Qué ponerte y qué no para lucir chic en el gimnasio

0
248

La moda está presente en todos los aspectos de nuestra vida, incluso si no es un tema de tu interés ni le prestas particular atención. Lo cierto es que toda la ropa que te pones a diario llegó a las tiendas donde las compraste como resultado de tendencias del momento que conocemos de primera mano por los desfiles de las grandes marcas y las semanas de la moda en las grandes capitales del mundo, y que luego se comercializan a costos accesibles a todo público.

Esto no excluye la ropa deportiva, que desde hace unos años para acá ha venido resaltando incluso como tendencia permanente mediante la colaboración de marcas deportivas tradicionales con diseñadores de la alta costura. Puma fue la primera en dar un paso hacia adelante inaugurando su primera tienda de productos en colaboración con grandes figuras del diseño como Philippe Stark  y Christy Turlington. Adidas por su parte llevó esta tendencia más allá al asociarse con diseñadores de renombre como Stella McCartney,  Yohji Yamamoto y hasta Rihanna, y crear subdivisiones de sus productos dirigidas menos al deporte duro y más al estilo de vida.

Cambio en el juego

Esta serie de asociaciones artísticas ha dado como resultado que la ropa del gym sea un producto de consumo de la industria de la moda y no una necesidad de la industria del deporte. Es muy común ver hoy en día prendas que anteriormente solo habríamos imaginado usar para situaciones específicas (como las mayas o las chamarras camperas) como prendas de uso diario.

Dicho esto, no hay excusas para no verte chic mientras ejercitas tu cuerpo, así que siguiendo las reglas básicas para tener un armario funcional, te traemos unos consejos breves para mantener el estilo personal incluso en el gimnasio:

-Colores básicos: el negro y el gris son los colores universales por excelencia, pues son muy versátiles a la hora de ser combinados con otros colores e incluso hacen muy buen juego con los estampados. Esto es mucho más económico que ir comprando piezas por temporada, incluso si optas por confiar en las marcas de toda la vida. Fíjate por ejemplo en la ropa de deporte Nike con buenos precios que tienen en sus tiendas o incluso en las ofertas deportivas que Zara y Bershka han incluido en sus catálogos.

-Pantalones de todas las longitudes: puedes tener un par de pantalones largos, otros a la rodilla y otros de corte pescador. Si los compras del material adecuado, te harán mucho juego con las camisetas o las chaquetas con las que los combinen y en temperaturas adversas como el invierno o el verano te brindarán un extra de confort.

-Zapatillas cómodas: no hace falta tener más de un par para complementar tu atuendo de gimnasio diario. El único requisito que deben cumplir las zapatillas de deporte es que sean cómodas y no le hagan daños a tus pies mientras entrenas. Lo más recomendable, al igual que en el resto de piezas, es comprar un modelo unicolor, pero también existen muchos diseños estampados o con colores combinados que pueden aportarle el toque exótico a tu atuendo.

Leave a Reply