & Caicos y Salting the Battlefield.
En 2012, ella fue honrada con un CBE del Palacio de Buckingham, así como con una beca del Instituto de Cine Británico. En 2013, el Círculo de Críticos de Londres le dio a la Sra. Bonham Carter el Premio Dilys Powell a la Excelencia en el Cine.

BRENDAN GLEESON (Inspector Arthur Steed)
Ex maestro, el actor nacido en Dublín, Brendan Gleeson, dejó su profesión para perseguir una carrera con su primer amor – la actuación. Él se unió a la compañía de teatro irlandesa, Passion Machine, y desde entonces ha participado en teatro, cine y televisión, ganando admiradores y premios en todo el mundo.
Siguiendo con pequeños papeles en películas como The Field de Jim Sheridan, Into the West de Mike Newell, la película para TV de Jonathan Lewis, The Treaty, y la película de Ron Howard, Far and Away, él obtuvo su gran oportunidad en la película de Mel Gibson, Braveheart, la cual ganó cinco Premios de la Academia, incluyendo Mejor Película. Su retrato del criminal de la vida real Martin Cahill en la película de John Boorman, The General, junto con su interpretación en la película de Paddy Breathnach, I Went Down, hizo merecedor al Sr. Gleeson de los honores a Mejor Actor por parte de la Sociedad de Críticos de Cine de Boston. The General también le valió el Premio de Cine y Televisión Irlandesa (IFTA) y el Premio del Círculo de Críticos de Cine de Londres al Mejor Actor.
Él actuó para el escritor/director Martin McDonagh en Six Shooter, la cual ganó el Premio de la Academia al Mejor Cortometraje. Volviendo a hacer equipo con el realizador en In Bruges para Focus Features, el Sr. Gleeson fue nominado a los premios Globo de Oro, Cine Independiente Británico, Satélite, IFTA y BAFTA por su memorable actuación al lado de Colin Farrell.
Su distintiva voz ha sido escuchada como narrador en la serie documental hablada en irlandés, 1916 Seachtar na Cásca, así como en tres películas animadas nominadas al Premio de la Academia: The Secret of Kells, dirigida por Tomm Moore y Nora Twomey; The Pirates! Band of Misfits, dirigida por Peter Lord y Jeff Newitt; y Song of the Sea del Sr. Moore.
Los asistentes al cine también lo conocen por tres películas de Harry Potter dirigidas por Mike Newell y David Yates; The Tailor of Panama, In My Country, y The Tiger’s Tail del Sr. Boorman; Michael Collins, The Butcher Boy, y Breakfast on Pluto, de Neil Jordan; Mission: Impossible II de John Woo; AI de Steven Spielberg; 28 Days Later… de Danny Boyle; Gangs of New York de Martin Scorsese; Troy de Wolfgang Petersen; Kingdom of Heaven de Ridley Scott; Beowulf de Robert Zemeckis; Green Zone de Paul Greengrass; Albert Nobbs de Rodrigo García; Safe House de Daniel Espinosa; The Company You Keep de Robert Redford; Edge of Tomorrow de Doug Liman; y The Guard de John Michael McDonagh, por la cual él nuevamente fue nominado al Globo de Oro, al IFTA y al Premio de Cine Independiente Británico (BIFA), y Cavalry, por la cual fue nombrado Mejor Actor en los premios IFTA y BIFA.
El Sr. Gleeson interpretó a Winston Churchill en la película de Thaddeus O’Sullivan, Into the Storm, y fue nominado a los premios Globo de Oro y BAFTA, además de ganar un IFTA, así como un Satélite y un Emmy.
Entre sus películas por estrenarse están In the Heart of the Sea de Ron Howard; Trespass Against Us de Adam Smith, con Michael Fassbender; y Alone in Berlin de Vincent Perez, al lado de Emma Thompson.

ANNE-MARIE DUFF (Violet Miller)
Una de las más admiradas actrices del Reino Unido, Anne-Marie Duff ha ganado el reconocimiento de la industria y de la crítica por tomar papeles retadores en el cine, la televisión y el teatro.
Por su memorable retrato de Julia, la madre de John Lennon, en la película de Sam Taylor-Wood, Nowhere Boy, ella ganó el Premio de Cine Británico Evening Standard y el Premio del Círculo de Críticos de Cine de Londres (BIFA), y fue nominada a los premios Satélite, Cine y Televisión Irlandesa (IFTA), Empire, y BAFTA. Entre sus películas están la galardonada The Magdalene Sisters de Peter Mullan; The Last Station de Michael Hoffman; Notes on a Scandal de Richard Eyre; Before I Go To Sleep de Rowan Joffe; y Is Anybody There?, con Michael Caine, y la película de Focus Features, Closed Circuit, ambas dirigidas por John Crowley.
Uno de sus papeles más conocidos es el de Fiona en la versión de la serie de televisión original del Reino Unido de Shameless, por la cual ganó un IFTA y fue nominada a un BAFTA. La Sra. Duff fue nuevamente nominada al BAFTA por su interpretación de Elizabeth I en la miniserie de Coky Giedroyc, The Virgin Queen. En el otoño de 2015, ella regresa a la TV británica, liderando el reparto del drama psicológico de crimen de BBC1, From Darkness.
Ella interpretó a la icónica bailarina Margot Fonteyn en la película para la televisión de la BBC, Margot, dirigida por Otto Bathurst. Sus otros trabajos notables de películas para la TV y miniseries incluyen The Last King (o Charles II: The Power & The Passion) de Joe Wright; Sinners de Aisling Walsh, por la cual ganó los honores a la Mejor Actriz en el Festival de Televisión de Monte Carlo y en el Festival Internacional de Cine de Shanghai; Parade’s End, dirigida por Susanna White; y la ganadora del Emmy International, Accused, creada por Jimmy McGovern y dirigida por David Blair.
Su éxito en el teatro comenzó con su retrato de Cordelia en la puesta en escena de Richard Eyre de King Lear en el Teatro Nacional, por la cual fue nominada al Premio Ian Charleson. Después fue nominada al Premio Olivier a la Mejor Actriz de Soporte por su papel al lado de Helen Mirren en Collected Stories en el Teatro Real Haymarket, dirigida por Howard Davies. Ella ganó el Premio de Teatro del Círculo de Críticos a la Mejor Actriz, y fue nominada al Premio Olivier como Mejor Actriz por el papel titular de Saint Joan, dirigida por Marianne Elliott. La Sra. Duff recientemente interpretó papeles estelares en Cause Célèbre en el Old Vic, puesta en escena por Thea Sharrock; en Berenice, en el Donmar Warehouse, puesta en escena por Josie Rourke; en la producción de Simon Godwin del Teatro Nacional de Strange Interlude; y, en su debut en Broadway con Macbeth, al lado de Ethan Hawke y bajo la dirección de Jack O’Brien. En el otoño de 2015, ella regresará al Teatro Nacional para la temporada inaugural de su director artístico Rufus Norris, liderando el reparto de Husbands and Sons, una co-producción con el Royal Exchange Theatre de Manchester que será dirigida por Marianne Elliott; Ben Power está adaptando la trilogía de DH Lawrence del drama minero The Daughter-in-Law, A Collier’s Friday Night, y The Widowing of Mrs. Holroyd para juntarlas en una sola obra.

BEN WHISHAW (Sonny Watts)
Un actor cuyos retratos intrigan y engrosan a la audiencia, Ben Whishaw fue una de las estrellas en la galardonada serie de televisión, The Hour, creada y escrita por la guionista de Las Sufragistas, Abi Morgan.
Él también estelarizó la serie de televisión de Christopher Morris, Nathan Barley; interpretó al Rey Ricardo en la película para la TV de Rupert Goold, Richard II, adaptada de la obra de Shakespeare como parte de la trilogía de “The Hollow Crown” y por la cual el Sr. Whishaw ganó un Premio BAFTA; y la aclamada miniserie de la BBC, Criminal Justice, al lado de Pete Postlethwaite. Su actuación en la miniserie le valió al Sr. Whishaw los premios al Mejor Actor por parte de la Sociedad Real de Televisión y del Emmy Internacional.
Él estudió en la Real Academia de Arte Dramático (RADA). Temprano en su carrera, él interpretó papeles de soporte en dos películas: The Trench de William Boyd y Mauvaise passe de Michel Blanc. El Sr. Whishaw después hizo el papel titular de My Brother Tom, dirigida por Dom Rotheroe, por la cual ganó el Premio de Cine Independiente Británico; co-estelarizó la película para la TV The Booze Cruise, dirigida por Paul Seed; y actuó al lado de Daniel Craig en dos películas, Enduring Love de Roger Michell y Layer Cake de Matthew Vaughn.
En el teatro, él hizo su debut en West End en el Teatro Nacional con la adaptación de Nicholas Wright de la obra de Philip Pullman, His Dark Materials, puesta en escena por Nicholas Hytner. Entre sus otros trabajos en el teatro están la producción de Katie Mitchell de la obra de Chekhov, The Seagull, también en el Teatro Nacional. Mientras interpretaba a Hamlet en la puesta en escena de Trevor Nunn de la obra de Shakespeare en el Old Vic, por la cual fue aclamado por la crítica y fue nominado al Premio Olivier, el productor Bernd Eichinger y el director Tom Tykwer lo consideraron y lo eligieron para el papel principal en su película Perfume: The Story of a Murderer, basada en la novela de Patrick Süskind. Por su actuación en la película de suspenso, él fue nominado al Premio de Cine Europeo en la categoría de Mejor Actor.
Él volvió a hacer equipo con el Sr. Tykwer en la película de acción The International y la fantasía épica Cloud Atlas, también dirigida por Lana y Andy Wachowski, para la cual el Sr. Whishaw ensayó múltiples papeles. Entre sus otros créditos de cine están Stoned de Stephen Woolley, en la cual interpretó a Keith Richards; I’m Not There de Todd Haynes; Brideshead Revisited de Julian Jarrold; Bright Star de Jane Campion, como el poeta John Keats; The Tempest de Julie Taymor; The Zero Theorem de Terry Gilliam; Lilting de Hong Khaou, junto a Cheng Pei-pei; y The Lobster de Yorgos Lanthimos, la cual se presentó en el Festival Internacional de Cine de Cannes de 2015.
Después de haber interpretado el papel de “Q” en la taquillera aventura de James Bond, Skyfall, el Sr. Whishaw volvió a hacer el papel en Spectre, nuevamente dirigida por Sam Mendes y estelarizada por Daniel Craig como el agente 007. Además de Spectre y Las Sufragistas, los asistentes al cine pueden verlo actualmente en la película de Ron Howard, In the Heart of the Sea; y, también para Focus Features, en la película de Tom Hooper, The Danish Girl, con Eddie Redmayne y Alicia Vikander.

ROMOLA GARAI (Alice Haughton)
Las Sufragistas marca la sexta película que Romola Garai ha estelarizado para Focus Features – más que ningún otro actor. Las películas previas fueron la nominada al Premio de la Academia Atonement de Joe Wright, por la cual fue nominada al Premio de Cine Británico Evening Standard a la Mejor Actriz; Scoop de Woody Allen; Vanity Fair de Mira Nair; One Day de Lone Scherfig; y Rory O’Shea Was Here (o Inside I’m Dancing) de Damien O’Donnell. Por la última película ganó el Premio del Círculo de Críticos de Cine de Londres, así como una nominación al Premio de Cine Independiente Británico. En 2003, ella fue citada por la revista Variety entre los “10 Actores para Observar”.
Ella ha participado en una serie de notables novelas adaptadas al cine además de las previamente mencionadas, éstas incluyen I Capture the Castle (del libro de Dodie Smith) de Tim Fywell, por la cual él recibió su primera nominación al Premio de Cine Independiente Británico; Nicholas Nickleby de Douglas McGrath (del libro de Charles Dickens); la miniserie de Tom Hooper, Daniel Deronda (del libro de George Eliot); y Angel (del libro de Elizabeth Taylor) François Ozon, en la cual ella interpretó el papel titular. La Sra. Garai interpretó a Emma Woodhouse de Jane Austen en la miniserie Emma, dirigida por Jim O’Hanlon; por su retrato, la Sra. Garai fue nominada al Globo de Oro.
Ella nuevamente fue nominada al Globo de Oro, así como al Premio de la Elección de la Crítica por su papel estelar en la serie de televisión, The Hour, creada y escrita por la guionista de Las Sufragistas, Abi Morgan. Sus otros créditos para la televisión del Reino Unido incluyen la miniserie de Marc Munden, The Crimson Petal and the White, por la cual la Sra. Garai recibió nominaciones a los premios BAFTA y al Satélite.
Sus otros créditos en el cine incluyen la película de Ruairi Robinson, The Last Days on Mars; Junkhearts de Tinge Krishnan, con Eddie Marsan y Tom Sturridge; Glorious 39 (o 1939) de Stephen Poliakoff; The Other Man de Richard Eyre; Amazing Grace de Michael Apted; As You Like It de Kenneth Branagh; y la película para la televisión de Gillies Mackinnon, The Last of the Blonde Bombshells. Ella actuó para el escritor/director Sam Hoare en la película Having You.
En 2014, la Sra. Garai actuó fuera de Broadway en la producción de la Compañía de Teatro Roundabout de Tom Stoppard, Indian Ink, dirigida por Carey Perloff. Ella notablemente interpretó a la hija de James Joyce, Lucia, en la puesta en escena de Londres de Calico, la cual fue escrita por Michael Hastings y dirigida por Edward Hall, y por la cual recibió una nominación al Premio de Teatro Evening Standard; alternando en las producciones de la Compañía Real de King Lear de Shakespeare y The Seagull de Chekhov, ambas puestas en escena por Trevor Nunn tanto en el Reino Unido como en el resto del mundo; en la puesta en escena de Sean Holmes de la adaptación de Christopher Hampton de la obra de Chekhov, Three Sisters; y en la obra de Penelope Skinner, The Village Bike, puesta en escena por Joe Hill-Gibbins en el Teatro Real de la Corte. Ella estelarizará la obra de este último director en el Young Vic de la obra de Shakespeare, Measure for Measure en otoño de 2015.

NATALIE PRESS (Emily Wilding Davison)
Por su debut en el cine en el drama romántico de Pawel Pawlikowski, My Summer of Love, también de Focus Features, Natalie Press ganó el Premio del Círculo de Críticos de Londres al Mejor Nuevo Talento Británico. Ella también ganó el Premio de Cine Británico al Más Prometedor Nuevo Talento. La Sra. Press recibió una nominación al Premio de Cine Independiente Británico (BIFA), un Premio de Cine Europeo, y una nominación al Círculo de Críticos de Cine de Londres. My Summer of Love ganó el premio Alexander Korda de BAFTA a la Película Británica Sobresaliente del Año.
Ella estelarizó la película de Andrea Arnold, Wasp, la cual ganó más de tres docenas de premios internacionales, incluyendo el Premio de la Academia al Mejor Cortometraje en 2005. Otros cortometrajes en donde ella ha participado incluyen el corto de dos partes de Sarah Miles, No Place, y and Ex Memoria Joshua Appignanesi, nominado al BIFA por Mejor Cortometraje Británico.
Ella nuevamente estelarizó para este último director la película Song of Songs. Otros créditos de la Sra. Press incluyen la película para la TV de Susanna White, Mr. Harvey Lights a Candle, al lado de Timothy Spall; Chromophobia de Martha Fiennes; la ganadora del Premio del Jurado del Festival Internacional de Cine de Cannes de Andrea Arnold, Red Road, y Donkeys de Morag McKinnon, primera y segunda película en la planeada trilogía de Zentropa, “Advanced Party”; Nightwatching de Peter Greenaway; y 50 Dead Men Walking de Kari Skogland, por la cual ella recibió una nominación al Premio Espíritu. En 2014, ella fue nominada a Mejor Actriz en los Premios de Cine Australiano por su interpretación en la película de Fritz Urschitz, Where I Belong.
Ella fue nominada al Premio BAFTA y al Premio de la Sociedad de Televisión Real por su actuación en la miniserie de la BBC1, Five Daughters, de Philippa Lowthorpe. Otra miniserie que estelarizó fue Bleak House de la BBC, dirigida por Justin Chadwick y Susanna White, en la cual Carey Mulligan de Las Sufragistas también actuó.
Nativa de Hertfordshire, la Sra. Press actuó en la premiere mundial de la puesta en escena de la obra de Clare Pollard, The Weather, en el Teatro Real de la Corte.

MERYL STREEP (Emmeline Pankhurst)
Durante casi 40 años, Meryl Streep ha interpretado una asombrosa cantidad de personajes en una carrera que ha forjado su muy especial camino dentro del teatro, el cine y la televisión.
La Sra. Streep fue educada en el sistema público escolar de New Jersey, se graduó con ‘cum laude’ del Vassar College, y recibió su Maestría en Artes con honores en la Universidad de Yale en 1975. Ella comenzó su vida profesional en el teatro de Nueva York, donde rápidamente estableció su característica versatilidad y su ímpetu como actriz. Dentro de los tres primeros años a partir de su graduación, ella hizo su debut en Broadway, ganó un Emmy (por Holocaust) y recibió su primera nominación al Óscar (por The Deer Hunter). Ella ha ganado tres Premios de la Academia y en 2015, estableciendo un nuevo record, fue nominada por 19na vez al Premio de la Academia por su papel como La Bruja en Into the Woods. Por esta actuación también fue nominada al Globo de Oro y al Premio del Gremio de Actores de la Pantalla. La Sra. Streep pronto será vista en la película escrita por Diablo Cody, Ricki and the Flash, dirigida por Jonathan Demme. Ella está actualmente en producción en la película de Stephen Frears, Florence Foster Jenkins.
La Sra. Streep se ha abocado a su interés en el medio ambiente a través de su trabajo con Mothers and Others, un grupo de defensa al consumidor que ella cofundó en 1989. M&O trabajó durante 10 años para promover la agricultura sustentable, establecer nuevas regulaciones de pesticidas y asegurar la disponibilidad de comida local orgánica y sustentable.
La Sra. Streep también apoya a Women for Women International, Equality Now, Women in the World Foundation, y Partners in Health.
Ella es miembro de la Academia Norteamericana de Artes y Letras, y se le ha otorgado el título de Commandeur de L’Ordre des Arts et des Lettres por el gobierno francés y un premio César honorario. Ella recibió el Premio Logros de Toda una Vida por parte del Instituto de Cine Norteamericano, una condecoración de la Sociedad de Cine del Lincoln Center en el 2008, y la Medalla Nacional de Artes por parte del Presidente Obama en 2010. En 2011, la Sra. Streep recibió el Reconocimiento Kennedy Center, y en 2014 la Medalla Presidencial de la Libertad. Ella tiene doctorados honorarios de las universidades de Yale, Princeton, Harvard y Dartmouth Indiana, la Universidad de New Hampshire, y del Lafayette College, Middlebury College y Barnard College.
Su esposo, el escultor Don Gummer, y ella, son padres de un hijo y tres hijas.

Las Sufragistas

Acerca de los realizadores

SARAH GAVRON (Directora)
Sarah Gavron ganó un Premio BAFTA al Mejor Nuevo Director por su película de drama para la TV, This Little Life, la cual dirigió a partir de un guión de Rosemary Kay, quien ganó el Premio BAFTA al Mejor Nuevo Escritor. La Sra. Gavron también recibió los premios de la Sociedad de Televisión Real y de las Mujeres en el Cine y la TV a la Mejor Revelación; fue nominada al Premio Douglas Hickox en los Premios de Cine Independiente Británico, el cual reconoce a directores debutantes en cine; y fue nombrada por la revista Variety entre los “10 Directores para Observar”. This Little Life ganó el Premio Dennis Potter, y llevó a la actriz Kate Ashfield a ganar el Premio de la Sociedad de Televisión Real en la categoría de Mejor Actriz, además de ser nominada en el mismo rubro en los Premios de Cine Independiente Británico. David Morrissey y Peter Mullan estelarizaron This Little Life junto con la Sra. Ashfield.
Ella luego dirigió la película Brick Lane, escrita por Laura Jones y por la guionista de Las Sufragistas, Abi Morgan, basada en la novela de Monica Ali. Revisando por más de dos décadas la vida de una inmigrante india en Londres, la película fue estelarizada por Tannishtha Chatterjee y Satish Kaushik; la Sra. Chatterjee y la Sra. Gavron fueron nominadas al Premio de Cine Independiente Británico a la Mejor Actriz y Mejor Director, respectivamente. Ella también fue nominada al premio Carl Foreman en los BAFTA a la Más Prometedora Revelación y al Premio del Círculo de Críticos de Cine de Londres al Realizador Sobresaliente; y recibió el Premio de Talento Alfred Dunhill en el Festival de Cine de Londres.
La Sra. Gavron estudió en la Escuela Nacional de Cine y Televisión del Reino Unido. Después de graduarse, ella dirigió varios cortometrajes que se exhibieron internacionalmente y ganaron premios. Su película documental Village at the End of the World, filmada en locación al norte de Groenlandia, fue nominada al Premio Grierson en el Festival de Cine de Londres y ganó el prestigiado Premio Margaret Mead.
Ella actualmente está desarrollando la película The Unlikely Pilgrimage of Harold Fry, basada en la aclamada novela de Rachel Joyce, junto con Film4.

ABI MORGAN (Guión)
Abi Morgan ha sido una escritora notablemente para el cine, el teatro y la televisión.
Ella creó, escribió y fue productora ejecutiva de la serie de televisión de la BBC ubicada en los años 50’s, The Hour, estelarizada por Dominic West, así como por Ben Whishaw y Romola Garai de Las Sufragistas. El Sr. West y la Sra. Garai recibieron nominaciones al Premio Globo de Oro por sus interpretaciones en el programa, mientras que sus compañeros actores Peter Capaldi y Anna Chancellor recibieron nominaciones al Premio BAFTA. Como productora ejecutiva del programa, ella fue nominada dos veces al Globo de Oro consecutivamente en la categoría de Mejor Miniserie o Película Hecha para la Televisión. Como escritora del programa, ella ganó el Premio Emmy a la Escritura Sobresaliente para una Miniserie, Película o Especial Dramático.
Previamente, ella ganó varios premios BAFTA como parte del equipo creativo en dos películas para la TV que ella escribió: White Girl, dirigida por Hettie Macdonald y estelarizada por Anna Maxwell Martin y Holly Kenny; y Sex Traffic, dirigida por David Yates y estelarizada por Maria Popistasu y Anamaria Marinca.
El trabajo de la Sra. Morgan como guionista también incluye películas para la TV y miniseries como Birdsong de Philip Martin; Murder de Beeban Kidron; My Fragile Heart de Gavin Millar; Life Isn’t All Ha Ha Hee Hee de Andy De Emmony; Royal Wedding de James Griffiths; y Tsunami: The Aftermath, dirigida por Bharat Nalluri, en la cual ella fue productora ejecutiva y por la cual fue nominada al Premio Humanitas. Su más reciente proyecto para la televisión fue la serie River, la cual escribió.
Ella fue nominada al Premio Olivier al Guionista Más Prometedor, en reconocimiento por su obra, Tender, la cual fue puesta en escena en el Teatro Hampstead por Anthony Clark. Otras obras de la Sra. Morgan incluyen Splendour y Tiny Dynamite.
Ella colaboró por primera vez con la directora Sarah Gavron y las productoras Alison Owen y Faye Ward de Las Sufragistas como guionista de Brick Lane, basada en la novela de Monica Ali. Ella escribió el guión original de la película dirigida por Phyllida Lloyd, The Iron Lady, la cual ganó dos Premios de la Academia, incluyendo el de Mejor Actriz para Meryl Streep (como Margaret Thatcher), y por la cual la Sra. Morgan fue nominada a los premios BAFTA y Cine Independiente Británico (BIFA). Ella fue nuevamente nominada a estos premios como escritora de Shame de Steve McQueen, estelarizada por Michael Fassbender y Carey Mulligan de Las Sufragistas. Por esta última película también fue nominada a otro Premio Humanitas.
Entre sus otros guiones están The Invisible Woman, la cual ella adaptó a partir del libro de Claire Tomalin para el director Ralph Fiennes, quien interpretó a Charles Dickens en la película al lado de Felicity Jones como Nelly Ternan; y, en desarrollo, Little House on the Prairie, basada en los queridos libros de Laura Ingalls Wilder; así como The Taming of the Shrew, una adaptación de Shakespeare para Working Title Films y la productora de Las Sufragistas Alison Owen y Monumental Pictures de Debra Hayward.

ALISON OWEN (Productora)
Alison Owen es una de las principales productoras de cine y televisión del Reino Unido. Ella fue nominada como productora, en sociedad con Working Title Films, al Premio de la Academia, al Globo de Oro y al BAFTA por Elizabeth, película que lanzó al estrellato a Cate Blanchett. Dirigida por Shekhar Kapur, el drama histórico recibió un total de siete nominaciones al Premio de la Academia, ganando el de Mejor Maquillaje (Jenny Shircore); fue nominada a tres Globos de Oro, ganando el de Mejor Actriz (Sra. Blanchett); y también fue nominada a doce premios BAFTA, ganando seis en total, incluyendo el de Mejor Actriz y el Premio Alexander Korda a la Mejor Película Británica.
La Sra. Owen produjo la exitosa película Saving Mr. Banks, escrita por Kelly Marcel y Sue Smith y dirigida por John Lee Hancock, estelarizada por Emma Thompson y Tom Hanks. Ella fue nominada al premio más importante del Gremio de Productores de Norteamérica, y compartió un Premio del Instituto de Cine Norteamericano en reconocimiento de que la película estuviera dentro del Top 10 del Año según la AFI.
Ella compartió un Premio Emmy como parte del equipo productor de Temple Grandin, dirigida por Mick Jackson y estelarizada por Claire Danes como la científica de la vida real, Temple Grandin; la película para la TV fue nominada a quince Emmys y ganó siete, incluyendo Película Sobresaliente hecha para la TV. La Sra. Owen previamente ganó el Premio Emmy Internacional por la película para la TV del Reino Unido, Small Island, estelarizada por Naomie Harris y David Oyelowo bajo la dirección de John Alexander, citada como la Mejor Película de TV/Miniserie.
La Sra. Owen fue educada en el University College de Londres, y trabajó en varias capacidades en producción, distribución y desarrollo antes de convertirse en productora. Ella produjo primero promocionales/videos de música pop y comerciales. Después trabajó en documentales y en televisión, donde sus éxitos incluyeron Diary of a Teenage Health Freak, la cual ganó el Premio de la Sociedad Real de Televisión al Mejor Programa de Jóvenes, y End of an Era, la cual fue nominada a un Premio BAFTA.
Ella produjo su primera película, Hear My Song, en 1991, dirigida por Peter Chelsom y estelarizada por Ned Beatty, la cinta fue nominada a los premios Globo de Oro y BAFTA, y ganó Mejor Película de Comedia en los Premios de Comedia Británica. La Sra. Owen fue nominada al Nuevo Productor más Prometedor por parte del Gremio de Productores de Norteamérica. Luego se asoció con Working Title Films, donde estableció una división de cine de bajo presupuesto antes de regresar a producir películas como Moonlight and Valentino, escrita por Ellen Simon, dirigida por David Anspaugh, y estelarizada por Elizabeth Perkins, Gwyneth Paltrow, Whoopi Goldberg y Kathleen Turner.
La Sra. Owen inauguró la compañía de producción independiente, Ruby Films, en diciembre de 1998. Ente los proyectos que ella produjo a través de Ruby están la película para TV de Menhaj Huda, Is Harry on the Boat?; Happy Now de Philippa Collie-Cousins; y también para Focus Features, Sylvia, dirigida por Christine Jeffs y estelarizada por Gwyneth Paltrow y Daniel Craig; Proof de John Madden, estelarizada por la Sra. Paltrow; The Other Boleyn Girl, dirigida por Justin Chadwick y estelarizada por Natalie Portman y Scarlett Johansson; y Brick Lane, la cual marcó su primera colaboración con la directora de Las Sufragistas, Sarah Gavron, y la guionista, Abi Morgan.
Con la guionista Moira Buffini a cargo de la adaptación, ella produjo a través de Ruby la versión para cine de Tamara Drewe, dirigida por Stephen Frears estelarizada por Gemma Arterton; y, también para Focus Features, Jane Eyre, dirigida por Cary Joji Fukunaga y estelarizada por Mia Wasikowska.
La Sra. Owen adicionalmente ha sido productora ejecutiva del éxito de Edgar Wright, Shaun of the Dead, estelarizada por Simon Pegg y Nick Frost; The Men Who Stare at Goats de Grant Heslov, estelarizada por George Clooney y Ewan McGregor; Toast de SJ Clarkson, con Helena Bonham Carter y Freddie Highmore; la miniserie de Dancing on the Edge de Stephen Poliakoff, por la cual Jacqueline Bisset ganó un Globo de Oro; y la primera serie del programa de detectives del Reino Unido, Case Histories, estelarizada por Jason Isaacs y Amanda Abbington. Más recientemente, ella fue productora ejecutiva de The Giver, dirigida por Phillip Noyce; y de Jane Got a Gun, dirigida por Gavin O’Connor.
Sus últimas películas como productora son, a través de Ruby para The Weinstein Company, el estreno de otoño de 2015, Tulip Fever, adaptada por Tom Stoppard de la novela de Deborah Moggach, dirigida por Justin Chadwick y estelarizada por Dane DeHaan, Alicia Vikander, Christoph Waltz, Jack O’Connell y Judi Dench; y Me Before You de MGM, para estrenarse en verano de 2016. Esta última película, basada en la novela de Jojo Moyes, estelarizada por Emilia Clarke y Sam Claflin y está dirigida por Thea Sharrock.
La Sra. Owen ahora está asociada con la productora nominada al Premio de la Academia, Debra Hayward (Les Misérables), en las compañías productoras Monumental Pictures y Monumental Television, con un contrato general con ITVSGE.

FAYE WARD (Productora)
Faye Ward produce proyectos para el cine y la televisión a través de la compañía Fable Pictures. Ella trabajó previamente con base en Ruby Films, con la productora de Las Sufragistas Alison Owen, habiéndose unido a la compañía desde su concepción en diciembre de 1998. Ella obtuvo su primer crédito en producción como productora asociada de Brick Lane, la producción de Ruby la cual también marcó la primera colaboración de la directora de Las Sufragistas, Sarah Gavron, y la escritora Abi Morgan; y fue ejecutiva creativa y productora en los proyectos de cine y televisión de la compañía por cerca de una década.
En 2013, la Sra. Ward produjo la miniserie de BBC/Starz, Dancing on the Edge, escrita y dirigida por Stephen Poliakoff. La miniserie fue nominada al Globo de Oro y al premio Elección de la Crítica de Televisión a la Mejor Miniserie; los actores Chiwetel Ejiofor y Jacqueline Bisset recibieron una nominación al Premio Emmy y al Premio Globo de Oro, respectivamente.
Para Focus Features, La Sra. Ward co-produjo la celebrada versión para cine de Ruby de 2011 de Jane Eyre, estelarizada por Mia Wasikowska y Michael Fassbender, y dirigida por Cary Joji Fukunaga, por la cual la Sra. Wasikowska fue nominada al Premio de Cine Independiente Británico. Entre sus otros proyectos de Ruby, ella fue productora asociada de la película de Stephen Frears, Tamara Drewe, estelarizada por Gemma Arterton; The Other Boleyn Girl, dirigida por Justin Chadwick y adaptada por Peter Morgan de la novela de Philippa Gregory; y la multi galardonada película para TV de John Alexander, Small Island, con Naomie Harris, David Oyelowo y Ruth Wilson. También en Ruby, ella produjo el muy aclamado cortometraje, Alice, escrito por la guionista de Las Sufragistas, Abi Morgan, y dirigida por la ganadora del Premio Tony, Marianne Elliott; Double Lesson, de Channel 4, estelarizada por Phil Davies, y escrita y dirigida por George Kay; y Toast de SJ Clarkson, estelarizada por Helena Bonham Carter y Freddie Highmore, y adaptada por Lee Hall a partir de las memorias de Nigel Slater.
Actualmente, ella trabaja como productora en la serie de Netflix, The Crown, estelarizada por Claire Foy como la Reina Elizabeth II; de un guión de Peter Morgan, el drama está dirigido por Stephen Daldry, Philip Martin y Julian Jarrold.
Entre los proyectos de la Sra. Ward en pre-producción con Fable Pictures está una película acerca de los íconos del cine, Stan Laurel y Oliver Hardy titulada Stan and Ollie; el guión original es del nominado al Premio de la Academia, Jeff Pope, y está dirigida por Jon S. Baird.

EDU GRAU (Director de Fotografía)
Edu Grau estudió realización de cine en la ESCAC en España, y en la NFTS en el Reino Unido. Su especialidad siempre fue la Fotografía.
A los 23 años hizo su primera película como director de fotografía, Honor de Cavelleria de Albert Serra, la cual se presentó en el Festival Internacional de Cine de Cannes de 2006. Poco después, su fotografía llamó la atención internacional con A Single Man, dirigida por Tom Ford, estelarizada por Colin Firth y Julianne Moore; y Buried, dirigida por Rodrigo Cortés, estelarizada por Ryan Reynolds. La última película le valió el Premio Camerimage así como una nominación al Premio Goya (el equivalente español al Óscar).
Entre las otras películas en las que ha fungido como fotógrafo están The Awakening de Nick Murphy, estelarizada por Rebecca Hall; Arthur Newman de Dante Ariola, estelarizada por Colin Firth y Emily Blunt; A Single Shot, dirigida por David M. Rosenthal; Animals de Marçal Forés; Suite Française de Saul Dibb, con Michelle Williams, Kristin Scott Thomas, Matthias Schoenaerts, Margot Robbie y Ruth Wilson; The Gift de Joel Edgerton, con Mr. Edgerton, Rebecca Hall y Jason Bateman; y la película próxima a estrenarse de Adam Smith, Trespass Against Us, con Michael Fassbender, Brendan Gleeson y Rory Kinnear.
El Sr. Grau filmó el video musical “Born This Way” para Lady Gaga, dirigido por Nick Knight. El épico video musical ganó dos Premios MTV Video Music, incluyendo Mejor Video Femenino. Él también ha sido director de fotografía en varios galardonados comerciales.

BARNEY PILLING (Editor)
Barney Piling fue recientemente nominado al Premio de la Academia y al BAFTA por la edición de la película de Wes Anderson, The Grand Budapest Hotel, la cual ganó cuatro Óscares y reconocimientos por todo el mundo. El Sr. Pilling recibió el premio Eddie de los Editores de Cine de Norteamérica (A.C.E.) a la Mejor Película Editada [Comedia o Musical].
Él previamente fue editor de cine en otra cinta nominada al Óscar a la Mejor Película, An Education de Lone Scherfig, la cual estelarizó Carey Mulligan de Las Sufragistas. Él después editó Never Let Me Go de Mark Romanek, la cual también estelarizó la Sra. Mulligan; y One Day de Ms. Scherfig, estelarizada por Anne Hathaway y Jim Sturgess, también de Focus Features.
Él fue nominado dos veces al Premio BAFTA por su edición en los episodios de las exitosas series, Spooks (titulada MI-5 en los Estados Unidos) y Life on Mars, en la cual editó los primeros dos capítulos, ambas dirigidas por Bharat Nalluri. El dueto también hizo equipo en la miniserie Tsunami: The Aftermath y, también para Focus Features, en Miss Pettigrew Lives for a Day (estelarizada por Frances McDormand y Amy Adams), la cual fue la primera película que el Sr. Pilling editó.
En el primero de sus dos años de trabajo en otro programa, As If, él ganó el Premio de Televisión Real. Él también editó episodios de Hustle, Sea of Souls, Ashes to Ashes y Hotel Babylon; dos temporadas de la serie No Angels; y el episodio de “Playhouse Presents” de Nosferatu in Love, estelarizada por Mark Strong, escrita y dirigida por Peter Straughan.
Entre las otras películas que el Sr. Pilling ha editado están Quartet de Dustin Hoffman, estelarizada por Maggie Smith; Asthma de Jake Hoffman, estelarizada por Krysten Ritter; y A Long Way Down de Pascal Chaumeil, con Imogen Poots, Pierce Brosnan, Aaron Paul y Toni Collette.

ALEXANDRE DESPLAT (Música)
El ocho veces nominado al Premio de la Academia, Alexandre Desplat ganó un Óscar a la Mejor Música Original por su trabajo en la película de Wes Anderson, The Grand Budapest Hotel; por sus composiciones en la película, también ganó un Premio BAFTA y un Grammy.
El Sr. Desplat ganó el Globo de Oro por su música en la película de John Curran, The Painted Veil; y fue simultáneamente nominado por la música de otra película de 2006, The Queen, de Stephen Frears. Subsecuentemente él fue nominado al Premio de la Academia por su música en esta última película. Por la música de ambas películas él ganó el Premio a la Mejor Música de la Asociación de Críticos de Cine de Los Ángeles.
Él fue nominado al Premio de la Academia, al Grammy y al Globo de Oro por la música de la película de David Fincher, The Curious Case of Benjamin Button, y por la cinta ganadora al Óscar de Mejor Película, The King’s Speech de Tom Hooper. Por ésta última ganó su primer Premio BAFTA, y él está colaborando nuevamente con director ganador del Premio de la Academia como compositor en The Danish Girl, también para Focus Features.
El Sr. Desplat es un músico con entrenamiento clásico, y fusiona ese conocimiento con su amor por el jazz americano y la música tradicional de cine en la música que compone.
Él ha compuesto la música de más de 50 películas europeas, ganando múltiples nominaciones al Premio César (el equivalente francés al Óscar), incluyendo la música de Un héros très discret [o A Self-Made Hero], Sur mes lèvres [o Read My Lips], y Un prophète de Jacques Audiard. El Sr. Desplat ganó un César y un Oso de Plata en el Festival Internacional de Cine de Berlín por la música de De battre mon coeur s’est arrêté [The Beat That My Heart Skipped] del Sr. Audiard; y ganó un César por De rouille et d’os [Rust and Bone] del Sr. Audiard. Él también ganó otro César por la música de la película de Roman Polanski, The Ghost Writer.
El Sr. Desplat llamó por primera vez la atención de la industria del cine norteamericano con su música en Girl with a Pearl Earring de Peter Webber. Por esta película fue nominado a un Globo de Oro, un BAFTA y un Premio de Cine Europeo. Su trabajo subsecuente incluye música para las películas Birth de Jonathan Glazer; Syriana de Stephen Gaghan, por la cual fue nuevamente nominado al Globo de Oro; Lust, Caution, de Ang Lee también para Focus Features; The Golden Compass, [The Twilight Saga:] New Moon, y A Better Life de Chris Weitz; Chéri y Tamara Drewe de Stephen Frears; Julie & Julia de Nora Ephron; las dos películas de Harry Potter and the Deathly Hallows de David Yates; The Ides of March de George Clooney; Carnage y Venus in Fur de Roman Polanski; Extremely Loud & Incredibly Close de Stephen Daldry; The Tree of Life de Terrence Malick; Zero Dark Thirty de Kathryn Bigelow; The Monuments Men de George Clooney; Godzilla de Gareth Edwards; Unbroken de Angelina Jolie; Every Thing Will Be Fine de Wim Wenders; y Moonrise Kingdom y Fantastic Mr. Fox de Wes Anderson. Por la última fue nominado al Premio de la Academia.
Él también ha sido nominado al Premio de la Academia por su música original de The Imitation Game de Morten Tyldum; Philomena de Stephen Frears; y Argo de Ben Affleck. Todas nominadas al Óscar en la categoría de Mejor Película, ganando Argo el galardón y dos Premios de la Academia adicionales.
Además de la mencionada The Danish Girl, el trabajo del Sr. Desplat por estrenarse incluye The Light Between Oceans de Derek Cianfrance. Él fue recientemente honrado con el Premio Ícono del Broadcast Music, Inc. (BMI) a la Logros por una Carrera Sobresaliente.

ALICE NORMINGTON (Diseñadora de Vestuario)
Alice Normington ganó el Premio BAFTA por su diseño de producción de la película para la TV, The Woman in White, estelarizada por Justine Waddell y Tara Fitzgerald, y dirigida por Tim Fywell. Ella fue nuevamente nominadas al BAFTA como diseñadora de producción de la película para la TV Great Expectations, estelarizada por Ioan Gruffudd y la Sra. Waddell, y dirigida por Julian Jarrold; por su trabajo en el proyecto también fue honrada por el Premio de la Sociedad de Televisión Real. Por su diseño de producción en la miniserie White Teeth, estelarizada por Naomie Harris y Archie Panjabi, y dirigida por el Sr. Jarrold, ella fue nominada al tercer Premio BAFTA.
Entre sus otros créditos en televisión como diseñadora de producción están la miniserie de Marc Munden, The Secret World of Michael Fry, estelarizada por Ewen Bremner; la película para la TV Birthday de Roger Michell, estelarizada por Stephen Mangan; y muchos comerciales y videos musicales.
La Sra. Normington ha sido diseñadora de producción en varias películas dirigidas por Anand Tucker: Hilary and Jackie, estelarizada por la nominada al Premio de la Academia, Emily Watson, y Rachel Griffiths; Saint-Ex, con Bruno Ganz como el autor de The Little Prince, Antoine de Saint-Exupéry; y When Did You Last See Your Father?, estelarizada por Colin Firth, Jim Broadbent, y Carey Mulligan de Las Sufragistas.
Entre sus otras películas como diseñadora de producción están Brideshead Revisited de Julian Jarrold, por la cual la Sra. Normington fue nominada al Premio Satélite; Nowhere Boy y el cortometraje Love You More de Sam Taylor-Wood; The Riot Club de Lone Scherfig; Love and Other Disasters, con Brittany Murphy y dirigida por Alek Keshishian; Proof de John Madden; Miranda de Marc Munden; The James Gang de Mike Barker; y Very Annie Mary, dirigida por Sara Sugarman y estelarizada por Rachel Griffiths.

JANE PETRIE (Diseño de Vestuario)
El trabajo de Jane Petrie como diseñadora de vestuario abarca décadas evocando cómo se debería ver el pasado, presente y futuro – a veces dentro de una misma película.
Sus últimas películas como diseñadora de vestuario son Genius de Michael Grandage, estelarizada por Colin Firth, Nicole Kidman, Guy Pearce, Jude Law, Laura Linney, y Dominic West; y la película de Stephen Frears, The Program, estelarizada por Ben Foster como Lance Armstrong.
La Sra. Petrie fue diseñadora de vestuario en la primera temporada de la altamente aclamada serie de televisión, Top Boy, dirigida por Yann Demange, y volvió a hacer equipo con el director en la película aclamada por la prensa, ’71, estelarizada por Jack O’Connell.
Entre sus otros créditos de televisión están los episodios de la celebrada Black Mirror dirigida por Otto Bathurst y Euros Lyn; y los dos primeros episodios de Falcón, dirigidos por Pete Travis y Gabriel Range, respectivamente.
Entre otros créditos en cine de la Sra. Petrie están la galardonada película de Andrea Arnold, Fish Tank, estelarizada por Katie Jarvis; 28 Weeks Later de Juan Carlos Fresnadillo; Is Anybody There? de John Crowley y Harry Brown de Daniel Barber, ambas estelarizadas por Michael Caine; How I Live Now de Kevin Macdonald; Broken de Rufus Norris, la cual ganó el Premio de Cine Independiente Británico a la Mejor Película Independiente Británica; y la película favorita de culto Moon de Duncan Jones.

SIAN GRIGG (Diseñadora de Cabello y Maquillaje)
Por su trabajo en la película épica de Martin Scorsese, The Aviator, como artista maquillista personal de Leonardo DiCaprio, Sian Grigg recibió un Premio BAFTA al Mejor Maquillaje/Cabello.
Ella ha colaborado con el Sr. DiCaprio en 16 películas, trabajando para lograr el aspecto de los personajes del actor. La películas de la Sra. Grigg con el Sr. DiCaprio incluyen las películas ganadoras del Premio de la Academia Titanic, dirigida por James Cameron, y The Departed, dirigida por Martin Scorsese; y la altamente esperada película de este año, The Revenant, dirigida por Alejandro González Iñárritu.
Ella fue la jefa del departamento de maquillaje en dos aclamadas películas de la primavera de 2015: Ex Machina de Alex Garland, estelarizada por Alicia Vikander, y Far from the Madding Crowd de Thomas Vinterberg, estelarizada por Carey Mulligan de Las Sufragistas. Ella previamente trabajó con la Sra. Mulligan en la película de Mark Romanek, Never Let Me Go, en la cual la Sra. Grigg fue jefa diseñadora de cabello y maquillaje; y en la película de Baz Luhrmann, The Great Gatsby, con Leonardo DiCaprio.
Ella fue estilista de cabello en películas como Tom & Viv de Brian Gilbert, con Willem Dafoe y las nominadas al Premio de la Academia Miranda Richardson y Rosemary Harris. Entre sus otras películas como artista de maquillaje están Hamlet de Kenneth Branagh; Saving Private Ryan de Steven Spielberg; The Talented Mr. Ripley de Anthony Minghella; y 28 Days Later… de Danny Boyle.

Las Sufragistas

REPARTO (EN ORDEN DE APARICIÓN)
VIOLET MILLER ANNE-MARIE DUFF
MAGGIE MILLER GRACE STOTTOR
NORMAN TAYLOR GEOFF BELL
MAUD WATTS CAREY MULLIGAN
SRITA. WITHERS AMANDA LAWRENCE
SEÑORITA SAMSON SHELLEY LONGWORTH
GEORGE WATTS ADAM MICHAEL DODD
SONNY WATTS BEN WHISHAW
SRA. GARSTON SARAH FINIGAN
TRABAJADOR DE LAVANDERÍA DREW EDWARDS
SRA. COLEMAN LORRAINE STANLEY
ALICE HAUGHTON ROMOLA GARAI
SR. CUMMINS ADAM NAGAITIS
EDITH ELLYN HELENA BONHAM CARTER
HUGH ELLYN FINBAR LYNCH
BENEDICT HAUGHTON SAMUEL WEST
MINISTRO DE GOBIERNO NICK HENDRIX
SUPERINTENDENTE JAMES BURRILL CLIVE WOOD
INSPECTOR ARTHUR STEED BRENDAN GLEESON
DETECTIVE MALCOLM WALSOP MORGAN WATKINS
EMPLEADO DE LA CÁMARA DE LOS COMUNES ROSS GREEN
DAVID LLOYD GEORGE ADRIAN SCHILLER
MIEMBRO DEL COMITÉ COL NEEDHAM
PERIODISTA JAMIE BALLARD
GUARIDA DE PRISIÓN FEMENINA JOYCE HENDERSON
SRA. LEWIS RAEWYN LIPPERT
EMILY WILDING DAVISON NATALIE PRESS
PRISIONERA JOANNA NEARY
SUFRAGISTA ELEGANTE ANNABELLE DOWLER
EMMELINE PANKHURST MERYL STREEP
MUJER ELEGANTE CATHERINE TOMELTY
CASERA SUSIE BAXTER
SRA. DRAYTON LISA DILLON
SR. DRAYTON MATT BLAIR
OFICIAL DE PRISIÓN JACOB KRICHEFSKI
DOCTOR DE PRISIÓN JONATHAN CULLEN
EPSOM GROUNDSMAN JOHN CUMMINS
ASISTENTE AL HIPÓDROMO DANIEL TATARSKY
AFICIONADO A LAS CARRERAS 1 JAMES WARD
AFICIONADO A LAS CARRERAS 2 ADAM HARLEY
REY SIMON GIFFORD

COORDINADOR DE ESCENAS DE RIESGO PAUL HERBERT
COORDINADOR DE ESCENAS DE REISGO ASISTENTE DAVID FOREMAN
JOCKEY DEL HIPÓDROMO JAKE COX
MAUD STUNT DOUBLE KELLY DENT
EDITH STUNT DOUBLE ANNABEL CANAVEN
SEÑUELO PANKHURST ELAINE FORD
DOBLE DE EMILY HEATHER PHILIPS
INSTRUCTOR DE JIUJITSU ROB LOCK

Las Sufragistas

EQUIPO Y CRÉDITOS
DIRIGIDA POR SARAH GAVRON
ESCRITA POR ABI MORGAN
PRODUCIDA POR ALISON OWEN y FAYE WARD
PRODUCTORES EJECUTIVOS CAMERON McCRACKEN
TESSA ROSS
ROSE GARNETT
NIK BOWER
PRODUCTORES EJECUTIVOS JAMES SCHAMUS
TERESA MONEO
CO-PRODUCTORES ANDY STEBBING
HANNAH FARRELL
DIRECTOR DE FOTOGRAFÍA EDU GRAU
EDITOR BARNEY PILLING
MÚSICA DE ALEXANDRE DESPLAT
DISEÑO DE PRODUCCIÓN ALICE NORMINGTON
DISEÑO DE VESTUARIO JANE PETRIE
DISEÑO DE CABELLO Y MAQUILLAJE SIAN GRIGG
REPARTO DE FIONA WEIR

PRIMER DIRECTOR ASISTENTE RICHARD STYLES

GERENTE DE PRODUCCIÓN CASS MARKS
CONTROLADORA FINANCIERA MAXINE STANLEY
GERENTE DE LOCACIÓN HARRIET LAWRENCE
SUPERVISORA DE GUIÓN HELENE OOSTHUIZEN
SUPERVISORA DE POST-PRODUCCIÓN LOUISE SEYMOUR
SUPERVISOR DE EFECTOS VISUALES SIMON HUGHES
PRIMER EDITOR ASISTENTE STEPHEN PERKINS
MEZCLA DE SONIDO DE PRODUCCIÓN DANNY HAMBROOK
EDITORES DE SONIDO SUPERVISORES STEPHEN GRIFFITHS
ANDY SHELLEY
MEZCLA DE REGRABACIÓN PAUL COTTERELL

CABALLOS Y CARRUAJES CAMILLA NAPROUS
DANIEL NAPROUS

SEGUNDA DIRECTORA ASISTENTE HARRIET WORTH
SEGUNDO DIRECTOR ASISTENTE DE MULTITUDES BRYN LAWRENCE
TERCERA DIRECTORA ASISTENTE GAYLE DICKIE
MENSAJEROS DE PISO CHARLIE VAUGHAN
GRANT BUTLER
APRENDICES DIRECTORES ASISTENTES FRED BONHAM CARTER
HARRY MINTER
SUPLENTE DE MAUD ELSPETH EDMONDS
SUPLENTE DE VIOLET AMY WHITWORTH
SUPLENTE DE EDITH CAROLINE HOUGHTON
SUPLENTE DE STEED JOHN TOWNSEND

COORDINADOR DE PRODUCCIÓN ADAM HUGHES
COORDINADORA ASISTENTE AMELIA SOUTHGATE
ASISTENTE DE PRODUCCIÓN FIONA HARPER
ASISTENTE DE LA DIRECTORA JOASIA GOLDYN
ASISTENTE DE LOS PRODUCTORES EMILY PERRY
ASISTENTE DE LA SRA. MULLIGAN SOPHIE FREEMAN
ASISTENTE DE LA SRA. BONHAM CARTER SHAKIR KADRI
ENTRENADOR DE DIALECTO NEIL SWAIN
PRIMERA CONTADORA ASISTENTE CATHERINE FRANCIS
SEGUNDO CONTADOR ASISTENTE DANIEL RIVETT
APRENDIZ DE CONTABILIDAD SAIRH SHEIKH
ASOCIADA DE REPARTO ALICE SEARBY
ASISTENTE DE REPARTO SARAH WILSON
OPERADOR DE CÁMARA PAU ESTEVE
PRIMER OPERADOR DE CÁMARA ASISTENTE (CÁMARA A) JAKE MARCUSON
PRIMERA CÁMARA ASISTENTE (CÁMARA B) SAM BARNES
SEGUNDA CÁMARA ASISTENTE (CÁMARA A) BEISAN ELIAS
SEGUNDA CÁMARA ASISTENTE (CÁMARA B) JONATHAN WRIGHT
DIT/ CARGADOR CENTRAL JOHN PAXTON
VIDEO ASSIST ADNAN HEMANI
OPERADOR DE VIDEO ASISTENTE PETE HAYLEY-BARKER
APRENDIZ DE VIDEO ASSIST JACK KNOTT
APRENDIZ DE CÁMARA GRACE ROYALL
JACK MEALING
OPERADORES DE CÁMARA ADICIONAL PAU CASTEJÓN
MARC GÓMEZ DEL MORAL
GRISELDA JORDANA
OPERADOR DE STEADICAM PETER ROBERTSON
EQUIPO DE CÁMARA RUPERT LLOYD-PARRY
SUJECIÓN DE CÁMARA B FRIC LÓPEZ VERDEGUER
APRENDIZ DE SUJECIÓN STUART MULCASTER
MONTAJE GRÚA PETE MYSLOWSKI
TÉCNICO DE GRÚA SEAN DOMMETT
ELECTRICISTAS PRINCIPALES JAMES PLANNETTE
ANDREW LOWE
AYUDANTE DE ELECTRICISTA CHRIS STONES
ELECTRICISTAS SEBASTIAN LAMB
NICHOLAS BRITT
JOHN ANTILL
DUNCAN RIEDL
DAVID SEDGWICK
PAWEL POLAK
CHRISTIAN HAYES
NATHAN PORTER
MANTENIENTO DE SONIDO ADAM LASCHINGER
ASISTENTES DE SONIDO CHRIS DEVLIN
HELEN McGOVERN
DIRECTOR DE ARTE SUPERVISOR DAVID HINDLE
DIRECTOR DE ARTE CHOI HO MAN
DIRECTORA DE ARTE SUPLENTE LISA McDIARMID
ARTISTA DE CONCEPTO JONATHAN HOULDING
DIRECTORA DE ARTE ASISTENTE ALICE SUTTON
ESCENÓGRAFO PHILIP A. BROWN
ASISTENTE DE DEPARTAMENTO DE ARTE EMILY CONNELL
DISEÑADORA GRÁFICA LOUISE BEGBIE
DISEÑADORA GRÁFICA ADICIONAL VERENA KHAN
APRENDIZ DEL DEPARTAMENTO DE ARTE CHARLOTTE HUTCHINGS
INVESTIGADOR VISUAL PHILIP CLARK
CONSULTOR CREATIVO DAN MASLEN
DECORADORA DE SET BARBARA HERMAN-SKELDING
COMPRADORA DE PRODUCCIÓN ANNIE GILHOOLY
COMPRADORA DE UTILERÍA KIMBERLEY FAHEY
COMPRADORA DE UTILERÍA ASISTENTE ELLIE MURPHY
MAESTRO DE UTILERÍA DAVID HORRILL
ALMACÉN OWEN HARRISON
UTILERÍA PARA ESCENOGRAFÍA SHAY LEONARD
BARNEY WARD
KARL McGOVERN
PETER WOOD
DISEÑADORA DE VESTURARIO ASISTENTE HOLLY SMART
PATRONES DE VESTUARIO BASIA KUZNAR
SUPERVISORA DE VESTUARIO PRINCIPAL BETH GILLMAN
TRATAMIENTO DE VESTUARIO GENEVIEVE COX
ISABELLE FRASER
JENNY HAWKINS
CONFECCIÓN DE VESTUARIO KIRSTEN FLETCHER
SAFFRON CULLANE
SASTRES DE HOMBRE PARA MULTITUDES MARTIN CLARK
NATHANIEL TURNER
VESTUARIO DE MULTITUD DE MUJERES MARIA SMITH
APRENDIZ DE CONFECCIÓN DE VESTUARIO JESSICA SMITH
APREDICES DE VESTUARIO KATHRYN SUTCLIFFE
JO STOBBS
JOANNA BEART-ALBRECHT
INVESTIGACIÓN DE VESTUARIO KATY HACKNEY
GERENTE DE CONSTRUCCIÓN JO HAWTHORNE
COORDINADOR DE CONSTRUCCIÓN SEAMUS HAWTHORNE
CARPINTERO SUPERVISOR SIMON ROBILLIARD
PINTOR SUPERVISOR BRUCE GALLUP
EQUIPO DE CARPINTERÍA BERNARD COLLINS
EQUIPO DE TRAMOYA MICHAEL WEBB
CARPINTEROS FRANK COLLINS
NICHOLAS CLAYTON
LESLIE HALL
MATTHEW HANDFORD
DEAN HAWLEY
STEVEN WARREN
PHILIP HAWLEY
PAUL CARTER
CARPINTERO SUPLENTE JOHN KROMMENKOEK
PINTORA SUPLENTE DONNA TURNER
PINTORES DEAN HAWLEY
STEVEN WARREN
PHILIP HAWLEY
APRENDIZ DE CARPINTERO ROBERT BEDBOROUGH
APRENDIZ DE PINTORES ROBERT WEST
LAURA LIVINGSTON
TRAMOYISTA STEVE FITZPATRICK
TRAMOYISTA SUPLENTE RAY WILSON
ARTISTAS DE CABELLO Y MAQUILLAJE TAPIO SALMI
CHARLIE ROGERS
ESTILISTA DE LA SRA. BONHAM CARTER CAROL HEMMING
CABELLO Y MAQUILLAJE DE LA SRA. STREEP J. ROY HELLAND
SUPERVISORA DE CABELLO Y MAQUILLAJE DE MULTITUD JEMMA CARBALLO
ARTISTA DE MAQUILLAJE DE PROTESIS PRINCIPAL DUNCAN JARMAN
ASISTENTE JUNIOR DE CABELLO Y MAQUILLAJE DANIELLE HAWKES
APRENDIZ DE CABELLO Y MAQUILLAJE CHARLOTTE CLARK
APRENDIZ JUNIOS DE CABELLO Y MAQUILLAJE JO BARRASS-SHORT
APRENDIZ DE PRUEBA DE MAQUILLAJE DE MULTITUDES CAT CORDEROY
PRUEBA DE MAQUILLAJE DE MULTITUDES DIARIA SOPHIE FINCH
GERENTE DE LOCACIÓN ASISTENTE LYNSEY COSFORD
GERENTE DE UNIDAD DAVID TAYLOR
ASISTENTES DE LOCACIONES PHILIPPA SUTCLIFFE
REBECCA YOUNG
APRENDIZ DE LOCACIÓN ROSS BARNWELL
SEGURIDAD DE LA UNIDAD LOCATION SECURE
JEFE DE SEGURIDAD CHRIS YELLOLY
SEGURIDAD SAM COURTNAGE
DARREN HOPE
HERBIE FOWELLS
MITCH McGEE
PUBLICISTA DE LA UNIDAD IAN THOMSON
POTOGRAFÍA FIJA STEFFAN HILL
EPK ALAIN GALES
SEGUNDA EDITORA ASISTENTE PASCHALLA SHARPE
CONTADORAS DE POST-PRODUCCIÓN LARA SARGENT
KIRSTIE WHITE
COORDINADOR DE POST-PRODUCCIÓN ROBIN DAVIES
EFECTOS VISUALES DE UNION VFX
PRODUCTORES DE EFECTOS ESPECIALES VISUALES TIM CAPLAN
ADAM GASCOYNE
PRODUCTOR DE LÍNEA DE EFECTOS ESPECIALES VISUALES NOGA ALON STEIN
COORDINADORES DE EFECTOS ESPECIALES VISUALES INES LI YING
FINOLA O’BRIEN
COMPOSTORES PRINCIPALES IAIN READ
MARIA PERALTA RAMOS
EFECTOS ESPECIALES PRINCIPALES JAMES ROBERTS
COMPOSITORES MARK HONER
AGUEDA DEL CASTILLO
SHANI HERMONI
MANUEL HUERTAS
TASKIN KENAN
LEWIS WRIGHT
MARTA CANAVATE
MAXWELL ALEXANDER
MATTHEW CHAN
MITCH CREASE
MERVYN NEW
ARTISTAS 3D GARETH STEVENSON
BEN WILSON
JANIS VAITILAVICS
LUCAS CUENCA
ARTISTAS DE ROTO LAURA COUMBE
SUSANNA RICCIO
CAROLINE DELGADO
TRACK DE CÁMARA NOEL O’MALLEY
ALEXANDER HA
ASISTENTE TÉCNICO DE EFECTOS ESPECIALES VISUALES ANDY CUTHBERT
EDITOR DE EFECTOS DE SONIDO BERNARD O’REILLY
EDITOR DE ADR KALLIS SHAMARIS
FOLEY FEET FIRST SOUND
EDITOR DE FOLEY BARNABY SMYTH
INGENIERO DE FOLEY KEITH PARTRIDGE
GRABACIÓN DE FOLEY EN HACKENBACKER
MEZCLA DE ADR MARK APPLEBY
ANDY STALLABRASS
SUPERVISIÓN DE ADR DE MULTITUDES PHOEBE SCHOLFIELD
MEZCLA EN GOLDCREST / HALO
TÉCNICOS DE MEZCLA AL GREEN
JO JACKSON
CONSULTOR DE SONIDO DOLBY PETER MENDONCA
SUPERVISOR DE EFECTOS ESPECIALES MARK HOLT
SUPERVISOR DE PISO DE EFECTOS ESPECIALES LEE HALES
TÉCNICO DE EFECTOS ESPECIALES ALEX FREEMAN
SUPERVISOR PREP DE EFECTOS ESPECIALES JON SAVAGE
SERVICIO DE COMEDOR DE LA UNIDAD THE CATERING COLLECTIVE
CHEF RUSS BOSWELL
SOUS CHEF ALICE BARTON
CHEF ASISTENTE STEVE ALLEN
CONSULTOR DE SALUD Y SEGURIDAD ANDY BILBY
MÉDICOS DE LA UNIDAD DAN FROST
JASON BUCHANAN
TRANSPORTE DE LA UNIDAD CINE FILM CARS
CPAITÁN DE TRANSPORTE ROB HEMPENSTALL
CHOFER DEL SR. GLEESON JERRY HAMSHAR
CHOFER DE LA DIRECTORA THOMAS DEWEY
CHOFER DE LA SRA. MULLIGAN DAVE GROSE
CHOFER DEL SR. DUFF GEORGE KAPETANIOUS
CHOFER DEL SR. BONHAM CARTER HARRY TAYLOR
CHOFER DE LA SRA. STREEP COLIN MORRIS
CHOFERES DE LA UNIDAD MARK CROWLEY
MARK DILLIWAY
PAUL ANDREWS
BRIAN KELLY
MINIBUSES STAGELIFT TRANSPORT
CHOFERES DE MINIBÚS SPENCER COLLINS
CHRIS VAULS
TREVOR WAKEMAN
MICKEY WATTS
INSTALACIONES PROVISTAS POR ANDY DIXON FACILITIES
CAPITÁN DE INSTALACIONES PHIL MATTHEWS
ASISTENTE DE INSTALACIONES BARRY STONE
INSTALACIONES SIMON BURGESS
KESTIS BUKAUSKA
CHOFER DE CAMIÓN DE CAMERA MIKE PRITCHARD
CHOFER DE CAMIÓN DE GRÚA JAMES GROU
VEHÍCULOS DE ACCIÓN PROVISTOS POR MOTORHOUSE HIRE
CONSULTORA HISTÓRICA KRISTA COWMAN
INVESTIGADORA JO FARRUGIA
INVESTIGADORA DE DESARROLLO LUCY WHITTON
CONSULTORES HISTÓRICOS JUNE PURVIS
DI ATKINSON
ELIZABETH CRAWFORD
BEVERLEY COOK
CLIVE EMSLEY
INVESTIGADOR DE ARCHIVO JAMES R.M. HUNT
CONSULTOR DE MÍMICA RICHARD KNIGHT

SEGUNDA UNIDAD
DIRECTORES DE SEGUNDA UNIDAD SAUL METZSTEIN
LYNSEY MILLER
PRIMEROS DIRECTORES ASISTENTES MARTIN HARRISON
JOE BARLOW
SEGUNDA DIRECTORA ASISTENTE HEIDI GLOWER
GERENTE DE LOCACIÓN LYNSEY COSFORD
DIRECTOR DE FOTOGRAFÍA PAU ESTEVE

INTERMEDIATE DIGITAL PROVISTO POR GOLDCREST POST PRODUCTION
COLORISTA DIGITAL ROB PIZZEY
EDITORES ON-LINE DIGITALES SINÉAD CRONIN
DAN TOMLINSON
RUSSELL WHITE
PRODUCTORA ASISTENTE DE INTERMEDIATE DIGITAL GEMMA McKEON
COLORISTAS ASISTENTES DE INTERMEDIATE DIGITAL MARIA CHAMBERLAIN
DIANA VASQUEZ
BUREAU DE CINE DIGITAL GEORGINA CRANMER
LAWRENCE HOOK
CABEZA DE DEPARTAMENTO PATRICK MALONE
DIRECTOR COMERCIAL MARTIN POULTNEY
TECNÓLOGO DE INTERMEDIATE DIGITAL LAURENT TREHERNE
JEFE DE PRODUCCIÓN ROB FARRIS
GERENTE DE DATOS Y FLUJO DE TRABAJO PETER COLLINS
ADMINISTADOR DE SISTEMAS NEIL HARRISON
TÍTULOS MATT CURTIS
EQUIPO DE CÁMARA Y SUJECIÓN PANAVISION LONDON
EQUIPO DE ILUMINACIÓN ARRI LIGHTING RENTAL
SERVICIOS DE LABORATORIO CINELAB LONDON LTD
EQUPO AVID PROVISTO POR WEST7

PARA PATHÉ PRODUCTIONS
PIERRE DU PLESSIS FIONA McGUIRE
JAMES CLARKE LEE BYE
COLLEEN WOODCOCK JACK MYLES
GURSHARN KHAIRA SOPHIE GLOVER
LLOYD VANSON CHRIS BESSELING
HELENE BROWN JOHN McGRORY
WAI-HUN TANG VALERIA BULLO
EVELYN ROONEY LEN ROWLES
ELLIOT MARTIN DOMINGUEZ

PARA FILM4
JEFE ADJUNTO DE CINE KATHERINE BUTLER
EDITORA DE GUIÓN SENIOR EVA YATES
JEFE DE FINANZAS DE CINE HARRY DIXON
EJECUTIVA DE ASUNTOS DE NEGOCIOS DIMITRA TSINGOU
JEFE DE PRODUCCIÓN TRACEY JOSEPHS
JEFE DE ESTATEGIA COMERCIAL Y DE MARCA SUE BRUCE-SMITH

PARA BFI
DIRECTOR DEL FONDO DE LOTERÍA DE CINE BEN ROBERTS
EJECUTIVO DE PRODUCCIÓN Y DESARROLLO CHRISTOPHER COLLINS
JEFE DE PRODUCCIÓN FIONA MORHAM
JEFE DE FINANZAS DE PRODUCCIÓN IAN KIRK
GERENTE DE ASUNTOS DE NEGOCIOS BEN WILKINSON
CONSULTA DE GUIÓN MARILYN MILGROM

PARA INGENIOUS
MICHAEL SHYJKA STEPHEN FUSS
TED CAWREY LESLEY WISE
FARZANA ALI DAISY TAM

PARA RUBY FILMS
EJECUTIVO DE PRODUCCIÓN MICHAEL WINTER
EDITOR DE DESARROLLO PATRICK WALTERS
JEFE DE FINANZAS RADHIKA SHUKLA
GERENTE DE FINANZAS ABOLAJI ABIMBOLA

SERVICIOS DE GARANTÍA DE TÉRMINO PROVISTOS POR
PETER LA TERRIERE
EUROPEAN FILM BONDS A/S
Y DFG DEUTSCHE FILMVERSICHERUNGSGEMEINSCHAFT

SERVICIOS LEGALES DE PRODUCCIÓN WIGGIN LLP
MILES KETLEY
NEIL GILLARD
CHRIS HAMMOND
BETH WYLLIE
SERVICIOS LEGALES DE SEGURO DE TÉRMINO RICHARD PHILIPPS
REED SMITH LLP
PERMISOS DE GUIÓN Y REVISIÓN DE NEGATIVOS DEBBIE BANBURY-MORLEY
AGENTES DE SEGUROS MEDIA INSURANCE BROKERS LTD
SERVICIOS DE NÓMINA SARGENT-DISC LTD
AUDITORES SAFFERY CHAMPNESS
SERVICIOS BANCARIOS COUTTS & CO
VENTAS INTERNACIONALES PATHÉ INTERNATIONAL
MURIEL SAUZAY
MAYALEN DE CROISOEUIL AGATHE THÉODORE
INGRESOS MUNDIALES RECAUDADOS Y DISTRIBUIDOS POR FREEWAY CAM B.V.
DESARROLLO DE FILM4 Y FOCUS FEATURES

MÚSICA
DIRECTOR MUSICAL ALEXANDRE DESPLAT
MÚSICA INTERPRETADA POR ORQUESTA SINFÓNICA DE LONDRES
DIRECTORA DE ORQUESTA CARMINE LAURI
PIANO DAVE ARCH
PRODUCTORA DE MÚSICA ORIGINAL DOMINIQUE “SOLREY” LEMONNIER
MÚSICA GRABADA Y MEZCLADA POR PETER COBBIN
MÚSICA GRABADA EN ABBEY ROAD STUDIOS, LONDRES
GRABACIÓN DE MÚSICA ORIGINAL /EDITOR TOBY HULBERT
ASISTENTES EN ABBEY ROAD MATT JONES
STEFANO CIVETTA
EDITOR MUSICAL SUPERVISOR GERARD McCANN
OPERADOR DE AURÍCULA JAMES BELLAMY
ORQUESTACIONES ALEXANDRE DESPLAT
JEAN-PASCAL BEINTUS
SYLVAIN MORIZET
NICOLAS CHARRON
COORDINADOR DE MÚSICA ORIGINAL XAVIER FORCIOLI
PROGRAMACIÓN ROMAIN ALLENDER
PREPARACIÓN MUSICAL NORBERT VERGONJANNE
CLAUDE ROMANO
SUPERVISOR MUSICAL KAREN ELLIOTT

“MARCH OF THE WOMEN”
POR ETHEL SMYTH / CICELY HAMILTON
CASA DISCOGRÁFICA: CHESTER MUSIC LTD TRADING AS J CURWEN AND SONS

LECTURA DE
“DREAMS”
DE OLIVE SCHREINER

PIETAJE CORTESÍA DE
GETTY, SCREEN ARCHIVE SOUTH EAST
Y BFI NATIONAL ARCHIVE

FILMADA EN LOCACIÓN EN LONDRES Y EN EL SURESTE DE INGLATERRA

AGRADECIMIENTOS PARA:
LA CASA DE LOS COMUNES

FIDEICOMISO NACIONAL DEL PARQUE ASHRIDGE & HATCHLANDS,
LA HONORABLE SOCIEDAD DE LINCOLN’S INN,
LA HONORABLE SOCIEDAD DEL TEMPLO INTERIOR ,
FIDEICOMISO DE LA CADA SOMERSET, LOS PARQUES REALES,
OFICINA DE CINE DE LA TORRE HAMLETS, TORRES HORSLEY,
ESCUELA TRINITY, CROYDON, HIPÓDROMOS REAL WINDSOR,
PARQUE PAINSHILL, YWAM HARPENDEN, ESTUDIOS ELSTREE, TOYE & CO

AGRADECIMIENTOS ESPECIALES PARA:
LYN HOPWOOD EN DE LA LAVANDERÍA WALTON,
BRIONY HUDSON DE REAL SOCIEDAD FARMACÉUTICA,
Y LA SOCIEDAD BRITÁNICA DE LA HISTORIA DE LA FARMACIA,
DR. JENNIAN GEDDES, ED BONHAM CARTER,
MEL CHURCHER, JILL MCCULLOUGH, KIRSTY MCNEILL,
BRYONY DIXON Y ARCHIVO NACIONAL BFI,
ALISON THOMPSON, KIERAN CLAYTON, AVY ESCHENASY,
JODI SHIELDS, ADRIANA ALBERGHETTI, PHIL PARKER,
DR. JAMES TURNER, JACK RAVENSCROFT, HUGH WILLIAMS,
ANTHONY GRABINER, HETTIE BOWER, VALERIO BONELLI,
OLIVER RALFE, MUSEO DE LONDRES, MAC, DERMALOGICA,
HELEN PANKHURST, ROSEMARIE HAYDEN, DAVID KATZNELSON

ESTA PELÍCULA ESTÁ BASADA , EN PARTE, EN EVENTOS, PERSONAS Y COMPAÑÍAS REALES. AÚN ASÍ, MUCHOS DE LOS PERSONAJES, INCIDENTES Y COMPAÑÍAS RETRATADAS Y LOS NOMBRES AQUÍ USADOS SON FICTICIOS. CUALQUIER SIMILITUD ENTRE ESOS PERSONAJES FICTICIOS, INCIDENTES Y COMPAÑÍAS Y EL NOMBRE, ATRIBUTOS O ANTECEDENTES REALES DE CUALQUIER PERSONA, VIVA O MUERTA, O CUALQUIER EVENTO REAL, O CUAQUIER COMPAÑÍA EXISTENTE, ES COMPLETAMENTE UNA COINCIDENCIA NO INTENCIONADA.
LOS ANIMALES PRESENTADOS EN ESTA PELÍCULA ESTUVIERON BAJO LA SUPERVISIÓN DE SUS ENTRENADORES EN TODO MOMENTO.
UNA PRODUCCIÓN DE RUBY FILMS
PARA
PATHÉ, FILM4, REDGILL PRODUCTIONS Y BFI
HECHA CON EL APOYO DEL FONDO DE CINE BFI

EN MEMORIA DE
CHRISTOPHER COLLINS
1962 – 2014
Y
BOB GAVRON
1930 – 2015
©PATHE PRODUCTIONS LIMITED, CHANNEL FOUR TELEVISION CORPORATION
AND THE BRITISH FILM INSTITUTE 2015 (TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS)
ESTA PELÍCULA ESTÁ PROTEGIDA BAJO LAS LEYES DE LOS ESTADOS UNIDOS Y OTROS PAÍSES.
LA DUPLICACIÓN, DISTRIBUCIÓN O EXHIBICIÓN NO AUTORIZADA PUEDE RESULTAR EN UN JUICIO CIVIL Y LA PERSECUSIÓN CRIMINAL.

No. 49745

CLASIFICACIÓN DE LA MPAA: 13 AÑOS CON SUPERVISIÓN DE LOS PADRES (POR ALGO DE VIOLENCIA INTENSA,
ELEMENTOS TEMÁTICOS, LENGUAJE FUERTE Y DESNUDEZ PARCIAL)

www.SuffragetteTheFilm.com
www.facebook.com/suffragettemovie

#Suffragette
Twitter: @suffragetteMOV
Instagram: @suffragettemovie

Deja un comentario